viernes, 17 de mayo de 2019

Suicidios inducidos, de Gemma Herrero Virto.





















Datos técnicos:


Título: Suicidios inducidos
Autora: Gemma Herrero Virto
Autoeditado Amazon (enlace)
1ª edición: 29/01/2017
Idioma: Español
Formato: Ebook
ASIN: B01MYDR862
Nº pág.: 393
Precio:  2, 99 (ebook)
              15,59 (papel)




Sinopsis:


Una joven salta desde el Puente de la Salve tras recibir una llamada de móvil. Aunque en un primer momento el caso se cierra al considerarlo un suicidio, todas las alarmas saltan para la joven forense de la Ertzaintza Natalia Egaña cuando nuevas muertes van uniéndose a este primer misterio.
¿Qué hace que jóvenes aparentemente normales y felices corran hacia la muerte con una sonrisa en los labios?

Una nueva aventura de los personajes de La red de Caronte, tan emocionante y frenética como su predecesora. ¿Te atreves a acompañarles en un nuevo caso?



Opinión Personal:

En 2015 publicaba en este blog mi reseña de La red de Caronte (reseña), de la escritora vizcaína Gemma Herrero Virto. Las reseñas y comentarios que había leído sobre esta novela, provocaron que me decantara por su lectura. Como dije en su momento, me sorprendió el buen hacer literario de esta autora vizcaína, y ha vuelto a hacerlo con la segunda entrega de esta trilogía: Suicidios inducidos. Al igual que su predecesora, el lector se encuentra ante una novela de ritmo frenético que le atrapa de principio a fin de la trama, por la forma en la que la plantea y las insinuaciones que hace al lector para que se pregunte si realmente la Ertzaintza da carpetazo a los suicidios que tienen lugar, porque llegan a la conclusión de que son decisiones que han tomado las propias víctimas, al no encontrar pruebas incriminatorias que impliquen a terceros como culpables de haberlos provocado.
(Puente de la Salve-Bilbao)
Suicidios inducidos es una novela autoconclusiva, al igual que La red de Caronte, por lo que no es necesario leer la anterior para asegurarse de que no quedan cabos sueltos que amarrar en esta nueva entrega, protagonizada por los ya conocidos personajes que se encargan de las investigaciones: el inspector de la Ertzaina Carlos Vega, la forense Natalia Egaña y el joven informático Gus, un friki que les ayudará en este nuevo caso que se les presenta. Aunque hay quienes prefieren familiarizarse con ellos leyendo la primera entrega de la trilogía, ya adelanto que tienen la información suficiente para conocer su intervención en ese caso a lo largo de los capítulos que conforman el segundo caso protagonizado por estos tres personajes.

Gemma Herrero sigue las mismas pautas para atraer la atención del lector desde las primeras páginas de esta novela: ¿Para qué cambiarlas? Y es que creo que es un gran acierto de la autora facilitar la información en pequeñas dosis e incitar al lector para que haga las cábalas pertinentes sobre todo lo que sucede a lo largo de los capítulos.

Uno de los principales atractivos de esta trilogía es el curioso triángulo formado por los tres protagonistas. El inspector de la Ertzaintza Carlos Vega, la forense Natalia Egaña y el joven informático Gus le dan mucho juego a la novela, porque sus personalidades son muy diferentes. Sin embargo, se complementan de tal forma que constituyen un equipo compacto, porque saben que el papel que desempeña cada uno es decisivo para que la investigación llegue a buen puerto. Son conscientes también de que tienen que estar muy atentos a lo que les pueda pasar a sus compañeros, porque no dudan en hacer lo que sea necesario si su intervención les puede sacar del apuro en el que se puedan encontrar sus compañeros, sobre todo si su integridad corre peligro, como podrá comprobar el lector a lo largo del desarrollo de la trama. Gemma Herrero perfila unos personajes bien construidos, en los que también tienen un gran peso la carga psicológica. El lector comprobará cómo influyen en ellos los casos a los que se enfrentan, y se preguntará en más de una ocasión si las decisiones que toman son las más acertadas, porque da la sensación de que no son conscientes de que pueden poner en peligro sus vidas, e incluso la de sus compañeros.
(Universidad de Deusto-Bilbao)
En Suicidios inducidos el lector se encontrará con una novela de carácter más policial, si la comparamos con La red de Caronte, en la que este personaje de la mitología griega estará muy presente a lo largo de la narración. Pero también en Suicidios inducidos nos encontraremos con buenas dosis de humor, sobre todo en los episodios en los que intervienen el inspector de la Ertzaintza y el joven informático universitario, porque levantará más de una sonrisa en el lector, porque las discusiones entre ellos serán frecuentes, y porque el lector comprueba que se llevan como el perro y el gato, pero son conscientes de que no les queda otra que trabajar juntos para desentrañar los misterios que encierran estos suicidios, ya que Natalia tiene la corazonada de que no son acertadas las conclusiones a las que llega la policía vasca. Una corazonada que le llevará a meterse en la boca del lobo, porque ve que es la forma de descubrir quién está detrás de esos episodios luctuosos. Una decisión que preocupará a Carlos y a Gus, porque con el paso de los capítulos tienen claro que la vida de la forense puede estar en peligro.

Gemma Herrero muestra a lo largo de los capítulos que planificó a conciencia los espacios por los que se mueven los personajes, de tal forma que estuvieran muy en consonancia con hechos que más relevancia tienen en la novela. El lector se encuentra con unas localizaciones claras y precias, que invitan a imaginar cómo son los espacios que eligen las víctimas para suicidarse; la universidad de Deusto, o los parajes que guardan relación con quienes cree Natalia que son los culpables de los suicidios que decide investigar, sin olvidarme de la central de la Ertzaintza. y el ambiente invernal que acompaña a los personajes lo largo de los capítulos, lo que provoca un ambiente de intriga que lleva al lector a preguntarse en más de una ocasión si los personajes verán alteradas sus decisiones por las condiciones meteorológicas que los acompaña.

Al igual que La red de Caronte, Suicidios inducidos está estructurada en tres partes tituladas, y estas en capítulos muy dinámicos, que confieren a la narración un ritmo frenético, y que diría se hace vertiginoso a medida que nos acercamos al desenlace de la trama. También, al igual que La red de Caronte, el título de esta novela, Suicidios inducidos, es muy acertado, al igual que las tres partes en las que se estructura, y que dan al lector pistas de quienes pueden estar finalmente detrás de esos suicidios y qué les lleva a cometerlos.

Suicidios inducidos es una novela que está bien escrita, con un ritmo de lectura frenético, muy propio de un thriller, lo que hace que las páginas vuelen ante nosotros. Los diálogos son muy naturales y dinámicos, en los que no falta el humor, sobre todo cuando en ellos intervienen el inspector de la Ertzaintza y el joven informático. El lector disfrutará de una novela policíaca atractiva y muy entretenida, en donde el suspense está servido. Quienes disfrutaron con La red de Caronte, tienen en Suicidios inducidos una nueva oportunidad para acercarse nuevamente a los personajes que la protagonizaron.




Biografía:



Nací en Vizcaya en 1974 y, desde que aprendí a leer, los libros han sido una de mis adicciones preferidas (aparte del chocolate, el café y el tabaco) y seguramente la más sana.Desde pequeña quise escribir y hacía pequeños cuentos de aventuras que ilustraba yo misma. Con la edad, me volví más seria, estudie Psicología y un par de masters y me dejé explotar por un montón de empresas en las que no encajaba.

En una de mis temporadas de paro, encontré el anuncio de un curso de literatura creativa y me apunté. Gracias a ese curso aprendí a sacar las historias que llevaba dentro, a crear personajes, a organizar las tramas... Y de repente, me vi con una novela terminada.

A día de hoy, tengo ya quince novelas autoeditadas: Trilogía La red de Caronte, Suicidios inducidos y Los cadáveres blancos. Ojo de gato. La trilogía de fantasía Viajes a Eilean: Iniciación, Arcanos y La ley de lo triple. Los crímenes del lago. VenganZa. Trilogía ¿Tú me ves? En menos de dos años volando sola, he conseguido que mis novelas acumulen miles de descargas, me han llegado opiniones fantásticas de lectores y blogeros y mis historias se han leído en 43 países de todos los continentes.

Nota: Datos técnicos, sinopsis y fotografía de la autora, tomados de Amazon. Imagen del puente de la Salve, tomada de wikipedia, al igual que la imagen de la Universidad de Deusto, en su sección de Bilbao. 








13 comentarios:

  1. Ya el título me llama mucho la atención, y lo que comentas de los protagonistas también. No me importaría echarle el guante, aunque antes necesito un lector nuevo.
    Buena reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Interesante. La verdad es que no me importaria leer alguna novela de la autora ya que casi no leo autoeditado porque utilizo muy poco el ebook. Besinos.

    ResponderEliminar
  3. No me importaría leerla pero yo soy muy metódica y empezaría por la anterior.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Pues tiene muy buena pinta, pero aún tengo pendiente la anterior novela. A ver si consigo hacerle hueco.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Lo de facilitar la información en pequeñas dosis me encanta, incrementa el ansia lectora 😅😅😅
    Me la llevo.

    Besitos Paco 💋💋💋

    ResponderEliminar
  6. hola Francisco! muy buena propuesta y muy atrayente, las has descrito de maravillas justo para tentarnos!!

    ResponderEliminar
  7. Yo ya le eché el ojo a Caronte en su día pero se fue quedando atrás. Me ha llamado mucho la atención el título de este nuevo trabajo y me llama más aún que, con esa temática, tenga su punto de humor. Creo que la podría disfrutar. Besos

    ResponderEliminar
  8. Definitivamente la novela negra es atrapante. Lo tendré en cuenta.

    ResponderEliminar
  9. Hace mucho que no leo novela policíaca, y esta que nos presenta tiene muy buena pintan. Sobre todo me gustan esas pinceladas de humor y sus buenas localizaciones. Si además no es necesario haber leído la primera entrega, se me hace más fácil. Abrazos.

    ResponderEliminar
  10. Soy un poco especial con estas cosas y tendría que leer el anterior primero
    Besos

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola!
    Hace rato que leí un libro de ella y me gustó su forma de narrar, no descarto este libro.
    Saludos infinitos.

    ResponderEliminar
  12. Pues me gusta mucho lo que cuentas, y aunque me gusta empezar siempre por el primer libro, si dices que no hace falta, te hago caso. Ahora mismo tengo muchas lecturas entre manos pero tomo nota para más adelante.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  13. Tiene muy buena pinta, Paco, pero yo no he leído el anterior y creo que lo cogería primero. Los apunto y ya iré viendo, que al final nunca llego.
    Besos

    ResponderEliminar