martes, 25 de septiembre de 2018

Mujeres de Roma. Heroísmo, intrigas y pasiones, de Isabel Barceló Chico
























Datos técnicos:





Título: Mujeres de Roma. Heroísmo, intrigas y pasiones 
Autora: Isabel Barceló Chico 
Editorial: Sargantana
2ª edición: Mayo 2018
Encuadernación: Rústica con solapas
Idioma: Español
ISBN: 978-84-16900-76-3
Nº pág.: 474

Sinopsis:

Desde el rapto de las Sabinas, que marcó la fundación de Roma hace más de dos mil quinientos años, y a lo largo de los siglos, las mujeres participaron activamente de cuanto acontecía en su época y su aportación fue esencial para hacer de Roma el crisol de la cultura occidental a la vez que una ciudad inolvidable y única. De manera individual o colectiva se singularizaron, tomaron decisiones y protagonizaron experiencias que tienen valor universal y por ello trascienden a sus propias circunstancias y a su tiempo. La inmolación de Lucrecia como forma de denuncia social; el precio que pagó Agripina la Menor por intervenir en política en tiempos de Nerón, y la humillación de la pintora barroca Artemisia Gentileschi a causa de una justicia desigual, aún nos incumben.

Mujeres de Roma. Heroismo, intrigas y pasiones sale a buscar en la Roma actual el rastro de aquellas y otras mujers para acompañarlas en sus momentos críticos, vivirlos con ellas y tratar de comprenderlas a todas: las que convirtieron en modelos de virtud y las que fueron machacadas por Roma; las que empuñaron las armas, las que se entregaron a Dios, las fanáticas, las seductoras, las que se sirvieron como moneda de cambio. Emperatrices, esclavas, matronas, santas, cortesanas, taberneras, todas las (queridas) mujeres de Roma.

Opinión Personal:

Disfruto cada vez que me acerco a la narrativa de Isabel Barceló Chico (Sax, Alicante). Su prosa exquisita, la forma en la que se dirige al lector ofreciéndole historias trazadas con fuerza y pasión, y ese compromiso que tiene por hacer de la mujer la protagonista indiscutible de sus obras, convierten sus trabajos literarios en verdaderas joyas que conquistan a quienes se sumergen con fruición en la lectura de cualquiera de los títulos que tiene publicados hasta la fecha. Sin embargo, me imagino que en esta ocasión Isabel Barceló sorprendió a propios y extraños con un libro que creo se sale de la zona de confort de la mayoría de los lectores; o eso creo: Mujeres de Roma. Heroísmo, intrigas y pasiones. Y es que la escritora natural de Sax ofrece al lector una obra en la que muestra un paseo inolvidable por la Roma Eterna, porque a través de sus páginas nos ofrece historias que nos lleva de una época a otra, en las que recupera personajes históricos femeninos, muchos de ellos injustamente olvidados que bien tuvieron relación directa con el devenir de la ciudad, o con quienes ostentaron el poder sobre ella, sobre todo en la época de los césares. Mujeres de Roma. Heroismo, intrigas y pasiones, es el título del que hoy quiero compartir mis impresiones. Sin duda alguna, una lectura que me hizo saborear página a página y que recomiendo a quienes disfrutan de la Historia con mayúsculas, porque en este libro se encuentra con una sucesión de historias atractivas que no tienen desperdicio alguno. Parafraseando al escritor Carlos Fisas, son historias de la Historia. «He aquí un camino para acercarnos a la maravillosa y casi desvanecida Roma antigua. Un camino que cruza la memoria, la imaginación y la reflexión histórica. Las ruinas, como los paisajes (el río y las colinas que persisten firmes), nos ayudan a evocar fascinantes historias; a la sombra de los viejos monumentos hallamos relatos que son pasadizos verbales para el viaje personal a un pasado que aún nos emociona e ilumina, nos invitan a recobrar inolvidables momentos y retratos memorables de intenso color dramático y estupendas sugerencias emotivas» (Pág. 13). Este fragmento del prólogo de este libro, plasmado por la pluma del escritor, editor y académico de la lengua Carlos García Gual, refleja perfectamente lo que el lector se va a encontrar en sus páginas.

(Rafael y Margherita Luti)

Antes de entrar en materia, creo que merece la pena hablar de la catalogación de este libro. Sin duda alguna, estamos ante un ensayo, por la forma en la que son presentados los personajes que se mencionan en el libro y los hechos que vivieron en su momento, como lo puede comprobar el lector en la bibliografía anexa, y que demuestra la ardua labor de documentación que realizó la autora para realizar este magnífico y laborioso trabajo literario, y para que lo que plasma en él fuera lo más ajustado a cómo sucedieron en los episodios que se relatan. Pero es que también el lector se encontrará también con fragmentos que tienen rasgos propios de un relato novelado, que hace más amena su lectura, y que la autora aprovecha para ahondar en la personalidad de los personajes, en sus emociones, en sus sentimientos o incluso en el sufrimiento que padecen algunos de ellos; eso sí, el lector no se encontrará diálogo alguno que le dé un ritmo más dinámico a la lectura. Ese ritmo dinámico no es necesario, porque la estructura de los capítulos es de por sí dinámica e incluso dan la sensación de que estamos ante una sucesión de novelas cortas que ayudan todavía más a mantener el interés por lo que en ellos se narra. 

Mujeres de Roma. Heroísmo, intriga y pasiones, es un libro que sirve al lector como verdadera guía de viaje para adentrarse por la que hoy es la capital italiana. Y es que, tal y como están presentados los 18 capítulos en los que se estructura este libro, el lector se adentra en cada uno de ellos como si realmente paseara por sus arterias más emblemáticas: la Via Appia, la Via de las Termas de Caracalla, la Vía Garibaldi, la vía della Lungara, o la puerta del Pópolo o el Trastévere son, entre otros, caminos que conducen a la historia de los personajes que por ellas transitaron en algún momento de sus vidas, y de paso nos da a conocer plazas y edificios emblemáticos que todavía perviven en el tiempo o de los que solo quedan algunos vestigios.  Tal y como describe Isabel Barceló cada uno de los rincones que nos muestra de la Ciudad Eterna, animan a acercarse a esta grandiosa ciudad, y empaparse con todo lo que en él relata un narrador omnisciente. El lector tiene la sensación de que desfilan ante él verdaderas postales de la capital romana, presentadas con descripciones claras, precisas, muy visuales y llenas de colorido, que surten en el lector el efecto de ser un espectador privilegiado de cada una de ellas.

(Autorretrato Artemisia Gentileschi)

«Fueron muchas las mujeres que, de manera individual o colectiva, se singularizaron, tomaron decisiones o sufrieron experiencias que aún nos interesa conocer...El precio que hubo de pagar Agripina la menor por pretender participar en la vida política; la humillación de la pintora Artemisa Genileschi a causa de una administración de justicia desigual; el espantoso castigo de Beatrice Cenci, fruto del pavoroso abandono social de los individuos en el interior de la familia, o la inmolación de Lucrecia como una forma de denuncia social, aunque ocurriera hace siglos, no son en absoluto cuestiones ajenas a nuestra sociedad» (Pág., 18). Mujeres de Roma. Heroísmo, intriga y pasiones, relata historias de mujeres de todo tipo y condición social. La particularidad que hay en casi todas ellas es que sus vidas estuvieron vinculadas a los hombres que se mencionan a lo largo de los capítulos, la gran mayoría de ellos conocidos por los lectores, sobre todo por quienes les atraen las figuras históricas que marcaron algún hito en su momento y que, de una forma u otra, su obra perduró e influyó en el transcurso de la Historia. Y es que personajes que se mencionan en este libro, como Séneca, Nerón, Julio César, Marco Antonio, Napoleón o Garibaldi son mostrados desde un punto de vista diferente al que estamos acostumbrados a conocerlos, pues es a través de sus esposas, de sus amantes o incluso de sus siervos, por lo que viene a corroborar el dicho de que detrás de un gran hombre hay una gran mujer, en muchas ocasiones injustamente olvidada. Y es que su papel siempre estaba en la sombra, pero su labor influía en la decisión tomada por quienes ostentaban algún tipo de poder. Junto a las mujeres ya mencionadas en el fragmento resaltado entre comillas, merece destacar la presencia en Roma de reinas como Cleopatra de Egipto o Cristina de Suecia que, pese a su condición regia, su paso por las calles de la Ciudad Eterna no eran bien vistas por la ciudadanía, como extranjeras que eran.

(La muerte de Séneca)
Sin embargo, de entre las historias que se relatan, me llamaron poderosamente la atención los capítulos protagonizados por la liberta Acté y su relación con el emperador Nerón, cuya narración está dotada de tal intensidad y fuerza que atraen la atención del lector en todo momento, y en el que incluso se relatan algunas escenas que alcanzan un rasgo sobrenatural, que tienen lugar en el mausoleo de los Domicios. La intriga es un gran aliciente para estar muy pendiente de todo lo que en él ocurre, sobre todo en torno a la figura de Agripina, madre del emperador. Pero especial mención merece la figura de la pintora Artemisa Genileschi (siglo XVII) y la violencia de género que sufrió y reflejaría en sus pinturas. Esta reconocida pintora sufriría humillación a causa de una administración de justicia desigual, como lo podrá comprobar el lector en las impactantes escenas que se relatan. No me olvido de la historia de Horacia y sus hermanos trillizos, que son elegidos para defender la integridad de Roma, para enfrentarse en singular combate ante otros tres trillizos que defenderían a Alba Longa, pero el lector le sorprenderá el giro que toma este hecho al comprobar cómo pasan de ser héroes a villanos. 

Mujeres de Roma. Heroísmo, intriga y pasiones, es un libro escrito con una prosa fresca, cautivadora, cargado de intensidad narrativa, de emociones y reflexiones que invitan al lector a meditar sobre lo que el narrador comenta en torno la labor realizada por las mujeres que toman protagonismo a lo largo de sus páginas. Es una lectura amena, adictiva y fluida, pese a que todo el libro es de carácter descriptivo y narrativo, pero que está presentado de tal forma que entusiasma a quienes afrontan su lectura. No me extraña que ya hayan lanzado una segunda edición de este interesante libro que hoy recomiendo.

Biografía: 

Sax, Alicante), es licenciada en Filosofía y Letras por la Universidad de Valencia. Desde hace años está empeñada en recuperar y dignificar la memoria de las mujeres. Ha publicado las novelas: Las flechas de Eros; La ira de Medea; La fundación de Roma y Orfeo desciende a los infiernos (reseña), (todos ellos en Editorial Gredos, 2017), Perseo y la mirada de Medusa (reseña) (Editorial Gredos, 2016), La muchacha de Catulo (reseña) (Ediciones Evohé, 2013), finalista de los premios Hislibris en las categorías “Mejor novela histórica” y “Mejor escritor”. Dido reina de Cartago (reseña) (ES Ediciones, 2009 y Punto de Vista Editores, 2017 en formato digital), finalista en los premios de la crítica de la Comunidad Valenciana; Tope secreto. El secuestro de la luna (reseña), novela juvenil publicada en Amazon. Autora de numerosos relatos cortos y artículos en diferentes medios y conferenciante. Residió en la Real Academia de España en Roma con una Beca de Literatura Valle-Inclán, concedida por el Ministerio de Asuntos Exteriores, a fin de documentar este libro. Creadora y administradora del blog Mujeres de Roma (enlace), que ha superado ya el 1.420.000 páginas vistas.

Nota: Datos técnicos, sinopsis y biografía de la autora, tomados de la web de la editorial. Lámina de Rafael y La Fornarina, tomada de Wikipedia. Lámina de Artemisia Gentileschi, tomada de Wikipedia y Lámina de La muerte de Séneca, de Wikipedia. Fotografía de Isabel Barceló, tomada de su blog Mujeres de Roma. 

13 comentarios:

  1. No soy muy lectora de la época romana, pero sí me gustan las historias de mujeres y descubrir como vivían y su lucha del día a día. Intento darle una oportunidad.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho las novelas ambientadas en la Roma antigua y si encima nos cuentas las historias de mujeres, pues un plus añadido. Me lo llevo apuntado.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Uy, este me parece muy, pero que muy interesante. Tengo que leerlo. Me lo llevo apuntado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Recalco que es un ensayo con algunas fases en las que se utiliza la técnica novelada para hacerlo más atractivo. No espere el lector una novela al uso: ni mucho menos. Si alguien tiene a bien leer la reseña, o por lo menos lo resaltado en negrita, comprobará mi aclaración.

    ResponderEliminar
  5. Pues desde luego aunque no soy lectora habitual de ensayos me resulta muy atrayente y por lo que cuentas la lectura resulta cómoda, no trabajosa como suele ser habitual en los ensayos. Me lo llevo apuntado Paco.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Para no ser un género en el que me sienta cómoda tiene algo que me gusta ¿Será tu forma de contarlo? Va a ser eso 😉

    Besitos carinyet 💋💋💋

    ResponderEliminar
  7. Lo he leído. Isabel Barceló es una autora que atrapa la atención y además es amena. Me encanta.

    Gracias, Paco, por tu reseña, para mí es tan objetiva como insuperable

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Esta vez no estoy segura de que yo disfrutara como tú de la lectura. Lo voy a dejar pasar. Una reseña impecable.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Pues cierto que se sale de mi zona de confort, porque el ensayo no es un género que toque mucho, aunque si es bueno, como el que nos presentas hoy, creo que vale la pena. Es un punto de vista, tanto de Roma como de la historia, a través de las mujeres que creo que es muy necesario. Gracias por descubrirnos este libro. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Ohh qué curioso. Me encantan estos libros que se centran en mujeres así. Si no llega a ser por ellos no conoceríamos sus vidas. Me parece que sería un buen regalo para alguien que yo me sé. Besos

    ResponderEliminar
  11. Me encanta tu reseña Paco, pero no me veo yo con ella, la verdad, lo dejo pasar
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Hola Francisco. Llevo tiempo detrás de este libro. Desde el principio me llamó muchísimo la atención, pero por una u otra causa lo he dejado pasar y todavía no lo he leído. Ahora que he visto tu reseña tengo mucho más claro que quiero leerlo. Disfruto con la historia y me gusta el punto de vista que tiene el libro de Isabel, seguro que distinto a cualquier otro de esta época. Ya es hora de qué me decida a leerlo. Ya te contaré cuando por fin lo haga. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Me gusta el tema, pero los libros de este estilo, más ensayo y biografía, no son de mi estilo. ¿Has leído el de Posteguillo de "El séptimo círculo del infierno"? Podría interesarte porque hace algo similar con escritores y escritoras olvidados.

    Un saludo,
    Laura.

    ResponderEliminar