viernes, 8 de junio de 2018

Réquiem, de María Dolores Seijas Soto
























Datos técnicos:


Título: Réquiem
Autora: Mª Dolores Seijas Soto
Editorial: Punto Rojo Libros
1ª edición: 29/05/2017
Encuadernación: Rústica con solapas
Idioma: Español
ISBN: 9788417148119
Nº pág.: 318



Sinopsis:



Las vicisitudes separan la vida de dos adolescentes. Él, Piotr, expulsado de Polonia por activista en los coletazos de la dictadura comunista, vive como periodista el nacimiento del conflicto árabe israelí acompañado de un estudiante de historia. Ella, Anna, bailarina de ballet, se entrega a su arte y a la pasión entre bambalinas añorando a Piotr. El nacimiento del sindicato Solidaridad propicia el reencuentro. Sus ficticias vidas son conducidas por los acordes del Réquiem a través de acontecimientos rigurosamente históricos hasta el final de la novela.


Opinión Personal:


Hoy doy a conocer mis impresiones sobre Réquiem, novela publicada por la escritora lucense María Dolores Seijas Soto. De nuevo me encuentro con una portada que cumple el dicho de que una imagen vale más que mil palabras: tras  leer la sinopsis, vino a refrendar la idea que tenía sobre ella, y es que uno de los elementos a destacar en sus páginas es la presencia de una de las piezas de la música clásica más conocidas del compositor ruso Piotr Ilich Chaikovski, El lago de los cines. Aunque también el lector comprobará cómo su estructura se basa en cada una de las partes que conforman la misa que da título a la novela, escita en re menor por el gran compositor austríaco Wolfgang Amadeus Mozart. María Dolores Seijas, comenta al diario lucense El Progreso que en una de sus visitas a tierras polacas, uno de los episodios que más le impresionó fue el que en 1941 fueron asesinados 1680 judíos en Jedwadne, un pueblo al sur del territorio polaco; de hecho, dice que escribió esta novela “para hablar sobre el dolor de los judíos polacos y los palestinos”. Es una novela que cumplió las expectativas que tenía puestas en su lectura, aunque no me atrevo a recomendarla directamente, porque tal y como está trabajada, no es una novela comercial al uso. Es una lectura muy particular, por lo que entiendo que debe de ser el lector que muestre interés por la historia que encontrará en sus páginas, quien decida darle una oportunidad.
(Jardines Ogrod Saski-Varsovia)
Réquiem es una novela circular, y también puede decirse que testimonial, por los acontecimientos históricos que vive en primera persona uno de los dos personajes principales, el periodista de origen judío Piotr Kamisnki, quien comparte protagonismo con la bailarina Anna Prószynska. En las primeras escenas vemos cómo este personaje interpreta los movimientos de ballet de El lago de los cisnes, en Poznan, que serán presenciados por el mencionado periodista. El lector será testigo de que en un momento determinado de su actuación las miradas de ambos se cruzan. A partir de ese momento, el lector será transportado al año 1963 para conocer a los dos protagonsitas de esta historia, que finaliza en 1983, año en el que tiene lugar el capítulo con el que se inicia la historia que atraerá la atención del lector.

María Dolores Seijas relata lo sucedido a lo largo de los catorce capítulos en los que se estructura la novela a través de tres voces narrativas. Una de ellas será Zofia, abuela de Anna Prósynska, que le confiere al relato rasgos intimistas, porque el lector comprobará cómo habla con orgullo del progreso de su nieta como bailarina, pero también de lo que este personaje significa para ella, y de la pasión que sienten una por la otra. El lector se encontrará con otra voz narrativa también en primera persona, aunque resaltada en cursiva para diferenciarla de la anterior, en la que el periodista polaco de ascendencia judía, Piotr Kaminski, relatará todos los acontecimientos que tienen lugar en torno a su figura, desde el momento el que se traslada a Varsovia para estudiar periodismo y todas las vicisitudes que le siguen posteriormente. Será un narrador omnisciente el que relatará todo lo relativo al personaje de Anna Prósynska, desde su marcha a Cracovia para estudiar baile.

Quizás lo que más me atrajo de la novela fueron los episodios históricos que relata el protagonista masculino que, tras su exilio en Caracas, consigue hacerse con un puesto en el diario en el que empezó como repartidor, y que el lector verá cómo acepta el ser enviado como reportero de guerra a los conflictos bélicos de la Guerra de los Seis Días y la Guerra Civil del Líbano. En relación con los dos conflictos bélicos mencionados, son interesantes las reflexiones que ofrece el periodista y coprotagonista de la novela sobre estos episodios y las conversaciones que mantiene con Ahmad, un palestino que será su guía e intérprete por los territorios en los que tienen lugar estos enfrentamientos armados, sobre los que envía información al diario de Caracas para el que trabaja. A lo largo de los capítulos, la relación profesional entre uno y otro se irá convirtiendo en una amistad que se afianzará con el paso del tiempo. El periodista comenzará a sentir cómo entra en su vida Nayla, la hermana del guía, y comienzan una relación sentimental entre ambos, aunque también son conscientes de que solo puede durar  mientras el periodista desempeñe sus funciones como reportero de guerra en esa zona conflictiva. Esas conversaciones que mantienen periodista y guía ayudarán a Piotr a comprender mejor lo que ocurre en ese polvorín en el que se ha convertido el Oriente Próximo,  aunque también le llevará a preguntarse en más de una ocasión por qué los israelitas actúan con los palestinos de la forma en que lo hacen, después de haber pasado ellos por lo mismo. El periodista será testigo, a través de la televisión, de un hecho que puede cambiar el rumbo de los acontecimientos que relata, lo que le llevará a reflexionar ante las imágenes que ve, porque cree reconocer a uno de los que intervienen en ese episodio.

Anna Prózynska será un personaje que se dedica en cuerpo y alma al ballet, aunque siempre pendiente de su relación con Piotr, a quien estaba unido sentimentalmente, aunque esta relación se vería truncada desde que el periodista se exilia a Caracas. La bailarina se irá afianzando como un personaje de prestigio, que empezará a despuntar en los escenarios de su país, y atraerá la atención de figuras destacadas de este arte, como el bailarín Andrzej Malysz, con quien compartirá escenario en más de una ocasión, o la coreógrafa Bietka Lowoskawa, que se fijará en ella para el nuevo espectáculo con el que quiere modernizar la trama de El baile de los cisnes. Aunque no todo van a ser alegrías para la protagonista, porque hay un giro que atrae la atención del lector, quien estará pendiente desde ese momento de lo que sucede en torno a la protagonista.

Aunque por las páginas de esta novela desfilan tanto personajes históricos como ficticios, son más bien los ficticios los que llevan el peso de la trama, porque la gran mayoría de los históricos que se mencionan aparecen en momentos puntualesLos personajes ficticios están bien construidos, sobre todo los dos principales, a los que habría que añadir el bailarín Andrezj Malysz, ya mencionado en el párrafo anterior. Del resto de personajes, destacaría la presencia de activista palestino Azim Joudeh, que dará a la trama cierto rasgo de intriga, porque me daba la sensación de que Piotr desconfiaba un tanto de él, por la forma en la que tenía de presentarse y ausentarse ante ellos. Otro personaje que atraerá la atención del lector será la pianista Lenka Ulrychowa, aunque prefiero que sea el lector interesado en darle una oportunidad a esta novela quien descubra el porqué del interés de este personaje. Sin olvidarme del político Jerzy Toponow, que influiría en el destino de ambos protagonistas.

Si bien los personajes que cité en  el párrafo anterior me resultaron atractivos, no puedo decir lo mismo sobre la ambientación de la novela. A través de sus páginas el lector visitará las localizaciones por las que se mueven los personajes, ya sea en Polonia, como el Valle de Dolina, Poznan, Cracovia o Varsovia, ya en Caracas, o los lugares en donde estallan  los conflictos bélicos de la Guerra de los Seis Días, y la Guerra Civil del Líbano. María Dolores Seijas ofrece al lector unas descripciones claras y concisas, si bien no me ayudaron mucho a hacerme una idea de cómo eran los espacios en los que tenían lugar las escenas que se relatan a lo largo de los capítulos. En este sentido, me pareció que la autora destacó más tanto los hechos históricos del momento, como las escenas ficticias en las que intervienen los personajes que son fruto de su imaginación.

Réquiem es una novela en la que queda reflejada la labor de documentación que realizó la autora. Sin embargo, me sobró alguna información que facilita a lo largo de sus páginas, que en algún momento interrumpía el ritmo de la trama, aunque esto que comento no deja de ser una apreciación mía. Está bien escrita, con una prosa cuidada, en la que domina las descripciones y reflexiones sobre los diálogos; pese a ello, su lectura me resultó atractiva, aunque pausada. Ya en el primer párrafo de esta reseña comenté el porqué de mi interés por este libro que hoy reseño. Salvo dos episodios que darán un giro interesante a lo que sucede en la novela a partir de ese momento, el resto de los hechos que se relatan mantienen el interés del lector, bien por los acontecimientos históricos que se mencionan y que tienen al personaje de Piotr como eje de los mismos, bien por los episodios que sucede en torno a la bailarina.



Biografía:



María Dolores Seijas Soto nació en Lugo y siempre ha vivido en esta ciudad. Casada y con dos hijos tiene cinco nietos. Su vida profesional ha transcurrido como funcionaria de la Diputación Provincial de Lugo. Siempre quiso escribir y la fascinación por la figura y personalidad de su abuelo, Luis Soto Menor, que murió cuando ella tenía dieciséis años, le condujo a plasmar su primera novela, El maestro de Zaín (Ediciones Libertarias), con el anhelo de rescatar su memoria. La novela que salió a la luz en el año 2009 tuvo una amplia difusión y contó con numerosas presentaciones públicas, amplia edición de ejemplares y repercusión en medios de comunicación. Por motivos familiares viajó repetidas veces a Polonia, país que le fascinó primero por su naturaleza y después por su historia lo que la impulsó a escribir Réquiem. Mujer de gran sensibilidad y fortaleza, disfruta con la música clásica.

Nota: datos técnicos, sinopsis y biografía de la autora, tomados de la web de la editorial Punto Rojo, así como la fotografía de María Dolores Seijas Soto. Imagen de los Jardines Ogrod Saski, en Varsovia, tomados de la web zoover.com, y mapa de la Guerra de los Seis Días, tomado de la web slideshare.net. 

9 comentarios:

  1. No termina de llamarme y con tanto pendiente, la dejo pasar. Besinos

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Paco! ¿sabes que yo en una ocasión conocí a Lech Walesa? Bueno, que lo vi de cerca, ni hablé con él jajaja la historia de Polonia siempre me ha atraído bastante puede ser porque mi profesor de historia que había vivido en Polonia muchos años, nos la metía por los ojos siempre que podía 😁 así que a pesar de esos peritos que le has puesto a la novela -que son pocos- yo creo que me podría animar con ella, me falta tener tiempo y me sobra pereza

    Besitos corazón 💋💋💋

    ResponderEliminar
  3. El argumento me llama, pero ese fallo en la ambientación me echa un poco para atrás. Es algo a lo que le doy mucha importancia y más en este tipo de libros. NO creo que me anime.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Pues no me importaría leerlo a pesar de algún pero que comentas.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. La portada es preciosa, ciertamente. Yo con esta novela no me acabo de atrever Paco, la veo bastante compleja. Aunque hay cosas con las que creo que disfrutaría, porque tiene mucho componente histórico. Un abrazo y gracias por traernos este libro que no conocía.

    ResponderEliminar
  6. No lo conocía, y aunque no iría a por el de propio, si me lo cruzo por la librería, le echaré un ojo
    Besos

    ResponderEliminar
  7. La novela Réquiem me ha encantado. Me ha enseñado muchísimo de la historia contemporánea de Polonia y de su lucha pot alcanzar su libertad. Me ha hecho repasar El lago de los cisnes del cual la novela es una reescritura preciosa. He publicado mi humilde reseña de la novela en Amazon. Recomiendo lectura de Réquiem para que todo el mundo valore su propia profesión y que sea feliz bailando o escribiendo en el periódico como Anna y Piotr.

    ResponderEliminar
  8. Leo la sinopsis y los peros que comentas y a pesar de tu opinión, no me veo yo con este libro. Lo dejo pasar esta vez Paco. Besos

    ResponderEliminar
  9. La voy a dejar pasar en esta ocasión. No termino de verlo claro y esa lectura pausada y alguna información de más me hace dejarla atrás. Gracias por tu reseña.
    Besos

    ResponderEliminar