martes, 18 de abril de 2017

El objetivo del crimen, de X. R. Trigo



















Título: El objetivo del crimen
Título original: L´objetiu del crimen
Autor: X. R. Trigo
Traductor: Francesc Reyes Camps
Editorial: Ediciones B
1ª edición: febrero/2017
Encuadernación: Tapa blanda con solapa
Idioma: Castellano
ISBN: 978-84-666-5819-5
Nº pág.: 352


Sinopsis:


Con doce años, y apenas terminada la Segunda Guerra Mundial, Erika Ernemann, aprendiz en la fábrica de cámaras Contax, es secuestrada, con su madre y doscientas personas más, por el ejército ruso. Los soviéticos han decidido que sólo con los técnicos y operarios alemanes lograrán poner en marcha la fabricación de una réplica de las Contax, las Kiev.
Muchos años después, en 1961, mientras el mundo se estremece con las primeras noticias de la construcción del muro de Berlín, Erika viaja a Barcelona como miembro de la policía alemana. Los asesinatos de dos mujeres jóvenes le recuerdan demasiado los métodos de sus secuestradores, los momentos terribles que vivió en su adolescencia. Con la ayuda del comisario Casajoana, intentará averiguar la razón por la que todo ha vuelto a empezar.
La complejidad de lo que se esconde detrás de esos crímenes supera la imaginación más fértil, y a Erika le resulta muy difícil explicarse sin hacer una profunda inmersión en su pasado, sin volver a vivir unos hechos que siempre ha querido olvidar.
Una inspiradora novela policiaca basada en la historia de la fotógrafa Erika Ernemann y ambientada en el mundo de las cámaras fotográficas clásicas, cuando la tecnología aún se medía por la precisión mecánica y la belleza de las imágenes era el resultado de procesos químicos que parecen abocados a la desaparición.




Opinión Personal:


Me resultó atractiva la sinopsis de la novela que hoy reseño, El objetivo del crimen (Ediciones B), por lo que decidí que merecía la pena su lectura. Entendí que la historia que me ofrecía su autor, X. R. Trigo (Betanzos -A Coruña, 1959) se salía un tanto de lo que nos suele ofrecer la novela negra. Y es que el lector comprobará a través de los capítulos cómo las cámaras fotográficas clásicas y las técnicas fotográficas que se empleaban en aquella época, tendrán un papel destacado en el desarrollo de la trama. Bien se nota que el autor aprovecha los conocimientos que tiene sobre estos dispositivos clásicos para ofrecer al lector una historia atractiva, si bien cuando finalicé su lectura me dejó un cierto sabor agridulce, sobre todo por el desenlace, que me pareció un tanto precipitado, y a la par sorprendente e inesperado. Aunque, como digo en estos casos, esta es una opinión personal mía, lo que no quita que mis impresiones tengan que influir en que otros lectores rechacen darle una oportunidad. Sin embargo, entiendo que esta novela es el inicio de una serie, como nos lo aclara el personaje en la nota final: «Mi trabajo como policía me llevó a países diversos, a menudo pienso que con el único objetivo de cerrar heridas que mi pasado había dejado abiertas. 
 (Vía Layetana-Barcelona)
En estas notas no voy a explicar si lo logré o no. Sé que eso iría en contra de la persona que firma este libro y el lector tendrá que esperar para conocer el final de la aventura». Por lo que deduzco que, de lo que se nos dice en la nota final que acompaña al cuerpo de la novela, habrá una continuación de ésta en la que me imagino se atarán algunos cabos que quedaron sueltos a lo largo del desarrollo de la trama. Y es que mientras avanzaba en su lectura, me preguntaba quién había provocado el atropello del inspector jefe Roca, que lo llevó al hospital; o qué implicación tenía realmente el consulado alemán en Barcelona en el asesinato de las dos jóvenes; o qué pasó en la institución psiquiátrica de Reus, en donde estaba internada la otra hija del cónsul pero, sobre todo, me preguntaba cómo era posible que durante la investigación se dieran tantos palos de ciego, que impedían avanzar en la misma y facilitaran así la actuación de quien o quienes estaba detrás de esos asesinatos. Quizás, en mi modesta opinión, había descoordinación entre la policía alemana y española, sobre todo por la forma de unos y otros. Incluso en algún momento me preguntaba qué era lo que tan afanosamente buscaba Inge, la abuela de Erika Ernemann. 
 
El objetivo del crimen es una novela negra con un claro trasfondo histórico, aunque también el lector se encontrará con ingredientes propios del thriller, como la intriga y el misterio, e incluso diría que el ritmo ágil y dinámico de la narración, sobre todo en la segunda línea temporal que tiene lugar en 1961. Y creo que, tal y como se van sucediendo los capítulos, la tensión narrativa es palpable en todo momento. El acierto del autor al situar la trama en 1961 nos invita a presenciar, por un lado, cómo los soviéticos deciden levantar un muro que partirá Berlín en dos zonas bien diferenciadas, que contribuirá definitivamente a que éstos se afiancen en la capital alemana. Pero también presenciaremos las secuelas de la guerra civil española, con el recelo que había hacia quienes formaban parte de las instituciones de esa época, algunos de cuyos miembros eran investigados por su pasado, caso del inspector Eusebio Casajoana. El lector presenciará magníficas escenas costumbristas de la época, reflejadas con todo lujo de detalles por el autor, lo hace que éstas sean muy visuales: supongo que a ello contribuirá la pasión del autor por la fotografía. Esto ayuda a que el lector se imagine perfectamente los espacios por los que se mueven los personajes, pero sobre todo invita a que se haga una idea de cómo era la Barcelona de 1961. En este sentido, he de reconocer que me atrae la Barcelona literaria, magníficamente retratada por los autores que ubican sus tramas en la ciudad condal, ya que se presta a que podamos conocer su historia a través de las novelas que se encuadran en los diversos géneros literarios. 
 (Construcción Muro de Berlín-1961)
X. R. Trigo estructura la novela en dos líneas temporales: la primera abarca desde 1945 hasta 1953, en donde vemos cómo con doce años, y apenas terminada la Segunda Guerra Mundial, Erika Ernemann, aprendiz en la fábrica de cámaras Contax, es secuestrada, con su madre y doscientas personas más, por el ejército ruso. Los soviéticos han decidido que sólo con los técnicos y operarios alemanes lograrán poner en marcha la fabricación de una réplica de las Contax, las Kiev. La segunda línea temporal tiene lugar en 1961, y en ella Erika viaja a Barcelona como miembro de la policía alemana. Los asesinatos de dos mujeres jóvenes le recuerdan demasiado los métodos de sus secuestradores, los momentos terribles que vivió en su adolescencia. Me gustó la forma en la que el autor nos presentó la trama. En mi modesta opinión, entiendo que consigue que así conozcamos mejor al personaje principal de la novela, ya que para comprenderla en el presente, nos remite a un pasado estremecedor que influirá en su personalidad, y que creo será una de las causas por las que es muy difícil empatizar con Erika Ernemann. Si bien entiendo que no se deben de tener en cuenta nuestras simpatías o antipatías hacia un personaje determinado, sino que, sobre todo, debemos de fijarnos más en su construcción y la veracidad de los personajes que perfila el autor. En este sentido, creo que es un personaje perfectamente construido, aunque me dio la impresión de que su continua presencia a lo largo de los capítulos, ensombrecía a los demás que se cruzan en algún momento con ella, caso el inspector Eusebio Casajoana, o Hans Brugen, el inspector alemán que envía a Erika a Barcelona para ayudar a las policía española a investigar lo ocurrido en el asesinato de dos jóvenes alemanas. Sin olvidarme del inspector jefe Roca. Una serie de giros que tienen lugar en la segunda línea temporal dan más interés al desarrollo de la trama, y nos invitan a continuar con su lectura. 
 
Otro atractivo de la novela es el estilo empleado por X. R. Trigo. Ya comenté que nos encontraremos con dos líneas temporales bien diferenciadas. En la primera, el autor adopta la forma epistolar para darnos a conocer ese pasado estremecedor de Erika Ernemann. El autor emplea un tono más intimista para que de esta forma podamos conocer como el secuestro del personaje, y de quienes trabajaban en la fábrica Contax, influirá en la personalidad fría y distante de Erika Ernemann. En la segunda línea temporal el estilo es más directo, en el que el autor va al grano, no se anda con rodeos para que el narrador omnisciente nos relate lo que ocurre a lo largo de los 21 capítulos en los que se estructura la novela. Y utiliza el tiempo presente, logrando de esta forma el efecto deseado en el lector, para que así se implique de una forma más directa en los episodios que se van sucediendo
 
Pese a los peros que le pongo a la novela, entiendo que merece la pena darle una oportunidad por el papel que desempeñan las cámaras fotográficas clásicas y la fotografía en blanco y negro en el desarrollo de la trama, y por el período histórico en el que se desarrolla la novela, así como por el carácter visual de la trama que nos permite imaginar por dónde se mueven los personajes.


Biografía:


Xulio R. Trigo (Betanzos, 1959) es escritor y fotógrafo. Ha publicado una docena de novelas, entre las cuales las más recientes son El port del nou món (2011) y Les veus del Liceu (2015). También ha publicado libros de poesía y ha acercado su literatura a los más jóvenes.
Ha ganado premios como el Ausiàs March, el Maria Mercè Marçal, el Miquel de Palol y el Joanot Martorell, entre otros. Sus colaboraciones en prensa han visto la luz en El Tiempo, Diario de Barcelona, La Vanguardia o El Periódico de Catalunya. Su obra ha sido traducida al portugués y el polaco.
Como fotógrafo trabaja sobre todo en blanco y negro, muy especialmente relacionando literatura y fotografía. Ha realizado exposiciones individuales en ciudades como Barcelona, Zaragoza, Reus, Tarragona y Amposta, entre otras.

Nota: Datos técnicos, sinopsis y biogrfía del autor, tomados de la web de la editorial. Imágenes que acompañan al cuerpo de la reseña, de google imágenes, así como de la fotografía del autor, X. R. Trigo.


19 comentarios:

  1. Muy buena reseña Paco y estoy totalmente de acuerdo en tus impresiones, creo que nos ha pasado igual, pese a tener elementos muy atractivos, esos palos de ciego en la investigación y su cierre precipitado también me desilusionaron y coincido contigo en el potencial del resto de personajes que desaprovecha y eclipsa el personaje de Erika.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Este libro al principio me llamó la atención pero luego me he ido desanimando por alguna reseña no muy positiva que he leído, aunque reconozco que el tema base sí me resulta atractivo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Tiene muchos ingredientes que podrían hacer que me gustara: la mezcla de thriller con ese trasfondo histórico, la Barcelona literaria y el apartado fotografía. Pero por otro lado, me echa un poquito para atrás el tema de que sea un inicio de saga y algún pero más de los que mencionas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. No terminó de atraerme cuando la vi entre las novedades de B y esos peros que apuntas...
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. No termina de llamarme la atención y eso de tantas cámaras... lo dejo pasar.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  6. A pesar de tus peros, si cae en mis manos puede que la lea.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Amo la fotografía,así que quizá le dé una oportunidad.
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. No termina de convencerme y ya he leído un par de reseñas no demasiado positivas. Así que lo dejo pasar.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  9. Me resultó atractiva la sinopsis pero leí hace años que leí otra novela de este autor y no me acabó de convencer por lo que no me animé con ésta y creo que, vistas las reseñas, hice bien
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Con esta no creo que me anime, no me llama demasiado y las opiniones que he visto no son demasiado entusiastas
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Me llama mucho la atención lo que comentas de que las cámaras fotográficas antiguas tienen su peso en la trama, pero la historia tiene un algo en sí que no me acaba de convencer... lo dejo en la reserva de momento.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  12. Pues es una novela que tiene cosas que me llaman la atención pero que me hecha para atrás por lo que he leído del final y lo de la investigación, así que no acaba de convencerme. Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Queda más que anotada, ya me había fijado en ella pero tras leerte no me queda duda, la leeré.

    Un beso, guapetón.

    ResponderEliminar
  14. Desde luego es original y todo amantes de la fotografía puede tener cierto aliciente en ella.

    ResponderEliminar
  15. No me llamaba la atención este libro y por lo que cuentas, me sigue sin llamar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  16. Últimamente leo mucha novela negra, y cada vez me gusta más, pero también puedo decir que cada vez soy más exigente con estas novelas. No sé si esta es una novela para mí. Si me encuentro con ella por casualidad lo comprobaré
    Gracias

    ResponderEliminar
  17. Este libro no me llamaba mucho la atención, tu opinión me inclina y será difícil que caiga en mis manos. Todos los números para que no me lance.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Te leo en diagonal porque tengo el libro en casa y no quiero saber más de lo necesario sobre él. Me quedo con que en general te ha gustado, a ver qué me parece a mí.

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  19. En esta ocasión lo voy a dejar pasar. No me termina de convencer y he visto opiniones templadas de esta novela.
    Besos

    ResponderEliminar