miércoles, 18 de abril de 2018

El caso Demichellis, de Francisco Marín






















Datos técnicos:


Título: El caso Demichellis
Autor: Francisco Marín
Editorial: Autoeditado Amazon (enlace)
1ª edición: 09/2016
ASIN: B074DZGHP3
Idioma: Español
Formato: Ebook
Nº páginas: 225
Precio: Ebook: 1,09€
             Tapa blanda: 18, o5€

Sinopsis:

Eduardo Ribas es juzgado y condenado por el homicidio de una enfermera (Ana López Demichellis). Ni Raúl Ballesteros, un prestigioso abogado políticamente incorrecto, ni la hermana de la víctima (Raquel), una bella y sensual joven, están convencidos de la culpabilidad del hombre que acaba de ser condenado. Ambos deciden contratar a un extravagante detective pero dotado de grandes facultades deducivas para intentar esclarecer los hechos.

Una vez iniciada las investigaciones, la primera circunstancia que llama la atención del detective (Álex Zarco) es el hecho de que el último paciente de Ana, enfermera de la Unidad de Cuidados Intensivos, fue un hombre tiroteado.

Dos crímenes violentos en una isla tranquila como Ibiza en invierno parecen demasiada coincidencia. ¿Tendrán alguna relación o será pura casualidad?



Opinión Personal:



Me gustan las novelas, películas o series de corte judicial. Vi que El caso Demichellis tenía una sinopsis atractiva, y las opiniones que se vertían en ella, tanto en Amazon como en las redes sociales, eran otro aliciente más para afrontar su lectura; porque incluso algunas de ellas decían que iba camino de convertirse en un bestseller. El lector que decida darle una oportunidad, seguro que no dudará en recomendarla; por eso, hoy comento en mi blog las impresiones que me causaron su lectura, con un resultado final totalmente satisfactorio. En este sentido, se agradece que los autores nos ofrezcan localizaciones muy distintas a las habituales en géneros como el thriller o novela negra; pero es que si sabe aprovechar los espacios por los que habitualmente se mueve, y que se pueden adaptar perfectamente a los cánones de ambos géneros, el lector se quedará sorprendido con el resultado final: Francisco Marín consigue la atmósfera adecuada para que las localizaciones elegidas para la trama de la novela causen en el lector la impresión de que tiene ante sí una ciudad totalmente distinta de la que conoce, porque verá que se aleja de los clichés propios de esta isla balear, y aunque lleve a los personajes por los rincones habituales de ocio, dudará incluso de si realmente el autor le están hablando de esos lugares que tanto frecuentan los turistas.
(Panorámica de Ibiza)
El caso Demichellis es una novela que va de menos a más, tanto en el ritmo de lectura como en la sucesión de episodios que la conforman, incrementándose en el último tramo de la misma, en donde el lector se encontrará con una serie de situaciones y giros que acapararán su atención. El autor sabe manejar los momentos de intriga y provocar en el lector las situaciones de máxima tensión narrativa, para que esté más pendiente de lo que sucede en la investigación llevada a cabo. Incluso verá cómo en algún momento Francisco Marín juega con el lector a la hora de adivinar quién o quiénes están detrás de ese crimen cometido y de los episodios posteriores que tienen lugar, al ofrecerle algunas pistas falsas. En el último tramo de la novela, la lectura se me hizo muy adictiva; apenas tuve momentos para relajarme porque, cuando menos me lo esperaba, aparecía una nueva sorpresa que redoblaba mi interés por lo que sucedía. Sin duda alguna, y en mi modesta opinión, el autor consiguió un final muy bien cerrado, en donde amarró a conciencia todas las subtramas que había abierto a lo largo del desarrollo de los capítulos.

El caso Demichellis es un thriller con rasgos de novela negra porque, a parte de la investigación que se llevará a cabo para descubrir quién o quiénes estaban detrás del asesinato de la enfermera Ana López Demichellis, Francisco Marín enriquece la novela con varias subtramas con las que realiza una clara crítica social, aprovechando las diversas situaciones que viven los personajes que más relevancia tienen en el desarrollo de la misma. El funcionamiento del sistema judicial en nuestro país se lleva la palma, incidiendo sobre todo en la institución del Tribunal del Jurado, cuya competencia se extiende al juicio de homicidio en grado de consumación. Esta será la base de la que parte la novela porque, como adelanta la sinopsis: ni Raúl Ballesteros, ni Raquel, hermana de la víctima, están convencidos de la culpabilidad de Eduardo Ribas, el hombre que acaba de ser condenado por el homicidio de la enfermera Ana López Demichellis. El lector comprobará cómo el autor toca en la novela otro problema que, por desgracia, está muy presentes en nuestro día a día, y los medios de comunicación hacen eco de ello, como la violencia de género: el abogado criminalista, al que ya mencioné, actuará como defensor, al prestar servicio en el turno de oficio en un caso de violencia machista, en el que tiene que asistir a un ciudadano alemán, acusado de causar malos tratos a su pareja. El lector también asistirá a situaciones de rasgos intimistas, sobre todo en la persona del ya mentado Raúl Ballesteros, pues será testigo de la relación que mantiene con su hija adolescente, que tiene que convivir con unos padres divorciados, y cuya relación provocará que la tensión narrativa esté muy presente en esos episodios.
(Hospital Can Misses,Ibiza)
Francisco Marín ofrece al lector, en su ópera prima, un ramillete de personajes que forman un universo atractivo, alguno de ellos incluso por su carácter un tanto extravagante. Si bien es el receloso y prestigioso abogado, políticamente incorrecto, Raúl Ballesteros quien aparece en escena en primer lugar, a medida que pasan los capítulos nos encontraremos con otros dos personajes, Alex Zarco y Raquel López que, junto con el ya mencionado abogado, forman un trío atractivo, y dan mucho juego a la novela, por las características de cada uno de ellos, tan distintos entre sí pero que, sin embargo, terminarán formando un equipo compacto, convencidos de la inocencia del condenado por los hechos de los que es acusado en el juicio del que tendremos conocimiento en el primer capítulo de la novela. Francisco Marín perfila unos personajes bien construidos, creíbles y muy cercanos, con quienes el lector empatizará en mayor o menor medida a lo largo de los 42 capítulos en los que se estructura la novela; incluso diría que casi todos ellos se salen de los criterios propios de los personajes que nos encontramos en las novelas del género. Alex Zarco fue el personaje que más me atrajo, por los rasgos que lo caracterizan. Aunque en un principio me causaba la misma impresión que al abogado que lo contrata por insistencia de su clienta, porque comprobará directamente las dudas que sobre él tiene Raúl Ballesteros. Quizás sea el detective privado el personaje que más evolucione a lo largo del desarrollo de la trama: con el paso de los capítulos verá que tiene ante sí ante a un personaje que está muy perdido en las decisiones que toma para que las investigaciones que lleva a cabo den el resultado deseado; pero el lector comprobará cómo persevera para conseguir su objetivo, utilizando incluso métodos poco legales si fuese necesario, a sabiendas de que puede terminar sancionado y desprovisto de su licencia como detective. No me olvido de Ferrando, sargento del cuartel de la Guardia Civil de Santa Eulalia, que también acaparará la atención del lector, tanto por su carácter, como por su relación con el abogado y el detective privado, al ver cómo insisten en seguir con la investigación del asesinato de la enfermera, pese a que en el juicio ya celebrado se culpó al reo mencionado en la sinopsis; y tampoco de otro personaje excéntrico, el pintor Paco Marín, que tiene una estrecha amistad con Raúl Ballesteros, aunque también tendrán sus más y sus menos.

El caso Demichellis es la ópera prima del escritor cántabro Francisco Marín. El escritor cántabro, afincado en Ibiza, ofrece una trama bien hilvanada y escrita, bien documentada, en la que el autor demuestra que conoce la temática que aborda la novela. El lector comprobará cómo le despistará en más de una ocasión a la hora de averiguar quién está detrás del asesinato de Ana López Demichellis. El autor utiliza un lenguaje sencillo, y un ritmo de lectura fluido y ameno, con las necesarias dosis de intriga y tensión narrativa para absorber la atención del lector. Ofrece al lector una novela entretenida, que va de menos a más, encontrándose con un tramo final en el que figuran unos giros que sorprenderán al lector, y que mantendrá el interés hasta la última página.



Biografía:



Francisco Marín nace en Castro-Úrdiales (Cantabria), en 1962. A los nueve años se traslada con su familia a vivir a Benidorm (Alicante), donde transcurrirá toda su juventud. Posteriormente residirá en Valencia, Bellvís (Lleida), San Sebastián y finalmente se afincará en Ibiza, donde vive en la actualidad. Es licenciado en Derecho por la UNED. Estudió tres cursos de Filosofía en la Universidad de Valencia, pero no acabó la carrera. Durante algunos años trabajó como recepcionista de hotel y camarero. Desde 1992 es funcionario de la Administración de Justicia. El caso Demichellis es su primera novela publicada.

Nota: Datos técnicos y sinopsis, tomados de Amazon. Fotografía de Francisco Marín, tomada de la web del Diario de Ibiza. Biografía del autor, de la web de la editorial Atlantis. Imágenes que acompañan al cuerpo de la reseña, de google imágenes. 






12 comentarios:

  1. No la conocía y hace tiempo que no leo una novela de corte judicial. Podría ser interesante.
    Gracias

    ResponderEliminar
  2. Al contrario que a ti la temática judicial no me resulta atractiva aunque este libro tiene muchas más cosas que sí me gustan,ya vere que hago.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Si es que no puede ser Paco, no puede ser, me gustan todos, voy a tener que dejar de visitaros una temporada hasta que me reponga económicamente...jajajajaja. Vale, dejar de leeros no es una opción, pero no doy abasto con todo.

    Besitos carinyet.

    ResponderEliminar
  4. Pues no me sonaba de nada. Y pinta muy interesante esta novela. No me importaría leerla.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  5. Pues la verdad es que no sé de qué me suena tanto este título y me gusta lo que cuentas. Me lo apunto, que vaya de menos a más es siempre bueno, lo malo sería el caso contrario, pero el que digas que es entretenida ya me deja un poco dubitativa, porque con tantos libros voy solo a por los de notable.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Qué curioso que el autor use su propio nombre para un personaje :)

    Pues lo que cuentas pinta muy bien, y es como dices, que se agradece salir de los escenarios habituales y que nos presenten lugares distintos porque eso también da otros aires a la narración y a las tramas.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  7. No la conocía pero no tiene mala pinta, lo miraré desde que despeje un poco mis pendientes. Besinos.

    ResponderEliminar
  8. De temática judicial ya tengo bastante con el día a día... jajajaja Tiene buena pinta, pero ya veremos que me siento ya mal de todo lo que está esperando...
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Bravo Paco, engordando las listas a tener en cuenta. Veo que los personajes son puntos fuertes y eso se agradece en una trama intrigante, que los personajes te dejen buen sabor de boca.

    ResponderEliminar
  10. Una propuesta muy interesante y atractiva, un género que me gusta mucho, así que la leería con gusto. un abrazo

    ResponderEliminar
  11. No me importaría leerlo, tiene algo que dice que me gustaría. Ademas, siempre disfruto una novela con buenos personajes. Por cierto, no conocía tu blog y ya te sigo. Te dejo mi blog por si te gusta también y quieres seguirme: leerenlaluna.blogspot.com.es
    Te leo y estaré comentando por aquí :P
    saludos!!

    ResponderEliminar