martes, 9 de marzo de 2021

Mes de la familia (marzo).

 








Ya estamos en marzo, lo que significa que tenemos un nuevo mes temático en el que nos invita a participar Laky, la administradora del blog Libros que hay que leer. Marzo es el mes temático de la novela familiar, por lo que Laky nos invita a leer y reseñar desde el 1 al 31 de este mes libros  sobre sagas familiares, o novelas que cuentan la historia de una familia. Como ya es habitual en estos meses temáticos, el género literario en el que esté incluido la novela se toma en el sentido más amplio. En este enlace se pueden leer las bases que se piden para participar en este mes temático.

Mis lecturas

viernes, 5 de marzo de 2021

Libros leídos y reseñados en...Febrero/2021.

 








Han sido un total de 5 los libros leídos y reseñados en febrero del presente año de 2021

 

 

Los leídos:

 

 









                                                                                                                   


Los reseñados: 
 
 
 
 
-Si supiera que estás ahí, de Amelia de Dios Romero
 
-Una rama caída, de Rafael Donaire Casas.  

-La página rasgada, de Nieves Hidalgo (1)

-La vida oculta de la ciudad, de Nil Kandel.
 
-Tristana, de Benito Pérez Galdós (2).
 
 
 Avance retos literarios: 
 
 
-Reto Autores de la A a la Z: (7/24) (29%) (+3). 

-Reto 25 Autores españoles (2021) (28%)  (7/25).
  
 
 
-Reto Serendipia Recomienda: 0/3. Sin avance. 
 
  
La página rasgada y Tristana participan en febrero, mes temático del amor.
 
 
 








miércoles, 3 de marzo de 2021

Novedad editorial: Las rosas de las espinas, de Alexandra Martin Fynn.


 

 

  

 

 






En esta entrada doy a dar a conocer una novedad editorial: Las rosas de las espinas, de Alexandra Martin Fynn, publicada por Ediciones Simionema el pasado 25 de febrero de 2021.

Este libro es una invitación a iniciar un recorrido que adentra a los lectores en los matices de la vida cotidiana de los civiles, soldados y voluntarios que vivieron la Guerra de Secesión americana que enfrentó al norte con el sur, en plena lucha por la abolición de la esclavitud. Se trata de una obra creada a partir de un exhaustivo trabajo de documentación, que deleitará a quienes disfrutan la novela histórica. En palabras de la autora: «En Las rosas de las espinas he buscado reconstruir el día a día de quienes vivieron en ese tiempo y lugar. Mi objetivo es que la lectura sea una experiencia que envuelva al lector y lo sumerja en la época».

 

Datos técnicos

 

Título: Las rosas de las espinas.

Autora: Alexandra Martin Fynn.

Editorial: Ediciones Simionema (enlace editorial).

1ª Edición:  25/02/2021.

Encuadernación: Tapa blanda (enlace Amazon). 

ISBN:  978-8494948176.

Idioma: Español.

Nº pág.: 248.

 

Sinopsis: 

 

Estados Unidos, 1862.

Maddison Thomas es una joven viuda que acaba de librarse de un matrimonio que la había sumergido en el infierno. Ahora, ella dedica su vida y toda su energía a trabajar en la fábrica de revólveres Colt, a la que ama como si fuese su hogar. Jack Johnson, abogado de la empresa Colt, es un sujeto sin escrúpulos, que oculta un pasado inconfesable. Se dedica a hacer lo que le viene en gana, poniendo sus propios deseos por delante de todo.
Maddison y Jack no se tratan; apenas si han intercambiado algunas palabras. Nada tienen en común, salvo la indisimulada antipatía que se profesan. Y a pesar de que se esfuerzan por no cruzarse, el destino les tiene reservada una sorpresa que resultará una pesadilla para los dos: Elizabeth Colt, la propietaria de la compañía, les ha encargado la misión secreta de entregar mil revólveres sin registro al comandante del Ejército del Potomac. Para hacerlo, deberán viajar juntos durante largos días, atravesando un país que arde en plena Guerra Civil.

Con evidente pesar, Maddie y Jack aceptan compartir el periplo. Ambos se internan en un territorio sin ley, donde la vida no vale nada, y pronto descubren que no tienen más remedio que tolerarse y brindarse apoyo para salir airosos de semejante gesta. Pero con el tiempo y el acúmulo de dificultades, comenzarán a ver en el otro algo más que un indeseado compañero de viaje. Paso a paso, aprenderán a apreciar la belleza de las rosas que florecen entre las espinas.

 

Biografía: 

 

Alexandra Martin Fynn es autora de las obras De Inglaterra a Virginia (finalista del VI Premio internacional Vergara), Pintar en las sombras y Las brumas de la memoria, novelas publicadas por Penguin Random House; y de Amanece en el fuerte Patterson, publicada por Ediciones Simionema. Antes de dedicarse exclusivamente a la escritura, se desempeñó como profesora universitaria, investigadora en el campo de las ciencias sociales y la narrativa cinematográfica. Su experiencia docente la llevó a vivir un tiempo en los Estados Unidos, en donde se inspiró para escribir Las rosas de las espinas.

 

 

domingo, 28 de febrero de 2021

Tristana, de Benito Pérez Galdós.

 





 

 

 

 

 

 

 

 

Datos técnicos:


Título: Tristana.

Autor: Benito Pérez Galdós.

Editorial: E-BOOKARAMA.

1ª edición: Abril/2019.

Edición original: 1892.

(Ciclo Novelas Españolas Contemporáneas).

ASIN: B07QJF5D8G.

Formato: Ebook.

Idioma: Español.

Nº pág.: 171.



Sinopsis:


En 1868 la sociedad española se vio conmocionada por una revolución que habría de modificarla profundamente. El derrocamiento de Isabel II desembocaría en última instancia en la proclamación de la Primera República y en una nueva organización de la vida del país. Sin embargo, la alianza entre la gran burguesía que había crecido a la sombra de estos cambios y los viejos valores del Antiguo Régimen, acabaría en brevísimo tiempo con aquella esperanza. La Restauración borbónica estableció una sociedad inmovilista basada en la hegemonía incuestionable del poder económico y moral que la controlaba.

Benito Pérez Galdós hace nacer a Tristana como personaje incapacitado para integrarse en la sociedad de su época. Desde su posición marginal, Tristana imagina un futuro mejor y más libre, con una clara conciencia de su condición femenina. Con la incomprensión de sus dos amantes y la falta de preparación a la que, por ser mujer, la condena la España de finales del siglo XIX, Tristana será finalmente asimilada, quedando mutilada en cuerpo y alma.



Opinión Personal:



El año pasado se conmemoró el primer centenario del fallecimiento de Benito Pérez Galdós (Las Palmas de Gran Canaria, 10 de mayo de 1843-Madrid, 4 de enero de 1920) y me dije que tocaba rendirle un merecido homenaje a quien fue uno de los llamados cronistas de nuestro país, porque sus obras son fiel reflejo de la sociedad de la época y de los acontecimientos históricos que les toca vivir a los personajes que transitan por sus páginas. Con la lectura y reseña de Tristana retomo mi vuelta la narrativa de este prolífico autor y candidato al Premio Nobel de Literatura en 1912. Aunque no era este el título con el que quería rendirle mi particular tributo, sino que fue Tormento el elegido en un principio, me llamó la atención la novela anterior porque no es tan conocida como Fortunata y Jacinta, Marianela o Doña Perfecta, y sobre todo por el feminismo que se manifiesta a lo largo de los capítulos en la figura de la protagonista, e incluso diría que también mediante las ideas que expone el peculiar personaje de don Lope, como lo podrá comprobar el lector a través de los consejos que le recalca a su protegida, quien conocerá los motivos por los que ésta vive con tan singular hidalgo y galán venido a menos, «que había gozado en mejores tiempos de una regular fortuna».

  (Glorieta de Quevedo-Madrid)
En mi modesta opinión, diría que Tristana es una novela costumbrista, con un claro trasfondo histórico, si bien Galdós dota a la trama de elementos propios de la novela romántica, por la relación sentimental que se va fraguando entre Tristana y Horacio Díaz, un pintor de quien se quedará prendado en los furtivos paseos que ésta realiza, confabulada con Saturna, aprovechando las visitas que la criada hace a su hijo Saturno, cuando lo llevan de paseo con los demás compañeros del Hospicio en el que está internado. El trasfondo histórico se refleja en algunas fases de la novela en determinadas conversaciones o en información que facilita el narrador omnisciente. Pero también tiene el atractivo de la profundidad psicológica de los personajes, tanto a través de la convicción firme sobre las ideas que exponen, como la coherencia que se extiende a su forma de ser y actuar, resaltadas sobre todo en don Lope, Tristana y Horacio Díaz, sobre los que recae el peso de la trama, y en menor medida en Saturna, criada de quien todavía hacía gala de sus dotes donjuanescas.

Pese a la idea que tenemos habitualmente sobre la narrativa decimonónica, la lectura de Tristana me resultó atractiva y muy amena. Sin duda alguna, uno de los grandes alicientes de la prosa galdosiana es la riqueza de vocabulario con la que absorbe al lector, tanto en la información que ofrece la voz narrativa sobre los episodios que protagonizan los personajes, como en los diálogos que mantienen. Unos diálogos en los que queda de manifiesto el estrato social al que pertenecen, no sólo por el vocabulario que utilizan en este sentido, sino también por el trato que dispensan a sus interlocutores, porque saben que se sienten obligados a actuar conforme a las costumbres sociales de la época. Su obra es también conocida por la visión que ofrece de Madrid, tanto en lo que se refiere a los escenarios por los que transitan los personajes, como por lo que para él representan sus habitantes, porque en sus novelas nos encontramos con el Madrid más castizo, en el que predominan las clases sociales menos favorecidas y a las que, en mi modesta opinión, retrata con todo el respeto y la naturalidad que se merecen. En relación a lo que acabo de comentar, y partiendo de lo que me encontré a lo largo de los 29 capítulos en los que está estructurada el desarrollo de la trama, me dije que había un total mimetismo entre los personajes que conforman el elenco de esta novela y los espacios por los que se mueven; sin duda alguna, Galdós tenía muy claro qué localizaciones elegir para que los personajes actuaran con total naturalidad, no desentonaran ni se sintieran extraños en un ambiente que les resultara ajeno, por lo que se sabrían expuestos a actuaciones forzadas y las consecuencias que para ellos podrían tener.

(Convento de las Siervas-Madrid)
En mi modesta opinión, diría que Tristana es una novela de rasgos muy simbolistas, por lo que representan los tres personajes principales. Don Lope es un personaje que no tardará en atraer la atención del lector, porque le resultarán muy familiares sus inclinaciones quijotescas dadas las ideas que tiene sobre las diferentes instituciones y lo que para él significan éstas, por lo que tiene muy claro que siempre tomará partido por los más indefensos. A esto hay que añadir sus inclinaciones donjuanescas, aunque es consciente de que sus fuerzas conquistadoras van menguando. Pese a estas características muy literarias de este personaje, su forma de ser y actuar me llevaban a sentir más bien repulsión hacia su figura, sobre todo por cómo obra de puertas adentro. Pero todo lo que significa Don Lope tiene su contrapartida en la figura de la protagonista, en Tristana, porque con el paso de los capítulos conoce a fondo las verdaderas intenciones de quien la acogió tras el fallecimiento de sus padres, pero su espíritu de independencia se manifiesta a través del interés que muestra en las artes que pueden servirle para lograr esa emancipación deseada y así verse libre de las garras de quien considera cada vez más un tirano, sobre todo por el carácter posesivo que ejerce sobre ella. El joven pintor Horacio Díaz es el tercer vértice de este triángulo amoroso, en el que el lector se encontrará con un personaje más convencional en sus ideas. Incluso llegué a creer que su idea inicial sobre la independencia de la mujer, y sobre todo el rechazo al matrimonio que manifiesta cuando la escena de turno se presta a ello, daría un vuelco tras la cada vez más estrecha relación sentimental que mantenía con el joven pintor. Pero dos episodios trascendentales atrajeron mi atención—uno de ellos muy duro— y me llevaron a hacer cábalas sobre el desenlace de un romance en el que los celos de su protector eran cada vez mayores y suponían un claro peligro al vínculo establecido entre Tristana y Horacio.

Sin duda alguna, me llevé una grata sorpresa con la lectura Tristana, pese a que en un principio me dije que me encontraría con una obra que no estaría a la altura de las que menciono en el primer párrafo de esta reseña. Pero la fuerza de los tres personajes sobre los que recae el peso de la trama dan lugar a que uno se meta de pleno en sus relaciones, porque dan mucho juego y viveza a la novela, sobre todo desde que Don Lope es consciente de que Tristana mantiene un idilio con Horacio, y los celos empiezan a manifestarse en escenas en las que estuve muy pendiente de las reacciones que podría tener el hidalgo que todavía tenía ínfulas donjuanescas. Galdós juega también con varios registros en la trama para atraer la atención del lector, como el tono epistolar en la relación entre Tristana y Horacio, desde que el pintor se tiene que trasladar a Villajoyosa debido a los males de la tía con la que vive. Pero también me atrajeron los episodios del último tramo,  porque me preguntaba sobre el desenlace que me esperaba, tal y como se desarrollaban.

 

Biografía:


Novelista, dramaturgo y cronista español, es uno de los principales representantes de la novela realista del siglo XIX y uno de los más importantes escritores en lengua española. Su estancia en Madrid, donde estudió Derecho, le permitió comenzar a realizar colaboraciones en revistas y frecuentar los ambientes literarios de la época. Sus obras, de un nítido realismo, fueron un reflejo de su preocupación por los problemas políticos y sociales del momento. Gran observador, su genial intuición le permitió plasmar fielmente las atmósferas de los ambientes y los retratos de lugares y de personajes. De su producción literaria destacan La Fontana de Oro, El audaz, Los Episodios Nacionales (serie empezada en 1873 con Trafalgar), Doña Perfecta, Fortunata y Jacinta, Tristana, Realidad (su primera obra de teatro), La loca de la casa, Casandra, Eletra y El caballero encantado. Galdós fue elegido miembro de la Real Academia Española en 1889 y candidato al Premio Nobel de Literatura en 1912.

Nota: Datos técnicos, sinopsis y biografía de Galdós, tomada de la página de E-Bookarama en Amazon. Fotografía del Galdós, tomada de Wikipedia. Imagen de la Glorieta de Quevedo, en Madrid, tomada de Wikipedia. Imagen del Convento de las Siervas, en Madrid, tomada de la web Memorias de Madrid.










miércoles, 24 de febrero de 2021

La vida oculta de la ciudad, de Nil Kandel.













Datos técnicos:


Título: La vida oculta de la ciudad.

Autor: Nil Kandel.

Editorial: Cronos (Autores Independientes).

1ª edición: Octubre/2020.

ISBN: 9799555245922.

Formato: Tapa blanda.

Idioma: Español.

Nº pág.: 312.


Precio:  3, 00 € Ebook.

            13, 00 € Papel.



Sinopsis:



En el transcurso de su gira musical por Israel, Kilian sufre un grave accidente de tráfico y es ingresado inconsciente en un hospital de Tel Aviv. Al despertar descubre las lesiones en sus manos y sospecha que su carrera de músico ha terminado. No imagina que es tan solo el presagio de su peor tormento. Regresa a Barcelona e intenta adaptarse a su nueva situación con los pocos ingresos que recibe. Una noche se encuentra con Heitor, un antiguo amigo con quien había perdido el contacto. Heitor le habla del lucrativo trabajo que consiguió en una especie de agencia de detectives que dirige Helena, una mujer a quien conocieron en el pasado. Anima a Kilian para que también se incorpore a la empresa.

Kilian se muestra esperanzado en su nueva etapa profesional, hasta que una serie de muertes violentas siembran el pánico en la ciudad. Los asesinatos parecen estar relacionados con alguno de los trabajos que le encargaron. Intenta escapar al sentirse amenazado, pero circunstancias extrañas se lo impiden. Algo sucedió en el hospital de Tel Aviv cuando estuvo ingresado. Unos hechos que desconoce y que lo obligarán a iniciar una lucha frenética para sobrevivir entre las garras del crimen organizado.



Opinión Personal:



En mi reseña de La última carta de Nagore, ópera prima del escritor sabadellense Nil Kandel, comento que tenía la certeza de que era una de las mejores novelas autoeditadas que había leído en los últimos años. La vida oculta de la ciudad es su segunda publicación y me confirma que es un autor de lo negrocriminal a tener muy en cuenta. Ofrece a los lectores historias de suspense e intriga psicológica muy atractivas, trabajadas a conciencia, bien escritas, con un estilo narrativo claro y cuidado, porque sabe cómo conseguir que no pierdan el interés por lo que sucede a lo largo de los capítulos en los que se estructura la novela. Planifica la trama como un puzzle en el que las piezas van encajando a medida que se aproxima el desenlace, y dosifica la información de tal forma que lo trascendental no se conocerá hasta las últimas páginas, con el aliciente de que al lector le aguardan una serie de giros que incrementan su atención, sobre todo por el calibre que tiene alguno de éstos. Un desenlace que, sin duda alguna, está a la altura de todo lo que sucede al joven músico desde su regreso de Tel Aviv, a donde había ido a realizar una gira musical, pero en donde un accidente de trafico da un vuelco profesional a su vida. Un desenlace que me mantuvo en vilo hasta la última página, porque es en el último tramo de la novela donde se van desvelan los interrogantes que acompañaron a Kilian Barris desde su encuentro con Heitor Vallejo en el Parker´s, «uno de los pocos clubes de Barcelona que aún organizaban conciertos de jazz cada semana» (pág. 13).

(Calle Montcada-Barcelona)
En mi modesta opinión, me atrevería a decir que La vida oculta de la ciudad es un thriller psicológico, en el que el lector se encuentra con ingredientes propios de novela negra, porque el protagonista inicia una lucha frenética para sobrevivir entre las garras del crimen organizado, desde que acepta trabajar para una especie de agencia de detectives y unos asesinatos que se producen en la ciudad le hacen sospechar que tienen que ver con alguno de los trabajos que le encargaron. A lo largo de los capítulos se palpa la tensión narrativa, por lo que está muy pendiente de lo que le puede suceder a Kilian Barris, lo que le lleva a preguntarse por el desenlace que le aguarda. En este sentido, me dije que me enfrentaba a un argumento que se podría catalogar de corte clásico, e incluso diría que como whodunit, porque este personaje se enfrenta a unos episodios complejos en los que nada es lo que parece, y le llevan a formularse múltiples preguntas con las que trata de encontrar un sentido al cúmulo de situaciones a las que tiene que enfrentarse. A lo que acabo de comentar hay que añadir que, como lector, me encontraba en su misma tesitura, porque en todo momento tuve la sensación que me acompañaban idénticas dudas, salvo en escenas muy puntuales, que sin embargo no consideré cruciales para encontrar sentido a todo lo que sucedía, sobre todo a la hora de hacerme una idea del posible desenlace que le esperaba al protagonista.

(Barrio de Vallcarca-Barcelona)
La vida oculta de la ciudad es una novela de personajes. Unos personajes con los que el lector no tarda en empatizar, porque cualquiera de nosotros puede encontrarse ante situaciones que originan un cambio radical a su vida, como le sucede a Kilian Barris, sobre todo desde que es consciente de que su rutina ya no será posible. Las segundas oportunidades pueden ayudarnos a salir del bache en el que nos encontramos, sobre todo si se presenta ante nosotros la posibilidad de ganar dinero en un lucrativo trabajo, tras comprobar que las labores a realizar no suponen grandes esfuerzos. Pero en la vida no todo es un camino de rosas, y esta nueva oportunidad que tiene Kilian no iba a suponer una excepción, porque se enfrentará a un bucle de situaciones de las que le va a resultar muy difícil salir. Con el transcurrir de los episodios es consciente de que los trabajos que le encargan son más complejos y suponen un mayor riesgo para él. Unos trabajos que le llevarán a reflexionar sobre su pasado, porque es una antigua compañera del instituto, Helena Miralles, quien está al frente de la especie de agencia de detectives para la que le propuso trabajar Heitor Vallejo, el único amigo que había tenido en su vida.

El lector se encontrará ante una novela con un marcado perfil psicológico de los personajes, que le ayudan a estar muy pendiente de su evolución a lo largo de las poco más de 300 páginas que conforman la trama. Un perfil psicológico resaltado sobre todo en el protagonista, en el que se refleja los efectos que se manifiestan en él a lo largo de los capítulos el hecho de que se haya truncado su carrera como músico, si bien las referencias a este arte acompañarán la narración a lo largo de los capítulos, en donde las alusiones al jazz y músicos que tocan el bajo están presentes en varias escenas. Pero también seguirá muy de cerca la evolución de Heitor Vallejo, en quien se percibe la influencia que tiene en él el ambiente decadente que se respira en su domicilio familiar, al igual que episodios vividos en el pasado. No me olvido el papel que desempeñan en esa especie de agencia de detectives Helena Miralles y Samir, su marido, porque me pregunté en más de una ocasión en qué oscuros asuntos andaría metido este último, dadas las reacciones y el comportamiento que manifiesta en algunos episodios.

(Ronda de Sant Antoni-Barcelona)
A lo largo de toda la lectura de esta novela que hoy reseño y sin duda alguna recomiendo, me llamó mucho la atención la visión que Nil Kandel ofrece de Barcelona. En todo momento tuve la sensación de que el narrador omnisciente me ofrecía una perspectiva muy diferente a la que estoy acostumbrado a encontrarme en otras obras cuyas tramas se desarrollan en la ciudad condal. Sin duda alguna, el autor eligió con acierto los escenarios para que causaran en el lector el efecto que acabo de mencionar. En este sentido, me atrevería a decir que consiguió un total mimetismo entre los espacios por los que transitan los personajes, que no desentonan con su perfil y la época en la que se desarrolla la trama, acompañado todo ello de unas condiciones climatológicas que confieren a las escenas un ambiente propio del género de lo negrocriminal, sobre todo en las fechas en las que tienen lugar los episodios más significativos, que coinciden con la celebración de las festividades navideñas y el fin de año. La calle Montcada, en el barrio de El Born, es uno de los escenarios habituales de la trama; el viejo edificio situado en el barrio de la Sagrera, en el que es citado Kilian, el barrio de Pedralbes, en el que tienen lugar escenas impactantes, o las ubicaciones que elige para sus momentos de ocio son un claro ejemplo de lo que acabo de comentar. Destacaría también los episodios que tienen lugar en Milán y Lugano, por la tensión que se percibe en ellos y la influencia que tendría el resultado de ese viaje en el futuro del protagonista, porque me preguntaba si este personajes no se estaría metiendo en un callejón sin salida.

La vida oculta de la ciudad es un thriller psicológico con ingredientes propios de novela negra, bien escrita y con una prosa clara cuidada, con el que los lectores aficionados a este género literario tienen el entretenimiento asegurado durante los 36 capítulos en los que se estructura. Al igual que en La última carta de Nagore, Nil Kandel planifica con mucho cuidado una trama muy solvente, en la que el protagonista se enfrentará a una serie de situaciones que le llevarán a reflexionar sobre todo lo que está sucediendo a su alrededor, pero sobre todo ante su forma de actuar desde que acepta los trabajos que realiza para una especie de agencia de detectives. El lector se sentirá atrapado por el cúmulo de situaciones que vive el protagonista, lo que da lugar a que se encuentre con un ritmo de lectura muy fluido, e incluso diría que trepidante en determinadas fases por la sucesión de episodios tensos y dinámicos que tienen lugar sobre todo a medida que el desenlace está próximo.


Biografía:


Nil Kandel nació en Sabadell y vive cerca de Barcelona. En su infancia descubrió su afición por los cómics y las novelas de misterio. Le gustaba imaginar historias. En la adolescencia comenzó a escribir relatos breves y poesías en las que intentaba reflejar sus inquietudes. Durante varios años compaginó sus dos pasiones: la literatura y la música. Formó parte de algunas bandas de rock progresivo y compuso letras de varias canciones. Hasta que decidió escribir novelas de suspense y de intriga psicológica. La vida oculta de la ciudad es su segunda publicación después de La última carta de Nagore.


Nota: Datos técnicos y sinopsis, tomados de Amazon. Fotografía del autor, tomada de Babelio.  Imagen de la Calle Montcada, tomada de la web Barcelona Secreta. Imagen del Barrio de Vallcarca, tomada de la web del Ajuntament de Barcelona. Imagen de la Ronda de Sant Antoni, tomada de la web Metrópoli abierta. 



jueves, 18 de febrero de 2021

La página rasgada, de Nieves Hidalgo.

 











Datos técnicos:



Título: La página rasgada.

Autora: Nieves Hidalgo.

Editorial: B de Books.

1ª edición: Abril/2014.

Formato: Ebook.

ASIN: B0083JC1N.

Idioma: Español.

Nº de pág.: 303.



Sinopsis:



Emilia Larrieta nace en Madrid a finales del siglo XIX, en el seno de una familia acomodada. Su vida sufre un giro radical debido a una desgracia familiar, y pasa su infancia en una barriada marginal.

Transformada en una jovencita audaz y desenfadada, ve cómo su vida cambia de nuevo cuando, tras un accidente, queda coja para siempre. Pero ni la pobreza ni la cojera podrán con el espíritu de Emilia. Cuando llegue el amor, se entregará a él sin reservas, aunque luego deseará rasgar esa página de su vida.

Durante los crueles años de la guerra civil, Emilia luchará por mantener a su hija y a su propia madre. A pesar de todas las contrariedades, nunca perderá las ganas de vivir.

Ya anciana, la imparable curiosidad de su nieta arrancará de Emilia recuerdos de amores perdidos, de verbenas, de hambre, de injusticias y justicias de andar por casa, que enseñarán a su nieta muchas cosas que nunca estarán en un libro de historia.



Opinión Personal:



Nieves Hidalgo es una de las escritoras de novela romántica que más renombre tienen en el panorama literario nacional. Hasta la fecha sólo leí de esta escritora madrileña La bahía de la escocesa (reseña), el primero de los títulos que conforman la saga de los Gresham, y cuya trama me gustó mucho. Sin embargo, para el mes temático del amor que organiza Laky en su blog Libros que hay que leer, derivado del Reto Genérico, me decanté por La página rasgada, una de las obras más queridas por la autora, por el significado que tiene para ella, como lo manifiesta en alguna de las entrevistas que le hicieron sobre la que quizás sea su obra más personal. Pero a medida que se sucedían los capítulos, me decía que no tenía ante mí una historia que se pudiera catalogar como novela romántica, sino que más bien era una trama de marcados rasgos costumbristas, aunque con un claro trasfondo históricoSin embargo, el amor está también muy presente a lo largo de los 40 capítulos más un prólogo y un epílogo en los que se estructura, porque el lector será testigo de las relaciones sentimentales de Emilia Larrieta a lo largo de su vida, de las que no perderá detalle por las confidencias que sobre esta faceta de su vida le hace a su nieta Nuria, quien mostrará su parecer ante los diferentes desenlaces que tuvieron, sobre todo por las reacciones que provocan en su abuela el recuerdo estas relaciones. En este sentido, y en relación con lo que acabo de comentar, me sorprendió mucho, a la par que me encantó, el desarrollo del epílogo

(Pradera de San Isidro, 1905, Madrid)
La trama de La página rasgada está construida a modo de biografía novelada. Es Nuria quien relata en primera persona las vicisitudes que acompañaron a su abuela Emilia Larrieta, bien narrándolas de forma directa, o bien a través de las confidencias que le hace su abuela cuando la ocasión se presta a ello. En algún episodio su hija María del Mar afirma que la narradora es el ojito derecho de la abuela por lo que, conocedora de las lindezas que dicen ambas en sus conversaciones, no le queda otra que estar con el oído atento por si les da por exponer su catálogo de improperios, lances en los que Emilia se lleva la palma, a la que su hija no duda en llamar al orden, sobre todo si Nuria también aprovecha la ocasión para mostrar su repertorio, en el que tampoco se queda corta, porque tiene una buena maestra en este arte. Sin duda alguna, uno de los grandes atractivos de esta historia es la técnica narrativa que utiliza Nieves Hidalgo así como la planificación de la trama. Con la técnica narrativa se gana al lector desde las primeras páginas, porque a la narración muy cercana se une el carácter distendido en el que ambas mantienen los diálogos, en los que se percibe una clara conexión entre dos mujeres que, si bien pertenecen a dos generaciones con muchas diferencias entre ellas, hay mucha complicidad entre los dos personajes, lo que facilita que la protagonista le relate de una forma muy natural todo lo que le cuestiona su interlocutora. Esto que acabo de comentar da lugar a una lectura muy amena e invita al lector a estar muy pendiente de los episodios en los que se van desgranando las etapas de la vida de Emilia Larrieta porque tal y como se suceden, uno se pregunta qué más le puede pasar a una mujer que nace en el seno de una familia acomodada y cuya vida sufre un giro radical debido a una desgracia familiar, y con coraje se enfrenta a las desgracias e infortunios que se interpusieron en su ciclo vital.

(Barrio Prosperidad-Madrid)
La página rasgada es la historia de Emilia Larrieta, pero también es la historia de un país porque a través de las vicisitudes que la acompañaron se mencionan los episodios que más incidencia tuvieron entre sus conciudadanos, haciendo especial hincapíé en los duros y atroces años de la Guerra Civil Española y las posteriores consecuencias que acarrearía la posguerra, en donde la pobreza, la miseria, el hambre y las represalias hicieron mella en la población civil. En este sentido, diría que otro gran acierto de Nieves Hidalgo es que la protagonista fuese contando de una forma escalonada lo que le sucedió en estos dos tristes períodos de nuestra reciente historia y en los que, como digo en estos casos, siempre nos encontramos con algún hecho desconocido que atrae nuestra atención, y que tienen a Madrid como foco de atención del lector. Para rememorarlos aprovecha para ello determinados episodios que tienen lugar en la actualidad o guardan alguna relación con quienes suelen mantener con un trato cercano con ella, preguntándose su nieta y narradora por el origen del mismo, y sorprendiéndose en ocasiones por el papel que desempeñó en episodios que la asombran, porque incluso alguno de ellos la pusieron en serios aprietos. Pero también se relatan escenas costumbristas, por lo que el lector se encontrará con episodios muy atractivos que, tal y como están relatadas, se imagina que realiza a través de ellos un viaje literario en el tiempo y se convierte en un espectador más, sobre todo en aquellos en los que la población disfruta de los eventos en los que participa, aunque sean muy limitadas sus posibilidades económicas para celebrarlos, o rememora con nostalgia la labor de personajes que conocía en oficios ya extinguidos. Unas escenas costumbristas en las que el lector se encontrará también con los cambios que empiezan a influir en el día a día de las familias, como se podrá comprobar en el domicilio de la protagonista.

Tal y como da a entender la autora en la nota que el lector se encuentra antes del cuerpo de la novela, el lector se encontrará con de una trama muy real, por la que transitan unos personajes a quienes «para salvaguardar la intimidad de los que aún se mantienen entre nosotros, he optado por dotarles de nueva identidad». En estas situaciones siempre me digo que tengo la sensación de invadir la intimidad de quienes existen o existieron en la realidad y forman parte del elenco de personajes que en algún momento se cruzaron con Emilia Larrieta. Pese a que se le confiere un carácter literario al desarrollo de la trama, entiendo que éste se ajusta a la esencia de quienes le abrieron su alma para hacerle partícipe de su historia, junto con los episodios que se relatan y que son fruto de la labor de documentación exhaustiva que realiza. En todo momento tuve la sensación de que formaba parte de una tertulia de la que no perdía detalle, aun siendo consciente de que me podía enfrentar al mal genio de Emilia Larrieta, acompañada por las lindezas de Nuria. Pero en novelas como la que hoy reseño y no dudo en recomendar, bien merece la pena exponerse a reacciones inesperadas de alguno de los personajes que transitan por sus páginas.

(Metro de Madrid-Ref. GCE)
Nieves Hidalgo perfila una galería de personajes atractivos, muy reales y con los que el lector no tarda en empatizar e interesarse por lo que les sucede a la mayoría de ellos, a medida que se suceden los 40 capítulos en los que se estructura la trama, más un prólogo y un epílogo que la complementan. Emilia Larrieta es la protagonista indiscutible de esta historia, cuya presencia sin duda alguna ensombrece el elenco de quienes la acompañan, pero no por ello dejamos de interesarnos por el papel que desempeñan quienes se cruzaron en la vida de una mujer que protagoniza una historia más real que la vida misma, como es definida en la portada de La piel rasgada. En este sentido, destaco el papel esencial de Alejandro, Rafael y Paco, los tres hombres que ocuparon el corazón de Emilia Larrieta, si bien prefiero que sean quienes sientan interés por La página rasgada los que descubran el papel que desempeñaron en las relaciones sentimentales de este personaje carismático.

Quienes convivían con ella bajo el mismo techo tuvieron que soportar lo suyo, como se podrá comprobar a lo largo de los capítulos, pese a que en el fondo sabían que la forma de actuar de la abuela en la mayoría de las ocasiones era una coraza que se ponía ante los demás, un papel que desempeñaba para que no vieran en ella a una mujer que también cometía errores y se equivocaba, tenía momentos de flaqueza y debilidades, al igual que sus semejantes. Su yerno Fernando es un personaje que da mucho juego a la trama, porque su presencia indicaba que algún tipo de enfrentamiento podía suceder entre ambos, si bien no deja indiferente por el comportamiento y el saber estar que muestra en determinados episodios, junto con la labor que realiza María del Mar, ya mencionada en esta reseña, y en menor medida Almudena, la hermana de Nuria. No me olvido del papel que desempeña Isabel, la madre de Emilia, cuyas desgracias familiares, pero también su arrojo y decisión, influyeron en el devenir y la personalidad de su hijaAtrajeron mi atención e incluso levantaron alguna sonrisa el papel que desempeña el variopinto grupo de cotillas y aduladores, quienes no dudan en darle la razón en lo que fuera menester, provocando episodios de los que se estará muy pendiente, por la reacción que puedan tener los miembros de su familia ante la decisión tomada por la protagonista al sentirse señalados por alguna razón injustificada. Sin duda alguna, La página rasgada gustará a quienes deseen acercarse por primera vez a la narrativa de Nieves Hidalgo


Biografía:



Escritora española, Nieves Hidalgo es una autora dedicada a la literatura romántica,
consiguiendo con Lo que dure la eternidad, su primera novela, hacerse con un hueco en el panorama del romance literario, algo que confirmó con su siguiente novela, Orgullo sajón.

A lo largo de su carrera ha publicado para importantes editoriales como Ediciones B. Formó parte del catálogo romántico del Círculo de Lectores, siendo la primera escritora de novela romántica española que publicaron en dicha editorial. Además de varias novelas independientes, Hidalgo logró un gran éxito con la saga de Los Gresham.

La autora resultó ganadora en 2009 de dos Premios Dama, uno como Mejor escritora nacional y el otro como Mejor novela nacional.


Nota: Datos técnicos, sinopsis y fotografía de la autora, tomados de la web de Megustaleer. Biografía de Nieves Hidalgo, tomada de Lecturalia. Imagen de La Pradera de San Isidro, de 1905, tomada de la web de Pinterest. Imagen del Barrio de Prosperidad en Madrid, tomada de Wikipedia. Imagen del Metro de Madrid, como refugio en la Guerra Civil Española, tomada de la web Metro de Madrid. 














viernes, 12 de febrero de 2021

Una rama caída, de Rafael Donaire Casas.

 











Datos técnicos:



Título: Una rama caída.

Autor: Rafael Donaire Casas.

Autoeditado Amazon (enlace).

1ª edición: Julio/2017.

ASIN: B073WYYKWN.

Formato: Ebook.

Idioma: Español.

Nº pág.: 198.


Precio: 0, 99 € en ebook.

              5, 20 € en papel.



Sinopsis:



"Afortunadamente no recuerdo muchas cosas de mi niñez, pero de algunas sí que me acuerdo. Tengo grabadas en mi memoria las peleas entre mis padres, cómo mi padre golpeaba a mi madre, cómo esta resistía al principio y cómo le suplicaba después para que dejase de pegarla, cómo mi hermano procuraba tranquilizarme mientras yo lloraba agazapado detrás del sillón del salón... No sé cuánto tiempo real duraban esas peleas, pero a mí se me hacían eternas. Estaba seguro de que la mataría y este pensamiento se convirtió en una obsesión durante mi infancia. Me preguntaba con ansiedad qué sería de mi hermano y de mí cuando ella muriera, quién cuidaría de nosotros. Tal vez nuestro padre quisiera matarnos a mi hermano y a mí también después de matarla a ella. Vivía aterrorizado por estos pensamientos"


Opinión Personal:


Una rama caída es la primera novela autopublicada que leo en 2021, y la ópera prima de Rafael Donaire Casas. Sin duda alguna, es un autor que muestra un buen hacer literario, sabe contar una historia que atrapa al lector a lo largo de las cinco partes en las que se agrupan los 68 capítulos cortos en los que se estructura la trama, así como utilizar los recursos literarios necesarios para que surtan en él los efectos deseados. Las dos voces narrativas se alternan de tal forma que consiguieron que me implicara de pleno en su relato desde las primeras líneas. En mi modesta opinión, creo que es un gran acierto esta alternancia de narradores, para tener así una visión tanto subjetiva como objetiva de lo que sucede en la historia de la familia Delgado Martín, si bien entiendo que es una objeción relativa, porque en mi modesta opinión parte de Álvaro, el hijo menor de este matrimonio. Este personaje rememora los episodios sucedidos en el seno de su familia y que, tal y como se desarrollaban en su niñez, provocaba que viviera aterrorizado por los pensamientos que lo atormentaban, como adelanta la sinopsis. En este sentido, el autor sabe en qué momentos advertir al lector de que algo trascendental va a suceder en el devenir de los personajes, lo que incita a que redoble el interés por esos episodios que se avecinan porque, en un sentido u otro, influirán en el camino que se hayan marcado, bien en sus relaciones familiares, o bien en sus perspectivas individuales.

(Plaza de San Martín-Madrid)

Pese a que Una rama caída fue autopublicada en 2017, la trama es muy actual por los temas que toca Rafael Donaire Casas a lo largo de los capítulos que la conforman. El autor aborda a través de los personajes que transitan por sus páginas cuestiones que, por desgracia, muchas de ellas son noticia hoy día, invitan a la reflexión y no dejan indiferente al lector. Las dos voces narrativas reflejan con mucha sensibilidad y sin amarillismo alguno episodios provocados por la violencia de género, el acoso escolar, las relaciones familiares tóxicas, las relaciones sentimentales que tienen lugar entre parejas que pertenecen a diferentes clases sociales, o el trato laboral que reciben empleadas de hogar que desempeñan sus labores en instituciones en las que se suponen que deberían de ser tratadas conforme a los principios que las rigen. Pero también los dos hijos de la familia Delgado Martín buscan segundas oportunidades para alejarse del infierno en el que se ha convertido la convivencia en el seno familiar, por la deriva que toma una relación matrimonial en la que predomina la agresividad, lo que también será un aliciente para el lector, porque estará muy pendiente de las decisiones que adopten ambos hermanos, y sobre todo por la consecución de sus objetivos.

Aunque son los miembros de esta familia quienes atraen la atención del lector, y las dos voces narrativas relatan una historia de personajes, se encontrará a lo largo de los capítulos con un trasfondo diría que más bien social, sin olvidarse de los avances políticos del país, con lo que esto significaría para la sociedad española tras el fallecimiento del dictador. Aunque también se familiarizará en los primeros capítulos con la historia de la abuela materna de los dos hermanos, Juana Osorio, quien vivía en el humilde barrio de Tetuán, y de quien las dos voces narrativas relatan las penurias y vicisitudes que pasa para sacar adelante unos hijos que la llevan de sobresalto en sobresalto. El interés por su relato se mantiene tras la aparición en escena de la figura de Isabel Martín, madre de Francisco y Álvaro. Estoy seguro que este personaje es uno de los que más atraen la atención de entre quienes transitan por las páginas de esta novela. Si bien no le andará a la zaga el joven Francisco Delgado, quien se fijó en Isabel y vio en ella a la mujer que podría resolver sus problemas. En varias fases de la trama la voz narrativa ofrecerá una información más directa sobre este personaje que la que tiene su cónyuge, lo que me incitaba a estar muy pendiente de las reacciones que tendría, desde que conoce algunos episodios que protagoniza su marido.

(Calle López de Hoyos-Madrid)
Rafael Donaire Casas planifica y desarrolla una trama en la que las emociones, los sentimientos y las sensaciones están muy presentes a lo largo de los capítulos que la conforman. Pero también las reflexiones que vierten ante los episodios que protagonizan o presencian, porque tienen una influencia muy directa en las decisiones que toman, ya que la convivencia familiar se está convirtiendo para ellos en un verdadero campo minado. Sin duda alguna, Francisco y Álvaro son un claro ejemplo de lo que acabo de comentar, y estoy seguro de que el lector sentirá un carrusel de reacciones ante el papel que desempeñan en las disputas conyugales. El lector estará muy pendiente de las vicisitudes que les acompañan tras la firme determinación tomada por Álvaro o la postura adoptada por Francisco, pese al infierno en el que vive. En más de una ocasión se preguntará por el desenlace que le espera ante el cúmulo de episodios que se suceden, sobre todo ante las advertencias de la voz narrativa a medida que está más próximo. Unas advertencias que me pusieron sobre aviso, si bien no contaba con un final tan inesperado, a la par que impactante aunque, como digo en estos casos, entra dentro de lo probable, por los acontecimientos que se originan en el hogar familiar, teniendo en cuenta sobre todo el papel que desempeña Isabel Martín.

En esta novela que hoy reseño, el lector se encuentra con unos personajes de carne y hueso, porque todos ellos tienen una gran riqueza de matices al igual que una gran fuerza psicológica. Tal y como están perfilados son muy cercanos al lector, si bien estoy seguro que preferirá no estar muy cerca de algunos de ellos, ya sea por su forma de ser y actuar o incluso por la hipocresía que muestran, pese a que se supone que debería de obrar conforme a los principios que ampara la institución de la que forman parte. Pese a ser una novela de personajes, se familiariza también con las localizaciones por las que se mueven, encontrándose con unas descripciones breves y concisas, pero de las que uno se puede hacer una clara idea de las diferentes localizaciones, en donde queda reflejado el contraste entre los escenarios por los que se mueven las clases sociales a las que pertenecen los personajes, quienes se encontrarán en varios aprietos al ver que se internan en un mundo diferente al suyo.

Una rama caída es la ópera prima de Rafael Donaire Casas, en la que describe el ciclo vital de Francisco y Álvaro. El ambiente tóxico familiar en el que viven les llevará a tomar decisiones opuestas. Pero es también la historia de su familia desde sus orígenes en el barrio de Tetuán. El lector asistirá a lo largo de los capítulos en que se desarrolla la trama a la evolución de los miembros que la conforman. Una evolución que guarda una estrecha relación con el cambio que se produce en la sociedad española, como consecuencia del final de la dictadura y la vuelta a la democracia. El relato de las dos voces narrativas son fiel reflejo de que novela está escrita desde dentro por cómo el autor desarrolla una historia que bien pudo haber ocurrido, por el realismo que se palpa en cada uno de los episodios que protagonizan los personajes que transitan por sus páginas, en las que se desarrolla una trama muy intensa y solvente. Una trama en la que el lector se encuentra con episodios duros pero que, por desgracia, están muy de actualidad. Una rama caída es una lectura que recomiendo sin dudar, y no deja indiferente a quienes decidan afrontarla.

Nota: Datos técnicos y sinopsis, tomados de Amazon. Imágenes de la Plaza de San Martín en Madrid, y de la Calle López de Hoyos, también en Madrid, tomadas de la web de Tripadvidsor.