jueves, 24 de noviembre de 2022

La corona del mar, de Julio Alejandre Calviño.

 











Datos técnicos:



Título: La corona del mar.

Autor: Julio Alejandre Calviño.

Editorial: Pàmies.

1ª edición: Mayo/2022.

Encuadernación: Rústica con solapas.

ISBN: 978-84-18491-95-5.

Idioma: Español.

Nº páginas: 592.




Sinopsis:




Año 1580.


El rey de Portugal muere sin descendencia y el trono vacante se lo disputan sus sobrinos Antonio de Avis y Felipe II de España. El rápido triunfo de este último en la Península traslada el conflicto a las islas Azores. Francia e Inglaterra, celosas de una unión dinástica que pondría bajo una sola corona un inmenso imperio, apoyan al pretendiente portugués y llevan la guerra de corso a todos los rincones del océano.

Un inexperto y presuntuoso oficial que zarpa de Veracruz y pretende cruzar el Atlántico para casarse por conveniencia, una pareja de enamorados que verá peligrar sus esperanzas, dos familias divididas por sus lealtades, un corsario que ambiciona ganar una flota, soldados de fortuna, espías de todas las naciones, contrabandistas y sanguinarios piratas son los protagonistas de esta novela. Sus destinos se entrecruzan sobre el tablero de un conflicto que amenaza con cambiar el mundo conocido. Con ellos viviremos aventuras corsarias, historias de amor, viles traiciones y feroces combates.

La corona del mar es una trepidante novela de aventuras que nos lleva desde el golfo de México y los puertos del Caribe hasta las islas Azores, verdadera puerta de ultramar, escala obligada de las flotas del oro y llave para la hegemonía del Atlántico, donde tendrá lugar la primera gran batalla naval de la era moderna.




Opinión Personal:




Quizás fueron las novelas de aventuras las que más me atrajeron en mi adolescencia, época en la que tuve autores de cabecera como Emilio Salgari, Robert Louis Stevenson, Julio Verne o Mark Twain. Por eso, cuando me encuentro con obras en las que está muy presente este género literario, no dudo en enfrascarme en su lectura. La corona del mar, la nueva novela del escritor madrileño, afincado en tierras de la Baja Extremadura, Julio Alejandre Calviño, incluye elementos propios de este género literario. En La corona del mar también debe entenderse la aventura en su sentido más amplio, dado el futuro incierto que le espera a Gabriel del Puerto, porque su padre había concertado un matrimonio con la hija de Caetano Henriques, un próspero ricohombre de la isla de Terceira, en las Islas Azores (Portugal). La trama tiene el atractivo de que se desarrolla en un período histórico concreto (1580-1583), con el aliciente de que el narrador omnisciente relata todo lo que sucede una vez que el rey de Portugal muere sin descendencia y el trono vacante lo disputan sus sobrinos Antonio de Avís, prior de Crato, y Felipe II, rey de España.

(Angra-Isla Terceira-Azores-Portuga)
Al igual que sucede en Las islas de Poniente (reseña), el lector estará muy pendiente de las peripecias que acompañan a los principales personajes que atraen su atención a lo largo de los quince capítulos más el epílogo en el que se estructura el desarrollo de la trama. Una trama en cuyo desarrollo me sentí como un espectador privilegiado que presencia todo lo que sucede desde su atalaya particular, como si fuera un personaje más de los que transitan por sus páginas. Unas páginas a través de las que la voz narrativa describe unas escenas muy visuales, por lo que no perdía detalle de todo lo que sucede en esta fascinante travesía, al igual que de los episodios que tienen lugar, sobre todo, en la isla Terceira, en las Azores. Una isla en la que tiene la sorprendente batalla de Salga, con la que los portugueses consiguen una victoria que les eleva la moral. Sin embargo, será determinante para el destino de la corona portuguesa la primera gran batalla naval de la era moderna, en el Océano Atlántico, el 26 de junio de 1582, en aguas de la isla Terceira y de San Miguel, porque es un combate marítimo que difiere de los muchos que tuvieron lugar en el Mar Mediterráneo a lo largo de la Historia. Para obtener una nueva victoria con la que dar el golpe definitivo al prior de Crato, ante su insistente pretensión de coronarse como rey de Portugal, Álvaro de Bazán es consciente de cuándo tiene que enfrentarse a las fuerzas antonianas y sus aliados para tomar la isla de Terceira.

Mientras me enfrascaba en la lectura de La corona del mar tuve la sensación de encontrarme con escenas que me recordaban a las novelas de piratas de Stevenson o de Salgari, si bien en esta ocasión tienen patente de corso. Aunque también me dije que uno de los dos protagonistas, el pretencioso joven español Gabriel del Puerto, prisionero en su particular isla de If, al ser apresado por los corsarios que abordaron las dos embarcaciones a las que habían concedido un permiso suelto para cruzar el Atlántico en pequeños grupos. Su padre le había concertado un matrimonio con la hija de Caetano Henriques, un próspero ricohombre de la isla de Terceira, en las Islas Azores (Portugal). Este matrimonio concertado origina una subtrama romántica, aunque no al uso, por lo que me preguntaba si este enlace pactado tendría el final esperado, o se vería alterado. En este sentido, Julio Alejandre mantuvo mi atención tanto en las desgracias que acompañan a Gabriel del Puerto, como por las decisiones que toma en el plano sentimental su prometida, Marcia Henriques, porque rechaza este enlace impuesto, ante los comentarios vehementes y contrarios que expone cuando los episodios se lo permiten. Una duda que se incrementa ante la tardanza de la llegada de su prometido, toda vez que la nao en la que viaja no figura entre la flota de la Carrera de Indias, que tiene paso obligado por las Azores. A lo que acabo de comentar en este párrafo, añado que es un gran aliciente el hecho de que el lector tiene una información más directa de lo que les sucede a los personajes principales, lo que le incita a estar muy pendiente de la evolución de los acontecimientos que les afectan de una forma muy personal.

(Batalla naval Azores-S. XVI)
El escritor madrileño, aunque residente en la Baja Extremadura, cuida con esmero la ambientación espacio temporal para que, mientras se sumerge en la lectura de esta novela, el lector sienta que realiza un viaje literario en el tiempo a la época en la que tienen lugar los hechos que relata la voz narrativa omnisciente. De nuevo se encuentra ante un fresco en el que se refleja diversos aspectos de la vida en el siglo XVI, en este caso centrado sobre todo en el día a día que viven los habitantes de las Azores, más en concreto en la isla Terceira, pero también se relatan escenas que se desarrollan en la isla de San Miguel. Una isla a la que nos trasladaremos en varios episodios, sobre todo desde que la situación se pone fea para Duarte Salazar, quien mantiene una relación sentimental con Marcia Henriques, por lo que se relatarán en torno a este personaje una serie de vicisitudes que cambiarán drásticamente su destino, y le llevarán a tomar parte activa en el enfrentamiento entre los dos pretendientes a la corona portuguesa. Junto con la aya de Marcia Henriques, paseé por las calles y los edificios que más trascendencia tienen en Angra (isla Terceira). También por el asentamiento corsario de Sainte-Lucie, en la Florida, en donde la vida de Gabriel empezará a tomar un nuevo rumbo. Es tomado para su servicio por el señor Dunn, barbero de este asentamiento, y su cada vez más afianzada amistad con Martín Robledo, que dirigía los hombres de pelea de la nao La Virgen de las Nieves, servirán de espoleta para que empiece a tomar cuerpo su plan para vengar a su familia, quienes viajaban en la nao que acabo de mencionar, abordada por los corsarios de Jean Ricard. Vanganza para la que también se sirve de la relación pasional que mantiene con Yabama, una mestiza que vive en el asentamiento, unida a uno de los cabecillas corsarios.

Al igual que el autor cuida con esmero la ambientación espacio temporal, otro tanto sucede con los personajes que transitan por las 592 páginas que conforman La corona del mar. Tal y como los describe la voz narrativa, de carne y hueso, porque el lector se familiarizará con su forma de ser y actuar a lo largo de los capítulos. Esta sensación se mantiene tanto en los personajes principales como en los secundarios, por el papel que desempeñan todos ellos en el transcurso de los acontecimientos, sobre todo a medida que se recrudece el enfrentamiento entre felipistas y antonianos, y los habitantes de las Azores se decantan por uno u otro bando, con las consecuencias que para muchos de ellos tendrá manifestar su afiliación, si bien esta situación variará conforme los derroteros que tomen los enfrentamientos armados entre ambos pretendientes.

Sin duda alguna, Gabriel del Puerto, Duarte Salazar y Marcia Henriques, son tres personajes trazados con mucha fuerza y que dan mucho juego a la trama, sobre todo a medida que las subtramas que conforman esta novela confluyen, con unos capítulos finales que incitan a estar muy pendiente sobre la relación que toma Marcia Hernandes en cuanto a su futuro sentimental. En la Nota histórica que acompaña al cuerpo de la novela, el autor aclara que buena parte de los personajes que transitan por sus páginas tienen veracidad histórica, aunque en lo que respecta a sus descripciones físicas, como las de Álvaro de Bazán o el Prior de Crato parte de obras pictóricas que encontró las más adecuadas para trazar sus rasgos físicos, o el gobernador Manuel de Silva, y su afición a las mujeres, como se podrá comprobar en determinados episodios de la novela. Me pregunté si también serían reales los corsarios Jean Ricard o el capitán Sackfield, veracidad que aclara en la nota histórica a la que me refiero en este párrafo. El autor describe con naturalizad la relación entre los personajes históricos y ficticios, entre los que resalto el trato que mantiene Álvaro de Bazán con Duarte Salazar, la tensa relación entre Jean Ricard y el capitán Sackfield con Gabriel del Puerto, sobre todo a medida que es consciente de que su venganza está cada vez más próxima, dada la información que recaba sobre eldestino final de su familia. Junto al papel atractivo que desempeñan en la trama los tres personajes mencionados en el primer párrafo, atrajo mi atención la afiliación que adoptan Gabriel del Puerto y Duarte Salazar en el enfrentamiento entre los dos pretendientes al trono de Portugal, motivadas por intereses muy diferentes.

(Antonio de Avís-S. XVI-Portugal)
Disfruté mucho con la lectura de La corona del mar, a la que, en mi modesta opinión, defino más como una historia apasionante que trepidante, si bien el ritmo de lectura es fluido e incluso me resultó muy fluido en determinadas fases de la trama, sobre todo a medida que los acontecimientos toman el rumbo esperado por los principales personajes, en relación con los objetivos que se habían marcado para que los planes trazados a conciencia condujeran al desenlace esperado. Dado el período convulso en el que se desarrolla la trama, muestran las dos caras de la condición humana, porque no dudan en presentar el lado más ruin cuando la situación lo requiere, pero también muestran el lado más amable, sobre todo si se trata de salvar la vida de familiares o personajes con los que mantienen una relación de amistad, o cuando menos de un trato afable. Julio Alejandre Calviño muestra también como en la batalla naval que enfrenta a las flotas felipistas y antonianas se emplean argucias de dudosa reputación, porque en este conflicto marítimo toman parte corsarios que no dudan en utilizar estas malas artes, sobre todo si tienen la oportunidad de hacerse con un gran botín. El lector se encontrará a lo largo de los quince capítulos más el epílogo en el que se estructura el desarrollo de la trama, con espías, contrabandistas, sanguinarios corsarios que viven aventuras llenas de peligros, historias de amor, viles traiciones y feroces combates. Sin duda alguna, el autor construye una trama solvente, muy visual, y diría que incluso cinematográfica, sobre todo en lo que se refiere a la primera gran batalla naval de la era moderna o las incursiones corsarias que provocaban el terror tanto en los navíos que abordaban como en las poblaciones costeras o insulares caribeñas que asaltaban sin miramientos, de los que se llevaban todo lo que les pudiera valer para enriquecerse.



Biografía:



Nació en Madrid, donde estudió Magisterio y más tarde Pedagogía. Después de unos años dedicado a la enseñanza, se marchó a Centroamérica para trabajar como cooperante con refugiados de guerra, y allí permaneció más de una década. En la actualidad reside en Extremadura y forma parte de un equipo de Orientación Psicoeducativa.

Ha obtenido premios literarios en certámenes nacionales e internacionales, y ha publicado los libros Héroes, tumbas y libros perdidos, Seis mil lunas y Reporte de una boda y un entierro, y es autor del blog «La otra literatura».


Nota: Datos técnicos, sinopsis y biografía del autor, tomados de la web de Ediciones Pâmies. Fotografía de Julio Alejandre tomada de la web Todoliteratura. Imagen de Angra tomada de la web Revista Ibérica. Imagen de la batalla naval de las Azores tomada de la web Todo a babor. Imagen de Antonio de Avís tomada de Wikiwand. 






martes, 22 de noviembre de 2022

Lecturas de la semana 47/2022.

 











Me faltan 150 páginas para terminar El rodar de un agua interminable, la nueva novela de Sara Mañero. Me está gustando mucho. A ver qué desenlace me espera (enlace) . 

 


 Después le toca el turno a la novela de Ana Bólox, La tumba de Vera Thwait (enlace), con la que doy por completado el reto Serendipia recomienda


Sinopsis: 

 

La vida de Crispin Horsfall en Wettingham no es tan apacible como él quisiera. Observador y con inquietudes científicas, Crispin aspira a una existencia tranquila dedicada a sus hobbies, como descifrar inscripciones funerarias en el pequeño cementerio local, esquivar los planes casamenteros de su madre o esperar algún que otro paquete misterioso del cartero. Pero cuando es enviado a la mansión Royceston, en misión maternal, para resolver el despido improcedente de una criada, nada le hace sospechar que acabará por descubrir un asesinato. Quizá habría hecho mejor en quedarse unos días más en Harrogate, tomando los baños con tía Cassia (128 pág., ebook).

 

jueves, 17 de noviembre de 2022

Reseña El misterio Bartlett, de Louis Tracy.

 











Datos técnicos:



Título: El misterio Bartlett.

Título original: The Bartlett mystery.

Autor: Louis Tracy.

1ª edición: Mayo/2021.

Año de publicación del original: 1919.

Traducción: Sussanna González y Blanca Briones.

Encuadernación: Rústica cosida con solapas.

ISBN: 978-84-121291-1-3.

Nº pág.: 256.



Sinopsis:




Nos encontramos en Nueva York a finales de 1913. Ronald Tower, un miembro de la alta sociedad que acaba de abandonar el club donde el señor Van Hofen ofrece una multitudinaria fiesta, es arrastrado al río Hudson en sorprendentes circunstancias. Al no aparecer su cuerpo, es dado por muerto. La única pista del caso es su asombroso parecido con su íntimo amigo el senador Meiklejohn, de manera que el detective Clancy, inspector a cargo de la investigación, sospecha que el senador es en realidad la persona contra la que se pretendía atentar.

En las siguientes horas a tan extraño crimen, las pesquisas conducen hacia una casa al otro lado del río Harlem; allí viven Rachel Craik y su sobrina, Winifred Bartlett, una huérfana de diecinueve años cuyo misterioso pasado parece estar conectado con un crimen que la joven desconoce y que la sitúa en el punto de mira de ciertas personas poderosas que parecen querer deshacerse de ella.



Opinión Personal:




Sin duda alguna, leer una novela publicada por la editorial asturiana dÉpoca no sólo es sinónimo de entretenimiento, sino también de disfrute, por la calidad que atesoran los clásicos universales que decide rescatar del olvido a los que, cuando leemos alguno de los títulos que conforman su atractivo catálogo, no dudamos en calificar como joyas literarias. Unas joyas literarias que nos sorprenden por el buen hacer de los autores que publicaron inicialmente sus obras en los siglos XVIII, XIX y principios del XX, que es la filosofía que sigue esta editorial. En este sentido, estoy seguro de que autoras como Louise May Alcott o Elizabeth Gaskell nos resultarán mucho más familiares, no sólo por sus grandes éxitos, como Mujercitas o Norte y Sur, sino por títulos que, una vez leídos, nos preguntamos cómo es posible que quedaran sumidos en el ostracismo.

Del catálogo al que me acabo de referir en el párrafo anterior, hoy comparto mis impresiones sobre El misterio Bartlett, título que forma parte de la colección dÉpoca Noir, un thriller muy entretenido, de lectura fluida y ritmo ágil, con el que el escritor británico Louis Tracy obtuvo un gran éxito a principios del siglo XX. Un thriller en el que el lector se encontrará con un secreto oculto de un miembro de la alta sociedad neoyorkina. En mi modesta opinión, entiendo que también tiene rasgos de novela whodunit, porque los hechos que se suceden desde los primeros capítulos dan a entender que nada es lo que parece, sobre todo en los personajes que guardan relación con el secreto oculto al que me acabo de referir.

(Club Yates NY-Newport (Rhode Island)).
Louis Tracy construye una trama que mantiene la intriga del lector a lo largo de los XVII capítulos titulados en los que se estructura su desarrollo. En mi modesta opinión, entiendo que El misterio Bartlett es una novela circular, dada la información que el narrador omnisciente ofrece en el primer párrafo, en torno a la documentación que figura en los archivos de la Oficina de Detectives de Nueva York, conocida como «el misterio del yate». Una trama que tiene como punto de partida un acontecimiento que organiza el multimillonario William Pierpont Van Hofen, en el que involucra a sus amigos, reunidos en el Club de Yates de Nueva York. Los sorprende con una de sus excéntricas bromas por las que es conocido. Este multimillonario es propietario del yate Sans Souci, en el que había invitado a varios jugadores a una partida de bridge. Entre los invitados se encuentra el señor Ronald Tower, quien tiene un asombroso parecido con el senador William Meiklejohn.

El escritor británico teje una historia en la que se suceden episodios que atrajeron mi atención desde las primeras páginas. Una historia que tiene claras diferencias en relación con los dos períodos literarios entre los que se encuadra su obra, autor que afilian al llamado periodo Romántico de la novela policíaca. El lector se encontrará, junto a la investigación policial que se deriva tras el crimen que se menciona en la sinopsis, con una subtrama romántica y, en mi modesta opinión, entiendo que también hay crítica social contra las costumbres encorsetadas de la época, que se manifiesta mediante la escandalizada reacción de la madre del ocioso joven Rex Carshaw, ante las pretensiones de su primogénito de contraer matrimonio con una mujer que procede de una diferente clase social. En este sentido, y antes de disfrutar de esta muy entretenida novela, merece la pena recrearse con la información que ofrece sobre el autor de El misterio Bartlett, con la introducción que ofrece Juan Mari Barasoda, redactor del equipo digital de novela negra y policial «Calibre 38».

A lo largo de los capítulos el lector se encontrará con episodios atractivos que no dan lugar a relajarse, porque están muy presentes las sorpresas, persecuciones y algunas dosis de acción o, cuando menos, que incitan a preguntarse sobre el desenlace de episodios que indican que puede haber más que palabras entre los personajes. En más de una ocasión me dije que, tal y como se suceden los acontecimientos, se produce un efecto dominó entre los personajes que transitan por las páginas de El misterio Bartlett, con las consecuencias que origina a medida que se aproxima el desenlace. Un efecto que se deriva de la investigación que se lleva a cabo en torno al crimen que menciono en el tercer párrafo de esta reseña. Una investigación en la que me pregunté hasta dónde llegaría la labor que desempeña el joven Rex Carshaw, tras presenciar un incidente en el que está involucrado una muchacha que atrae su atención. Y es que podía correr el riesgo de entorpecer las pesquisas que lleva a cabo Clancy, un avispado detective de Oficina de Detectives de Nueva York.

(East Orange-New Jersey-USA)
El autor presenta en los primeros capítulos a otros personajes que atrajeron mi atención, por el papel que desempeñan en la trama, sobre todo a medida que empiezan a esclarecerse los interrogantes que se acumulan desde las primeras páginas. En este sentido, me resultó un tanto sospechosa la presencia de algunos de ellos en los capítulos iniciales, tanto por el diálogo que mantiene una extraña pareja a las puertas del club, como por lo que sucede en torno al asombroso crimen que se perpetra en una de las lanchas que llevaba a los invitados al yate Sans Souci, y que mantiene preocupados a los neoyorkinos durante un tiempo. Unas sospechas que señalan al senador William Meiklejohn como la persona contra la que se pretendía atentar. El recelo se incrementa con el paso de los capítulos por la interesada relación que mantienen unos villanos, porque tienen como objetivo deshacerse de una forma u otra de la joven Winifred Bartlett, quien trabaja y percibe un sueldo modesto en una encuadernadora de Nueva York, aunque «era consciente de que su educación la hacía apta para un puesto más alto» (pág. 42). Una joven rodeada de personajes de muy dudosa reputación, como la tía de Winifred, Rachel Craik, una mujer solitaria y de carácter severo; o Ralph V. Voles, un hombre violento de gran corpulencia, con delitos en el pasado, sin olvidarme de papel que desempeña en la trama el señor Fowle, encargado del taller de encuadernación en el que trabaja Winifred. Merecen mención aparte el detective  Clancy,  encargado de la investigación del crimen cometido en la persona de Ronald Tower, y su jefe, James Steingall, —el primero más cauteloso, y el segundo fanfarrón por naturaleza— porque son dos personajes que no tienen desperdicio, «los inseparables del departamento y, sin embargo, no había dos miembros de un equipo tan increíblemente eficiente, que fueran más distintos, tanto física como mentalmente» (pág. 24).

Disfruté mucho con El misterio Bartlett, una trama muy entretenida, de ritmo ágil, unos personajes bien perfilados y una exquisita traducción, acompañada de notas a pie de página cuando los traductores lo estiman necesario y de unas magníficas ilustraciones que ayudan a conocer a los personajes que transitan por sus páginas. Entiendo que hay elementos propios de una novela whodunit, porque nada es lo que parece, sobre todo en lo que respecta al oscuro secreto que se menciona en la sinopsis. Louis Tracy mezcla con ingenio elementos propios de la investigación policial, con un romance que invita a preguntarse si la relación que mantienen tendrá el final esperado, dada la diferencia social que los separa, porque supondría un escándalo para la sociedad de la época, por lo que puede decirse que la crítica social está presente en la trama. El lector se encontrará con una trama en la que están muy presentes los giros argumentales, persecuciones y algunas dosis de acción o, cuando menos, incitan a estar pendiente de si hay algo más que palabras en diálogos tensos. Sin duda alguna, una novela muy recomendable para quienes están interesados en descubrir nuevos autores clásicos, e incluso para quienes frecuentan la novela negra en general.




Biografía:




Louis Tracy (1863-1928). Periodista británico y prolífico escritor de ficción de gran éxito a principios del siglo XX. Utilizó los seudónimos de Gordon Holmes y Robert Fraser, que en ocasiones compartió con su colaborador M. P. Shiel.







Nota: Datos técnicos, sinopsis y biografía del autor, tomados de la web de la ediorial dÉpoca. Imagen del Club de Yates de Nueva York en Newport, tomada de la web de Pinterest. Imagen de East Orange, en Nueva Jersey, tomada de la web City-Data.com. Imagen del autor tomada de la web de Babelio. 

lunes, 14 de noviembre de 2022

Lecturas de la semana 46/2022.




 

 

 

 

 

 

Comenzamos una nueva semana del mes de noviembre.  Sigo con La corona del mar, de Julio Alejandre Calviño. Me faltan 180 páginas para terminarla. Es una novela histórica y de aventuras que me está gustando mucho. Enlace sinopsis de la editorial: https://bit.ly/3DZXfrw.



Después le toca el turno a El rodar de un agua interminable, la nueva novela de Sara Mañero Rodicio.


Sinopsis: 


«Quisiera hablarte del mar, pero no puedo. Se me olvidó cómo se mecen las olas. Sin embargo, aún recuerdo el sonido del agua al rasgar las piedras de la playa en una despedida perpetua».

Con estas palabras Juana abre la novela, adentrándonos en los repliegues de una memoria, cuyo eco resuena en otra posterior, la de Carmina, con la que se entrelaza.
En el devenir de unos años convulsos, dos mujeres afrontan su mundo desde la mirada de quien se niega a ser mero testigo, y nos desgranan el acontecer de sus siglos, el xix y el xx, hasta fundir su historia con la Historia.

Dos mujeres, dos épocas, dos destinos divergentes y un juego de espejos que acaba por confluir de manera insospechada. Dos conciencias de mujer, cada en su tiempo, en un fluir similar al de ese mar que tanto añora una de las protagonistas y que invita a una reflexión sobre las raíces de nuestro propio presente (496 pág., rústica con solapas).

 

 

miércoles, 9 de noviembre de 2022

Reseña Cuestión de suerte, de Pablo de Aguilar González.

 












Datos técnicos:




Título: Cuestión de suerte.

Autor: Pablo de Aguilar González.

Editorial: Dokusou.

1ª edición: Julio/2021.

Encuadernación: Tapa blanda con solapas.

ISBN: 978-84-12414608.

Idioma: Español.

Nº pág.: 168.




Sinopsis:




Una suerte de estafador convencido de que nació para ser una estrella, una ninfómana que abrió sus piernas con su primera regla y que ya no las cerró, un traficante del tres al cuarto que cuenta sus noches entre rayas y copas, un técnico de ascensores que se debate entre la nostalgia y la conformidad. Esta colección de personajes nos conducen por una trama en la que la suerte, buena o mala, va inclinando la balanza hasta llevarlos a su desenlace final.



Opinión Personal:




Como ya comenté en alguna reseña publicada en este blog, admiro a los autores que no se encasillan en un género literario concreto, sobre todo si en sus obras se percibe que se sienten cómodos durante el proceso de elaboración del trabajo literario de turno. Sin duda alguna, el escritor albaceteño Pablo de Aguilar González es un claro ejemplo de lo que acabo de comentar. En relación con lo que acabo de comentar, en mayo de 2021 leí y reseñé su novela histórica La sinagoga del agua (reseña). Hoy comparto mis impresiones sobre la segunda que leo de su autoría, Cuestión de suerte, una novela negra que atrapa al lector desde las primeras páginas y que, en mi modesta opinión, su desarrollo tiene ritmo de thriller a medida que se aproxima el desenlace.

(Parque de La Cornisa-Madrid)
Cuestión de suerte es una novela circular y, como indica la sinopsis, el lector se encontrará con unos personajes que no parecen guardar relación entre si. En este sentido, tras seguir el desarrollo de los primeros capítulos tenía la sensación de que estaba ante una serie de relatos encadenados, aunque también supuse que algún nexo los unía, lo que queda confirmado en el último tramo. Tal y como se desarrolla el hecho impactante que se relata en el capítulo inicial, al que más bien califico como prólogo, y se desarrolla en el Hotel Imperial, en Madrid, me dije que el autor tuvo claro cómo plantearlo, por la información concreta que ofrece la voz narrativa, incitándome a estar muy pendiente del origen y las consecuencias derivadas del mismo.

Pablo de Aguilar González construye una trama en la que tiene muy en cuenta para su desarrollo el fragmento que expone antes del cuerpo de la novela, en el que hace referencia a una frase de Fray Antonio de Guevara: «Nadie confíe en los halagos de la prosperidad, porque es estilo de la fortuna entretenerse y deleitarse en quitar hoy lo que dio ayer». Una trama en la que se suceden episodios propios de novela negra, incluso diría que muy negra, sobre todo los episodios que se desarrollan en los capítulos más álgidos. Unos episodios narrados con grandes dosis de realismo porque, tal y como se relatan, bien pudieron haber sucedido en la vida real. En relación con el fragmento que resalto en cursiva, a lo largo de los 23 capítulos cortos posteriores al prólogo, encabezados por el día y la hora en la que se desarrollan, el narrador omnisciente relata todo lo que sucede hasta que se produce el hecho impactante que menciono en el párrafo anterior. Unos capítulos en los que se refleja cómo la suerte, sea buena o mala, mueve de una forma u otra los hilos de la vida, como se podrá comprobar a través de los personajes que conforman el elenco que transita por sus páginas.

(Canción Me voy-Álb. Limón y Sal)
Cuestión de suerte es una novela coral, en la que los personajes que la protagonizan no dejan indiferente, porque tal y como actúan, unas veces nos incitan a que empaticemos con ellos, pero en otras sentimos rechazo, porque somos conscientes de que eligen el camino equivocado. Incluso algunos pudieron haber disfrutado de una vida más o menos asentada, porque les brindaron la oportunidad de ser hombres de provecho, pero prefirieron inclinarse por un camino que les condujo a un submundo del que es muy difícil salir, porque son absorbidos por las drogas, el sexo desenfrenado o un dinero que creen fácil obtener, mediante estafa, pero que les ocasionará problemas que pueden conducir a un final incierto. Un submundo con el que juega el autor para que estos personajes tengan una conexión que ni ellos mismos sospechan que los episodios que protagonizan les conducen a situaciones propias de una obra de enredo, y que tiene su culminación en los capítulos finales. Un submundo en el que incluso la nostalgia está presente en un personaje que atrajo mucho mi atención, porque con el paso de los capítulos sospecha de la doble vida que lleva su mujer, aunque le cuesta trabajo aceptarla, por la comodidad en la que está asentado.

Pablo de Aguilar González planifica y desarrolla una trama entretenida, en la que los personajes ensombrecen los espacios por los que se mueven, ubicados en Madrid, si bien descritos de una forma muy escueta. Incluso con el paso de los capítulos me resultó absorbente, porque estuve muy intrigado por el desenlace que me esperaba, pese al relato concreto que ofrece la voz narrativa, por lo que me incita estar muy pendiente del origen y las consecuencias que se derivan del hecho impactante que se relata en el capítulo inicial, al que más bien catalogo como prólogo, y que tiene lugar en el Hotel Imperial de Madrid. Aunque el lector se encuentra ante una novela corta, de 166 páginas, los personajes que conforman el elenco están bien perfilados. Unos personajes en los que el presente y el pasado van cogidos de la mano, porque el narrador omnisciente aprovecha determinadas situaciones que viven en la actualidad para rememorar episodios que protagonizaron en un tiempo que no olvidan. No los olvidan porque les marcaron, o incluso los añoran por lo que pudo haber sido, pero no fue, en los que se ponen de manifiesto los secretos que esconden algunos. Una trama relatada con un estilo narrativo muy directo, incluso diría que descarnado en determinadas fases, porque cuenta las escenas tal y como suceden, sin adornos ni alharacas. Pese a que domina la narración frente al diálogo el ritmo es ágil, porque el narrador omnisciente utiliza frases cortas, algunas incluso diría que telegráficas, con las que el autor confiere mayor énfasis a las escenas en las que están presentes. Utiliza también unos diálogos dinámicos y muy vivos, porque son conversaciones que van directamente al grano, algunas de ellas incluso monosilábicas o de muy pocas palabras. Una trama que también tiene su banda sonora, porque de las canciones que se mencionan se reflejan algunos fragmentos que están muy en consonancia con los episodios que protagonizan los personajes.




Biografía:




Pablo de Aguilar González nació en Albacete en 1963. En la actualidad reside en Molina de Segura. Es analista informático, trabajo que concilia con la escritura. Tanto su novela Los pelícanos ven el norte como Intersecciones han sido reconocidas por la crítica, en el caso de la primera resultando ganadora y la segunda quedando finalista de los premios Qué Leer. Ha publicado: -Los pelícanos ven el norte. -Cuéntame cosas que no me importe olvidar. -Lo que está por venir. -La sinagoga del agua. El autor es, además, miembro de la Orden del Meteorito de Molina de Segura.


Nota: Datos técnicos, sinopsis, biografía y fotografía del autor, tomados de la web de Ediciones Dokusou. Imagen del Parque de la Cornisa, en Madrid, tomada de la web Foursquare. Imagen Álbum Sal y Limón, de Julieta Venegas, tomada de la web YaLetras.  




lunes, 7 de noviembre de 2022

Lectura semana 45/2022: La corona del mar, de Julio Alejandre Calviño.

 











Comenzamos la segunda semana del mes de noviembre. De nuevo realizo un viaje literario al siglo XVI, con la última novela de Julio Alejandre Calviño, La corona del mar

 

 

Sinopsis: 

 

Año 1580. El rey de Portugal muere sin descendencia y el trono vacante se lo disputan sus sobrinos Antonio de Avis y Felipe II de España. El rápido triunfo de este último en la Península traslada el conflicto a las islas Azores. Francia e Inglaterra, celosas de una unión dinástica que pondría bajo una sola corona un inmenso imperio, apoyan al pretendiente portugués y llevan la guerra de corso a todos los rincones del océano.

Un inexperto y presuntuoso oficial que zarpa de Veracruz y pretende cruzar el Atlántico para casarse por conveniencia, una pareja de enamorados que verá peligrar sus esperanzas, dos familias divididas por sus lealtades, un corsario que ambiciona ganar una flota, soldados de fortuna, espías de todas las naciones, contrabandistas y sanguinarios piratas son los protagonistas de esta novela. Sus destinos se entrecruzan sobre el tablero de un conflicto que amenaza con cambiar el mundo conocido. Con ellos viviremos aventuras corsarias, historias de amor, viles traiciones y feroces combates.

La corona del mar es una trepidante novela de aventuras que nos lleva desde el golfo de México y los puertos del Caribe hasta las islas Azores, verdadera puerta de ultramar, escala obligada de las flotas del oro y llave para la hegemonía del Atlántico, donde tendrá lugar la primera gran batalla naval de la era moderna (592 pág., rústica con solapas).

viernes, 4 de noviembre de 2022

Libros leídos y reseñados en octubre/2022.




 

 

 

 

 

 

 

En octubre han sido 5 los libros leídos y 5 los reseñados

 

 

 

 Los leídos:





         
                                                                                                                                                     

 

           





Los reseñados: 




-La última condesa nazi, de Viruca Yebra


-La madre de todas las ciencias, de Cristina Grela




-El Pozo de las Luciérnagas, de Luisa Ferro


-Mühlberg, de Víctor Fernández Correas



Avance retos literarios en los que participo: 


-VI Edición Nos gustan los clásicos: (7/8) (88%)  Sin avance.´


-Autores de la A a la Z (2022):  (18/24) (75%) + (2/5 opcionales). Añado 1 opcional.


-Reto 25 Autores españoles (2022):  Completado. (38) (+4).


-Reto Leemos España provincia a provincia: (14/52) Añado 1 (Málaga).


-Reto Serendipia recomienda:  (2/3) (67%) (+1).