miércoles, 27 de enero de 2016

La mujer del reloj, de Álvaro Arbina










Datos técnicos:

Título: La mujer del reloj
Autor: Álvaro Arbina
Editorial: Ediciones B
1ª: edición: 27/01/2016
Encuadernación: tapa blanda (edición no venal)
ISBN: 9788466658294
Nº pág.: 688


Sinopsis:

Un thriller histórico ambientado en la guerra de la Independencia contra Napoleón.

El nuevo autor best seller de la novela histórica española se llama Álvaro Arbina y tiene veinticuatro años.

La mujer del reloj, una novela de carácter histórico, a caballo entre el thriller y el género policíaco, transcurre a lo largo de los cinco años que duró la guerra de la Independencia (1808-1813)

Describe la aventura que vivirá Julián de Aldecoa Giesler, un joven de dieciséis años que emprende un largo viaje por el país en guerra tras el rastro de su padre, quien, asesinado en extrañas circunstancias, no puede contarle el codiciado secreto que desde hace años protege su familia. Tales circunstancias atraerán al frío y calculador general francés Louis Le Duc, un hombre que esconde un terrible pasado lleno de odio y venganza. Empujado por su locura personal, perseguirá sin descanso al joven Julián. Este tratará de luchar contra las fuerzas que le amenazan en un intento de reemprender el camino hacia sus verdaderos sueños, los sueños de su padre.



Opinión Personal:


La mujer del reloj, la ópera prima del escritor vitoriano Álvaro Arbina, es mi primera lectura de 2016. Sin duda, un buen regalo para comenzar este nuevo año, porque el resultado final mejor no pudo ser: todo un novelón, con mayúsculas. No porque sea un tocho de cerca de 700 páginas, sino por la calidad que destilan todas ellas, por el gran trabajo literario con el que este joven escritor se ha dado a conocer. Y creo que, a partir de ahora, vamos a tener que estar muy pendientes de él, porque con tan solo 24 años de edad, imagínese el lector la carrera literaria que tiene por delante.

Álvaro Arbina introduce en esta su primera novela publicada ingredientes como el suspense, la historia, aventuras, romance y secretos familiares que dosifica a lo largo del desarrollo de la trama y la convierten en una lectura atractiva, con un ritmo narrativo prácticamente constante, en el que nos encontraremos con muy pocos bajones que ralenticen su lectura. Todo ello contado desde la perspectiva de un narrador universal.
                                                                                                                                      (Miguel R. de Álava y Esquivel)
Y es que la vida de este joven protagonista de tan solo 16 años, Julián Aldecoa de Giesler, va a dar un vuelco desde el momento en el que le informan de que su padre ha sido asesinado en extrañas circunstancias, no pudiendo así contarle éste el codiciado secreto que desde hace años protege su familia. Este hecho le llevará a abandonar la Llanada Alavesa en la que vivía para recorrer el país en busca de respuestas, de saber quién o quiénes y por qué lo habían asesinado.

De esta forma, puede decirse que este viaje es un pretexto para que el lector tenga conocimiento de primera mano de lo que ocurrió en territorio español durante la llamada Guerra de la Independencia, pues será testigo de los hechos que se sucedieron en nuestro país desde que las primeras tropas francesas entraran en la península, en febrero de 1808, hasta el 21 de junio de 1813, fecha en la que la batalla de Vitoria indicaría el comienzo de la expulsión de los invasores josefinos. Período que en la novela aparece estructurado en 58 capítulos, más un prólogo y un epílogo, agrupados en cuatro grandes partes: Tierras del norte (febrero 1808-finales de verano 1810); Dos ciudades. Dos mundos (otoño 1810-principios 1811), La isla de Cabrera (primavera 1811-invierno 1811) y La Orden de los Dos Caminos (principios de 1812-verano 1813).

Sin duda alguna, lo que más me fascinó mientras me sumergía en la lectura de La mujer del reloj, fue la magnífica ambientación de la época. Y es que lo que creo que más aprecia un lector cuando tiene un libro entre sus manos es el sentirse transportado en el tiempo y en el espacio a la época y a los lugares por donde se mueven los personajes. Está claro que desde las primeras páginas pude ser testigo privilegiado de lo que ocurrió durante esos cinco largos años que duró la ocupación francesa en nuestro país, toda vez que se les permitió cruzar la frontera con la excusa de invadir Portugal, para lo cual se había firmado el llamado Tratado de Fontainebleau. Detrás de toda esta recreación hay una ardua tarea de documentación con la que, de esta forma, poder revivir lo acontecido en el primer tercio del siglo XIX en España, siempre teniendo en cuenta las licencias que en estos casos se suelen tomar los autores de turno para que la historia que se nos narra sea creíble, pero respetando lo más fielmente posible los hechos y fechas en la que tuvieron lugar, como se nos informa en las notas finales que aparecen al final de la novela.
(Monumento conmemorativo batalla de Vitoria-1813)
Para ofrecernos esa ambientación, Álvaro Arbeloa tiró de lo más cercano, y lo más cercano es su ciudad natal, Vitoria, y la Llanada Alavesa, para recrear buena parte de la trama de la novela. Antes del prólogo se nos ofrece un plano de cómo era esta ciudd en 1808 y en donde podemos ver los puntos por donde se mueve el joven protagonista de esta novela en sus visitas a la misma. De hecho, esta ciudad desempeñaría un papel crucial en este conflicto bélico, desde la entrada de las tropas francesas, hasta la presencia en la ciudad de tres de los principales actores del mismo, Napoleón Bonaparte, su hermano José I y Fernando VII, que se dirigía a su retiro dorado en Francia, pese a que se suponía que más bien era un destierro para así ocupar su lugar el hermano del emperador francés. Así mismo, Vitoria sería también el principio del fin de la presencia de las tropas napoleónicas acantonadas en la península, pues su derrota en esta batalla iniciaría el comienzo de su retirada tras un lustro de permanencia en territorio español. Sin olvidarnos de la impresión que causará en el protagonista una ciudad como Cádiz a la que también acudirá el joven Aldecoa en busca de esas respuestas que tanto anhela, y en la que asistirá a alguna de las sesiones de las Cortes que se celebraban para elaborar una nueva Constitución o el aspecto que presenta Madrid a su paso por la capital de España en su viaje de retorno, sin olvidarnos de lo que vivieron en la isla de Cabrera los prisioneros que fueron echos tras la batalla de Bailén.

Pero también podemos decir que en La mujer del reloj nos encontramos con rasgos costumbristas, pues vemos cómo es la vida en la Llanada Alavesa o en la capital vitoriana antes de la invasión napoleónica y el efecto que tiene en la población la presencia de las tropas francesas, pues verá cómo sus escasos recursos se verán mermados por los continuos impuestos a los que son sometidos para poder alimentar a los soldados franceses. Aunque también hay parte de la población capitalina que vive de espaldas a estas penurias y los efectos de la guerra no hacen mella entre ellos, son los llamados afrancesados, aquellos que toman partido por los invasores pues ven en ellos como alguien que puede sacar al país del atraso en el que está inmerso y, al mismo tiempo, beneficiarse de su alianza, sobre todo en el aspecto económico.
                                                                                                               (Oratorio de San Felipe Neri-Cádiz)
Y formando parte de esta ambientación nos encontramos con un mosaico de personajes perfectamente creíbles y bien perfilados, algunos de ellos históricos, aunque la gran mayoría son ficticios, creados por la imaginación del autor. Ya comenté que Julián Aldecoa de Giesler es el protagonista indiscutible de la novela. Creo que es un personaje carismático, cuya evolución a lo largo de los capítulos me fue conquistando. Pero está claro que este personaje gana muchos enteros al tener tras de si al general francés Louis Le Duc, que lo perseguirá sin descanso, y a quien ya en la sinopsis nos lo presentan tal y como es y actuará a lo largo de la narración. Pero el joven protagonista también también tendrá tiempo para el romance, aunque es un romance que se semeja difícil porque Clara, de quien está prendada, es miembro de una familia de la alta sociedad vitoriana; pertenece a una clase social diferente a la suya, aunque es una joven que no quiere seguir los patrones que las mujeres tienen encomendados en aquella época, sino que quiere tomar sus propias decisiones, por lo que, en principio, sus reacciones pueden parecernos poco creíbles, pero en algunas novelas que he leído y cuya trama estaba ambientada en el siglo XIX, ya me encontré con personajes femeninos que tenían un modo de actuar similar, por lo que no es de extrañar que el autor quisiera ofrecernos un personaje femenino de estas características, haciéndonos ver que hubo también en esa época mujeres que se rebelaron ante el fin para el que estaban educadas.

Nos encontraremos también con una serie de personajes secundarios trazados con firmeza, algunos de los cuales mantendrán alguna relación con Julián Aldecoa. Roman Giesler, que desempeñará un papel fundamental en su formación —mientras leía pasajes de la novela en los que aparecían ambos personajes, no sé por qué, me acordaba de los creados por la pluma de Umberto Eco, Guillermo de Baskerville y Adso de Melk, de la gran novela que es El nombre de la rosa; Pascual, vecino de la aldea en la que vivía el joven protagonista, amigo de la familia Giesler, que no dudará en ayudar a Julián cuando más lo necesita; el misterioso Vail Gauthier o Croix y Marcel Roland, ambos a las órdenes del general Le Duc que serán los encargados de realizar el trabajo sucio con el fin de conseguir los fines que éste se propone.

La mujer del reloj es una novela que está a caballo entre el thriller y la ficción histórica, con tintes claramente policíacos, así como de novelas de aventuras y de capa y espada, narrada con una prosa diría que fresca, con una trama atractiva y unos giros inesperados a lo largo de la misma, lo que hará de ella una lectura placentera. Sin duda, está llamado a ser uno de los grandes títulos a destacar de este ejercicio literario que comienza. 




Biografía:

Álvaro Arbina es un arquitecto nacido en Vitoria-Gasteiz, Álava. Actualmente colabora con una empresa de arquitectura y diseño. La mujer del reloj es su primera novela.



Nota: Datos técnicos, sinopsis y biografía del autor, tomados de la web de Ediciones B. Fotografía de Álvaro Arbina, tomada de su cuenta de twitter e imágenes que acompañan al cuerpo de la reseña, de google imágenes.




28 comentarios:

  1. Genial Paco! Yo la recibiré hoy
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Después de ver hoy 18 reseñas como ésta sobre el libro, en la que lo ponen por las nubes......me lo apunto. Besos

    ResponderEliminar
  3. Una estupenda reseña Paco. Coincido con tus impresiones. Es un debut maravilloso y este autor tiene un futuro muy prometedor.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hoy es el día de Arbina, está claro. Coincidimos en nuestras impresiones, una novela y un autor que seguro darán que hablar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Si que esta cosechando buenas críticas esta novela... venga va!! Cuando salga del trabajo me la pillo en la primera librería que la vea ^^

    ResponderEliminar
  6. Ya sabes que también me ha encantado. Sin duda,la ambientación histórica es espectacular. Los personajes muy bien trabajados. Y el.ritmo no decae. Una gran novela

    ResponderEliminar
  7. Justo acabo de leer una reseña de este libro en el blog de Mª Ángeles. Aunque la histórica no es un género que me llame, por otras cosas que comentáis, creo que no voy a descartar su lectura
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Después de las magnificas reseñas que he leído hoy tomo buena nota de esta novela! Muy buena reseña Paco!
    un beso

    ResponderEliminar
  9. Una reseña estupenda con la que estoy totalmente de acuerdo, también fue mi primera lectura del año y no lo pude empezar mejor
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Estoy leyendo un montón de reseñas positivas sobre este autor y la verdad, que sea novel aún tiene mayor atractivo para mí. Hay que darles una oportunidad. Francisco, tienes un blog estupendo. Sigo cotilleando tu rincón literario. Un beso.

    ResponderEliminar
  11. A mí también me ha gustado mucho; la parte de thriller me ha resultado menos importante, me ha llamado mucho más la atención lo bien que trata la parte histórica y las relaciones entre los personajes.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. Sin duda un escritor novel que nos dará muchas alegrías, por lo que vengo leyendo en todas las reseñas, hay mucho talento. Bss!!

    ResponderEliminar
  13. Paco ayer me hablaste muy bien de este libro pero estoy viendo de lo que va y no me siento tentada... Sé que os ha gustado a todos muchisimos pero no sé... yo ando con dudas. Besos.

    ResponderEliminar
  14. Estoy contigo. Es una gran novela y un autor al que no debemos perderle la pista.

    ResponderEliminar
  15. Cuarta reseña q veo! jajjaja.
    Lo leeré pronto, besitos

    ResponderEliminar
  16. Veo que muchos parece que os habéis puesto de acuerdo en el día que publicáis la reseña, y además coincidís en impresiones. A veces la novela histórica me cuesta, y tengo mis dudas, pero la mezcla de tramas me gusta. Ya llamó mi atención cuando vi las novedades para este mes, así que me la apunto, aunque no sé cuando podrá ser, es de un tamaño considerable. Besos

    ResponderEliminar
  17. Bien apuntado lo tengo que llevo leidas ya varias reseñas positivas. Besinos.

    ResponderEliminar
  18. Que buena pinta tiene este libro, ya esta apuntado. Besos

    ResponderEliminar
  19. Pues yo seré la nota discordante, y es que no me llama nada la atención esta novela, pero claro, es que no me llevo bien con el género ...

    bsos!

    ResponderEliminar
  20. Te leo por encima que lo empiezo hoy.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  21. ¡Hola! Me ha encantado la entrada, soy nueva en blogger, así que me encantaría que te pasases por mi blog literario para ver qué te parece y si te gusta, quédate porfa. http://cielodepalabrasperdidas.blogspot.com.es/

    Un beso y muchísimas gracias.

    ResponderEliminar
  22. creo que el autor tiene un futuro prometedor.

    ResponderEliminar
  23. Qué buenas opiniones estáis dejando de la novela, da gusto.
    ver si me hago con ella =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  24. Me apetece una barbaridad este libro, así que a ver cuándo me puedo hacer con el
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Muy buena pinta enta novela, ya le había hechado el ojo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  26. Le tengo unas ganas... no paro de ver buenas críticas.

    ResponderEliminar
  27. Cuando todo el mundo coincide será que no hay que dejar escapar a este autor novel, y eso que no leo mucha novela histórica.

    ResponderEliminar
  28. Desde luego el nivel de la novela histórica va subiendo mucho en España. Y con respecto a la que está ambientada en esta época, más todavía. Aparte de ésta se ha publicado por las mismas fechas "El memorial de Waterloo", que retoma la acción donde la deja "La mujer del reloj". No os hago espoiler, jejej, pero en ella reaparece Álava y otros personajes que se ven en "La mujer del reloj".
    Os recomiendo que las leáis en orden.
    Besos

    ResponderEliminar