viernes, 19 de febrero de 2016

Iqbal Masih. Lágrimas, sorpresa y coraje, de Miguel Griot





Datos técnicos:


Título: Iqbal Masih
Lágrimas, sorpresas y coraje
Autor: Miguel Griot
Editorial: Oxford University Express
(Colección El Árbol de la Lectura)
6ª edición/2010.
ISBN: 978-84-673-5641-0
Nº páginas: 288


Sinopsis:

En 1995, Iqbal Masih, se convirtió en mártir por la lucha contra la esclavitud infantil al ser asesinado en Lahore, su localidad natal. Iqbal denunció su situación ante la opinión pública para concienciar al mundo de una injusticia que afecta a millones de menores en el mundo. A partir de la recreación de los testimonios de los que lo conocieron, lo escucharon o lo odiaron, asistimos a la descripción de un personaje cuya labor ha sido imprescindible en la búsqueda de un mundo mejor.



Opinión Personal:


Creo a la gran mayoría de quienes hemos leído esta novela nos quedarán grabadas en la memoria dos palabras: paisghee préstamo que se devuelve a través del trabajo e Iqbal. Dos palabras que se vieron obligadas a convivir porque la costumbre de Pakistán así lo exigía a quienes nada o muy poco tenían para así poder cubrir sus necesidades más básicas, pero nadie contaba con que una de ellas se rebelase contra la otra para luchar contra algo tan injusto, tan inhumano, tan degradante, y todos los calificativos que se les quiera añadir, como es la esclavitud infantilSin duda, es una de las mayores lacras que arrastra la humanidad, pues es inconcecible cómo, en pleno siglo XXI, todavía tienen lugar estas prácticas y no hay nada ni nadie que ponga remedio a ello. Estoy seguro que, mientras escribo estas líneas, en algún lugar del planeta, un niño o una niña toma parte en la cadena de elaboración de un producto que, quién sabe, a lo mejor hemos comprado finalmente nosotros, porque desconocemos la historia que se esconde detrás de algunos de los que utilizamos en nuestra día a día en el llamado mundo desarrollado.
                                                                                                                                             (Iqbal Masih)
Miguel Griot acertó cómo ganarse la atención del  lector para que la historia de Iqbal calara más entre quienes querían conocerla. No eligió el novelar su biografía utilizando la técnica tradicional, sino que utilizó la novela testimonio. En mi modesta opinión, la estructura elegida por el autor es un gran acierto, ya que mientras me sumergía entre sus páginas, me daba la impresión de que estaba presenciando un documental en el que alguien entrevistaba a quienes en algún momento de la vida de Iqbal habían tenido relación con él, fuese en un sentido u otro. Y desde luego que, por lo que a mi respecta, causó el efecto deseado. 

Sin embargo, en un primer momento se puede pensar que al no existir descripciones propiamente dichas, falta ambientación en la novela. Al contrario, con lo que nos van relatando los personajes nos podemos hacer una idea de las condiciones de pobreza en la que viven estas familias y cómo son las duras jornadas de trabajo de los niños esclavos. Prueba de ello, es el testimonio que nos deja el médico sueco que lo atendió mientras estuvo cinco semanas en este país nórdico, al quejarse de unos dolores de espalda. Lo que nos cuenta sobre la impresión que le causó Iqbal cuando lo examinó es desagarrador «No voy a entrar en detalles técnicos. Tampoco utilizaré palabras extrañas. No hacen falta, como tampoco fueron necesarias las palabras de Brittmarie. El cuerpo de Iqbal bastaba» (Pág. 173). El autor realizó una exhaustiva labor de documentación para novelar la biografía del autor. Como leí en alguna entrevista que le hicieron al respecto, comenta que el 90% de lo que figura en su primera novela es verídico. 

También esta técnica podría ser un impedimento a la hora de hacernos una idea de cómo son los personajes. Todo lo contrario: A raíz de las declaraciones de unos y otros conoceremos cómo fue el ciclo vital de este niño, todo un ejemplo de coraje y de superación frente a la adversidad y el buscar cómo ayudar a los demás pese a las muchas limitaciones que él tenía.

«Aceptó sus propias limitaciones y fue capaz de superarlas. Y, aunque suene muy tópico, lo hizo porque, en lugar de la obsesión por ganar, su única preocupación del partido fue cómo ayudar a su equipo, cómo encontrar su lugar, ser útil y poder participar» (Pág. 172). 
 (Ehsan Ullah Khan-líder del BFLL)
En Iqbal Masih, Lágrimas, sorpresas y coraje, nos encontramos con una historia desgarradora, dura, cruel, muy realista, en la que no perdemos detalle del calvario que vivió este niño que, en vez de hacer lo que le corresponde por edad, tiene que abandonar su familia e irse a trabajar para que puedan hacer frente al préstamo que el empresario les había concedido. Pero el lector verá cómo Iqbal se encara con el destino y decide tomar parte activa en la lucha contra la esclavitud infantil. Desde el momento en el conoce la labor del BFLL, Frente de Liberación del Trabajo Forzado, que lucha contra la esclavitud infantil y que abonó la cantidad que debía su familia al empresario para el que trabajaba en condiciones infrahumanas, su vida cambió y pasó a colaborar en las actividades que este movimiento realizaba para erradicar esta práctica ilegal. Incluso vemos cómo viajaría a Suecia y Estados Unidos pero también seremos testigos de cómo alguien, el 16 de abril de 1995, decide asesinarlo. Esa fecha desde 1998, quedaría institucionalizada como el Día Internacional contra la Esclavitud Infantil.

Veo que el ejemplar que tengo sobre la historia de Iqbal corresponde ya a la sexta edición. Y no me extraña que tenga tanto recorrido esta novela porque su historia no deja indiferente a nadie y nos invita a la reflexión. Una historia narrada con un estilo directo y un lenguaje sencillo, cercano, y en  el que vemos cómo el autor adapta la forma de expresarse cada personaje a la condición social de cada uno


Biografía:



(Salamanca, 1976) ha colaborado en la web del diario El Mundo, elmundo.es, y escribe en divertinajes.com. Su relato El Rey de Abria no se llama Guelfi obtuvo el premio de la Asociación Goya de Santander en 2004. Publicó Cuentos de Cura Sanita (Timun Mas) en 2005, lectura recomendada por la asociación de Biblioteques Publiques de Girona en 2006. Iqbal Masih, lágrimas, sorpresas y coraje es su primera novela. Es voluntario de la Cruz Roja y practica Breema. Tiene un gato. Se llama Tao. Estaba refunfuñando. Hasta que os lo he contado. Ahora no para de hacerme mimos...

Nota: Datos técnicos, sinopsis y biografía del autor, tomadas de la web de la editorial. Fotografía de Miguel Griot e imágenes que acompañan al cuerpo de la reseña, tomadas de google imágenes. 

20 comentarios:

  1. Un libro que tendría que leer todo el mundo. Muy bueno y escrito de una forma amena y original.

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que lo hayas disfrutado Paco. A mi tampoco me extraña que hayan llegado a la sexta edición. La estructura en forma de testimonio tal y como dices te atrapa si cabe más que una novela al uso porque vas conociendo al pequeño desde diferentes puntos de vista. Una excelente reseña.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Me sorprendió mucho este libro por la forma en la que está narrado, creo que es un libro apto para todos los públicos y de hecho se lo recomendé al tutor de mi hija para que lo leyeran en el colegio.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Yo reconozco que últimamente huyo de lecturas que me resulten demasiado intensas en lo emocional, no creo que ahora mismo pudiera enfrentarme a esta novela, a pesar de lo mucho que está gustando.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. No me importaría leerlo. Un besote

    ResponderEliminar
  6. Un libro precioso que grandes y pequeños deberíamos leer.
    A mi también me parece un acierto la estructura. Le da mucha agilidad, parece un documental y al final tienes una visión completa de Iqbal y su vida.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. A mí sigue sin atraerme este libro, aunque tanta opinión positiva igual me lo tengo que replantear.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Lo tendré en cuenta si se cruza. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  9. Leí la versión de El vaixell de vapor cuando era pequeña, pero gané este ejemplar en un sorteo y un día de estos la leeré.

    ResponderEliminar
  10. Es un libro que me recomendaron hace tiempo y la verdad es que tengo muchas ganas de leerlo. Saludos :D

    ResponderEliminar
  11. Su autor me lo ofreció pero siempre ando tan liada que no he podido aún decir que sí. La cosa es que todos los que lo habéis leído estáis encantados. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Un libro que, sin duda, tengo que leer. Muy buena reseña.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  13. Es un libro que tengo ganas de leer y más viendo que a todos os está gustando
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Le tengo ganas, que estoy leyendo opiniones de lo más positivas
    Besos

    ResponderEliminar
  15. He leído muchas buenas reseñas de este libro,pero tengo tantas lecturas pendientes que no creo que pueda,por ahora.
    Te sigo,pásate cuando quieras por mis blogs.
    Besos!

    ResponderEliminar
  16. No me importaría leerlo, tiene muy buenas críticas =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  17. Me han ofrecido varias veces leer este libro pero es que no me llama la atención. Os lo veo reseñado, veo que os encanta, pero a mí no me dice nada.

    bsos!

    ResponderEliminar
  18. Con muchas ganas de leerlo, pues veo que es un libro de los que dejan poso. Un abrazo Paco

    ResponderEliminar
  19. No es un libro que me apetezca leer ahora mismo.

    ResponderEliminar