viernes, 27 de julio de 2018

Todavía no quiero recordar, de Susana Aguilera Sánchez


















Título: Todavía no quiero recordar 
Autor: Susana Aguilera Sánchez 
Editorial: Autoeditado Amazon (enlace)
1ª edición: 30/06/2018
Idioma: Español
ASIN: B07F5XWWX6
Nº pág.: 342
Precio Ebook: 2,99€
Precio Papel: 11,44€




Sinopsis:





Cuando en Mayo del 87 el Teniente Moreno, recién salido de la Academia de la Guardia Civil, decide aceptar como destino un pequeño pueblo de Murcia, no imaginaba lo que encontraría en ese lugar: amistad, amor, envidias, celos, narcotráfico, asesinatos y traiciones.
El teniente tendrá que superar sus inseguridades y temores para hacerse cargo de sus obligaciones como oficial de mayor graduación en este pueblo de la costa murciana donde él es más joven que sus subordinados Dos mujeres enfrentadas turbarán su paz y querrán manipular al inexperto teniente, que se debatirá entre sus pasiones y los profundos sentimientos del deber y del honor que tiene inculcados desde que nació al ser “hijo” de la Benemérita.


Thriller que se desarrolla en los años ochenta, cuando el “caballo” había arrasado con una generación completa de jóvenes y algunos luchaban desorganizadamente y por iniciativa propia contra el narcotráfico. Mezcla de amor e intriga a partes iguales que provoca la necesidad incontrolada de tener que acabar de leerlo. Personajes sencillos, cercanos pero a la vez muy completos que hace que el lector se identifique con ellos muy rápidamente.



Opinión Personal:


Es es el cuarto viaje literario que hago este año a la Región de Murcia, aunque en esta ocasión mi destino es una población ficticia de la llamada Costa Cálida, de la que no conoceremos su nombre a lo largo de la novela, pero a la que uno de los personajes principales, el Teniente Moreno, se refiere como un pueblo recóndito de la Murcia profunda, próximo a Cartagena. Mi esperanza era que al tener mar, estar cerca de Cartagena y recibir algo de turismo en verano fuese más abierto que otros sitios del interior de los que me habían hablado. Y para mi alivio así es. Hoy comparto mis impresiones sobre la novela Todavía no quiero recordar, de la escritora granadina afincada en Madrid, Susana Aguilera Sánchez.
  (Costa Cálida-Murcia)
Susana Aguilera ofrece un triller muy entretenido a quienes disfrutan de este género literario. Pero los lectores se encontrarán, además, con elementos propios de la novela negra, en donde no falta la denuncia social; el romance y la acción también estarán muy presentes a lo largo de los capítulos, así como los propios de la novela costumbrista y de los secretos que esconden algunos personajes, y que el lector conocerá en pequeñas dosis a lo largo del desarrollo de la trama, en la que también estará            presente la violencia de género. En la novela hay un claro componente psicológico, profundizado sobre todo en los dos protagonistas, y que resulta muy atractivo para el lector. y en donde la violencia de género tiene también su lugar en la trama En mi modesta opinión, quienes no frecuentan la novela romántica no se encontrarán con una historia de este género literario al uso. El lector tiene ante sí una relación que se forja entre los dos personajes principales, el ya mencionado teniente de la Guardia Civil, David Moreno, y Sandra, la esposa de uno de los miembros de la Benemérita, que trabaja limpiando la casa y preparando las habitaciones individuales todos los días. Esa atracción es más bien física en un principio, aunque con el paso de los capítulos afloran en ambos personajes unos sentimientos que cada vez se afianzan más. Sin embargo, en más de una ocasión se preguntan si están haciendo lo correcto, sobre todo teniendo en cuenta la diferencia de edad que hay entre ambos: el teniente es un joven de 26 años recién salido de la academia, y ella le recuerda en algún momento que podría ser su madre, porque es quince años mayor que él. Aparece en escena un tercer personaje, Concha, la esposa del alcalde del pueblo, quien provoca situaciones tensas con ambos, que atraen la atención del lector, ya que a a lo largo de los capítulos este triángulo formado por los personajes mencionados le darán mucho juego a la novela. 

Uno de los grandes atractivos de esta novela es el contexto histórico de la misma, pues la autora sitúa la trama en 1987, un año en el que las elecciones municipales están a la vuelta de la esquina, y en el que el lector tendrá información sobre el cruel atentado que ETA llevó a cabo en Hipercor, en Barcelona, y que dará lugar a que algunos de los habitantes de la casa cuartel revivan escenas del pasado y causarán pánico entre los hijos de los guardias civiles. Las elecciones municipales provocan una serie de episodios que alteran un tanto la vida del pueblo, y mantienen en alerta a los miembros de la Guardia Civil. Pero estoy seguro de que también muchos lectores añorarán las alusiones que se hacen a lo largo de la novela de la llamada movida madrileña, y cómo ésta influye en la juventud del pueblo, sin olvidarnos de las tribus urbanas que había en aquella época: el Teniente Moreno comprobará con gran asombro cómo en esa zona comparten un mismo espacio, lo que sería impensable en Madrid, como recuerda este personaje en algún momento de su relato. La autora también ofrece a través de varias escenas los efectos de la gota fría que anegó a esa comunidad autónoma en 1987, en donde se pone de manifiesto la solidaridad de los vecinos con los afectados, así como las labores de rescate que tienen que llevar a cabo los miembros de la Guardia Civil, lo que provoca momentos de incertidumbre ante las dificultades que se encuentran para ello. 

Susana Aguilera atrae nuestra atención desde el prólogo, en el que nos encontramos con las sensaciones que percibe uno de los personajes que mantiene nuestra duda hasta el momento en el que conocemos las causas que las originan. A partir de ese momento, la novela se estructura en dos partes, ambas narradas en primera persona, más un epílogo fechado unos años más tarde de los hechos relatados. En la primera parte es el Teniente Moreno quien narra lo que sucede a lo largo de los capítulos en los que se estructura la misma, que son diecisiete. Los catorce restantes son narrados también en primera persona, pero ya desde el punto de vista de Sandra.
 (movida madrileña)
 El lector se encuentra con dos partes bien diferenciadas en esta novela que hoy reseño: La primera tiene elementos propios de una novela negra, en donde el narcotráfico y la corrupción estarán muy presentes, así como los problemas que afectan a los jóvenes y no tan jóvenes de aquel entonces que consumen estupefacientes. El lector se encuentra también con algunos incidentes que tienen lugar durante las elecciones municipales, y alguna disputa entre vecinos que atraen su atención, y que se sorprende con que alguna de ellas resultan un divertimento para los demás habitantes del pueblo. La segunda parte tiene un mayor componente psicológico. Es el lector quien tiene información más directa de ambos personajes al ser ellos los narradores, por lo que conoce cuáles son las intenciones reales de unos y otros, como lo podrá deducir el lector a través del segundo párrafo de la sinopsis. El hecho de que sean el Teniente Moreno y Sandra las dos voces narrativas de esta novela, nos lleva a conocer a ambos en mayor profundidad que al resto de los personajes que nos encontramos a lo largo de los capítulos que la conforman, a quienes los conocemos desde su punto de vista, por lo que quizás la información que recibimos sobre ellos es más subjetiva. Quizás es en esta parte en donde la tensión narrativa esté más presente, sobre todo cuando nos estamos acercando al desenlace que, en cierto modo, me resultó un tanto sorprendente, pero que después de repasar las actuaciones de los personajes implicados en el mismo, me dije que entraba dentro de lo posible el cierre que le dio la autora a la trama. Por eso, en esta ocasión, no comento nada sobre el título de la novela, pues temo desvelar más de la cuenta al referirme a su origen. 

Todavía no quiero recordar es una novela que ofrece al lector una galería de personajes en la se refleja la estructura social de la época en las pequeñas poblaciones de la comunidad murciana, en donde el lector presencia a través de varias escenas el poder que tienen las llamadas fuerzas vivas del momento. A lo largo de esta reseña ya presenté a los tres personajes que más peso tienen en la trama, el Teniente Moreno, Sandra, y Concha, la esposa del alcalde, que es quien en realidad lleva las riendas en este pueblo, porque el alcalde se dedica a otros menesteres más lúdicos. El lector también conoce a los miembros de la Guardia Civil que velan por la seguridad del pueblo, y los roces que se producirán en algún momento entre ellos, sin olvidarnos del papel que desempeñan alguno de los jóvenes en la trama, caso de Marta, la hija de Sandra, o Marcos, hijo de uno de los guardias civiles, que en principio tendrá una presencia intermitente, pero se incrementará a medida que nos acercamos al desenlace. A través de los miembros de la Guardia Civil y los vecinos del pueblo, el lector conocerá las costumbres de ese pueblo de la Murcia profunda, y se familiarizará con los localismos, sobre todo en los diálogos, al comprobar cómo son empleados por la gran mayoría de los personajes, que pondrán al teniente en más de un apuro, lo que levantará más de una sonrisa en el lector, aunque el Sargento Martínez le hará de traductor en esos momentos de duda, porque teme que piense que lo están poniendo verde. 

Todavía no quiero recordar es una novela escrita con un lenguaje sencillo, en el que la autora utiliza localismos propios de la Región de Murcia. Su ritmo de lectura es muy fluido, incluso diría que trepidante en los episodios en los que la acción está muy presente, y en donde la intriga invita al lector a seguir enfrascado en la lectura, porque, tal y como se suceden los episodios, presiente que le esperan nuevas situaciones que atraigan su atención. Como adelanta la sinopsis, la amistad, el amor, las envidias,los  celos, el narcotráfico, asesinatos y traiciones estarán muy presentes a lo largo de los capítulos. El único pero que le pondría a la novela es que tiene algún error gramatical a corregir -aunque en esta ocasión son más bien leves- y otros ya de carácter más tipográficos. Pese a lo que acabo de comentar, recomiendo su lectura sin duda alguna porque el entretenimiento está asegurado, con una trama bien hilvanada y documentada.


Biografía: 


Susana Aguilera Sánchez es granadina de nacimiento pero se mudó enseguida a Madrid. 
Cuando termin selectividad tenía tal lío que eche matricula a Teleco y Bellas Artes, pero al final mi madre me convenció por lo más seguro.
Siempre le gustó pintar y escribir. En el cole ya ganaba premios de pintura o de redacciones.
Empezó en esto de publicar libros porque escribía en un blog mis locuras de madre superada por la rutina (Dorita es muy autobiográfico) y mi tía me convenció para juntarlo todo y hacer un libro. De ahí surgió Dorita Desapercibida: Sobreviviendo a la rutina con humor (con rasgos autobiográficos), autopublicada en Amazon en enero de 2017.
El 17 de junio de 2017 autoedita en Amazon Aurora. El despertar de los sentidos, una novela de suspense psicológico, romántico y erótico. 
El 30 de junio de 2018 autoedita la novela que hoy reseño, Todavía no quiero recordar, con la que participa en el concurso de autores indies convocado por Amazon en la edición correspondiente al presente año. 

Nota:  Datos técnicos y sinopsis tomados de Amazon, así como la fotografía de la autora, que también me facilitó datos biográficos. Imágenes que acompañan al cuerpo de la reseña tomadas de Pinterest y La Movida 1980.
 





8 comentarios:

  1. ¡Hola Paco! es que a mí me pones un guardia civil de prota de una novela y allá que voy de cabeza, chico, que le voy a hacer, de casta le viene al galgo 😅😅😅 me gusta lo que he leído, parece una novela de las mías, de las que me atraen... anotada queda, no sé cuándo la voy a leer porque me estoy tirando un veranito, que ojo, qué veranito llevo de no dar palo al agua, pero más adelante le tocará el turno 😋

    Besitos carinyet 💋💋💋

    ResponderEliminar
  2. Primera vez que veo este libro...
    Lo tengo en cuenta, pero la verdad es que tengo bastante atasco y hay otros que me apetecen más.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. No lo conocía. Y pinta bien. Pena de esos errores gramaticales y tipográficos, que espero terminen corrigiendo. NO me importaría leerla.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Como no puedes verme te cuento que estoy frotándome las manos ;D. ¿Por qué? Porque me acabas de mostrar el regalo perfecto para un amigo para quien estaba devanándome los sesos en busca de algo "perfecto". Muchas gracias, ;D. Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. No tiene mala pinta pero ahora mismo no me animo con ella.

    ResponderEliminar
  6. hola! muy interesante el thriller que hoy compartes, para saborear, gracias! saludosbuhos

    ResponderEliminar
  7. Pues de entrada no me llamaba, pero después de leerte, no me importaría leerlo =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  8. Murcia está pegando fuerte este año¡¡¡ Me atrae el componente psicológico de la novela y también el contexto histórico de los 80. Un abrazo

    ResponderEliminar