miércoles, 18 de julio de 2012

El cielo es real, de Todd Burpo con Lynn Vincent



Sinopsis:

Colton Burpo sale de una operación de apendicitis, que le salvó la vida, contando asombrosas historias acerca de su visita al cielo. «El cielo es real» es la historia del hijo de cuatro años del pastor Todd Burpo, de un pequeño pueblo de Nebraska (EE. UU.).

Opinión personal:

Hay, a mi modo de ver, varios fenómenos editoriales que están causando furor entre los lectores en lo que va de este año de 2012, primero fuera de nuestras fronteras y ahora, ocurre lo mismo una vez que se empezaron a publicar en España. Pero ahora quiero centrarme en uno en concreto, el que voy a reseñar hoy,  El cielo es real, del que ya van seis millones de ejemplares vendidos por todo el mundo y en España ya está publicada la cuarta edición. Razones de este éxito, sinceramente, no lo sé. Es una novela testimonio sobre el niño que, durante una operación quirúrgica a la que fue sometido, dice haber estado unos minutos en el cielo. La temática es bastante polémica, desde luego. No voy a entrar en ella porque mi opinión sobre la misma me la reservo. Hay conocimiento, por boca de algunas personas, que dicen haber pasado por esa sensación de tránsito a la otra vida, teniendo el convencimiento de que estuvieron muertos durante algún tiempo pero luego sus constantes vitales se reanimaron. ¿Puede ser ello posible?. La ciencia en este caso no lo tiene muy claro. O, más bien, es escéptica a la hora de aceptar los hechos que sobre este fenómeno se han producido. Me voy, pues, a limitar a comentar el libro en sí.

En El cielo es real el padre de Colton, Todd Burpo, es quien nos cuenta la historia. Recuerda, en primera persona, los hechos ocurridos mientras toda la familia viaja a Sioux Falls, en Dakota del Sur.

— «Oye, Colton –dije-. Si giramos aquí, podemos volver al hospital. ¿Quieres ir?.

Nuestro pequeño rió en la oscuridad.

— ¡No, papi, no quiero volver! Mejor que vaya Cassie.» (pág. 20).                       John  Wesley

En ese viaje que realizan después de lo que dice haber vivido Colton,  su hijo, es cuando empiezan a rememorar la pesadilla vivida en aquel desplazamiento a Greeley, en el Estado estadounidense de Colarado, para una reunión del distrito de la Iglesia Wesleyana  —la Iglesia Wesleyana tiene su origen en John Wesley, un ministro de la Iglesia de Inglaterra que se convirtió en la inspiración del movimiento Metodista. A finales del siglo XVIII este movimiento llegó a América por la emigración de miembros de esta comunidad cristiana— . 

En Greeley, tras haber comido en un restaurante junto con el pastor Steve Wilson y su esposa, Colton vovió a quejarse de sus dolencias estomacal. Regresaron para que atendieran al niño en el hospital de Imperial, donde residían. Los dolores siguen y deciden trasladarlo al Centro Médico Regional en         North Platte, Es intervenido de un apéndice perforado. Ya repuesto totalmente regresan a su domicilio. A lo largo de los siguientes capítulos el niño va sorprendiendo a sus padres con la información que, esporádicamente, les va facilitando de su supuesta estancia en el cielo durante unos minutos.

Sus padres se quedan impresionados ante el relato que Colton les hace cuando estuvo en quirófano. ¿Cómo el niño podía saber todo eso si estaba anestesiado?. Poco a poco la vida familiar va volviendo a su normalidad y Colton les va revelando más sobre lo ocurrido mientras estaba postrado en la mesa de operaciones.

Como novela en sí, El cielo es real es un relato de fácil lectura. Es prácticamente una historia de autoayuda, conmovedora, impactante y, aunque está narrada por el padre, lo hace desde el punto de vista de la sencillez y candidez de un  niño de esa edad. Consta de veintiún capítulos, más un prólogo y un epílogo, así como una relación de las citas bíblicas que nos iremos encontrando a lo largo del relato y en base a ellas se intenta darnos una explicación de lo que Colton Burpo va contando a su familia, una cronología de eventos relativos a la familia, así como información sobre los Burpo y Lynn Vincent.  ¿Recomendarla?. No me atrevo a ello dado el enfoque religioso que en ella se encierra y creo, sinceramente, que el leer este tipo de novelas testimonio o relatos basados en hechos supuestamente reales, depende de cada lector y sus convicciones. Si el lector lo que espera es una novela más encuadrada en algún género literario, diría que no es eso con lo que se va a encontrar.

La autora: 

Lynn Vincent (U. S. A., 1962), la escritora que plasmó en El cielo es real lo que Todd Bupo le iba relatando sobre los acontecimientos sobrenaturales o como deseemos llamarles asegura le sucedieron a su hijo, ha sabido interpretar bien el mensaje que el pastor wesleyano le hizo llegar y con su forma de narrar los acontecimientos ha sabido cautivar a esos millones de lectores que se han interesado por su obra. 

Es autora de Same Kind of Different as Me, que está en la lista de los libros más vendidos del New York Times, en el que nos cuenta la historia de una amistad poco probable entre un comerciante de arte de raza blanca y un hombre afroamericano sin techo; y de Going Rogue:An American Life, la autobiografía de Sarah Palih, ex gobernadora de Alaska y ex candidata a la vicepresidencia de Estados Unidos. Es, asimismo, autora o coescritora de nueve libros. Trabajó también, durante once años, para World Magazine, una revista bisemanal de noticias nacionales, primero como redactora principal y luego como editora de artículos especiales.

Título: El cielo es real.
Autores: Todd Burpo y Lynn Vincent.
Editorial: Zenith (Planeta S. A.).
Primera edición: junio de 2012
ISBN: 9781602554382
Nº Páginas: 228















21 comentarios:

  1. Una historia para mover emocicoces, y parece que lo consigue. Tengo divida la opinión sobre el tema: por un lado, personas que dicen haber tenido una experiencia similar, confirmaría que puede ser un relato real (aunque sea algo edulcurado). Por otro, es un relato estupendo para introducir consignas (más si tenemos en cuenta la profeción del padre)y, sobre todo, un marketing bien preparado. Gracias, Francisco. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. A tí, Julia. Por eso digo que el hecho de que no me parece apropiado su recomendación pues el tema es delicado como para eso. Son temas muy personales y todo depende de la convicción de cada uno. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Me llama la atención por el éxito que ha tenido, es inevitable sentir curiosidad pero no sé si tanta como para animarme con su lectura
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso la reseñé de esta forma. Son temas muy sensibles y su lectura depende de la convicción de cada uno. Besos.

      Eliminar
  4. No dudo que existan experiencias cercanas que sean inexplicables, pero el fenómeno de este libro me da que se debe más a la publicidad que a la realidad de los hechos...Aunque no lo he leído, gente que sí lo ha hecho me ha comentado que la imagen del cielo que da el niño tiene que ver con un "cielo cristiano", lo que me parece un poco pretencioso para ser verdad y eso, unido a la profesión del padre, me hace creer que se trata más de un libro "evangelizador" que una historia que se pueda tomar por cierta. Estupenda tu reseña, por cierto. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Tizire. Por eso me planteé hacerla de esta manera. Creo que es lo más razonable.

      Eliminar
  5. Cuando lo vi me dio curiosidad pero leyendo tu reseña y algunas otras...no me acaba de convencer...
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes lo que pasa con los libros de autoayuda, Lesincele. El leerlos o no depende de cada uno. Besos.

      Eliminar
  6. No me suelen gustar los libros de autoayuda, y si encima hay tanto marketing detrás. Y se usa para impactar más en la gente a un niño... No, no es un libro que me atraiga mucho. Pero tu reseña es excelente.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves que al ser un libro de autoayuda dejo al lector que elija la posibilidad de que adquiera el libro o no. La reseña la hice en función de lo que es el libro en sí. Ya en la cuestión personal no me metí y por eso me limito a hablar del libro. En la introducción de la misma ya expongo mi teoría. Besos.

      Eliminar
  7. No me llama mucho la atención, me recuerda a La cabaña, que llegó precedido del mismo éxito y yo no he debido de saber encajar porque me dejó más bien fría. Por esta vez lo dejo correr.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los libros de autoayuda es lo que tienen, el no decirnos nada la mayoría de las veces. Por eso consideré el no recomendarla directamente. La leí y ahí esta mi opinión al respecto. Besos.

      Eliminar
  8. Por este aro no entro. Mi sobrino con cuatro años podría hacer una saga fantástica sin ningún problema. No se por qué tanto revuelo con la imaginación de un niño.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues algo habrá porque las ventas que lleva ahí están. Solo expresé mi punto de vista al respecto y ya ves que el leerla o no la dejo a elección de quién lo considere oportuno. Saludos.

      Eliminar
  9. Un libro muy polémico del que creo has escrito una gran reseña y haces bien en no decantarte, desde luego que si me animase a leerla sería para abordarla como novela y no como creencia, porque los tintes que toma no me convencen mucho (de lo que he leído). Por ahora lo dejo pasar. Besos!

    ResponderEliminar
  10. Gracias, Marilú. Por eso dejo claro el mensaje de que el leerla depende del potencial lector. Símplemente di mi opinión prácticamente como una novela pero sin profundizar más en ella. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de sorteo en mi blog, por si te apuntas. Besos

      Eliminar
  11. A mí tampoco me llama demasiado la atención y, en cierta medida, me recuerda a "Desde mi cielo", una novela que he intentado leer numerosas veces, pero que jamás he conseguido pasar de las primeras páginas. Al final, conocí la historia a través de su adaptación cinematográfica. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues Desde mi cielo hace tiempo que la tengo y aún no me dió por leerla. Parece que, en algunas ocasiones, la película basada en la novela de turno supera a esta última. Lo mismo ocurrió, por ejemplo, con Lo que el viento se llevó que eclipsó a la novela, aunque este ejemplo no venga a cuento con lo que estamos tratando. Saludos.

      Eliminar
  12. Que triste todos ustedes son personas sin fe que se creen intelectuales...que triste que no tengan esperanza después de esta vida...

    ResponderEliminar
  13. Me encanta este libro, tengo la plena convicción que la historia es real, independientemente de religión alguna, porque el poder de Dios es ilimitado, lo recomiendo que lo lean y también miren la película.

    ResponderEliminar