martes, 17 de mayo de 2022

La otra orilla, de Elena Moya.

 











Datos técnicos:



Título: La otra orilla.

Autora: Elena Moya.

Editorial: Suma de Letras (Grupo Pengüin Random House).

1ª edición: Noviembre/2021.

Encuadernación: Tapa blanda con solapas.

ISBN: 978-84-9129-219-7.

Idioma: Español.

Nº pág.: 472.



Sinopsis:



Isla de Buda, Delta del Ebro, 1961, Asun es una niña de once años llena de aspiraciones y de sueños a la que le encanta aprender en la escuela del maestro Isidre. Sus padres, Mariano y Remedios, trabajan en los arrozales de la familia Pons, los propietarios de la isla. Asun es consciente de que la relación de su madre con los señores, en especial con el señorito Max, está teñida de silencio y de forma casual descubre que su madre fue dueña de algunas de esas tierras. Todo cambia para ella con la muerte inesperada de Remedios. Su padre decide que empiece a servir en la masía de los Pons, pero la pequeña no está dispuesta a asumir el destino que su condición le tiene reservado; ella aspira a más y gracias una bicicleta prestada, a su ingenio y a una fuerte determinación se convierte en una de las empresarias de mayor éxito de la zona. No obstante, tendrá que enfrentarse a los fantasmas del pasado para proteger aquello por lo que tanto ha luchado.

Después del éxito de sus anteriores novelas Elena Moya regresa con una historia de afectos y de sueños, de clases sociales, de lucha y voluntad que conecta un pasado marcado por la guerra y las dos Españas con un futuro esperanzador en el que las mujeres son las nuevas protagonistas.





Opinión Personal:





Me atrajo mucho la sinopsis de la novela La otra orilla, de la escritora tarraconense afincada en Londres, Elena Moya, y para su lectura me convenció la reseña que publicó nuestro compañero Ful Navalón en su blog, 1000 y un libros y reseñas (reseña). Quienes disfruten con historias en las que están muy presentes los secretos familiares y y los conflictos que se generan entre miembros de dos familias enfrentadas en el tiempo, tienen en La otra orilla una trama que les va a mantener muy entretenidos a lo largo de los 43 capítulos en los que se estructura. Sin duda alguna, Asun Nomen es la protagonista indiscutible que no deja indiferente al lector por la determinación que tiene para afrontar los retos que se marca y la lucha contra el destino que la acompaña desde la cuna. Un destino que les ata a ella y su familia a la servidumbre de los Pons, los propietarios de la isla de Buda. Desde niña siente el firme deseo de que su familia deje atrás esa dura vida y disfrute de una independencia y libertad por la que luchará a lo largo de su ciclo vital.

(Isla de Buda-Delta del Ebro-Tarragona)
Elena Moya es muy consciente de cómo dosificar la información que ofrece al lector, tanto a través del narrador omnisciente como de los diálogos entre los personajes. Incluso la virulencia de varios enfrentamientos dialécticos entre miembros de ambas familias me provocó temor y preocupación por la integridad física de alguno de ellos, lo que originan episodios en los que la incertidumbre está muy presente. Episodios que desembocan en un hecho funesto, que no se aclarará hasta el último tramo de la novela, al igual que buena parte de los secretos familiares cuyos orígenes se remontan a la Guerra Civil Española. Con el paso de los capítulos, Asun recibirá información impactante de unos episodios cruentos y luctuosos, que perduran en la memoria de los habitantes de ambas orillas del Ebro. Unos episodios que indican que la tensión todavía existe, lo que origina que la protagonista se comprometa aún más para cumplir la promesa de tender un puente que cambie el espíritu de una difícil convivencia entre los habitantes del Delta del Ebro, y que incluso servirá para mejorar la economía de la comarca, como se podrá comprobar, una vez que éste sea una realidad.

Uno de los grandes atractivos de La otra orilla es la magnífica ambientación espacio temporal que refleja la autora a lo largo de los capítulos. Estoy seguro de que el lector estará muy pendiente de los maravillosos parajes que, de forma muy visual, describe el narrador omnisciente. Unos parajes que le llevan a conocer con detalle, aunque de forma clara y concisa, los distintos espacios por los que transitan los personajes, sobre todo en lo que se refiere a los espacios naturales de las islas de Buda y Gràcia, sin olvidarme de las poblaciones del Delta del Ebro o colindantes, porque también serán trascendentales en determinadas fases de la novela. Otro tanto sucede con sus viajes a Tortosa o Barcelona, ciudades a las que se desplaza para gestionar sus negocios y en las que, sobre todo cuando la democracia es una realidad en España, se fija en cómo la gente joven quiere llevar a la práctica un nuevo modo de vida que antes se miraba con mucho recelo, aunque Asun es consciente de que los habitantes del Delta del Ebro son todavía muy reacios a unos cambios que poco a poco se van haciendo realidad en la sociedad española. Sin duda alguna son las islas de Buda y Gràcia las que más atrajeron mi atención, no sólo por lo que ya comenté sobre sus parajes, sino por los cambios que se producen en ambas islas, dado el carácter emprendedor de la protagonista.

(Canal de Mitjorn-Isla de Buda-Tarragona)
Si La otra orilla tiene un gran atractivo por la ambientación espacio temporal, igual interés ofrecen los personajes que desfilan por sus páginas. Conforman un enlenco muy creíble, diría que cercanos y que parecen cobrar vida propia, porque esta fue la sensación que tuve a lo largo de los capítulos. Tienen una personalidad muy fuerte, moldeada por la idiosincrasia de quienes habitan en el Delta del Ebro, lo que origina que su forma de ver la vida sea un tanto diferente a quienes se acercan para conocer un paraje natural con la gran biodiversidad que tiene. A través de ellos refleja también la estructura social de esta comarca, por la relación de servidumbre entre los propietarios de los cultivos arroceros y los colonos que trabajan sus tierras. Con la llegada de la democracia, se percibe cómo esta relación de sumisión pierde arraigo, en la que también influye la aparición de una maquinaria que ofrece unas mejores prestaciones para el cultivo del arroz, lo que da lugar a que los habitantes de la isla de Buda empiecen a abandonarla para encontrar un futuro más estable en sus economías, como lo podrá comprobar el lector a medida que se suceden los capítulos.

Si bien Asun Nomen es la protagonista indiscutible de esta novela, está escoltada por un abanico de personajes secundarios que conforman un elenco muy interesante, entre los que sobresalen las tres generaciones de la familia Pons y de los Nomen. En mi modesta opinión, entiendo que los hechos que tienen una mayor trascendencia en la vida de Asun originan un efecto dominó, porque otros personajes se sienten muy afectados de forma directa o indirecta por las decisiones que toma como empresaria o en su plano más personal. Estuve muy pendiente de los episodios que protagonizan los miembros de ambas familias, no sólo por lo que ya comenté en el segundo párrafo de esta reseña, sino también por el papel que desempeña la  propietaria de la isla de Gràcia. A medida que se le revelan los secretos que están relacionados sobre todo con el pasado de su madre, descubre que fue propietaria de las tierras que ahora son propiedad de los Pons, como adelanta la sinopsis, está decidida a restituir el buen nombre de su progenitora y recuperar lo que le pertenece, pese a que es consciente de las consecuencias que puedan derivarse de la firme determinación que toma para recuperarlas. Pero junto a los miembros de ambas familias hay otros personajes que atrajeron mucho mi atención, como el papel que desempeña Isidre, el maestro, tanto en su formación como en su labor como emprendedora; o el de Ramona, quien desempeña un papel relevante en el último tramo de la novela. Aunque tampoco me olvido de la presencia de Antonia, la presidente de la Caja Agrícola, que la ayudó en sus momentos más difíciles como empresaria, o el Pitu, su amigo de la infancia y pescador, que le presta su bicicleta para hacer realidad sus primeros proyectos laborales y cuya amistad perdura a lo largo de los años.

(Isla de Gràcia-Delta del Ebro-Tarragona)

Me gustó mucho La otra orilla, tanto por el estilo narrativo de la autora, sencillo pero muy cercano y envolvente, como por la trama muy atractiva que se desarrolla a lo largo de los 43 capítulos en los que se estructura. Una trama en la que la mujer desempeña un papel muy destacado, y en la que los secretos familiares están muy presentes. Unos secretos familiares que se dosifican de tal forma que la intriga incita a estar muy pendiente de lo que sucede a lo largo de los capítulos, en los que se refleja la tensión que se vive en el Delta del Ebro entre propietarios y colonos. Un Delta en el que todavía pervive los ecos de la Guerra Civil Española, en unos hechos que se relatan en varias fases de la trama, y que sirven para aclarar las disputas entre dos familias, así como entre los habitantes de ambas orillas del río. Asun reflexiona sobre esos enfrentamientos y el papel que desempeña alguno de los miembros de su familia en las disputas entre los Pons y los Nomen. El narrador omnisciente refleja en su relato la determinación y el empuje de Asun Nomen, porque es consciente de que el destino de su familia necesita un cambio que los lastre de la servidumbre que los ata a los propietarios de la isla de Buda, aunque para ello tome algunas decisiones que tambaleen los cimientos de su estabilidad económica y emocional, si bien es consciente de que la determinación que posee la ayudan a levantarse de nuevo.




Biografía:




Elena Moya nació y creció en Tarragona. Tras licenciarse en Periodismo en la Universidad de
Navarra, trabajó en El Periódico de Catalunya y obtuvo una beca Fulbright para realizar un máster en Periodismo Financiero en Estados Unidos. En 1998, Elena se estableció en Londres como periodista financiera, trabajando para las agencias de noticias Bloomberg y Reuters, y luego en el periódico The Guardian. También realizó una diplomatura en Creative Writing en el Birkbeck College, de la Universidad de Londres.

Desde el 2012, escribe informes financieros para gestoras de fondos de inversión. Los olivos de Belchite, su primera novela, triunfó en España y Reino Unido con apariciones en varios medios y excelentes críticas. La maestra republicana, su segundo trabajo, conquistó a los lectores y fue otro éxito de ventas. Su tercera novela, La candidata, también gozo de una estupenda acogida. Ferviente viajera y aficionada y jugadora de fútbol, Elena vive en el norte de Londres. La otra orilla es su cuarta novela.



Nota: Datos técnicos, sinopsis y biografía de la autora tomados de Penguinlibros. Fotografía de la autora tomada de la web del diario El Periódico. Imagen Isla de Buda, en Tarragona, tomada de la web del diario La Vanguardia. Imagen del Canal de Mitjorn tomado de la web tomada de la web Guía Repsol. Imagen de la Isla de Gràcia tomada de la web Enciclopèdia.cat. 

lunes, 16 de mayo de 2022

Lectura semana 20/2022: El linaje maldito, de Rafaela Cano.

 









En esta tercera semana del mes de mayo le toca el turno a la novela de ficción histórica El linaje maldito, de Rafaela Cano




Sinopsis: 



La infanta María de Avís, la mujer más rica de Portugal, agoniza en Lisboa. Mientras llega su última hora, rememora su vida, una sucesión de intrigas palaciegas y políticas que frustraron uno tras otro sus compromisos matrimoniales y, sobre todo, su gran historia de amor.

Lejos de allí, en el poderoso monasterio de Santa María de Flor da Rosa, se producen varios crímenes. Las investigaciones de fray Atilio los relacionarán con la muerte de una joven herbolaria y el nacimiento de una niña con una marca en forma de mariposa. Esa criatura crecerá con la familia de un médico judío perseguido por la Inquisición, y tiempo después se convertirá en la brillante ayudante de Nuno, el boticario, hasta que un Avís se cruce en su camino.

El linaje maldito es un vívido relato sembrado de traición y luchas de poder, de amores prohibidos y muertes misteriosas. Una novela sobre el destino de mujeres nobles y de mujeres humildes, instrumentos todas ellas en manos de los poderosos (528 pág., tapa blanda con solapas).

miércoles, 11 de mayo de 2022

Reseña El clavo, de Pedro Antonio de Alarcón.

 











Datos técnicos:



Título: El clavo.

Autor: Pedro Antonio de Alarcón.

Editorial: Brugera Joven. Ediciones íntegras e ilustradas.

1ª edición: marzo/1982.

Edición original: 1853.

Encuadernación: Tapa dura.

ISBN: 84-02-08669-1.

Idioma: Español.

Nº pág.: 76.




Argumento:




El clavo es un cuento o novela breve de tema policíaco escrito por Pedro Antonio de Alarcón, basado en una causa real que circulaba en periódicos y revistas de la España decimonónica. Publicada en 1853, se reeditó en 1856, y la versión definitiva, que contiene algunas variaciones importantes, en 1880. En 1881 se publicó dentro de la colección de Cuentos amatorios del autor. Se considera el primer antecedente del género policíaco en España.

Felipe, el narrador de la historia, conoce a una misteriosa y bella dama en un viaje en diligencia durante el otoño de 1884. Dos meses después se reúne en Córdoba con su amigo, el juez Joaquín Zarco, al que encuentra en un estado melancólico, debido a un episodio amoroso que resultó fracasado. Joaquín cuenta a su amigo su enamoramiento fulminante de una hermosa viuda llamada Blanca, a la que conoció en Sevilla durante un permiso, y con la que se prometió en matrimonio tras mucho insistir, ya que ella se resistía tenazmente.

Durante un paseo por el cementerio, los dos amigos encuentran una calavera que les llama la atención, ya que contiene un clavo. Joaquín sospecha de un asesinato y comienza a investigar, descubriendo que la calavera pertenece a Alfonso Gutiérrez, recientemente fallecido.




Opinión Personal:




De nuevo me acerco a la narrativa del escritor guadijeño Pedro Antonio de Alarcón. En 2020 releí y reseñé en este blog la que se considera su obra maestra, El sombrero de tres picos (reseña). Hoy comparto mis impresiones sobre uno de sus mejores cuentos, al que se señala como la primera obra de la narrativa policíaca en España, El clavo. Si en El sombrero de tres picos me encontré con una lectura entretenida, con situaciones de enredo que, cuando menos, levantan una sonrisa, en El clavo el autor ofrece un relato muy solvente y magníficamente construido.

Al igual que me sucedió con El sombrero de tres picos, me encontré muy cómodo durante la lectura de El clavo. Alarcón planifica y desarrolla un relato o novela corta que mantiene el interés del lector por todo lo que sucede a lo largo de los 16 capítulos cortos titulados en los que se estructura el desarrollo de la trama. El relato tiene un carácter moralizante que se refleja en el capítulo 17, y que se puede tomar como el epílogo. El lector se encontrará con una trama en la que el autor conjuga, diría que con maestría, varios géneros literarios. A lo largo de los capítulos, se suceden escenas costumbristas propias de la época, que se entrecruzan con las que tienen influencia del romanticismo —diría que de corte góticoy otras de corte policial (más bien detectivescas), a las que acompañan las de carácter judicial, de las que estará muy pendiente, ante el incierto desenlace que  le espera, tal y como se suceden los episodios.

Todo empieza una noche del otoño de 1944, cuando el narrador y nexo de este relato, y amigo del juez Zarco, toma la diligencia de Granada a Málaga. El narrador se queda prendado de la misteriosa pasajera que le acompaña en el viaje, pero una vez llegados a destino, sus caminos se separan. El día de Todos los Santos de ese mismo año se traslada a un pueblo de Córdoba, cabeza de partido de esta provincia, para visitar a su amigo el juez Joaquín Zarco, a quien hace ya unos años que no ve. Al narrador le sorprende el estado melancólico en el que se encuentra su buen amigo, y le pide que le cuente la historia que provocó semejante estado anímico, que se la relata mientras emprenden la pertinente visita al cementerio. El magistrado le detalla el encuentro que tuvo en la fonda en la que se hospedaba en Sevilla con una hermosa mujer que se llamaba Blanca. Ya en el cementerio, Zarco se fija en una calavera que se encuentra en el osario del camposanto que, para su sorpresa, está taladrada por un clavo. Decide realizar las investigaciones pertinentes para localizar al culpable o culpables de cometer un crimen que iba a quedar impune, si no fuera por la circunstancia de encontrarse ese día en el cementerio. Sin duda alguna, Pedro Antonio de Alarcón consigue que el lector esté muy pendiente de cómo desgrana la historia, sobre todo desde el macabro hallazgo en el camposanto, así como de la relación que mantiene la misteriosa mujer con los dos amigos.   

El clavo es un relato que mantiene el interés por todo lo que sucede a lo largo de los 16 capítulos cortos titulados, más el capítulo final en el que el autor expone la moraleja que sirve de lección para la vida cotidiana, y que Pedro Antonio de Alarcón refleja a través de la historia que relata Felipe en primera persona. Me entusiasmó y sorprendió el desenlace, por la incertidumbre que hay en las páginas que lo conforman, y que me mantuvieron muy en vilo hasta la última líneaSin duda alguna, es un desenlace que supone un gran colofón a una historia en la que el juez Joaquín Zarco y la causante de su melancolía llevan el peso de la tramaEn este sentido, diría que Alarcón supo cómo focalizar la atención del lector en el personaje femenino, por el misterio que la rodea, y la intriga que genera su puesta en escena. Una intriga que se incrementa a medida que el desenlace está próximo, con el aliciente añadido de conocer la verdadera identidad de este personaje. Me gustó mucho este relato, que se lee de una sentada. El estilo narrativo sencillo del autor, sobrio, permite que el lector se acerque con facilidad al contenido del relato, de tal forma que logró que en todo momento estuviera muy pendiente del desarrollo de la trama.




Biografía:




(Guadix, España, 1833 - Madrid, 1891) Novelista español. De ideas anticlericales y antimonárquicas durante su juventud, la carrera literaria de Pedro Antonio de Alarcón en Madrid no tuvo éxito en un principio, por lo cual regresó a Granada, desde donde se mantuvo activo, sin embargo, en las intrigas políticas de su época.

Alarcón fue director del periódico satírico El Látigo, y posteriormente participó en la guerra de África, experiencia que recogió en Diario de un testigo de la guerra de África (1859). Más tarde realizó un viaje a Italia, del que saldría su segunda obra documental, De Madrid a Nápoles. A su vuelta experimentó un giro hacia una postura católica y conservadora, a la vez que iniciaba su carrera como novelista con una serie de narraciones breves, de las que sobresale El sombrero de tres picos (1874). Entre las mejores novelas de su producción se hallan El escándalo (1875), El niño de la bola (1878) y La pródiga (1880). Aunque su figura ha quedado oscurecida por la inmensa talla de los grandes novelistas del periodo (Benito Pérez Galdós, Leopoldo Alas «Clarín» o Juan Valera), la crítica coincide en subrayar el innegable valor literario de su narrativa.


Nota: Datos técnicos tomados del libro El clavo y otros relatos, al igual que las dos fotografías que acompañan al cuerpo de la reseña.  Argumento tomado de Wikipedia, al igual que la fotografía del autor. Biografía de Alarcón tomada de la web Biografías y vidas. 


lunes, 9 de mayo de 2022

Lectura de la semana 19/2022: La otra orilla, de Elena Moya.

 









Comenzamos la segunda semana del mes de mayo. En lo que a lecturas se refiere, le toca el turno a La otra orilla, de Elena Moya



Sinopsis: 


Isla de Buda, Delta del Ebro, 1961, Asun es una niña de once años llena de aspiraciones y de sueños a la que le encanta aprender en la escuela del maestro Isidre. Sus padres, Mariano y Remedios, trabajan en los arrozales de la familia Pons, los propietarios de la isla. Asun es consciente de que la relación de su madre con los señores, en especial con el señorito Max, está teñida de silencio y de forma casual descubre que su madre fue dueña de algunas de esas tierras. Todo cambia para ella con la muerte inesperada de Remedios. Su padre decide que empiece a servir en la masía de los Pons, pero la pequeña no está dispuesta a asumir el destino que su condición le tiene reservado; ella aspira a más y gracias una bicicleta prestada, a su ingenio y a una fuerte determinación se convierte en una de las empresarias de mayor éxito de la zona. No obstante, tendrá que enfrentarse a los fantasmas del pasado para proteger aquello por lo que tanto ha luchado.

Después del éxito de sus anteriores novelas Elena Moya regresa con una historia de afectos y de sueños, de clases sociales, de lucha y voluntad que conecta un pasado marcado por la guerra y las dos Españas con un futuro esperanzador en el que las mujeres son las nuevas protagonistas (472 pág, tapa blanda con solapas).


miércoles, 4 de mayo de 2022

Libros leídos y reseñados en...abril/2002.

 









Allá se nos fue el mes de abril. En esta cuarto mes del año, han sido un total de cinco los libros leídos y cinco los reseñados



Libros leídos: 


                                                             

     
                                        


                   

   

                                                      
                                                    

                 


Libros reseñados        




-Perdedores, de Anabel Rodríguez Sánchez    


-Tierras de niebla y miel, de Marta Abelló


-Desconfía, de Jon Arretxe.


-Centinela de los sueños, de Emilio Lara.


-Y si aparece, de Salvador Navarro




Avance retos literarios: 



-Reto VI Edición Nos gustan los clásicos:  (3/8) (38%). Sin avance. 


-Reto Autores de la A a la Z (2022): (10/24 y 1 opcional) (42%) (+2). Añado L y N.   


-Reto 25 españoles (2022): (16/25) (64%) +5.


-Reto Leemos España provincia a provincia (ed. 2022):  (10/52) (+2). Añado Madrid y Málaga.


-Reto Serendipia recomienda: (1/3) (33%) Sin avance. 




                          

           
  


                     
 
                            
                                                             
  
     




                     

lunes, 2 de mayo de 2022

Lectura semana 18/2022: El clavo, de Pedro Antonio de Alarcón.

 








Comenzamos la primera semana del mes de mayo. Empiezo este mes con un nuevo clásico: El clavo, de Pedro Antonio de Alarcón






Argumento: 


El clavo es un cuento o novela breve de tema policíaco escrito por Pedro Antonio de Alarcón, basado en una causa real que circulaba en periódicos y revistas de la España decimonónica. Publicada en 1853, se reeditó en 1856, y la versión definitiva, que contiene algunas variaciones importantes, en 1880. En 1881 se publicó dentro de la colección de Cuentos amatorios del autor. Se considera el primer antecedente del género policiaco en España.

Felipe, el narrador de la historia, conoce a una misteriosa y bella dama en un viaje en diligencia durante el otoño de 1884. Dos meses después se reúne en Córdoba con su amigo, el juez Joaquín Zarco, al que encuentra en un estado melancólico, debido a un episodio amoroso que resultó fracasado. Joaquín cuenta a su amigo su enamoramiento fulminante de una hermosa viuda llamada Blanca, a la que conoció en Sevilla durante un permiso, y con la que se prometió en matrimonio tras mucho insistir, ya que ella se resistía tenazmente. Como el juez tenía asuntos pendientes en su juzgado, se dieron un plazo de un mes para la boda y se separaron. Dada su impaciencia, Joaquín arregló rápidamente sus asuntos y volvió a Sevilla a los 15 días, encontrando que no había huellas de su enamorada, por lo que rompió el compromiso y volvió despechado a Córdoba.

Durante un paseo por el cementerio, los dos amigos encuentran una calavera que les llama la atención, ya que contiene un clavo. Joaquín sospecha de un asesinato y comienza a investigar, descubriendo que la calavera pertenece a Alfonso Gutiérrez, recientemente fallecido. Como la esposa, Gabriela Zahara, fue la única persona que asistió al difunto en su muerte, se convierte en la principal sospechosa, por lo que dicta su detención, pero ella desaparece (76 pág., tapa dura).


viernes, 29 de abril de 2022

Y si aparece, de Salvador Navarro.

 











Datos técnicos:




Título: Y si aparece.

Autor: Salvador Navarro.

Editorial: Autoeditado Amazon (enlace).

1ª edición: Octubre/2021.

Encuadernación: Tapa dura.

ISBN: ‎ 979-8751917135.

Idioma: Español.

Nº pág.: 282.

 

Precio:    8 € en ebook.

               21,94 en tapa dura.

               16,95 en tapa blanda. 




Sinopsis:




Lara triunfa en la capital inglesa con la energía de sus veinte años y el mundo por descubrir tras pasar la adolescencia cuidando a sus padres en un pueblo valenciano. Maxi se une a esa ola de vitalidad, y no dudan en compartir piso el mismo día en el que se conocen. Así transcurre un año delicioso.


Cuando él emprende un viaje urgente a Sevilla, ninguno de los dos es consciente de que Maxi no volverá.


¿Qué ha sucedido? ¿Por qué no puede dar con él? Lara se encuentra perdida, sin comprender los acontecimientos, hasta que descubre que está embarazada.


El consuelo del olvido se rompe cuando, tiempo después, en un momento en que ella ha empezado a curar sus heridas, recibe un mensaje de Maxi, y es entonces cuando se entera de que está aquejado de una enfermedad grave que lo incapacita.


Noqueada, comparte la noticia del futuro hijo, pero él ha sido trasladado a Estados Unidos y la comunicación vuelve a cortarse.


A pesar del dolor, el tiempo pasa de nuevo, y Lara construye una vida de éxito en Londres, sin perder un fino hilo de comunicación con un Maxi enfermo que, tras recibir con entusiasmo su paternidad, sus problemas de salud le impiden conocerlo. Ese hilo termina por romperse.

Veinte años más tarde, ya de regreso en España, en un encuentro ocasional, Lara ve una foto actual del padre de su hijo, de Maxi, entre las estanterías del apartamento de su amante. Muestra en la imagen un aspecto saludable y sonriente.


Es entonces cuando Lara decide saber de una vez por todas qué pasó, y emprende la búsqueda del hombre al que amó.




Opinión Personal:




Y si aparece es la última novela publicada por Salvador Navarro (Sevilla, 1967), que en esta ocasión se decanta por la edición digital en Amazon. El lector se encontrará con una historia muy diferente a las que se desarrollan en El hombre que ya no soy (reseña) y Nunca sabrás quien fui (reseña), las dos obras de este escritor sevillano que leí y reseñé en este blog. Estoy seguro de que, quienes leímos alguno de sus trabajos literarios, tenemos muy claro que les une su estilo narrativo, por muy diferente que sea la temática que aborda en cada una de ellas, o el género literario en el que se encuadren. Y es que creo que estamos ante un autor que tiene muy claro cómo contar una historia y atraer al lector para que esté muy pendiente de todo lo que sucede a lo largo del desarrollo de la trama, porque siempre nos sorprenderá con giros que nos dejan con la boca abierta. Unos giros que, sin embargo, tiene muy claro el momento en el que debe sorprender al lector para que mantenga vivo el interés por lo que le espera en los siguientes capítulos, en los que se van aclarando las dudas que le intrigan, e incluso le sorprende con desenlaces inesperados. En mi modesta opinión, diría que estos giros son un sello muy personal del escritor sevillano, consciente de que tiene en ellos un gran aliado para que no decaiga el interés por el relato, pero que convencen al lector tras las explicaciones que ofrece la voz narrativa de turno o los diálogos entre los personajes que, de un modo u otro, guardan relación con estos vuelcos narrativos. Otro rasgo común en sus obras el estilo muy directo y sin rodeos de la voz narrativa de turno, por lo que le confiere ritmo ágil a la lectura, a la par que adictivo, muy unido a lo que ya comenté sobre los giros narrativos.

(Canary Wharf-Londres)
Pese a que el desarrollo de la trama tiene un ritmo muy ágil y su lectura es amena y adictiva, el lector tendrá que estar muy pendiente de todas las fichas que componen un puzle muy complejo. Sin duda alguna, el autor planificó y desarrolló la historia que relata un narrador omnisciente de tal forma que se siente obligado a prestar mucha atención para poder ordenarlas todas y construir la figura que conforman. Esta es la sensación que tuve en todo momento desde que leí las primeras líneas de Y si aparece, porque los saltos temporales se alternan de tal forma que tuve la sensación de que Salvador Navarro quería jugar al despiste y mantener esta sensación de duda desde que Lara, en un encuentro ocasional, ve una foto actual del padre de su hijo, de Maxi, entre las estanterías del apartamento de su amante, como adelanta la sinopsis. Al fijarse en el personaje que ve en esa instantánea le hacen dudar sobre la grave enfermedad que lo aqueja e incapacita, decide saber de una vez por todas qué pasó, y emprende la búsqueda del hombre al que amó.

La trama de Y si aparece transcurre a caballo entre Sevilla y Londres es muy dinámica. El desarrollo se estructura en capítulos cortos, si bien no numerados, aunque son las fechas que los encabezan las que advierten los saltos temporales que se suceden. Si bien la subtrama que se desarrolla en la ciudad del Guadalquivir transcurre en 2019, la que tiene lugar en la capital británica comienza en el año 1999, sucediéndose en modo alterno los capítulos que se desarrollan en ambas ciudades. Una trama que, como comenta Marisa en la entrada que publica en su blog Lecturápolis sobre la presentación de esta novela, parte de un hecho real y, a partir de ahí, el autor construye una historia que bien pudo haber sucedido tal y como la relata el narrador omnisciente porque, como sucede en sus novelas, todas ellas están cargadas de una gran dosis de realismo. A partir de esa foto el lector recibe información muy dosificada de los dos destinos de Lara, una vez que decide marcharse de Valencia, al encontrarse sola tras fallecer sus padres, porque la tuvieron ya mayores. Al mismo tiempo, tiene una información mucho más directa que la que reciben los personajes, por lo que parte con ventaja, y le incita a estar muy pendiente ante las reacciones de los implicados en descubrir todo lo que se esconde tras este misterio. Un misterio que, en mi caso, derivó en una serie de preguntas, porque no tenía muy claro si, pese a las investigaciones que se realizan, todo lo que se decía sobre Maxi era cierto. Salvador Navarro planifica una novela romántica de misterio, aunque diría que no es romántica al uso, porque no sólo trata sobre el amor de pareja, sino también sobre el amor en el sentido más amplio de la palabra. La intriga está también muy presente, así como rasgos intimistas y diría también que elementos que se pueden definir como detectivescos. Si bien, como digo en estos casos, prefiero que sea el lector quien confirme si son acertadas estas apreciaciones mías.

(Plaza del Museo-Sevilla)
Si bien la sinopsis hace referencia al éxito que tiene Lara en Londres con la energía de sus veinte años, diría que de nuevo estamos ante una novela coral más de Salvador Navarro. En mi modesta opinión, entiendo que todos los personajes tienen un papel destacado a lo largo de los capítulos, e incluso me atrevería a afirmar que sus actos originan un efecto dominó: en Sevilla, por el vínculo que se forma entre los que participan en las decisiones que se toman sobre la búsqueda del padre de Abel. En Londres, por las decisiones que toma Lara, tanto en su vida personal como laboral, porque lo que más le preocupa es que su hijo salga adelante, tras el parto difícil que tuvo y las consecuencias que por ello sufrió el bebé. El lector se encontrará con unos personajes complejos, de los que estará muy pendiente, tanto por el entorno social del que provienen, como por las relaciones que mantienen entre ellos. Me gustó mucho el papel que los diferentes personajes femeninos desempeñan en la novela, en el que se encontrará con distintos perfiles, a los que me acabo de referir, entre las que destaco la singular Reyes, tanto por el corazón que tiene como por el desparpajo que muestra en las relaciones con los personajes, a los que, cuando se tercia la ocasión, siempre pone por delante el barrio sevillano del que procede, Torreblanca, o Merche, la casera de Lara, quien atrajo mi atención por su forma de proceder en algunos episodios. Aunque tampoco me olvido de los hombres que pasan por la vida de Lara en ambas ciudades, siendo el librero Pablo y el lituano Andrius los que más atrajeron mi atención y, por supuesto, la evolución de su hijo Abel.

Me gustó mucho Y si aparece. Como ya comenté en la reseña, si bien es una novela distinta a las anteriores en construcción y extensión, tiene unos ingredientes muy atractivos a los que le saca mucho jugo, por lo que el lector tiene que estar muy pendiente de lo que sucede en los capítulos que la conforman. Su ritmo de lectura es muy ágil, porque dominan con diferencia los diálogos frente a las descripciones, incluso diría que en algunas fases incluidas a modo de acotaciones entre los diálogos. Unos diálogos que me gustaron mucho, porque para mi fueron el gran atractivo de la novela, ya que es a través de ellos cómo va conociendo el lector los rasgos físicos y psicológicos de los personajes, e incluso las reflexiones que hacen en torno a los episodios que les afectan, ya sea de forma directa o indirecta. Unos personajes que nos invitan a acompañarlos por las localizaciones que transitan,tanto de Londres como de Sevilla, y que Salvador Navarro elije con celo para que surtan el efecto deseado en los episodios que protagonizan. En mi modesta opinión, diría que hay ciertos componentes clásicos en la novela: el lector recibe una información más directa que los personajes en lo que se refiere a la búsqueda de hombre que amó Lara, el hecho de que predominan los espacios cerrados en las escenas trascendentales de la novela, e incluso diría que también en la particular investigación que realizan Reyes y Pablo, por los peculiares métodos deductivos que utilizan.



Biografía:




Soy un sevillano del 67 que tuvo el privilegio de nacer en una familia que le quiso y le dio oportunidades de ser quien es hoy, un hombre que se gana la vida trabajando como ingeniero para la Renault, felizmente casado y con la suerte de haber podido cumplir sus sueños de progresar año tras año como novelista. Con Algaida he publicado las tres últimas novelas (Huyendo de mí, El hombre que ya no soy y Nunca sabrás quién fui). Algaida también reeditó No te supe perder, finalista del XIX Premio de novela Luis Berenguer, tras llevarse a la gran pantalla. Antes había publicado una novela intimista, Andrea no está loca, y otras dos de juventud, Rosa.0 y Eres lo único que tengo, niña. Con 100 pulsaciones entro en el terreno de la no ficción, en el que me muevo cada día con más libertad. Gracias por confiar en mí.


Nota: Datos técnicos,  biografía y fotografía de Salvador Navarro, tomados de Amazon. Sinopsis tomada de la web de Babelio.  Imagen de Canary Warhf, en Londres, tomada de Wikipedia. Imagen de la Plaza del Museo, en Sevilla, tomada de la web del diario ABC de Sevilla.







miércoles, 27 de abril de 2022

Centinela de los sueños, de Emilio Lara.

 










Datos técnicos: 




Título: Centinela de los sueños.

Autor: Emilio Lara.

Editorial: Edhasa.

1ª edición: Abril/2021.

Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta.

ISBN: 978-84-350-6368-5.

Idioma: Español.

Nº pág.: 432.



Sinopsis:



Londres, 1939. La guerra aún no ha estallado, pero la ciudad amanece día tras día sembrada de pequeños cadáveres. El miedo se extiende, y los consejos del gobierno para conducir a las mascotas a un sueño eterno están siendo atendidos: miles de perros son sacrificados.

Pronto llegan los simulacros de bombardeos y los racionamientos, las huidas al campo de las clases adineradas, el discurso del rey tartamudo y los planes de resistencia del primer ministro Winston Churchill; y también las conspiraciones del duque de Windsor y su esposa, Wallis Simpson, para volver al trono mediante un pacto con Hitler… Entretanto, la vida sigue.

Ésta es la historia de Duncan, un heroico fox terrier, y de su dueño, Jimmy, el muchacho empeñado en salvar a su perro de la muerte. Pero también la de Maureen, reportera del Daily Mirror, y Scott, viudo y padre del joven Jimmy. Y de muchos más. Cuando estalla la batalla de Inglaterra, cuando caen las primeras bombas a finales del verano de 1940, cada vida cuenta, y cada una de ellas tiene un destino que cumplir.

Con gran maestría y pulso narrativo, Emilio Lara nos adentra en una historia tan desconocida como subyugante en la que, entre el caos, el miedo, las llamas y los gritos, destaca el alma del ser humano, en su más pura esencia. El amor, la valentía y la conciencia envuelven a este Centinela de los sueños. Porque hay momentos en la historia en que es más fácil matar a un hombre que a un perro.



Opinión Personal:



La primera novela que leí y reseñé en este blog del escritor jienense Emilio Lara fue Tiempos de esperanza (reseña), con la que se alzó ganador del II Premio Edhasa de Narrativas Históricas. La trama de Tiempos de esperanza gira en torno a una historia que supongo es desconocida por la mayoría de quienes disfrutan con la novela histórica, porque tiene como punto de partida la que se conoce como la cruzada de los niños, ue en el año 1212 es conducida por el pastorcillo Esteban de Cloyes, cuyo objetivo es liberar Jerusalén con la única arma de la fuerza de la fe. Pero si me gustó la novela que menciono en la primera línea de este párrafo, me encantó su última novela, Centinela de los sueños también editada por Edhasa, con una trama en la que las emociones y los sentimientos están muy presentes, porque no dejan indiferente al lector los episodios que suceden en los primeros capítulos, sobre todo a los que tenemos mascotas. Como adelanta la sinopsis, la guerra aún no ha estallado, pero la ciudad amanece día tras día sembrada de pequeños cadáveres. La declaración de guerra del Reino Unido a Alemania se presume muy próxima, por lo que el miedo se extiende y la población se resigna a aceptar los consejos del gobierno para conducir a las mascotas a lo que, eufemísticamente, llama un sueño eterno.

(Blitz-Londres-1940)

Para planificar y desarrollar Centinela de los sueños, el autor parte de una historia que le llamó mucho la atención tras leer un reportaje sobre el tema al que me refiero en el párrafo anterior. Las cartillas de racionamiento eran una realidad que se presumía muy próxima, por lo que el gobierno de Winston Churchill decidió esa tomar la drástica y dura medida para los ciudadanos. Sin embargo, otras medidas que se propusieron no pudieron llevarse a la práctica, sobre todo si intervenía directamente el rey Jorge VI para oponerse a su autorización. Unas medidas que le hacían sentirse muy afectado, sobre todo por el lado humano que había si pretendían reclamar algunos objetos muy personajes a los ciudadanos. Unos objetos con los que poder sufragar los gastos militares necesarios, para que el ejército británico pudiera hacer frente a las tropas de la Werhmatch, y en particular a los bombardeos que la Luftwaffe llevó a cabo en el reino Unido entre 1940 y 1941 durante la Segunda Guerra Mundial, conocidos por el término Blitz. Una afectación que sintió mucho fue la matanza de las mascotas, sobre todo desde que se enteró tras aparecer un artículo publicado por el diario londinense Daily Mirror.

Me gustó el enfoque que le dio el autor a la historia que relata un narrador omnisciente en esta novela que hoy reseño y, sin duda, recomiendo. A través de las 432 páginas que la conforman, el autor desarrolla una trama atractiva, y diría que muy fluida, sobre todo a medida que el desenlace está más cercano. Pese a que el Blitz tiene a la población en vilo, los británicos procuran seguir con su vida cotidiana, aunque siempre muy pendiente del sonido de las alarmas antiaéreas, porque tienen que buscar los refugios más próximos, conscientes de que los bombarderos alemanes no tardan en sobrevolar la ciudad del Támesis para sembrarla de destrucción y muerte. Una población que también tendrá su protagonismo en diversos organismos que se constituyen, tanto relacionados de una forma muy directa con las fuerzas armadas, caso de Bletchley Park, una mansión colorista en donde trabajaron multitud de mujeres en el descifrado de los códigos secretos alemanes, como la llamada Aid Raid Warden, de la que forman parte guardias, mensajeros, conductores de ambulancias, grupos de rescate y enlaces con la policía y los bomberos. A los grupos de rescate que acabo de mencionar se unió Duncan, el fox terrier de Jimmy, quien sería de los primeros perros en prestar este servicio. En este sentido, el lector estará muy pendiente de la labor para la que es reclutado, porque se sorprenderá en varios episodios con las interpretaciones que realizan quienes lo tienen a su cargo y lo que el animal quiere advertirles con su forma de actuar. Pero si encoge el corazón del lector la matanza de las mascotas, otro tanto sucede con la partida de muchos de los hijos de los londinenses a la campiña inglesa, para ponerlos a salvo del terror aéreo que se avecina.

(Lyons Corner House-Londres)
Junto a lo que acabo de comentar sobre el enfoque, destacaría la estructura que le confiere Emilio Lara a la novela. Diría que es una estructura muy elaborada, porque se percibe que quiere que la voz narrativa incite al lector a estar muy pendiente de lo que les sucede a los principales personajes a lo largo de los 92 capítulos en los que se desarrolla la trama. Unos capítulos muy dinámicos y de corta extensión porque el narrador omnisciente, como si de un reportero se tratara, pone el foco en aquellos puntos de Londres en los que suceden unos episodios que guardan relación con el devenir de los personajes a los que me acabo de referir en este párrafo. Una estructura en la que la trama tiene un desarrollo lineal: comienza en la ciudad del Támesis, el 2 de septiembre de 1939 hasta el 3 de noviembre de 1940 y finaliza, ya a modo de epílogo, en el Aeródromo de Tangmere, el 16 de agosto de 1944. Se encontrará en cada capítulo con episodios que atraen su atención, sobre todo si percibe que puede tener lugar algún giro que haga redoblar su interés ante lo que le pueda suceder a los personajes afectados por estos vuelcos narrativos, sobre todo si son consecuencia de las incursiones de los bombarderos nazis. Un dinamismo que ofrece una clara visión, diría que cinematográfica, del cambio que se origina en la fisonomía de la ciudad a consecuencia de los continuos bombardeos que sufre, porque las descripciones detalladas de forma clara y concisa ayudan a imaginarse las escenas que relata la voz narrativa.

Por las páginas de Centinela de los sueños transitan unos personajes bien perfilados, creíbles y muy cercanos, por lo ya comentado en el tercer párrafo de esta reseña. Unos son creados por la imaginación del autor y otros reales, quienes tuvieron una especial trascendencia en el devenir del Reino Unido en la Segunda Guerra Mundial. En este sentido, diría que Emilio Lara perfila el lado más humano de los históricos, en el que influye el conflicto bélico en el que está inmerso el país. Como siempre digo en estos casos, merece la pena disfrutar de la nota del autor, tanto en lo que se refiere a los hechos de los que parte la trama de esta novela, como al papel que desempeñan los personajes históricos de la época. En relación a lo que acabo de comentar, estuve muy pendiente de los duques de Windsor al inicio de esta contienda —el abdicado rey Eduardo VIII y su esposa Wallis Simpson—, por su conocida relación con los nazis, la presencia de Winston Churchill en varias fases de la trama, así como las decisiones que toma el rey Jorge VI y su esposa, una vez que el Reino Unido declara la guerra a la Alemania nazi, sin olvidarme de la entrevista que le hace la periodista Maureen Fitzsimmons a un vanidoso Charles de Gaulle. En cuanto a los personajes ficticios la voz narrativa pone el foco, sobre todo, en los que se mencionan en la sinopsis, porque sobre ellos recae el peso del desarrollo de la trama. El autor cuida con celo los perfiles de los personajes ficticios y la interrelación que mantienen a lo largo de los capítulos. Unos perfiles en los que tiene muy en cuenta algún rasgo cinematográfico que pueda definirlos a la hora de describir su fisonomía. En este sentido, la periodista del Dayly Mirror, Maureen Fitzsimmons, es la que más rasgos cinematográficos tiene de todos ellos: supongo que, quienes ya hayan leído esta novela, no tardarían en darse cuenta en qué personaje real se fija el autor para crear este ficticio. El lector estará también muy pendiente del ya mencionado Jimmy y la relación que mantiene con su padre, Scott, un ingeniero que trabaja en el Ministerio del Aire, cuya vida y carácter da un vuelco desde que se siente atraído por la periodista.

(Bletchley Park-Londres)
Disfruté mucho con la lectura de Centinela de los sueños. Los 92 cortos capítulos en los que se estructura el desarrollo de la trama y el estilo narrativo de Emilio Lara, invitan a su lectura, a lo que hay que añadir unos episodios muy atractivos, sobre todo en los que se desarrollan situaciones poco conocidas por los lectores, y que tuvieron lugar durante la Segunda Guerra Mundial, sobre todo en sus comienzos. El escritor jienense utiliza un estilo directo y sin rodeos, por lo que el ritmo de lectura me resultó muy fluido, pese a que domina la narración frente a los diálogos. La literatura está también muy presente en varias fases de la trama, ya porque algunas novelas tienen una presencia más directa, caso de El país de Nunca Jamás, de J. M. Barry, y en menor medida las obras de Robert L. Stevenson, de las que es un gran lector Jimmy. Pero también se mencionan obras de Ágatha Christie, Julio Verne, y algún otro título más, que estoy seguro serán conocidos a quienes disfruten con los autores clásicos, incluido también un cameo de Virginia Woolf. Pero también el cine está muy presente, no sólo por lo que ya comenté en relación con las descripciones de los personajes, sino también por las películas de la época que se visionan en los cines londinenses, cameos de David Niven y Peter Ustinov e incluso diría también que el carácter cinematográfico del desarrollo de la trama, por los detalles que ofrece el narrador omnisciente, tanto si es en relación con establecimientos que frecuentan los londinenses en sus momentos de ocio, como en las estampas sobrecogedoras que guardan relación con los bombardeos que sufre la capital británica, cada vez más frecuentes. Sin duda alguna, quienes disfrutan con la novela histórica o quieren acercarse por primera vez a este género literario, tienen en Centinela de los sueños una lectura muy entretenida, en la que siente que realiza un viaje literario al Londres de la Segunda Guerra Mundial, y en el que estará muy pendiente en torno al triángulo que forman Jimmy, Scott y Maureen, sin olvidarme de la labor que realiza Ducan en la Air Raid Wardens, descritos a través de un narrador omnisciente con gran maestría y pulso narrativo, como adelanta la sinopsis, y que refleja a lo largo de los capítulos el amor, la valentía, el caos y el miedo, si bien la conciencia de los londinenses hace que esté muy presente el lado más solidario del ser humano.



Biografía:



(Jaén, 1968) es doctor en Antropología, licenciado en Humanidades con Premio Extraordinario, Premio Nacional de Fin de Carrera y profesor de Geografía e Historia de Enseñanza Secundaria. Ha publicado varios libros de Historia y decenas de artículos en revistas universitarias y centros de investigación españoles, italianos y franceses. Ha participado en la elaboración del Diccionario Biográfico Español de la Real Academia de la Historia. También ha obtenido diversos premios de literatura, historia y periodismo.

En Edhasa ha publicado dos novelas, ambas, muy bien acogidas por la crítica y el público, la primera La cofradía de la Armada Invencible (2016) y la segunda El relojero de la Puerta del Sol (2017). Por esta última recibió dos premios en el 2018: El XXIV Premio Andalucia de la Crítica y el XIX Premio de Novela Histórica Ciudad de Cartagena. Ahora está enfrascado en la escritura de su tercera novela. En 2019 gana la segunda edición del Premio Edhasa Narrativas Históricas con su novela Tiempos de esperanza. En enero del 2020 Emilio Lara recibe el Premio a la Cultura 2019 podéis verlo AQUÍ. En 2021 publica su novela Centinela de los sueños.


Nota: Datos técnicos, sinopsis y biografía del autor tomados de la web de Edhasa. Fotografía de Emilio Lara tomada de la web del diario de Sevilla. Imagen Blitz Londres tomada de la web de La Vanguardia. Imagen del Lyons Corner House tomada de la web Flashback. Imagen de Bletchley Park, en Londres, tomada de la web CNBC.