jueves, 21 de noviembre de 2019

La colina del almendro, de Mayte Esteban.




















Datos técnicos:


Título: La colina del almendro.
Autora: Mayte Esteban.
Editorial: Harlequín Ibérica y Top Novel (Harper Collins Ibérica).
1ª edición: Septiembre/2019.
Encuadernación: Tapa blanda con solapas.
ISBN: 978-84-1328-310-4.
Idioma: Español.
Nº pág.: 512.


Sinopsis: El mundo y la vida de Mary Ellen se quiebran cuando su padre, el conde de Barton, entra en su cuarto. Ha decidido casarla con un rico comerciante sin rastro de nobleza afincado en Boston. Mary no puede creer que su padre renuncie a que su prometido sea aristócrata, pero sabe que de nada le servirá protestar. Ha sido educada para aceptar que todas las decisiones de su vida las tome el varón de la familia.
Tras una precipitada boda, se ve obligada a trasladarse a Londres desde Almond Hill. Poco después de llegar a la ciudad, Mary descubrirá los secretos que encierran su extraña boda. Y también que al corazón no se le puede atar con un contrato.
Ambientada entre el final de una época y los convulsos años que marcan el principio del siglo XX, La colina del almendro es una historia de venganzas, supervivencia, amor y guerra.


Opinión Personal:


Al igual que me atraen -nunca diré que me gustan, por lo que significa este conflicto bélico- las novelas ambientas en la Segunda Guerra Mundial, echo en falta el que se publiquen más títulos en la Primera Guerra Mundial o también llamada Guerra de trincheras. Y por eso no dudo en recomendar la nueva novela publicada por Mayte Esteban (Guadalajara, 1970), La colina del almendro, al estar ambientada buena parte de ella en este cruento conflicto bélico. Pero lo novedoso en este caso, y siempre dentro de mi modesta opinión, es que sea una autora de novela romántica quien haya apostado por ubicar la trama de su nueva publicación en la Primera Guerra Mundial. Quizás a muchos lectores de novela histórica les sorprenda esta propuesta lectora, pero estoy seguro de que se llevarán una grata sorpresa si deciden afrontar su lectura, porque les convencerá cómo enfocó la autora el argumento de la novela. En este sentido, tengo muy claro que La colina del almendro debería de ser catalogada más como narrativa contemporánea que como novela romántica, sobre todo por el peso que tienen los temas que aborda Mayte Esteban a lo largo de los 20 capítulos más el epílogo en los que está estructurada, en especial los episodios históricos que se relatan.
(Estación Liverpool Street-Londres)
Lo primero que quiero comentar sobre La colina del almendro es, precisamente, el que me sorprendió muchísimo que la escritora alcarreña apostara por este período histórico para ubicar su nueva novela. Sin embargo, como ya leí y reseñé en este blog cuatro novelas y dos relatos suyos, comenté en alguna de ellas que quienes frecuentamos su producción literaria estamos expectantes por saber con qué nos va a sorprender con su nueva novela. Y ya lo creo que por lo menos a mi me sorprendió y me dije que había escrito una historia redonda, una novela con mayúsculas, porque está claro que trabajó a conciencia el argumento de tal forma que queda todo magníficamente hilvanado y sin fisuras, y con un resultado final excelente. Sin embargo, quien esté familiarizado con su narrativa comprobará cómo le resultan muy familiares los ingredientes que la caracterizan, y que cuida con mucho esmero en la trama de esta novela, para que el lector sienta que realiza un viaje literario desde las primeras páginas a una historia ambientada entre el final de una época y los convulsos años que marcan el principio del siglo XX. Este sorprendente giro en la producción literaria de la escritora alcarreña hace que se ponga el listón muy alto en las siguientes novelas que publique, si bien estoy muy seguro que este reto lo va a superar, o por lo menos igualar, por el buen hacer literario que tiene.
(Emmelinne Pankurst-Hyde Park-Londres)
La colina del almendro es una novela que atrae al lector ya desde las primeras páginas. En el primer capítulo es testigo de cómo la vida de Mary Ellen da un vuelco desde el momento en el que su padre, el conde de Barton, entra en su cuarto y le comunica que ha decidido casarla con John Lowell, un rico comerciante sin rastro de nobleza afincado en Boston. Pero también entrará en escena otro personaje que desempeñará un papel decisivo en el futuro de la protagonista: su primo Charles Davenport, el futuro conde de Barton. Desde el anuncio de ese matrimonio el lector tiene la intriga asegurada a lo largo de los capítulos, y estará muy pendiente de todo lo que le sucede a Mary Ellen en su nuevo estado civil, sobre todo desde que es informada de que residirá en Londres en la casa de su esposo. En la sinopsis ya se adelanta qué le espera a la protagonista desde que tiene lugar la precipitada boda, con el añadido de que, una vez establecida en la capital británica, empiezan a circular las noticias de que está a punto de estallar un conflicto bélico en el viejo continente, en el que Inglaterra se ve obligada a tomar parte una vez que ese enfrentamiento armado es ya una realidad.

Sin duda alguna, lo que acabo de comentar en el párrafo anterior es un punto de partida muy atractivo para el lector, aunque este principio le suene un tanto a novela romántica. Pero es que después se sucederán una serie de situaciones que atraerán su atención, en las que se encontrará con giros que le darán un mayor aliciente a la lectura. Estos vuelcos los dispone Mayte Esteban de forma muy estratégica a lo largo de los capítulos, para que así abarquen los ingredientes principales que se encuentran en la historia que relata el narrador omnisciente de esta novela: la venganza, la supervivencia, el amor y la guerra, aunque tampoco me olvido de las reivindicaciones de las sufragistas, porque también vivirán episodios de máxima tensión, y la violencia de género, de la que el narrador relatará alguna escena. Estos ingredientes están reflejados a lo largo de los capítulos de tal modo que el narrador omnisciente sitúa al lector en los diferentes escenarios en los que se producen esos giros que influirán en el devenir de los personajes, tanto en la protagonista como en los personajes secundarios que tienen un papel más relevante en el desarrollo de la trama. Y así es como Hyde Park, Almond Hill, la residencia de John Lowell, el Puesto de Primeros Auxilios en Ypres (Bélgica), o las trincheras del Somme serán los escenarios neurálgicos de la trama, porque en estas dos últimas localizaciones nos encontraremos con el doctor James Payne, que desempeña un papel fundamental en esta novela. El lector puede hacerse una clara idea de cómo son los escenarios por las que se mueven los personajes, porque el narrador omnisciente hace una descripción muy visual de esas localizaciones, algunas de los cuales hacen pensar en que tendrían una fotografía magnífica en los que se desarrollan los episodios que cobran un mayor protagonismo.
(Trinchera Somme-Francia- Primera Guerra Mundial)
Pero si el lector se encuentra con una ambientación exquisita, el punto fuerte de esta novela son los personajes que nos encontramos a lo largo de los capítulos. En mi modesta opinión, creo que reflejan a la perfección todo lo que Mayte Esteban quiere manifestar a través de ellos. Y es que los define con tanto cuidado que logra que expresen lo que desea transmitir sin sentirse forzados en ningún momento. Y es así cómo a través de ellos el lector se familiariza con las emociones y los sentimientos que exteriorizan, al igual que las reflexiones en las que analizan los episodios que les afectan, unas veces de forma interna, y otras a través de las cartas que envían a quienes sienten que les son más próximos, y que encabezan cada uno de los veinte capítulos en los que se estructura la novela. En La colina del almendro el lector se encuentra con un universo de personajes que son fiel reflejo de los estratos sociales de la época. Todos ellos están construidos con mucha profundidad, tanto en lo que se refiere a los rasgos psicológicos como a su expresión externa, sobre todo a la hora de los diálogos, porque a través de ellos podremos percibir la tensión narrativa que mantienen en sus conversaciones. A lo largo de los capítulos el lector comprueba la evolución de estos personajes, algunos de los cuales mostrarán un gran cambio a medida que el desenlace está más próximo, aunque sin embargo hay otros que nos parece que tienen una forma de actuar que apenas varía, porque tienen que mantener esa actitud para conseguir sus fines, si bien en este sentido tenía la impresión de que su carácter se volvía todavía más arisco.

La colina del almendro corrobora lo que expongo en la solapa de esta novela: «Es un disfrute leer las novelas de Mayte Esteban. Con un lenguaje sencillo, cercano y cuidado, trata con delicadeza y sensibilidad temas muy actuales, a través de los que invita al lector a la reflexión», si bien en lo que se refiere al sufragio la mujer consiguió que se les permitiera este derecho que les correspondía, aunque todavía falta mucho para que los derechos y deberes sean iguales para ambos sexos. El lector se encontrará con una novela que tiene un ritmo fluido, pese a que domina la narración frente al diálogo, y una lectura amena, en la que la intriga y los giros que tienen lugar a lo largo de su desarrollo atraen el interés del lector, al igual que los hechos históricos que tienen lugar en esos años. Pero también cobrarán interés secretos familiares que se irán desvelando a medida que nos acercamos al desenlace, y que cambiarán el papel que desempeñan algunos personajes de la novela. Sin duda alguna, una lectura muy recomendable para quienes frecuentan este tipo de novelas, y en este caso entiendo que con un claro sabor a clásico. El lector se encuentra también con el papel reivindicativo de la mujer, que además tiene la oportunidad de demostrar que también pueden desempeñar los trabajos que tuvieron que dejar los hombres desde el momento en el que deciden alistarse y son enviados al frente.


Biografía:


Mayte Esteban (Guadalajara, 1970) es licenciada en Geografía e Historia por la Universidad de Alcalá de Henares, aunque hace más de dos décadas que reside en un pueblo de Segovia. Su entrada en el mundo literario fue en 2014 de la mano de Detrás del cristal (reseña) y tuvo su continuación con La chica de las fotos (reseña), novela con la que fue finalista del III Premio Digital HQÑ, 2015. Otras novelas suyas son Entre puntos suspensivos (reseña) (HQÑ, 2017), y Comer y amar todo es empezar (reseña)  (HQÑ, 2019).
La colina del almendro es su primera novela romántica de trasfondo histórico.

También publicó La arena del reloj (2014, Amazon) (reseña). Tienen un relato muy bueno no publicado, que es Oasis de arena (reseña).


Nota. Datos técnicos, sinopsis, biografía y fotografía de la autora, tomadaos de la web de la editorial. Imagen de Liverpool Street Station, tomada de Pinterest. Imagen de Emmeline Pankhurst, tomada de la web de la BBB. Imagen trinchera Somme, tomada de la web de ABC.



11 comentarios:

  1. La tengo por leer, anteriormente Mayte ha sabido conquistarme y no me cabe la menor duda que con esta lo hará también 😉

    Muy buena reseña Carinyet.
    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  2. Me parece un novelón y una muy buena reseña. Como dices no son demasiadas las novelas que tratan sobre este conflicto, por lo que a mi personalmente me atrae. Además los personajes y la trama que nos cuentas me llama la atención. Por cierto un lujo que aparezcas en la solapa, Felicidades. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Fantástica reseña para una gran novela. Mayte es otra de esas autores que se supera con cada novela que escribe. Este libro no se lee, se devora!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Coincidimos en que es un novelón, tiene una trama fantástica, personajes de lujo y una ambientación espectacular.
    Una amplia y razonada reseña.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. No he leído nada de Maite todavía pero esta novela me llama especialmente y por tu reseña veo que merece la pena. Besinos.

    ResponderEliminar
  6. Me dejas alucinada con la cantidad de autores (más bien autoras) que me descubres y que me resultan absolutamente desconocidos. También me he quedado bastante sorprendida al ver que escribes en la solapa de la novela. No tenía ni idea de esa faceta tuya. ¿Trabajas en la editorial?
    El libro en principio no me interesaba nada. Entre la portada y la sinopsis, lo veía como una novela romántica que veo que es donde, Tal vez equivocadamente, se encuadra. Ahora, ha sido empezar a leer tu reseña y la cosa cambia. Como a ti, me interesan mucho las dos guerras mundiales, pero es cierto que, mientras de la segunda se ha escrito muchísimo, las novelas sobre la primera son más difíciles de ver y es un conflicto que cada vez me interesa más. ¿Has leído "Nos vemos allá arriba" de Pierre Lemaitre? Es muy buena.
    Tomo nota de esta novela, aunque no sé para cuando pues hacía mucho que no tenía tanto por leer casi para ya.
    Muy buena reseña.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. De esta autora solo he leído Detrás del Cristal que me gustó, y la verdad es que no me importaría volver a leer algo de ella y esta novela pinta muy bien. Tomo nota.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Totalmente de acuerdo, Paco, la ambientación y los personajes son los dos puntos fuertes de esta novela. Y la prosa de Mayte, claro, que hace parecer sencillo, natural y fluido, una narración que tiene mucho de exquisita. Y el resultado es, que aunque nos haya sorprendido con este cambio de registro, sigue emocionándonos como con sus novelas de ambientación contemporánea. Sabía que te gustaría ;-) Besos.

    ResponderEliminar
  9. Pues no conocía a esta autora en absoluto, pero después de lo que cuentas creo que debo conocerla sí o sí, pues las historias sobre la Primera Guerra Mundial me gustan muchísimo y creo que esta tiene toda la pinta de ser de mi estilo, sobre todo si no hay un exceso de romanticismo y hay buena narrativa. Tomo nota. Un saludo!

    ResponderEliminar
  10. No sé si será el destino, pero me cruzo continuamente con esta novela. Hasta ahora, me echaba un poco para atrás lo de novela romántica (no es que me importe eso, pero ahora busco otras cosas), pero al leer tu reseña y ver que hay mucho más: retrato social, personajes bien armados, ambientación histórcia... he decidido dejarme llevar por ese "destino" y hacerme con ella. Abrazos.

    ResponderEliminar
  11. No he leído todavía a la autora, pero entre unas reseñas y otras me estáis empezando a convencer
    Besos

    ResponderEliminar