miércoles, 21 de marzo de 2018

La palma del indiano, de Santiago Blasco























Datos técnicos:

Título: La palma del indiano
Autor: Santiago Blasco
Editorial: Algaida
Primera edición: 10/3/2016
Encuadernación: rústica con solapas
Idioma: castellano
ISBN: 978-84-9067-477-2
Nº pág.: 544


Sinopsis:


En 1850 un velero se aproxima al puerto de La Habana. Lleva en sus bodegas un cargamento de esclavos recién capturados en la costa occidental africana, que serán vendidos y pasarán a ser propiedad de los ricos hacendados como mano de obra para sus vastas plantaciones. Entre los esclavos surgirá pronto un imparable deseo de libertad que les llevará a mantener una larga lucha contra las tropas coloniales españolas.

Mientras se producen los primeros combates en suelo cubano, al otro lado del océano, una familia gaditana dedicada al comercio negrero se siente amenazada por el aumento de la presión internacional para erradicar la trata de esclavos. Finalmente decide emigrar lo antes posible a Cuba, lugar donde mantiene magníficas propiedades e importantes contactos.
Pero el destino es caprichoso y a veces se empeña en deparar un futuro incierto, y tanto los descendientes de la familia gaditana como los hijos de los antiguos esclavos coincidirán en un mismo punto de la historia. Comienza así una andadura común que les llevará al reconocimiento de que La Palma del Indiano es un nexo de todos ellos que dará sentido a sus vidas.


Opinión personal:

La sinopsis y la portada de la novela que hoy reseño me resultaron muy atractiva, sobre todo porque en ella se narraba la historia de una saga familiar, por lo que este tipo de novelas tienen para mí un plus de interés, porque su historia va habitualmente unida a la del país en el que asientan sus raíces. Por eso hoy comento mis impresiones sobre La palma del indiano, de Santiago Blasco (Madrid, 1957).

Puede decirse que en esta novela hay cuatro partes bien diferenciadas: en la primera   y para mí la más dura de todas ellas, sobre todo por estar descritos de una forma muy clara y directa, lo que ayuda al lector a imaginar perfectamente las escenas descritas por el narrador , Santiago Blasco aborda el tema de la trata de esclavos, en una época en la que se presuponía el principio del fin de un negocio tan lucrativo como inhumano, en el que se enriquecían gentes sin escrúpulos. En una segunda parte, aborda el tema de la independencia de Cuba, tras el conflicto armado con España, de quien finalmente lograría la independencia. A partir de ese momento vendría una época de cambios en el que no estaba muy claro qué destino le deparaba al país, por lo que los grandes hacendados de la isla caribeña no la tenían todas consigo, ya que veían amenazada su posición privilegiada como grandes propietarios que eran. Una posición que finalmente perderían tras la llegada de Fidel Castro al poder a la isla que en su día fue conocida como la perla de las antillas.

(Bahia de La Habana)
Lo que acabo de comentar en el párrafo anterior está perfectamente reflejado a lo largo de los 38 capítulos en los que está estructurada la novela, relatados todos ellos por un narrador omnisciente. En cada una de esas cuatro partes, el lector se encontrará con miembros de esta saga familiar, de tal forma que se implicarán de pleno con los diferentes episodios que marcarán el devenir del país que los acogió. En este sentido, Santiago Blasco realiza una magnífica mezcla de ficción y realidad que sirve para refrendar lo que acabo de comentar, porque el lector comprobará cómo los miembros de esta saga familiar tomarán parte en los episodios decisivos que marcarán el destino del país caribeño. El escritor madrileño aclara en que para escribir esta novela partió de un hecho real, basándose en los testimonios de una de las últimas familias gaditanas que se dedicaban a la trata de esclavos; de ahí el hecho de que parte de la novela tenga como punto de referencia a Cádiz, ciudad a la que el lector se acercará en un par de ocasiones, si bien la mayor parte de los episodios que se irán relatando a lo largo de la novela tendrán a Cuba como localización principal. En este sentido, el lector podrá imaginarse perfectamente cada uno de los escenarios por los que se mueven los personajes, por las claras y precisas descripciones del autor.

La palma del indiano es una novela coral, en la que el lector se encontrará con múltiples personajes, a través de los que será testigo de cómo era la vida en Cuba, sobre todo en la época de máximo apogeo de los ricos hacendados; aunque también comprobará la otra cara de la moneda que les tocó vivir, principalmente a los dueños de las haciendas de las que se apropiaría el nuevo gobierno de Fidel Castro. Aunque algunos de ellos se posicionarían finalmente a favor de la revolución, marcados por algunos hechos que tuvieron lugar en la isla mientras se producía el enfrentamiento entre el ejército de Batista y las fuerzas revolucionarias, que terminarían con la vida de uno de los miembros de esta saga familiar. El lector se encontrará con unos personajes bien construidos, aunque quizás no se ahonda en ellos todo lo que quisiéramos, para conocerlos mejor, sino que me dio la impresión de que el autor se ceñía a resaltar hechos puntuales en los que los miembros de esta familia tomaban parte, para luego pasar por el resto de su ciclo vital de una forma un tanto rápida. En este sentido, me ayudó a conocer mejor a los miembros de esta saga familiar los dos árboles genealógicos que el autor ofrece antes de comenzar el cuerpo de la novela, en los que el lector se encontrará con los personajes que guardan relación bien con el cuadro genealógico de origen africano, bien con el de origen gaditano. Unos y otros confluirán en un punto determinado de la novela y formarán un tronco único, sin tener conocimiento del pasado que unió a ambas familias, de cuya relación el mestizaje sería una muestra más de esa mezcla de razas que se dio en el Caribe.
(Batista-Fidel Castro)
La palma del indiano es una novela lineal que abarca algo más de un siglo, llegando prácticamente hasta nuestros días. Sin embargo, hay un momento inicial de la narración en la que el autor se retrae en el tiempo, lo que me confundió en un principio, porque me preguntaba el motivo de ese salto temporal. Pero al finalizar la lectura de esta novela me di cuenta de la importancia que tenía este episodio, en donde nos encontraremos con dos personajes clave, que serán la base de uno de los árboles genealógicos que nos encontramos al comienzo del cuerpo de la novela: conoceremos al dominico Clemente y a Ganna, africana de origen guineano, y la relación que empezará a forjarse entre ellos. Sin duda alguna, Clemente es uno de los personajes que más me atrajo de todos los que conforman esta saga familiar, por el papel que desempeñó en su labor de misionero, y posteriormente porque ayudó en todo momento a que la liberación de los esclavos, y a que el fin de la esclavitud en Cuba fuera un hecho real. Otros personajes que me atrajeron fueron los hermanos Marcelo y Gregorio Ferré, por el peso que el autor les dio en todo lo relacionado con lo anteriormente expuesto. Candelas es otro personaje que me resultó muy atractivo, por todo lo que pasó desde el momento en el que se produce el inevitable enfrentamiento entre las fuerzas leales a Batista y los partidarios de Fidel Castro. Este hecho puntual me atrajo poderosamente la atención, porque me dio lugar a que me planteara una serie de preguntas ante la información que me iba ofreciendo el narrador en torno a lo que estaba sucediendo, una vez que Fidel Castro se hizo fuerte en sierra Maestra. No me olvido de Angélica, un personaje que le dará un tinte de intriga a la novela, por relacionarse con Simón Viñas, que provocará que ella y otros miembros de su familia se desplacen hasta Cádiz, en donde se habían producido unos hechos luctuosos que les afectaban. Este tramo de la novela aporta elementos propios de la novela negra.

La palma del indiano es una narración fluida, de lectura ágil y en la que el lector se encontrará con episodios muy atractivos. Santiago Blasco ofrece una magnífica ambientación, en la que nos podemos hacer una perfecta idea de cómo era la vida en las ricas haciendas cubanas en una época en la que los criollos dominaban la isla, y cómo su declive empezará a ser una realidad desde el momento en el que Batista es derrotado por Fidel Castro. Quizás esta última parte de la novela se me hizo un poco más precipitada que el resto de los períodos históricos que abarca, pero creo que refleja perfectamente los cambios que se producen en la isla, y cómo los ideales promovidos por la revolución son difíciles de llevar a cabo. El lector tiene ante sí una novela didáctica, en la que la información que recibe se ofrece de forma que se mezcla perfectamente con los hechos que relatan los ciclos vitales de los personajes. Las relaciones familiares, el amor y las ansias de libertad estarán muy presentes a lo largo de los capítulos que la conforman.


Biografía:


Santiago Blasco (Madrid, 1957) es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, y doctor en Financiación e Investigación Comercial. Profesionalmente ha prestado especial dedicación a los sectores financieros, de seguros e inmobiliarios. También ha compaginado su actividad como economista forense con la de articulista y profesor universitario.
Viajero incansable y enamorado de la Historia, siente predilección por escribir ficción histórica a la que añade un magnífico complemento de acción, intriga y misterio. En 2009 publicó la novela La caja almoneda y en 2014 El mercader de Alejandría.

Nota: datos técnicos, sinopsis y biografía del autor, tomados de la web de Algaida. Fotografía del autor, de su blog. Imágenes que acompañan al cuerpo de la reseña  Imágenes que acompañan al cuerpo de la reseña, tomadas de la web de habanaelegante.com, y de la web del diario ABC. 




16 comentarios:

  1. Parece una de esas novelas que tanto me gusta leer, con lo justo de ficción y de historia para disfrutar leyendo sobre otra época, otros lugares y una familia.

    ResponderEliminar
  2. Pues no tiene mala pinta, me la apunto para cuando me apetezca algo de este estilo.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Tiene muy buena pinta. Seguro que es de las que me gustaría: histórica y saga familiar dos buenos ingredientes.

    Bs.

    ResponderEliminar
  4. No tiene mala pinta pero de momento no me la llevo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Pues no me importaría leerla. tiene ingredientes que me gustan.

    ResponderEliminar
  6. Pues me gusta lo que cuentas y tiene un montón de ingredientes atractivos, pero ahora mismo tengo mucho pendiente y tengo que dejarlo pasar. No lo descarto para más adelante.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. A voz de pronto me gustan todas, entro sola en los blogs y salgo acompañada de un libro, qué cruz!!! 😅

    Apuntado!!!
    Besitos carinyet 💋💋💋

    ResponderEliminar
  8. Pues no sabía de esta novela. Creo que me gustaría mucho. Y con ese aliciente de que mi ciudad aparece, aunque sea poco, aún me llama más.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  9. Estas novelas de esclavos embarcados hacia las islas me gustan y si le sumas una saga familiar y un poco de historia no cabe duda que la lectura pinta genial aunque en estos momentos no me apetece demasiado algo así. Me la apunto, quizá para más adelante porque además no la conocía.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. No pinta nada mal aunque, no sé bien por qué, Cuba nunca me ha resultado un escenario atractivo, así que la pondré en cuarentena
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Pues tiene una pinta estupenda y además habla sobre un tema sobre el que creo que todavía hay mucho por contar y descubrir.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  12. Tiene buena pinta y me gustan mucho las sagas familiares. La tendré en cuenta si se cruza.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  13. Sin duda una novela a tener en cuenta, la temática me gusta y la ambientación en Cuba sin duda tiene muy buena pinta. Me la llevo apuntada. Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Este tipo de novelas están casi desterradas de mis estanterías y salvo excepciones en las que ni yo misma se por qué, las dejo pasar
    Besos

    ResponderEliminar
  15. A pesar de que tiene buena pinta y veo que te ha gustado, no me siento muy tentada con este libro la verdad. Besos

    ResponderEliminar