sábado, 12 de noviembre de 2016

Oasis de arena (relato), de Mayte Esteban















Título: Oasis de arena.
Autor: Mayte Esteban.
Relato inédito
Formato: Ebook
Nº pág.: 19 (en pdf)

Opinión Personal:


Sobre este relato que tuve el placer de leer,  vuelvo a decir lo que ya comenté sobre las dos novelas que leí de Mayte Esteban, La arena del reloj (reseñay Detrás del cristal (reseña) y más que leeré, porque es un disfrute adentrarse en su exquisita narrativa: es una autora que sorprende al lector con temáticas distintas, no le gusta encasillarse en un determinado género literario, deja huella entre quienes deciden adentrarse en las historias que narra y, al mismo tiempo, sus seguidores están expectantes por saber con qué les va a sorprender en la siguiente publicación.

Y es que el título le viene como anillo al dedo ante lo que el lector se encuentra a lo largo de los ocho capítulos en los que está estructurado este magnífico relato. El título es metafórico, porque en este caso es un claro refugio o paraíso ante las obligaciones cotidianas. Diría que es un paraíso, porque es como así se siente esa madre que presencia las evoluciones del niño en el arenero, mientras no le quita el ojo de encima, pese a que intenta disimular haciendo que lee un libro.

Oasis de arena es un relato que, como las dos novelas anteriores que leí de Mayte Esteban, imanta. Juega con el lector llevándolo por donde quiere para que siga pendiente de lo que ocurre e incluso adivine qué desenlace se va a encontrar, Porque también tiene su pizca de intriga. No sabes por dónde va a salir. No solo me preguntaba qué relación podría haber entre esa madre y el niño que jugaba en el arenero, sino que también me preguntaba quién era su padre, a quien iremos conociendo a través de algunas confesiones que les hace a las otras madres. Pero también, mediante saltos en el tiempo, iremos conociendo los motivos por los que ella está en ese parque.

Oasis de arena es un relato intimista, reflexivo, diría que muy reflexivo, pero también emotivo, escrito con una prosa sencilla y al mismo tiempo creo que cercana, narrada por esa madre sin nombre en primera persona, en donde lo que predomina son las descripciones y reflexiones, porque prácticamente no hay diálogos. Creo que el lector disfrutará con esta historia de personajes sin nombre, porque cualquiera de nosotros podría ser uno de los que acuden a ese arenero. Pero también el arenero será un lugar decisivo, porque finalmente la narradora comprende con el tiempo qué decisión tomar.

Para terminar de comentar mis impresiones sobre este relato, quiero agradecer la dedicatoria que plasmó al principio del mismo: y, sí, Mayte, has conseguido que me emocione, ya lo creo. ¿Quién no lo haría con la delicadeza y sensibilidad que está escrito? ¿Quién no lo haría al pensar en esa madre que no pudo serlo y que querría disfrutar en el arenero en el que juega ese niño rubio que la embelesa? ¿Quién no se emociona ante sus reflexiones sobre lo que pudo haber sido y no fue?

Biografía:

Mayte Esteban nació en Guadalajara y reside actualmente en Segovia. Se licenció en Geografía e Historia por la Universidad de Alcalá de Henares y escribe desde que era muy joven. Es autora de cuatro novelas de diferentes temáticas: La arena del reloj  (2011), Su chico de alquiler (2011), El medallón de la magia (2012) y  Detrás del cristal  (2013). En verano de 2015 su novela La chica de las fotos, con la que quedó finalista en el III Certamen HQÑ, estuvo entre las novelas más vendidas de su editorial en las principales plataformas digitales.

Ha ganado dos premios en concursos de narraciones breves con los relatos La vida en papel (2008), una historia sobre sueños rotos, y El reflejo (2009), que es la historia inventada del cuadro de Velázquez La Venus del espejo.

En la actualidad administra el blog El espejo de la entrada. A través de la sección de contacto del blog pueden dirigirse a Mayte quienes estén interesados en leer este relato, y se lo enviará con gusto y dedicado.  Ya comenté que merece la pena disfrutar de este magnífico relato escrito de forma sensible y delicada


Nota: Portada y datos del relato, tomados del blog de la autora. Imagen que acompaña al cuerpo de la reseña y fotografía de Mayte Esteban, de google imágenes. 








17 comentarios:

  1. No he leído nada de la autora aún Paco. Sería interesante hacerlo. Besos

    ResponderEliminar
  2. Este relato me tiene muy sorprendida. Sin estar publicado, varias personas habéis sentido el impulso de compartir vuestras impresiones al leerlo. Eso creo que es otra de las cosas maravillosas que me han pasado en esta aventura literaria.

    Muchas gracias por prestarle tu tiempo dos veces, leyendo y escribiendo sobre él. Como dices al final, si alguien lo quiere leer, se lo enviaré. Dedicado, aunque sea digital. Me han insistido varias veces en que lo ponga a la venta, pero me frena lo corto que es. Sin embargo, no lo voy a guardar solo para mí, lo comparto.

    Muchos besos y muchas gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  3. Tengo pendiente leer algo de la autora. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  4. Yo no soy lectora de relatos, pero a éste ni pude ni me quise resistir porque me gusta cómo escribe Mayte, es cierto que sus historias no siempre son del estilo que yo más disfruto, pero eso no quita que no sepa apreciar su prosa y, sobre todo, esa forma que tiene de transmitir emociones y sentimientos con sus palabras así que este relato me conmocionó y emocionó muchísimo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Lo tengo pendiente y me encanta como escribe Mayte así que a ver si me pongo pronto con él
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola Francisco!!
    Me encanta la labor que haces al descubrirnos estos escritos tan peculiares!!
    Muy al contrario que mucha gente, me gustan los relatos o las novelas cortas!! Ahora mismo estoy leyendo un libro de relatos que me está encantando!!
    Tampoco conocía a la autora, así que, dos veces gracias!!
    ;)

    ResponderEliminar
  7. Tengo La arena del reloj pendiente de lectura aún. Es de esos libros que siempre voy dejando para otro momento. Me lo has recordado así que espero dejarle hueco pronto.

    Besos!

    ResponderEliminar
  8. A mì también me gusta mucho cómo escribe Mayte. Este relato lo tengo pendiente
    Besos

    ResponderEliminar
  9. No soy de relatos, pero cuando se recomiendan con tanta seguridad algo debe tener... gracias

    ResponderEliminar
  10. Caramba, pues le voy a escribir ahora mismo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. No he leído nada de ella, aunque sí que la conocía. Tu emoción de hoy hace que sienta interés de nuevo. Abrazos.

    ResponderEliminar
  12. Pues has despertado mi interés, aunque no pueda leerlo. De ella solo he leído un libro. Me encantó (La arena del reloj). Empecé otro, pero lo tuve que dejar: no era el momento, o no era para mí. No descarto volver a cogerlo, pero tengo algún título más que me llama mucho de los suyos y por eso sé que tarde o temprano volveré a sus letras. Un beso!

    ResponderEliminar
  13. Conozco a la autora a través de twitter pero aún no he leído nada de ella, este relato me atrae pero también buscaré sus otras historias para ver por cual me decanto. Porque me gusta lo que cuentas de su prosa.

    Besitos

    ResponderEliminar
  14. Me gusta como escribe Mayte pero este relato no lo conocía. Tomo nota.

    Bs.

    ResponderEliminar
  15. Es un relato precioso, que me conmovió mucho, me alegra que te hayas decidido a reseñarlo. Lo merece.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Ay que buen pinta y la portada me encanta.

    ResponderEliminar
  17. Ahora mismo no creo que lo lea. Quizá en un futuro.
    Excelente reseña.
    ¡Nos leemos!😊

    ResponderEliminar