jueves, 20 de junio de 2013

Los Hijos del Mar, de Pedro Feijoo




Sinopsis:

Simón Varela, arquitecto, es un reputado especialista en construcción de gallineros, chiringuitos de playa y otras chapuzas por el estilo. Su fina ironía y su instinto para sobrevivir son sus dos puntos fuertes. Por eso, un encargo de restauración en la finca de una de las familias más poderosas –y turbias– de Vigo le resulta tan sorprendente como alarmante. Sin embargo, la revelación de un inesperado secreto familiar que le incumbe y la belleza adictiva de una mujer a la que no quiere renunciar le impulsan a quedarse y a afrontar la situación como lo haría un personaje de Raymond Chandler, pero en versión gallega y ciertamente poco glamurosa.


El debut de Pedro Feijoo en la narrativa no puede ser mejor, como confirma su rotundo éxito en Galicia. Estamos ante el descubrimiento de una voz literaria que no pasará desapercibida y que pronto sumará legiones de lectores entusiastas.

 «Pues ahora viene lo mejor. Resulta que hoy un tipo muy raro nos ha llevado en su lancha hasta la isla de Ons, y allí nos ha enseñado la entrada de esta zona del mundo al infierno. ¡Al mismísimo infierno, nada menos! Y ahora estamos tú y yo aquí sentados, tomando tequila después de casi doce años. Tú debes de pensar que todo esto es una locura, y yo, simplemente, ya no sé qué pensar...

¿Cómo lo ves?».

Opinión Personal:


Los Hijos del Mar es una novela que muestra la calidad y el buen hacer de su autor, Pedro Feijoo, que ya sentó cátedra en nuestra tierra y cuyo salto al panorama literario nacional está bendecido por la crítica y las buenas impresiones que ha causado entre los lectores que ya disfrutaron de la historia que hay entre sus páginas. La edición en gallego, Os fillos do mar, título con el que se publicó originalmente, ya está en la calle con su quinta edición. Esta novela fue finalista del premio Xerais 2011 y últimamente fue galardonada con el Premio Arzobispo Juan de San Clemente, en su XIX edición. 
 
Al principio de la novela nos encontramos con un mapa cartográfico de la costa sur de Galicia, en donde aparecen la ría de Vigo y la de Pontevedra. Frente a ellas están los hermosos parajes que conforman las Islas Cíes y la Isla de Ons, en donde se encuentra el famoso Buraco do Inferno (Agujero del Infierno o Boca del Infierno). Unas islas que desempeñarán un papel fundamental en el desarrollo de la trama y su desenlace. 

Pedro Feijoo nos sorprende con una trama  que nos engancha hasta el final. El mar, como el título de la novela nos lo indica, es parte fundamental de la misma. Un mar que desempeñará un papel importante en esta historia. De él veremos cómo parten, al finalizar la guerra civil española, quienes veían en peligro sus vidas tras las represalias que se estaban cometiendo contra los vencidos. A él llegarán, en 1702, una flota de galeones, llamada la Flota del Oro, con el metal preciado procedente de América. Su singladura finalizaría en el fondo de la ría de Vigo, tras la batalla de Rande. La leyenda dice que bajo sus aguas se encuentra enterrada una inmensa fortuna.

Pero junto al mar forma pareja Vigo, una ciudad que vive por y para su ría. Una ciudad que el autor vigués nos la describe de forma prácticamente fotográfica; nos enseña sus calles, sus plazas, la zona portuaria, la lonja del Berbés, sus edificios emblemáticos, muchos de ellos construidos bajo el mando del arquitecto francés Michel Pacewicz. Es un personaje más de la novela.


 En Los hijos del mar el lector se encuentra con una novela de misterio, llena de acción, con tintes de novela negra, historica y de aventuras. Una acción en la que no faltarán los narcotraficantes y los nazis. Unos narcotraficantes entre quienes se sospecha está Xulio Ascanio, el hijo mayor de los Dafonte-Llobet, una de las familias más poderosas y a la vez turbias de la ciudad olívica, y unos nazis cuyas zarpas llegan hasta el Buraco do Inferno para hacerse con el oro que abandonaron allí los piratas al servicio de la corona británica y que habían tomado parte en la batalla de Rande, con el que poder sufragar la barbarie del III Reich.
 
Pedro Feijoo nos presenta con certeros trazos a unos personajes muy bien perfilados y creíbles. El que lleva el peso de la historia es Simón Varela, el arquitecto, experto en obras de poca monta, a quien se le encarga la recuperación de un estanque que se había secado en la Casa Grande, junto a la playa de Canido, casa que era propiedad de la familia Dafonte-Llobet. Él será quien nos relate los acontecimientos actuales en primera persona. Nos encontraremos con unos saltos en el tiempo que ayudarán a comprender el misterio que envuelve a esta poderosa familia viguesa. Flasback que provocarán varios giros a través de los cuales descubriremos la personalidad real que se esconde tras algunos de los personajes. 

El fallecimiento de la viuda de Eneas Daponte será la espoleta que dé lugar a los acontecimientos que nos iremos encontrando y será la causa por la que el arquitecto se verá metido de pleno en una intriga de la que ya no podrá salir y que, para su sorpresa, conocerá por qué se le tuvo en cuenta en el testamento de Isabel Llobet. Mariña, la hija menor del matrimonio,  una mujer  que quiere saber el pasado real que se esconde tras la persona de su padre, le acompañará en esta trepidante aventura. Una aventura que les llevará a descifrar el contenido que había en el cofre encontrado mientras comenzaban las obras de restauración del estanque y que Isabel Llobet le había testado en herencia al peculiar arquitecto. 

Los hijos del mar es una novela gallega cien por cien. No solo porque los hechos transcurran en Vigo, sino también por el lenguaje que utiliza el autor a la hora de narrarlos. Su estilo es directo y utiliza un lenguaje sencillo cargado de ironía y de nuestra típica retranca, utilizada sobre todo por el arquitecto, lo que hace que nos provoque alguna sonrisa. Todo ello ayuda a que la novela sea de fácil lectura y nos invite a seguir leyendo. Un gran acierto el dar a conocer a Pedro Feijoo y su novela al resto del país. Solo me queda invitar a que la lean y verán cómo les entrarán ganas de conocer la ciudad olívica y los bellos parajes que hay en las islas que se mencionan en ella. 


Datos técnicos:
Fecha de publicación: 14/05/2013
432 páginas
Idioma: Español
ISBN: 978-84-670-3111-9
ISBN2: 9788467031119
Presentación: Rústica con solapas
El autor:
PEDRO FEIJOO (Vigo, 1975) es licenciado en Filología Gallega por la Universidad de Santiago de Compostela. A lo largo de los últimos años ha ejercido profesionalmente como músico, llevando a cabo una intensa trayectoria como productor y compositor. Los hijos del mar (Os fillos do mar), su primera novela, fue finalista del prestigioso Premio Xerais de Novela 2011 y está siendo un auténtico fenómeno literario en Galicia, con una gran acogida por parte de crítica y público.

Fuentes: 
Sinopsis y portada: Planetadelibros.com
Buraco do Inferno: www.fotolog.com
Foto Puerta del Sol Vigo: commons.wikimedia.org
Playa de Canido: guias.masmar.net
Foto autor: xerais.blogaliza.org

Reseña de Francisco J. Portela

Gracias a la Editorial Espasa por facilitarme un ejemplar para la reseña y por contar con este blog a la hora de sortear cuatro ejemplares de esta novela en su día. 

Reto Cruce de Caminos: 9/10
 







29 comentarios:

  1. Una reseña muy completa. A mí también me gustó el libro.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isabel. La verdad es que me llevé una grata sorpresa. Saludos.

      Eliminar
  2. Tengo muchas ganas dd leerlo,muy buena reseña,besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Susana. Ya verás cómo te va a gustar y realmente te vas a dar un viaje literario por Vigo y su ría. Besos.

      Eliminar
  3. Se ve que la tierra "tira" :D Me ha gustado mucho tu reseña, pero especialmente lo de la "retranca" gallega (que conozco muy bien). El libro ya hace tiempo que sé que tengo que leerlo sí o sí.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ana. Desde luego que la tierra "tira", como bien dices pero la novela ha sido todo un éxito. Si fuese al contrario también lo diría, por supuesto. Saludos.

      Eliminar
  4. Una reseña genial, ya sabes que a mí también me gustó mucho. Esperemos la próxima novela con ganas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Espero la próxima novela con muchas ganas. Esta ha dejado un buen sabor de boca. Besos.

      Eliminar
  5. No paro de leer reseñas positivas de este libro. Tengo que leerlo...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que todas van por el buen camino. Creo que te va a gustar. Besos.

      Eliminar
  6. Un libro para tener muy, muy en cuenta. Gracias por la reseña.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Aglaia. Merece la pena su lectura y conocerás a fondo una parte muy bella de mi tierra. Saludos.

      Eliminar
  7. Caerá prontito Paco porque me atrae muchísimo este libro. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verás que cómo te va a enganchar desde el principio y cuando te dés cuenta llegaste al final. Eso me paso a mí. Y el autor te da un buen paseo por Vigo y por su hermosa ría. Besos.

      Eliminar
  8. He leído muy buenas reseñas, y la tuya no es para menos. Tengo que hacerme con él ya! :)

    Besitos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Paqui. Parece que esta novela va a tener much@s fans. Me alegro por el autor. Besos.

      Eliminar
  9. Al principio no me llamaba mucho la atención esta novela, pero según voy leyendo vuestras reseñas me voy animando más, además, Vigo es una ciudad que me gusta mucho. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que esta novela va a ser de tu gusto, Pilar. Verás cómo tiene su punto de novela negra. Besos.

      Eliminar
  10. Es verdad que la novela tiene muy buena pinta y espero ponerme con ella muy prontito.
    Gracias por tu reseña.
    Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que disfrutes con su lectura. Merece la pena. Ya verás cómo el personaje de Simón te va a encandilar. Besos y lo mismo te deseo.

      Eliminar
  11. Llevo todo este tiempo intentando hacer memoria, pero nada, que no hay manera. Les doy vueltas y más vueltas a mis recuerdos, a ver qué demonios es lo que he hecho bien en el pasado para recibir tantas alegrías ahora... Una de las poquitas cosas malas que implica la buenísima acogida que "Los hijos del mar" está teniendo ¡es que se me están agotando las formas de dar las gracias!

    Pero ante una reseña como esta no queda más remedio que intentarlo otra vez: es muy alta la deuda que me planteas, amigo Paco, como para no hacerle frente! Así pues, gracias. Y "gracias" dos veces. Una para ti, paisano querido, por todo el cariño que viertes en tu reseña. Sin duda, no soy merecedor de tantos elogios. Será, como bien apuntan por ahí arriba, que la tierra tira! Sea como fuere, gracias, Paco, por el cariño con que desde el primer momento nos has acogido, a mi trabajo y a mí.

    Y vaya, a todos vosotros que habéis ido dejando vuestros comentarios tanto aquí como en otros blogs (de hecho, a algunos ya es como si os conociera, vecinos generosos de un nuevo barrio al que me acabo de mudar...), las segundas gracias. Por tres cuartos de lo mismo. Por el entusiasmo e ilusión con que habéis tratado a la novela aquéllos que ya la habéis leído, y por la confianza que me ofrecéis quienes aparecéis dispuestos a dejar que Simón y Mariña comiencen a haceros compañía.

    Siento no saber ser mucho más original, pero vaya: a uno y a otros, mi más sincero agradecimiento. De corazón!

    ResponderEliminar
  12. Gracias por pasarte por el blog, Pedro. El amigo Simón, ya es uno más de mis íntimos. Un personaje entrañable que encandila a cualquiera. ¿Cómo continuaría su relación con Mariña?. Te estoy proponiendo en público una segunda parte con alguna nueva aventura de este singular arquitecto. Un abrazo, Paco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Caramba, Paco, veo que no pierdes comba! Pues permíteme que te diga que, efectivamente, alguna nueva aventura hay pensada para nuestro amigo Simón -por supuesto en compañía de Mariña, ambos ya instalados en la (aparente) tranquilidad de Canido-. Pero, de todos modos, de momento vamos a dejarles descansar, que yo creo que se lo han ganado.

      Mientras lo hacen, lo que sí os puedo hacer es darte una primicia, y contarte que en noviembre llega un nuevo invitado: Aquiles Vega. Y, como diría Mayra Gómez Kemp, "hasta ahí puedo leer". ¡Comprometidos quedamos, amigo Paco! ¡Un abrazo para todos!

      Eliminar
    2. Ya me parecía a mi que esta pareja no podía terminar de esta manera. Y en cuanto a lo de Aquiles Vega, pues no sé, pero me suena a un detective, un inspector de policía o algo parecido. No creo que vaya mal encaminado. Je, je. Estaremos pendientes de tu nueva novela, que ya nos tarda. ¡Un abrazo!.

      Eliminar
  13. No detective, no inspector, no policía... ¡No arquitecto! ;) Otro abrazo para ti, Paco!

    ResponderEliminar
  14. No hago más que leer buenas opiniones de este libro, y por algo será. Lo tengo anotadísimo en mi lista de pendientes, de este verano no pasa que me ponga con él.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  15. Hay que ver Paco que para una que no me apunto es un autentico exitazo. Bueno esta caerá y ya habrá más peces en el mar

    ResponderEliminar
  16. Tengo muchas ganas de leer esta novela y reseñas como esta hacen que la adelante en mi Lista de Deseos, pues todavía no la tengo, pero todo se andará.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Mira que me gustó esta novela, Francisco... Mucho mucho!!!! Hasta no sé si ahora comprármela en gallego, jajaja.
    Besos,

    ResponderEliminar