jueves, 24 de septiembre de 2020

El largo sueño de Laura Cohen, de Mercedes de Vega.
























Datos técnicos:

Título: El largo sueño de Laura Cohen.
Autora: Mercedes de Vega.
Editorial: Plaza & Janés (PRH).
1ª edición: abril/2020
Encuadernación: tapa dura con sobrecubierta.
ISBN: 978-84-01-02407-8.
Idioma: español.
Nº pág.: 448.


Sinopsis:


A los pocos días de perder a su marido en un accidente de tráfico, Laura Cohen, una psiquiatra española afincada en Montreal, toma como paciente a un hombre traumatizado por su pasado. Cuando este desaparece sin dejar rastro tras la tercera sesión, Laura comenzará su búsqueda atraída por una inesperada conexión entre el hombre y su marido fallecido. Esta investigación la sumergirá en una peligrosa red de conspiraciones, secuestros, experimentos ocultos y torturas que se remontan a la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto, y la llevará a cuestionar sus orígenes, su matrimonio y su vida hasta ese momento.

Mercedes de Vega cambia de registro con su obra más ambiciosa: apoyada en una prosa excelentemente trabajada y una atinada caracterización de los personajes, teje una trama de intriga urdida a la perfección, plagada de giros y revelaciones sorprendentes, que no aminora su ritmo adictivo ni por un momento.


Opinión Personal:


El largo sueño de Laura Cohen es la última novela publicada hasta la fecha por la escritora madrileña Mercedes de Vega. La sinopsis que ofrece la editorial en la contraportada indica que es su novela más ambiciosa y, al mismo tiempo, significa un cambio de registro porque se adentra en el thriller psicológico. Tras sorprender a lectores y crítica con este nuevo trabajo literario, estoy seguro que seguirá los pasos marcados por sus obras predecesoras, Cuando estábamos vivos (reseña) leída y reseñada en este blog en 2015 y Todas las familias felices. En mi modesta opinión, Mercedes de Vega se estrena por todo lo alto en el thriller psicológico, porque supera con creces las expectativas que tenía puestas en su lectura. Sin embargo, pese a que en la contraportada califican El largo sueño de Laura Cohen como un thriller trepidante, más bien diría que tiene un ritmo fluido que apenas decae a lo largo de la narración. Si Cuando estábamos vivos es uno de los títulos que uno no duda en recomendar, tras el entusiasmo mostrado en la opinión personal que publiqué en su día en mi blog, otro tanto puedo decir de novela que hoy reseño. 

La trama de El largo sueño de Laura Cohen me resultó atractiva, adictiva y muy  absorbente, con unos ingredientes literarios que atrapan desde las primeras escenas que  relata la protagonista y narradora. Están dosificados de tal forma a lo largo de los 53 capítulos cortos titulados en los que se estructura, que puede decirse que no le dan tregua en ninguna fase de su desarrollo, porque en cada uno de ellos se encontrará con situaciones que atraerán su atención, junto con los giros que se encuentra en algunos tramos de la novela. A lo que acabo de comentar hay que añadir que es muy sólida, sin fisuras, en la que se narra una historia de ficción basada en personas que existieron y en hechos reales, como el Holocausto, la ocupación alemana en Francia y unas experimentaciones y estudios realizados sobre alumnos, durante la Guerra Fría, en la Universidad de Harvard, como lo aclara la autora en el anexo que acompaña al cuerpo de la novela. Pero también quiero resaltar que el lector se encontrará con una novela de paisajes y territorios canadienses, porque disfruté mucho con las magníficas descripciones que Laura Cohen traza de todos los escenarios que muestra a lo largo de los capítulos, y que podía imaginar como si visualizara postales por la claridad y precisión con que son detalladas, tanto de las diversas localizaciones de Montreal, la casa en la que iba a pasar las vacaciones junto a su difunto marido, a orillas del lago Oureau, en Saint-Donat de Montcaml, o las que visita durante su investigación, como Inverness, en Nueva Escocia. Otro tanto puedo decir de las sensaciones que provocan en los personajes la climatología de este país norteamericano. 

Tras la desaparición de un paciente al no presentarse en la siguiente sesión que tenía programada en la consulta de la médico psiquiatra Laura Cohen, ésta no es consciente del vuelco que va a dar su vida. Decide iniciar una investigación en las que quiere descubrir quién es este personaje que no continuó con la terapia, dado el interés que le suscitó, porque «esas tres únicas sesiones fueron suficientes para generar numerosas dudas y sospechas del papel que podía haber jugado monsieur Lambert en la vida de Alexander»(pág. 42). Esta investigación la conduce a realizar un viaje en el que no sólo buscará a un paciente por lo que acabo de exponer en el fragmento de la novela resaltado en este párrafo, sino que también descubrirá con el transcurrir de los capítulos un juego de identidades que le conducen a plantearse múltiples preguntas sobre la realidad del mundo que le rodea, incluido su matrimonio con el prestigioso psiquiatra Alexander Cohen, fallecido en un trágico accidente de circulación en la Rivière-des-Prairies. 

Mercedes de Vega es una autora que cuida con mucho celo todo lo que está relacionado con la trama de la novela, para que el lector no pierda detalle de los episodios que se suceden a lo largo de su desarrollo. Los 53 capítulos en los que se estructura El largo sueño de Laura Cohen los agrupa en cuatro partes si bien en esta ocasión, a diferencia de lo que sucedía en Cuando estábamos vivos, cada una de ellas no abarca un período tan claro, es el título de cada una de ellas el que da un claro adelanto de lo que el lector se va a encontrar en los capítulos que la conforman. Otro tanto puedo decir de la ambientación espacio temporal, porque en todo momento tuve la sensación de que acompañaba a la Laura Cohen en el viaje en el que decide realizar la investigación a la que me refiero en el párrafo anterior. La misma sensación la tuve también en los saltos temporales que realizaban los personajes, si bien en esta ocasión tienen lugar en los diálogos en los que intervienen o la información que facilita la protagonista y narradora en su relato, y no a través de los flashback que interrumpen la narración argumental, al ubicar la voz narrativa su relato en una fecha determinada a partir de la cual se desarrollan los hechos que da a conocer por la trascendencia que tienen en la trama.


Lago Oureau - Canada
De nuevo la escritora madrileña vuelve a utilizar una voz narrativa femenina. Es Laura Cohen quien relata y protagoniza todos los episodios que se desarrollan a lo largo de los capítulos. Sin duda alguna, uno de los grandes atractivos de la novela que hoy reseño es el estilo narrativo de su autora, porque cautiva al lector con una prosa elegante, con la que logra que el lector capte todas las reacciones de los personajes que transitan por las páginas de los capítulos en los que se desarrolla la trama. Una voz narrativa en la que también se perciben rasgos intimistas, porque todo lo que va descubriendo durante su investigación origina en ella reflexiones, dudas, sensaciones y emociones. A lo largo de los capítulos presenta al lector unos personajes perfilados con gran profundidad psicológica, algunos de los cuales tienen un pasado oscuro que ocultan, lo que da lugar a un juego de identidades muy atractivo, y que originan una serie de sorpresas que atraen la atención del lector. Quienes tienen una relación más directa con la protagonista y narradora, no olvidan que son judíos y tienen un pasado que les marca, en unos casos de una forma muy directa y en otros como descendientes de quienes fueron víctimas del genocidio nazi. En estos anida el odio, la venganza y esconden secretos que guardan con celo, entre los que se encuentran unos sucesos del pasado que involucran a su marido. En el anexo ya mencionado en esta reseña se relacionan los personajes históricos y ficticios que tienen un mayor peso en la trama, aunque también resaltaría otros como el inspector Bonnard, que investiga el accidente de tráfico en el que falleció Alexander Cohen y mantiene unos diálogos con Laura Cohen que no tienen desperdicio, por esa relación de tirantez que se percibe entre ellos, o los que entabla con su cuñado Robert Cohen, en los que está muy presente el distanciamiento con su hermano Alexander, sin olvidarme del papel que desempeña Mike en el último tramo de su investigación, un bibliotecario de la biblioteca pública judía, ubicada en el viejo Montreal.

El largo sueño de Laura Cohen es una novela que no dudo en recomendar, porque disfruté mucho con su lectura, pese a que no me encontré con el ritmo frenético que se anuncia en la contraportada, sino más bien fluido. Mercedes de Vega sorprende a los lectores con un thriller psicológico que supone un cambio de registro en su narrativa. Está escrito con una prosa elegante y por sus páginas transitan unos personajes perfilados con gran profundidad psicológica, sin olvidarme de los magníficos escenarios descritos por la protagonista y narradora.


Biografía:


Mercedes de Vega es socióloga y escritora, nació en Madrid en 1960 y ha residido y trabajado

en Nueva York y Barcelona. Curso estudios de literatura en la Universidad Complutense de Madrid y ha participado en numerosos talleres de escritura creativa. Colabora en las revistas literarias Resonancias y El Extramundi y los papeles de Iria Flavia.

Ha publicado la novela El profesor de inglés, el libro Cuentos del sismógrafo, diversos relatos en antologías colectivas, y artículos y publicaciones. Ha sido galardonada dos años consecutivos (2013 y 2014) en los Premios del Tren «Antonio Machado». Sus dos anteriores novelas, Cuando estábamos vivos (Plaza & Janés, 2015) y Todas las familias felices (Plaza & Janés, 2017) fueron un gran éxito de público y crítica. Con su nueva obra, El largo sueño de Laura Cohen, se interna por primera vez en el thriller de forma magistral.

Nota: Datos técnicos, sinopsis y biografía de la autora, tomadas de la web de Megustaleer. Imagen del Edificio Gaston-Miron de la Biblioteca Central de Montreal, tomada de la web Archives de Montreal. Imagen del Lago Oureau en Canadá, tomada de la web Mapio.net. Fotografía de Mercedes de Vega, tomada de su web personal. 





8 comentarios:

  1. Muy buena reseña, como siempre. Me has creado la necesidad de leerla, jajaja. Y ese pero con el que lucho cada día, llamar thriller a todo, cuando tiene ritmo sin llegar a ser tal.
    Me alegra que lo hayas disfrutado tanto.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Tenía ya la novela apuntada porque he leído más reseñas muy favorables. Me llama también la atención "Todas las familias felices" por esa alusión del título a Anna Karenina y porque el título por sí mismo invita a la lectura.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Hola Paco, no he leído nada de la autora pero esta novela que traes me llama mucho. Me gustan los thrillers psicológicos que bien llevados como parece ser el caso, no necesitan ser trepidantes. Apuntado me lo llevo. Besinos.

    ResponderEliminar
  4. Pues se nota que lo has disfrutado y mucho. Tomo buena nota que me ha llamado mucho la atención.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Pues no he leído nada de esta autora y visto lo que te gusta, será cuestión de tenerla muy en cuenta. He estado echando un vistazo a la otra novela que reseñaste suya y la verdad es que aun siendo muy diferente la temática, también pinta genial, así que no sé por cuál empezaré de las dos, pero espero disfrutarlos tanto como tú.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  6. Un cambio de registro muy positivo el de la autora. A mi me gustó mucho la novela también. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Me encanta esta autora Paco. Leí Cuando estábamos vivos y me encantó. Luego no he leído más nada de ella, más por falta de tiempo que de ganas. Esta novela es otra en la que me gustaría zambullirme. Besos

    ResponderEliminar
  8. Ya sabes que aún no he leído nada de esta autora aunque tengo pendiente desde hace un par de años "Cuando estábamos vivos". Ésta también la tengo presente porque, además, ya sabes que el género me gusta mucho incluso aunque tenga un tono un tanto intimista como ésta.
    En fin, que tengo que hacerle hueco a esta autora
    Besos

    ResponderEliminar