miércoles, 24 de octubre de 2018

La Retornada, de Donatella di Pietrantonio






















Datos técnicos:


Título: La Retornada
Título original: L´Arminuta.
Autora: Donatella di Pietrantonio
Traductor: Miguel García.
Editorial: Duomo Ediciones
1ª edición: agosto/2018
Encuadernación: rústica con solapas.
Idioma: Español
ISBN: 978-84-17128-04-3
Nº pág.: 256



Sinopsis:


Con la maleta en una mano y una bolsa con zapatos en la otra, una muchacha de trece años llama a una puerta tras la que hay un mundo desconocido, extraño. Empieza así esta historia vehemente y cautivadora, con una adolescente que de un día para otro es devuelta a su familia biológica y lo pierde todo: una casa confortable, a sus mejores amigas, el cariño incondicional de sus padres, o de quienes creía que eran sus padres. Su nuevo hogar es pequeño, oscuro, hay hermanos por todas partes y poca comida en la mesa. Pero está Adriana, la hermana pequeña que le abre mucho más que la puerta de su nueva casa.


Opinión Personal:



Las buenas críticas que leí de la prensa especializada, pero sobre todo las reseñas positivas de blogs literarios que frecuento, y de cuyo criterio me fío, me impulsaron a leer la novela de la escritora italiana Donatella di Pietrantonio, La Retornada, sin olvidarme del atractivo catálogo que tiene la Editorial Duomo en su sección Nefelibata. Se cumplieron las expectativas que tenía puestas en su lectura, diría que con creces. Sin embargo, y en mi modesta opinión, el desenlace me pareció precipitado, lo que desluce un tanto el buen trabajo literario realizado por la autora a lo largo de los capítulos. Pese a esta particular observación, merece la pena su lectura, por el tema que toca en la novela, y por cómo lo afronta la autora, que invita a la reflexión ante los episodios que vive la niña que protagoniza esta historia. Donatella di Pietrantonio trata con delicadeza y sensibilidad el tema de las adopciones irregulares de niños y lo que esto supone para su identidad, que los confunde al no saber quién es realmente su verdadera madre, si la biológica o la adoptiva; se sienten en tierra de nadie al no saber a cuál de las dos aferrarse, como lo podrá comprobar el lector a lo largo de los 33 capítulos en los que está estructurada la novela.

La Retornada es una novela cautivadora, desde el momento en el que “subía con trabajo la escalera de su casa con una maleta incómoda y una bolsa llena de zapatos revueltos” (pág. 11), ante ese futuro incierto que se le presentaba a una niña de 13 años. Una incomodidad que se plasma en la estructura de la novela, porque la corta extensión de los primeros capítulos, de apenas dos o tes páginas, me daba a entender que era la forma que la protagonista y narradora de la novela utilizaba para expresar el miedo que sentía ante el cambio al que se enfrentaba, plasmando con ideas concisas las impresiones iniciales que le causaba su nueva familia, de la que sobre todo le impactaba el rudo comportamiento de sus miembros. Un comportamiento al que no le quedó otro remedio que amoldarse, y que se verá reflejado en los siguientes capítulos, ya un poco más extensos, en los que ofrece al lector sus confidencias sobre todo lo que ocurre a su alrededor, sin olvidarse nunca de su vida anterior, de la que ofrecerá retazos que mostrarán el drástico cambio que supuso para ella el que se tuviera que ir a vivir con una familia que no consideraba suya, y a la que la había empujado quien ella creía que era realmente su verdadera madre. La protagonista pasará de llevar una vida acomodada a convivir con las estrecheces por las que pasan los miembros de su familia biológica. En algunos capítulos el lector conocerá retazos de ese pasado en el que las preocupaciones no formaban parte del personaje principal de este novela.

Me llamó la atención la forma que elige Donatella di Pietrantonio para atraer el interés del lector en relación con el tema central de La Retornada. Y es que en ningún momento se mencionará el nombre de las localizaciones por las que se mueven los personajes, ni tampoco dará a conocer al lector el nombre de algunos de ellos, ni de la protagonista, que tampoco sabremos cómo se llama. Entiendo que la escritora italiana utiliza esta técnica para así universalizar un problema que afecta a nuestra sociedad, como es el de las adopciones ilegales. Sin embargo solo conocerá el nombre de quien la protagonista creía que era su verdadera madre, Adalgisa, y el tres de sus hermanos, con los que tendrá una relación más directa; no así los nombres de sus padres biológicos.

Son los personajes que acabo de mencionar en el párrafo anterior quienes más perfilados están a lo largo de los capítulos, salvo Sergio, al que supongo conocemos más directamente por su carácter díscolo, y por el mal trato que tiene con la protagonista, a quien procura incordiar cada vez que encuentra el motivo para hacerle daño, bien físico o psicológico. Sin embargo, el lector conocerá más a fondo al mayor de todos ellos, Vinzenzo, y a Adriana, la hermana con la que más relación tendrá con la protagonista, que se consolida con el transcurso de los capítulos. Adriana muestra una madurez semejante a la que se va afianzando en su nueva hermana, quizás ya moldeada por ese ambiente tan rudo del que forma parte. Y supongo que será Vinzenzo quien acapare la mayor atención del lector, no solo por la particular relación que mantiene con la protagonista y narradora de esta novela, sino porque es un personaje que da mucho aliciente a la trama, como lo podrá comprobar el lector a lo largo de los capítulos, atrayendo sobre todo nuestra atención en el que quizás sea uno de los episodios más álgidos de todos los que se suceden en la novela. No me olvido tampoco del papel que juega en la vida de la protagonista el menor de los hermanos, Giuseppe, desde el momento en el que se da cuenta de los rasgos que atraen su atención, y hace que se preocupe más por él.

En La Retornada nos encontramos con que la protagonista tiene 13 años, pero comprobamos cómo a lo largo de los capítulos su madurez es tal que cuesta trabajo asimilar la edad que tiene esta niña. Pero es que le toca vivir un cúmulo de episodios que provocan que su mente despierte y asimile con el paso de los capítulos cómo es la cruda realidad del mundo de los adultos en el que se mueve. Una realidad que le llevará a hacerse múltiples preguntas, y sobre todo a hacérselas a quienes tienen la obligación moral de responderle, pero el lector comprobará cómo esas respuestas las va conociendo en pequeñas dosis que todavía la confunden más, hasta el momento en el que conoce la cruda realidad y se lleva el mayor golpe de todos los muchos que ya le habían dado entre unos y otros, alguno incluso físico, en el espacio de ese año que tan largo se le hizo y que marcaría su vida. Pero sobre todo, y pese a lo que acabo de comentar, destacaría la fuerza de superación que tiene la protagonista, que sobresale en los estudios por encima de sus compañeros, logrando incluso que le concedan un premio de carácter nacional por una redacción que escribió. De hecho, su profesora, Perilli, se preocupará de que sus padres la envíen al instituto, porque les dice que tiene cualidades para seguir estudiando; aunque, en este sentido, contará con el apoyo económico de la que había creído que era su madre hasta que fue devuelta a su familia biológica.

Donatella di Pietrantonio escribe esta novela con un estilo muy directo y una prosa sencilla, adaptándose en la mayor parte de la narración a la edad de la protagonista, aunque en algunos momentos nos dé la impresión de que está escrita por un personaje más adulto, como lo recordará la narradora en alguna fase de la novela, pero relata lo ocurrido durante ese año de una forma muy vívida, que hace que recuerde todo lo que le sucedió con ambas madres con total nitidez, porque ese año marcaría un antes y un después en su vida. La escritora italiana ofrece al lector una historia que todo lo que se refleja a lo largo de los capítulos está plasmado de tal forma que semejan muy reales los episodios que viven los personajes. El ritmo de lectura es muy fluido, diría que adictivo, porque me preguntaba qué más cosas le podrían pasar a una niña de trece años, con los palos que le estaba dando la vida en un período tan corto de tiempo, pero que le ayudaría a madurar y a superarse ante las adversidades a las que se enfrentó.




Biografía:


Nació en Arsita, un pequeño pueblo en la provincia de Teramo (Abruzos, Italia), donde también pasó su infancia. Desde que tenía nueve años escribe historias, cuentos de hadas, poesía y novelas. Se dio a conocer con Mia madre è un fiume (2011, Premio Tropea). Su siguiente obra, Bella mia (2014), quedó entre las finalistas del reconocido Premio Strega, siendo galardonada posteriormente con el Premio Brancati. Con su tercera novela, La Retornada, consiguió en 2017 ser finalista del Premio Napoli y erigirse con el Premio Campiello. En la actualidad vive en Penne, en los Abruzos, donde escribe y ejerce como dentista pediátrica.



Nota: Datos técnicos, sinopsis, biografía y fotografía de la autora, tomados de la web de Duomo. 

15 comentarios:

  1. Como tú he leído muchas críticas positivas de esta novela y espero no tardar mucho en darle una oportunidad. Además el tema de la adopción me parece de lo más interesante. Muchas gracias por tu reseña.

    Nos vemos entre páginas
    La vida de mi silencio

    ResponderEliminar
  2. Ya sabes que me gustó muchísimo. Respecto a lo que comentas, a mí me pasó que a mitad de la novela dije: Pero si no sé como se llama!!! es curioso porque no me preocupó en ningún momento su nombre, no era necesario. Pues eso que me gustó muchísimo.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Creo que es una novela que describe estupendamente el desarraigo sin caer en dramatismos, me alegro de que la hayas disfrutado.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Ay Paco! Otra de mis pendientes! Ya no puedo remontar con tantos libros atrasados, es imposible 😩😩😩

    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  5. A mi me gustó mucho, ya lo sabes, sobre todo por ese tono tan contenido. Y el final sí que me satisfizo completamente
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Es una lectura que quiero leer porque estoy segura que la disfrutaré.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Pues qué pena lo del desenlace, porque pinta muy bien esta novela. No me importará leerla si se cruza en mi camino.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. Yo la tengo apuntada, esperando poder hacerle un hueco. Besinos.

    ResponderEliminar
  9. Hola! Vaya pedazo de reseña! Una pregunta, eres escritor, periodista o profesor? Porque es que escribes genial, me has dejado anonadada, comparado con mis reseñas, que son como de andar por casa, me ha parecido de crítico literario profesional. Coincidimos en todos los aspectos, si te apetece leer mi reseña está en mi blog pero me da hasta vergüenza recomendártela jeje. Felicidades!

    ResponderEliminar
  10. La tengo apuntadisima,me llama bastante la atención.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Este libro ha gustado mucho, sin embargo yo no me termino de animar con él, la verdad, no me termina de interesar
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Me alegra haber acertado. Sabía que te gustaría. De ese desenlace hay quienes lo ven precipitado, yo tampoco lo sentí tanto pero quizá más apresurado que el ritmo medio de la novela sí lo es.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Hola Paco,

    Sí es verdad que tiene una sinopsis de lo más potente...
    Su boom mediático me hizo recelar al principio un poco, pero veo que os está pareciendo una lectura más que satisfactoria, así que...
    Feliz fin de semana!!

    ResponderEliminar
  14. Aunque me parece muy interesante todo lo que cuentas en tu reseña, es un tema que me angustia un poco. Siempre me he preguntado cómo reaccionaría yo si perdiera mis raíces de repente y tuviera que agarrarme a otras nuevas y desconocidas. De cualquier forma, tu reseña es estupenda para acercarme a esta novela. Abrazos.

    ResponderEliminar
  15. Creo que voy a esperar un poco a que pase el boom, está demasiado por las nubes y ya dudo aunque tú me vuelves a tentar. Un abrazo, Paco.

    ResponderEliminar