lunes, 31 de enero de 2022

La revelación, de Trinidad Fuentes.

 








 

Datos técnicos:



Título: La revelación.

Autora: Trinidad Fuentes.

Editorial: Samarcanda.

1ª edición: Marzo/2021.

Encuadernación: Tapa blanda con solapas.

ISBN: 978-84-18720018.

Idioma: Español.

Nº pág.: 268.



Sinopsis:



Minerva Nàcher, investigadora privada, famosa por resolver delitos graves gracias a su enigmático don, accede a colaborar con la policía para esclarecer el asesinato de un violador reincidente. Paralelamente, Minerva investiga el paradero de Carlota Pinel, una misteriosa mujer vinculada al pasado de Cristóbal Figueroa, el hombre que la acogió como a una hija tras la trágica muerte de sus padres. Minerva y Carlota se verán envueltas en una serie de sucesos, misterios e incógnitas cuya resolución afectará ineludiblemente a sus vidas y a sus seres queridos, entrando en un laberinto tan imprevisible como adictivo para el lector.

Adéntrate en una historia completamente absorbente, desarrollada en dos épocas distintas y digna de los grandes genios del suspense y el misterio. Los giros más insospechados, las intrigas y los secretos mejor guardados en una obra llena de ritmo, con personaje ricos en matices y de cuyas páginas no te podrás despegar.



Opinión Personal:



La revelación, novela de Trinidad Fuentes (Barcelona, 1967) publica con la editorial Samarcanda me atrajo mucho por la sinopsis, porque me dije que tiene ingredientes que invitan a su lectura. A medida que se suceden los 35 capítulos más el epílogo en el que se estructura la trama, me confirman que afronto una historia muy entretenida, en la que la escritora barcelonesa dosifica la información a lo largo de su desarrollo. Una trama que se ramifica en dos historias que transcurren alternas, y que abarcan dos líneas temporales. El lector no tardará en deducir que se complementan, porque entre una y otra se aclaran los misterios e incógnitas que le intrigan.

En mi modesta opinión, entiendo que La revelación puede catalogarse como una novela detectivesca en la que, como ya comenté en el párrafo anterior, la intriga y el misterio están muy presentes, enriquecida con ingredientes propios de novela costumbrista, intimista y romántica. La autora juega a lo largo de los capítulos con estos ingredientes, porque todos ellos le ayudan a construir unos personajes muy fuertes, reales y cercanos. También los utiliza para resaltar su perfil psicológico, lo que encontré como un aliciente más que me invitaba a estar muy pendiente de su forma de ser y actuar pero, sobre todo, de sus reacciones ante determinados episodios, principalmente en los que suponen un gran vuelco en su futuro inmediato.

(Paseo de Gràcia-Barcelona)
Minerva Nàcher es una investigadora privada que es famosa por resolver delitos gracias a su enigmático don. Ayuda a la policía a investigar un caso en el que el inspector Pedrosa está encargado de resolver el asesinato de un violador reincidente. Al mismo tiempo, la investigadora se compromete a averiguar el paradero de Carlota Pinel, una misteriosa mujer vinculada al pasado de Cristóbal Figueroa, el hombre que la acogió como a un miembro más de la familia, tras la trágica muerte de sus padres, como adelanta la sinopsis. Es la protagonista quien dirige los pasos de la investigación que lleva a cabo el inspector de la Policía, lo que me recordó a los casos que investigan los protagonistas clásicos del género, quienes acuden a la policía para que continúen con el procedimiento legal establecido, una vez es detenido el sospechoso del crimen de turno. En un principio, me sorprendió la forma de actuar de la investigadora, diría que un tanto prepotente, por cómo dirige las investigaciones y el trato que mantiene con este personaje. Sin embargo, con el paso de los capítulos queda reflejado que el inspector Pedrosa está muy convencido de las facultades que tiene la investigadora privada, por lo que entiende que es ella quién sabe cómo utilizar los recursos necesarios para resolver el caso que investigan. El inspector interviene cuando hay que cumplir el procedimiento habitual, como lo podrá comprobar el lector en determinadas fases de la primera línea argumental. En este sentido, diría que la prepotencia que se percibe en un principio en Minerva Nàcher queda menguada con el paso de los capítulos, porque el narrador omnisciente descubre sus rasgos más personales, sobre todo en lo que se refiere a las relaciones que mantiene con los miembros de la mansión Figueroa, en la que residen, junto al ya mencionado Cristóbal Figueroa, su hijo Víctor, su esposa Patricia, de quien el lector estará muy pendiente, y Eva, hija del matrimonio.

La revelación es una novela de personajes, por lo que las localizaciones por las que transitan quedan muy difuminadas, o símplemente, sólo se les menciona, caso del pequeño pueblo de Albacete, que no se nombra, en el que pasan los primeros años de su vida Carlota y Cristóbal. Apenas se encuentran descripciones de Albacete, una vez que Carlota Pinel se ve obligada a contraer un matrimonio de conveniencia con el hijo de una familia pudiente de esta ciudad. Quizás abunden más las descripciones en la primera línea argumental, sobre todo en lo que se refiere a los espacios cerrados en los que trabajan o viven los personajes que transitan por ella, caso del despacho de Minerva Nàcher o la mansión de los Figueroa. En este sentido, entiendo que la autora le da una trascendental importancia a los episodios que se suceden en la primera línea argumental en relación con el asesinato de un violador reincidente, al igual que los episodios que viven Carlota y Cristóbal en ese pequeño pueblo, y las dolorosas vicisitudes que les obligan a separarse.

(Catedral de Albacete)
Me gustó mucho el enfoque que le dio la autora a la historia del romance que viven Carlota Pinel y Cistóbal Figueroa, relatada por ella en primera persona a modo de recuerdo, una vez que tiene lugar un episodio que le sorprende y retrotrae a sus primeros años en el pequeño pueblo de la provincia de Albacete al que ya me referí en esta reseña. Un relato muy atractivo, porque el lector estará muy pendiente de las vicisitudes que acompañan a los dos personajes ya mencionados al principio de este párrafo, pero también de las que acompañan a María, hermana gemela de la narradora, quien sufrirá un duro episodio que marcará su vida y le llevará a tomar drásticas decisiones. Tres historias que me mantuvieron muy en vilo, sobre todo por la época en la que se desarrollan, con la II República, la guerra civil y la dictadura como telón de fondo. Unas historias marcadas por la violencia de género, en el caso de María, y el matrimonio de conveniencia al que se ve abocada Carlota, dados los inconvenientes que se producían en ese entonces por las diferencias sociales entre ella y Cristóbal. Pero Carlota Pinel ve cómo el destino la lleva a París, donde inicia una nueva vida, si bien sigue manteniendo una relación epistolar con su hermana María. Pese a las ausencias que interrumpen esta relación sentimental, el amor entre ambos pervive en el tiempo. A lo largo de los capítulos que conforman la segunda línea temporal el lector tendrá cumplida información sobre el devenir de la relación que mantienen. En este sentido, tal y como se desarrolla la primera línea argumental, me preguntaba cómo este personaje había alcanzado el éxito profesional para permitirse el lujo de vivir en la mansión que residía.

La revelación es una novela bien escrita, en la que se percibe que la autora sabe jugar en todo momento con el interés del lector para que esté muy pendiente de todo lo que sucede en las dos líneas temporales, en la que aprovecha su trayectoria profesional para planificar y desarrollar una trama muy atractiva y entretenida. Sin duda alguna, encontré muy bien planteada la investigación del crimen del violador reincidente, en el que mantiene la duda hasta el desenlace. El lector se sentirá atrapado por el desarrollo de la trama desde las primeras páginas, ya que en el capítulo 1, como si de un relato se tratara, se encuentra con una joven que sufre violencia de género. En el segundo, la voz narrativa lo traslada al mes de marzo de 1933, y a partir de este capítulo se suceden las alternancias de las dos líneas temporales, que convergen en el desenlace, en el que el interés se mantiene hasta el epílogo, también escrito a modo de relato, en el que todavía me espera alguna sorpresa. Son dos voces narrativas las que se alternan a lo largo de los capítulos: la primera línea temporal es relatada por un narrador omnisciente y la segunda está narrada en primera persona. El desarrollo de las dos líneas temporales tienen un ritmo muy fluido, en las que los giros más insospechados, las intrigas y los secretos mejor guardados se van desvelando en pequeñas dosis. Si bien diría que la segunda es un tanto más pausada, porque el carácter costumbrista e intimista de la trama imprimen un ritmo menor a la narración, aunque no varían las pautas para que el interés no decaiga a lo largo del relato de la voz narratriva. Todo ello a través de unos personajes ricos en matices, con una gran fuerza psicológica, muy reales y cercanos, que se enfrentan a unas situaciones en las que la tensión narrativa está muy al límite, sobre todo a medida que el desenlace se aproxima, diría que resuelto en modo clásico.



Biografía:



Trinidad Fuentes (Barcelona, 1967) es una de las criminólogas, investigadoras privadas y grafólogas más reconocidas de nuestro país. Además, posee un Máster en Psicología Criminal, otro en Psicología Transpersonal, un Postgrado en Coaching y Liderazgo y otro en Mindfulness y Gestión Emocional. Por si no fuese suficiente, como apasionada ―desde su niñez― de la escritura tiene en su haber seis premios literarios entre novelas, relatos y obras de teatro.


Nota: Datos técnicos, sinopsis y biografía de la autora tomada de la web de BR Comunicación. Imagen del Paseo de Gràcia en Barcelona tomada de la web verpueblos.com. Imagen de la catedral de Albacete tomada de la web esRadio Albacete. Fotografía de Trinidad Fuentes tomada de la web Elescritor.es

viernes, 28 de enero de 2022

La traductora, de José Gil Romero y Goretti Irisarri.

 










Datos técnicos:



Título: La traductora.

Autores: José Gil Romero y Goretti Irisarri.

Editorial: Harper Collins Ibérica.

1ª edición: Septiembre/2021.

Encuadernación: Tapa blanda con solapas.

ISBN: 978-84-9139-648-2.

Idioma: Español.

Nº pág.: 320.




Sinopsis:




Octubre de 1940. El general Francisco Franco planea dirigirse en tren hasta Hendaya, donde se reunirá con Adolf Hitler.

Elsa Braumann es una joven traductora de libros alemanes que subsiste en el Madrid de 1940 al cuidado de su hermana.

Una noche, en la Capitanía de Madrid se requiere a Elsa para una misión de carácter secreto y que está relacionada con el encuentro entre Franco y Hitler.

A lo largo de los siguientes días, Elsa comienza a intimar con el capitán Bernal, jefe de seguridad de la operación, hombre cultivado y amante del cine, como ella.

Pero alguien amenaza a Elsa para involucrarla en una operación de contraespionaje: dispondrá de tres minutos para robar ciertos documentos a Franco en el tren que les llevará hasta Hendaya. El devenir de la Segunda Guerra Mundial está ahora en las frágiles manos de Elsa Braumann, esas que están a punto de traicionar al hombre de quien se está enamorando.




Opinión Personal:





La traductora es una novela escrita a cuatro manos que me atrajo, no sólo por su atractiva portada, sino también porque José Gil Romero y Goretti Irisarri construyen una trama que parte de una fecha concreta que pudo haber cambiado la historia reciente de España: el 23 de octubre de 1940 Franco viaja en tren desde San Sebastián hasta Hendaya para mantener una reunión secreta con Hitler. El führer pretendía resolver los desencuentros sobre las condiciones españolas para su entrada en la guerra del lado de las potencias del Eje. Pero el tren que traslada a la comitiva llega unos minutos tarde a la cita. Nunca se da explicación oficial al retraso. Un retraso de 8 minutos que aprovechan los autores para aventurar lo que pudo haber sucedido, a través de una historia en la que la intriga, el amor y el espionaje mantienen muy entretenido al lector durante todo el desarrollo de la trama.

Sin duda alguna, los autores tienen muy claro cómo atraer al lector en esta historia trepidante, porque planifican y desarrollan una trama que no le da tregua, no sólo por todo lo que sucede a lo largo de los 20 capítulos en los que se estructura la trama, sino porque en todo momento se percibe una clara influencia cinematográfica. Una influencia que se percibe claramente en el ritmo narrativo y en unos diálogos muy vivos y directos entre los personajes, que mantienen muy atento al lector por la información que intercambian en sus conversaciones, en donde no falta la tensión narrativa en los episodios más álgidos. Otro tanto sucede con las escenas que describe el narrador omnisciente, muy visuales, lo que invita a imaginar cómo son los espacios por los que transitan los personajes pero, sobre todo, recrear las escenas en las que la acción está muy presente
 
(Himmler en las Ventas-Madrid-1940)
Los autores imprimen a La traductora un ritmo que va de menos a más, en el sentido de que el último tramo es muy trepidante, propio de un thriller, porque no da tregua en cada una de las tres partes claramente diferenciadas en las que se agrupan los 19 capítulos en los que se estructura la trama, ya que puede decirse que la última de ellas, tal y como se desarrolla, podría tomarse como un epílogo. Es un thriller histórico en el que los capítulos se suceden de tal forma que me mantuvieron muy en vilo durante toda la lectura, pero sobre todo desde que el tren sale de San Sebastián con destino a Hendaya, en el que estoy muy seguro de que pusieron toda la carne en el asador para que no le faltara de nada durante el tiempo en el que transcurre este crucial viaje. Un viaje en el que la protagonista, la traductora de alemán Elsa Braumann, quien es consciente de que su vida da un vuelco desde que un policía se presenta en su casa y la lleva hasta la Capitanía General de Madrid, en donde el Coronel Bernal le confirma que es reclutada para que forme parte del equipo de traductores que asistirá al encuentro de Franco y Hiltler en Hendaya, y le informan de la labor concreta que va a desempeñar en esa reunión.

Estoy seguro de que el ritmo trepidante que tiene todo el desarrollo de la trama sirve de reclamo para quienes frecuentan la ficción histórica muestren interés por la última novela publicada por este tándem. Se encontrarán con una lectura muy entretenida y adictiva que les mantendrá muy pendiente de todo lo que sucede hasta la última página. Una lectura en la que los episodios de intriga, amor, tensión, el espionaje, contraespionaje y acción se desencadenan a lo largo de los capítulos. En mi caso, tal y como se desarrollan, no tenía muy claro qué desenlace me iba a encontrar, porque los autores son conscientes de que esta es una baza que le da un plus de interés a una historia muy bien hilvanada en la que no dejan ningún cabo suelto. Una baza en la que también cuentan con la relación sentimental que se fragua entre Elsa Braumann y el Coronel Bernal, porque ambos protagonizan escenas en las que se percibe que el amor llama a sus puertas. Es un aliciente más del que tuve para estar muy pendiente de la relación que mantienen en esta misión secreta, por cómo se desarrollan e influyen los episodios entre estos dos personajes, sobre todo desde que la traición que comete es un hecho.


(Gran Vía-Madrid-1940)
En mi modesta opinión, La traductora es una novela que no tiene desperdicio, no sólo por lo que ya comenté en los párrafos anteriores de esta reseña, sino porque José Gil Romero y Goretti Irisarri enfocan la trama de tal forma que me incitaron a que estuviera muy pendiente de todo lo que sucede a lo largo de los capítulos. Sin duda alguna, en más de una ocasión me dije que se percibía una exhaustiva labor de documentación para reflejar la magnífica ambientación espacio-temporal. En este sentido, me parecieron un claro testimonio de la época las descripciones que ofrece la voz narrativa sobre los duros bombardeos que sufrió Madrid por la aviación de los sublevados para provocar su rendición, al igual que el inicio de la reconstrucción de la ciudad que planifica el régimen franquista, como lo refleja la voz narrativa en varias escenas de la primera de las tres partes en las que se estructura la trama. Pero también muestra episodios en los que se manifiesta la aparente normalidad que viven los madrileños afines a Franco en el inicio de la posguerra, con el enorme contraste que se percibe entre quienes atraviesan grandes dificultades ante la escasez de alimentos, qu malviven con lo que les corresponde recibir con la cartilla de racionamiento. Unos episodios en los que el cine estará también muy presente, porque en algunos de ellos se citan algunas de las películas que se proyectaban en la capital, acompañadas de los pomposos anuncios con los que les daban publicidad en las carteleras.

Punto y aparte merece abordar los capítulos o episodios en los que cobra protagonismo la metaliteratura, porque en la trama tiene una gran trascendencia las alusiones literarias. En este sentido, todo lo que sucede en relación con los libros no deja indiferentes a los lectores. La voz narrativa no sólo informa sobre lo que significó la censura durante la dictadura, sino también hace especial hincapié en la expurgación de bibliotecas públicas y particulares, que originaron innumerables quemas de libros, sobre todo en los primeros años de la dictadura. Tampoco me olvido de las alusiones literarias que hay en determinadas escenas, algunas de ellas diría que muy en consonancia con lo que sucede en alguna en su desarrollo. Pero también estuve muy pendiente de los episodios que tienen lugar en un piso situado en la calle Jacometrazo, tras la plaza Santo Domingo, por todo lo que vive y descubre en él Elsa Braumann, impactada sobre todo por los secretos que guardan sus paredes, y comprometida a velar por lo que ocultan.

(Ciudad Universitaria-Madrid)
Me gustaron mucho los personajes que transitan por las páginas de
La  traductora, sobre todo por lo que, en mi modesta opinión, supone el papel que desempeña Elsa Braumann,
que vive en Madrid con su hermana Melita —Amelia Braumann— . El lector no tardará en empatizar con la protagonista, porque es una  ciudadana de a pie que ve cómo cambia su vida desde que es reclutada para la misión ya referida en esta reseña. Una misión que origina que el lazo fraternal que las une se refleja en una constante preocupación por lo que le pueda suceder a su hermana, sobre todo desde que es obligada, mediante amenaza, a robar unos documentos que viajan en ese tren. Junto a Elsa Braumann y el ya citado Coronel Bernal, un hombre culto y amante del cine, igual que ella, hay que añadir a Eduardo Beaufort, conocido bajo el apodo de el Relojero, quien dirige una partida de maquis que planea sabotear el tren que traslada al dictador para robar unos documentos que viajan en ese convoy. Desde que entra en escena el Relojero, la voz narrativa agiliza lo que sucede a lo largo de los capítulos para que esté pendiente de los movimientos que tienen lugar en las dos subtramas. Pero también perfilan unos personajes secundarios muy atractivos, porque en algunos de ellos se produce el llamado efecto dominó, caso de las escenas que protagonizan la ya mencionada Amelia Braumann, y el maqui Miquel Arnau, apodado el Payés, o el coronel nazi Gunter Schlösser, el homónimo de Bernal, que supervisa para los nazis este viaje secreto. Unos personajes ficticios que interactúan de forma muy natural con los históricos que se encuentra el lector a lo largo de los capítulos, como el jefe de la policía nazi, Himmler, el general Moscardó, el cuñadísimo Serrano Súñer, Ministro de Exteriores, o el mismísimo Franco, que figura en escenas puntuales.




Biografía:



Jose Gil Romero (Las Palmas de Gran Canaria, 1971) y Goretti Irisarri (Vigo, 1974) forman un tándem creativo desde hace casi treinta años.

Comenzaron su colaboración creando un exitoso colectivo de cortometrajes, galardonados con más de cuarenta premios en diversos festivales, a lo que siguieron años de trabajo conjunto en el mundo del guión de cine, la ficción televisiva o la animación, donde desarrollan proyectos propios y ajenos; así mismo fundan con otros compañeros el colectivo La Playa de Madrid, donde realizan crítica de literatura y cine, además de ediciones experimentales. Tras ello deciden dar el paso a la novela.

 

Nota: Datos técnicos, sinopsis y biografía de los autores, tomada de la web de Harper Collins Editorial. Imagen de Himmler en la plaza de las Ventas, tomada de la web Más columnas de opinión-Público. Imagen de la Gran Vía en Madrid, 1940, tomada de la web EFE Foto España. Imagen de la Escuela de Medicina de Madrid tomada de la web del diario El País. Fotografía de José Gil Romero y Goretti Irisarri tomada de la web del Diario de Burgos. 

























lunes, 24 de enero de 2022

Lectura de la semana 4/2022: La revelación, de Trinidad Fuentes.

 








Como quien no quiere la cosa, comenzamos la última semana del mes de enero. Esta semana le toca el turno a La revelación, de Trinidad Fuentes



Sinopsis: 


Minerva Nàcher, investigadora privada, famosa por resolver delitos graves gracias a su enigmático don, accede a colaborar con la policía para esclarecer el asesinato de un violador reincidente. Paralelamente, Minerva investiga el paradero de Carlota Pinel, una misteriosa mujer vinculada al pasado de Cristóbal Figueroa, el hombre que la acogió como a una hija tras la trágica muerte de sus padres. Minerva y Carlota se verán envueltas en una serie de sucesos, misterios e incógnitas cuya resolución afectará ineludiblemente a sus vidas y a sus seres queridos, entrando en un laberinto tan imprevisible como adictivo para el lector.


Adéntrate en una historia completamente absorbente, desarrollada en dos épocas distintas y digna de los grandes genios del suspense y el misterio. Los giros más insospechados, las intrigas y los secretos mejor guardados en una obra llena de ritmo, con personaje ricos en matices y de cuyas páginas no te podrás despegar (268 pág., rústica con solapas).

jueves, 20 de enero de 2022

Lo que te persigue, de Óscar Montoya.

 










Datos técnicos:



Título: Lo que te persigue.

Autor: Óscar Montoya.

Editorial: Alianza de Novelas (Grupo Anaya).

1ª edición: Abril/2021.

Encuadernación: Tapa blanda con solapas.

ISBN: 978-84-1362-223-1.

Idioma: Español.

Nº pág.: 320.



Sinopsis:



La confirmación de un gran talento literario.

Israel es un vendedor de seguros y escritor en plena crisis de la mediana edad al que de pronto se le viene el mundo encima cuando, tras unas pruebas médicas, su madre debe ingresar en un hospital de Vigo, su ciudad.

Son noches largas, en las que, a la espera de análisis y resultados, no parece fácil dormir, pero Israel tiene mucho en que pensar mientras deambula por los pasillos. Como en Mario, su hijo de nueve años, al que ha criado como suyo pero que ha empezado a hacer preguntas sobre su padre biológico; o la enfermedad aún sin nombre de su madre, y en ella y su fortaleza, también en su pasado como madre soltera y en todo lo que tuvo que vivir durante la primera infancia de Israel, como la extraña muerte de su tío Jaime; o en su hermano, Alberto, de viaje en Cuba y que afirma que regresará pronto con Yanelis, una desconocida con voz demasiado ronca que dice ser el amor de su vida; o en Agustina, la hija de la mujer con quien su madre comparte habitación en el hospital, una mujer excesivamente amable que parece ocultar algo... O la curiosa relación entre la tan soñada carrera literaria de Israel y su vida sexual, porque tras haber logrado al fin publicar una novela negra con una editorial prestigiosa, la intimidad con su mujer ya no ha vuelto a ser la misma.

Pero, sobre todo, Israel, piensa, aunque no quiera, en Teresa Salgueiro, una aguerrida portuguesa de profundos ojos verdes que acaba de realizar un fallido asalto a un furgón blindado y ahora es una fugitiva de la policía. Teresa es la protagonista de su nueva novela. Esa que no debe escribir porque tiene cosas más importantes en que pensar...



Opinión Personal:



Tengo que reconocer que me costó comenzar la lectura de Lo que te persigue, la última novela publicada por el escritor alicantino residente en Vigo, Óscar Montoya. Pero estas dudas no nacen de una indecisión provocada por la inseguridad que me suscitaba una historia contada en segunda persona. No, este no es el caso, porque estoy convencido de que el autor es consciente de cuál es la voz narrativa idónea para cada trabajo literario que afronta. Ni que no fuera a empatizar con el protagonista de turno. Tampoco. Tenía muy claro que había creado un nuevo protagonista que me iba a conquistar desde las primeras páginas. Y me conquistó, ya lo creo. Tampoco el que, tras echarle un vistazo general a la novela, había un dominio abismal de la narración frente al diálogo. Todo lo contrario, porque el efecto fue también cautivador desde las primeras líneas, lo que refrenda que sus dos obras anteriores son un claro ejemplo del estilo distendido, vivo, irónico y con escenas propias de humor negro -aunque quizás en esta ocasión no tan marcados los dos últimos rasgos propios de su narrativa-, con el que relata una trama que tiene un ritmo trepidante y en la que sabe cómo mantener nuestra atención en todo momento. Una trama que, a medida que se suceden los capítulos, se complementa con varias subtramas muy absorbentes, a la par que intrigantes, porque tal y como se suceden los episodios que las conforman se perciben indicios de que más temprano que tarde la voz narrativa nos sorprenderá con giros que redoblan nuestra atención en el devenir de los personajes que transitan por sus páginas, o nos provoca una tensión tal que invita a preguntarnos qué espera la voz narrativa para que se tengan que enfrentar a unos derroteros inesperados, sobre todo en la figura del protagonista, a quien le espera un camino que estoy seguro que nadie lo quisiera para sí. Todos estos fundamentos que relaciono no justifican el motivo de esa tardanza a la que me refiero al principio de este párrafo, sino  que Lo que te persigue es la novela más personal de Óscar Montoya, y con cuya definición estoy muy de acuerdo con el márketing de la editorial, porque encabeza la sinopsis con la afirmación de que esta obra confirma el gran talento literario que atesora.

(Centro Penitenciario de A Lama-Pontevedra)
Óscar Montoya se dio a conocer a través de las redes sociales mediante la autopublicación en Amazon de su ópera prima Últimos días de maternidad (reseña), con la que sorprendió a quienes tuvimos la dicha de conocer la historia de un personaje de los que no se olvidan, como lo es Álex, a quien su esposa Isabel, una madre primeriza que se encarga de hacerlo todo en casa, acostumbra a llamarlo por un calificativo con claro tono de retranca, como es  fenónomeno. El lector se encontrará después con otro personaje que tampoco le deja indiferente, el inspector del Cuerpo Superior de Policía Antonio Tojeira, que deleita a quienes siguen sus vicisitudes en De otro lugar (reseña), porque se relata con retranca, ironía y humor negro las vivencias de este personaje en una España que vive la Transición. Sin duda alguna, en Lo que te persigue muestra el talento de un autor del que se esperan muchas alegrías literarias, porque madera tiene para ello, ya que no es fácil ponerse en la piel de un personaje que no sé si se podría definir como su alter ego. Un personaje en el que vuelca todo lo que implica vivir esa situación límite que provoca un choque emocional como el que se enfrenta, y en la que están muy presentes unos sentimientos y emociones que refleja con maestría a lo largo de los 66 capítulos y un epílogo en los que se estructura la trama a través del protagonista, Israel. Una situación límite que se percibe por cómo la voz narrativa relata la historia de este personaje, un vendedor de seguros y escritor en plena crisis de la mediana edad al que de pronto se le viene el mundo encima cuando, tras unas pruebas médicas, su madre debe ingresar en un hospital de Vigo, su ciudad, como adelanta la sinopsis.

(Parque infantil calle Venezuela-Vigo)
Como ya comenté en otras ocasiones, si hay algo que valoro en una novela para que me interese la historia que relata el narrador de turno es el efecto visual de la portada junto con el título, porque entiendo que tienen que ser un claro anticipo de lo que me voy a encontrar a lo largo de los capítulos que la conforman. En este sentido, y como ya creo que es habitual en las novelas de Óscar Montoya, la portada refleja una situación que estoy seguro atraerá la atención del lector que se interese por la trama que relata la voz narrativa en segunda persona. Otro tanto sucede con el título, pero en este caso prefiero que sea quien se interese por la lectura de Lo que te persigue el que confirme si mi impresión es acertada. Y, como un claro ejemplo de lo que acabo de comentar, está la portada de Últimos días de maternidad, diría que editada al estilo forgiano, con lo que esto supuso en mi caso.

En mi modesta opinión, Lo que te persigue es una novela cuya trama está construida pero, sobre todo, desarrollada a conciencia, porque entiendo que es un gran aliciente para el lector. Con esta estructura se olvida de que hay un clarísimo dominio de la narración frente al diálogo, y está muy pendiente de lo que sucede en cada una de las subtramas que complementan a la principal. El tiempo que pasa junto a ella le da para mucho, sobre todo por el insomnio que padece por las noches, provocado por el estado de tensión que sufre, ya que tiene tiempo para reflexionar sobre la realidad que le rodea, tanto en el pasado como en el presente. A través de varios saltos temporales recordará episodios que le llevan a su infancia en Elche, aunque también tiene muy presente la vida en común que mantiene con su esposa María y Mario, a quien ha criado como si fuera su propio hijo. Mario ha empezado a hacer preguntas sobre su padre biológico, aunque a Israel también le preocupan determinados episodios que tienen lugar en los espacios de ocio de Vigo a los que acuden las familias con sus hijos. No me olvido del interés que suscita en el protagonista Rafaela, ingresada en la misma habitación que su madre. En estde sentido, Israel sospecha que hay una oscura historia detrás de su hija Agustina y la relación que mantiene con el personal sanitario del hospital, ya que está convencido de que lo que sucede en torno a estas dos mujeres tiene material para escribir otra novela.

(Basílica de Santa María-Elche)
Óscar Montoya construye una trama que diría que tiene mucho de novela negra escrita a ritmo de thriller
, porque la sucesión y el desarrollo de los episodios es trepidante, en la gran mayoría de las situaciones que viven los personajes. Una trama en la que me llamó mucho la atención el hecho de que antes de que comenzara el cuerpo de la novela figure un gran signo de interrogación y, casi al finalizar, uno de exclamación. ¿Y por qué cobran tanta importancia ambos signos de puntuación? Estoy seguro de que el lector se quedará muy sorprendido por la explicación que da la voz narrativa al respecto. Pero también sentirá interés por la voz narrativa que elige el autor porque, estoy seguro que el lector se quedará muy sorprendido cuando esta duda es despejada, como me pasó a mí. La metaliteratura está también muy presente a lo largo de los capítulos, porque a parte de alusiones literarias que guardan relación con determinados episodios, y como adelanta la sinopsis, Israel piensa también, aunque no quiera, en el proceso creativo de su nueva novela, en la que Teresa Salgueiro, una aguerrida portuguesa de profundos ojos verdes, acaba de realizar un fallido asalto a un furgón blindado y ahora es una fugitiva de la policíaEs una nueva novela que no debe escribir porque tiene cosas más importantes en que pensar... El protagonista es consciente de que es muy difícil olvidarse de un personaje perfilado con mucha fuerza porque está convencido de que la historia que protagoniza es muy atractiva, con el éxito que puede reportarle su nuevo proyecto, aunque no quiera reconocerlo.

En Lo que te persigue las piezas que conforman la historia que se desarrolla a lo largo de los capítulos forman un complejo puzzle en el que se entrecruzan las vidas de varios personajes. Si bien antes del cuerpo de la novela figura el orden cronológico de los hechos, las localizaciones y el año en el que se desarrollan, el autor los alterna con el paso de los capítulos. En mi modesta opinión, entiendo que tiene muy claro cómo atraer al lector en esta alternancia para que no se embrolle con una sucesión de fechas aparentemente inconexas, porque son las reflexiones de Israel las que, durante las largas noches de insomnio, le ayudan a reunir en un todo compacto las piezas aparentemente desperdigadas, en las que por su cabeza van desfilando los personajes que se mencionan en la sinopsis. A través de las reflexiones de Israel la voz narrativa nos familiarizará con quienes forman o formaron parte de la vida de Carmen, con la emoción que se refleja en quienes son conscientes de que su fin está próximo. Unas reflexiones en las que se habla del pasado, de la culpa, la injusticia, la violencia contra la mujerasí como una clara crítica social hacia el funcionamiento del sistema sanitario público español. Israel tiene muy presente en todo el relato la cruda realidad a la que se enfrenta, al ver postrada a su madre en la cama de un hospital a la espera de que se le diagnostique el cáncer que padece. A través de los episodios que se mencionan a lo largo de esta reseña conocerá mejor a su progenitora, e incluso a sí mismo





Biografía:



Óscar Montoya nació en Alicante, es licenciado en Derecho y actualmente reside en Vigo, donde trabaja en una empresa de exportación e importación. Comenzó su andadura literaria escribiendo microrrelatos de temática actual y cotidiana que publicaba regularmente bajo el pseudónimo de Montoya Jackson. Tras haber escrito y autopublicado en Internet su ópera prima, "Últimos días de maternidad" (Amazon, 2017), con notable éxito, AdN apostó en 2019 por "De otro lugar", su segunda novela y la primera que vio la luz como libro editado en papel, una novela que le ha hecho merecedor de encendidos elogios por parte de la crítica especializada.

Nota: Datos técnicos, sinopsis, biografía tomados de la web de AdN. Fotografía de Óscar Montoya tomada de la web de Todoliteratura. Imagen de la cárcel de A Lama, en Pontevedra, tomada de la web Pontevedra Viva. Imagen de la Basílica de Santa María de Elche tomada de la web Alicante Plaza. Imagen del parque infantil de la calle Venezuela tomada de la web del diario Faro de Vigo. 














lunes, 17 de enero de 2022

Lectura de la semana 3/2022: La traductora, de José Gil Romero y Goretti Irisarri.

 








Comenzamos la tercera semana del mes de enero, y allá que ya nos despedimos de la primera quincena, casi sin darnos cuenta.  En lo que a lectura se refiere, le toca el turno a La traductora, de José Gil Romero y Goretti Irisarri, novela editada por Harper Collins y que veo que está gustando mucho. 



Sinopsis


Elsa Braumann es una joven traductora de libros alemanes que subsiste en el Madrid de 1940 al cuidado de su hermana.

Una noche, en la Capitanía de Madrid, se requiere a Elsa para una misión de carácter secreto y que está relacionada con el encuentro entre Franco y Hitler.

A lo largo de los siguientes días, Elsa comienza a intimar con el capitán Bernal, jefe de seguridad de la operación, hombre cultivado y amante del cine, como ella.

Pero alguien amenaza a Elsa para involucrarla en una operación de contraespionaje: dispondrá de tres minutos para robar ciertos documentos a Franco en el tren que les llevará hasta Hendaya. El devenir de la Segunda Guerra Mundial está ahora en las frágiles manos de Elsa Braumann, esas que están a punto de traicionar al hombre de quien se ha enamorado (tapa blanda con solapas).

sábado, 15 de enero de 2022

Reto Serendipia recomienda (2022).

 









En este año 2022 me presento también al reto literario que organiza nuestra compañera y muy buena escritora que es, Mónica Gutiérrez Artero -conocida en algunos círculos como Serendipia- dio a conocer al mundo blogueril y a quienes tuvieran interés en cotillear una de sus muchas excentricidades literarias, un nuevo reto literario: Serendipia Recomienda.

En este reto literario no sólo se trata de leer y reseñar un número determinado o indeterminado de libros, sino que lleva su sello personal, porque la condición indispensable que pone (y diría recalca), es que sean títulos poco conocidos, porque se trata de que descubramos pequeñas joyas a los demás lectores.

Este es un reto literario que consta de tres fases, y que las explica con claridad meridiana en la entrada correspondiente que publicó en su blog, y que se puede curiosear en este enlace.


Las tres novelas que propongo son:


-La edad de oro, de Wang Xiaobo: Es una novela corta en la que el escritor chino Wangs Xiaobo refleja con un estilo sencillo y directo, en el que se percibe una total irreverencia, un relato distendido y envolvente. Rememora el tiempo que pasó destinado en una brigada de trabajo en una provincia fronteriza china, durante la mal llamada Revolución Cultural. 

-El infiltrado, de Marta Querol:  Es un thriller paranormal muy original, en el que el lector no es consciente de que se encuentra con esos ingredientes sobrenaturales, porque son descritos con total naturalidad y realismo. El lector tiene una información más directa que los personajes, por lo que es un gran atractivo para saber qué sucede en Arlodia desde un misterioso y encantador viajero altera la apacible existencia de los lugareños. 

-Todo a un tiempo, de Sara Mañero: Sara Mañero construye una historia con una prosa impecable, clara y cautivadora. El lector disfrutará con las vivencias de Juan García y la joven historiadora a la que contrata, Inés, para esclarecer el robo del volumen central del Dioscórides. Es un relato en el que la autora despliega una vibrante polifonía donde se entrecruzan las vivencias de Juan García e Inés con los avatares sufridos por el manuscrito, y en el que la que la incursión de los protagonistas en el pasado les aboca a afrontar su propia realidad, con un desenlace inesperado, pero que le confiere un gran colofón a la novela. 


 Mis libros: 


1.- El cementerio de los ingleses, de Ricardo Alía


2.-


3.-




viernes, 14 de enero de 2022

Balance final V Edición Reto Nos gustan los clásicos.

 








 

A continuación doy a conocer el balance final de los clásicos leídos y reseñados a lo largo de 2021 de quienes participamos en la V Edición del reto Nos gustan los clásicos. Un balance muy satisfactorio en líneas generales, con varios participantes que nos sacan una ventaja muy considerable en relación a quienes nos mantenemos en torno a la orquilla obligatoria. 

 Sólo contabilizo los que se relacionan en la entrada que publicó cada participante, pero si está direccionada a la reseña; de no ser así, no computa como válido. Quienes comprueben que les falta alguna reseña por direccionar tienen hasta el miércoles, día 19 de enero, a las 23:59 h para direccionarlas y comunicarme la rectificación.

Si algún participante  comprueba que no figura en esta lista, ruego me lo comunique para añadirle y pido disculpas de antemano por no haberlo tenido en cuenta a la hora de hacer el balance final. 

Nota:  En el blog de M. J. Ruiz figura que tiene 28 leídos y reseñados en Goodreads: hay alguno que no está direccionado.  Para subsanar los no direccionados tienes el mismo plazo que el que establezco en el segundo párrafo de esta entrada. 

Muchísimas gracias a todos  por vuestra participación (no acostumbro a utilizar el lenguaje inclusivo). La 6ª edición de este reto ya está activada.


Participantes

Blog

Nº Libros

Mar

Leyendo con Mar

33

Carmen CG

Libros en mi biblioteca 

2

Ful Navalón

1000 y un libros y reseñas

7

Inquilinas Netherfield

Las inquilinas de Netherfield 49

Shorby

Loca por incordiaR 

4

Ajenjo

Licor de ajenjo 

4

Senyoreta Buncle

Senyoreta Buncle 

31

Juan Carlos

El blog de Juan Carlos 

9

Undine von Reinecke

Las lecturas de Undine 

43

Margari

Mis lecturas y más cositas

11

Marta Navarro

 Cuentos vagabundos

27

K

Estrellas en sus ojos 

8

Laky

 Libros que hay que leer

3

Rocío

 Mis apuntes de lectura

7

Rhodea Blason

 Rhodea Blason


M. J. Ruiz

Eleeabooks

28

Francisco

Un lector indiscreto 

9