viernes, 13 de abril de 2018

El futuro tiene tu nombre, de Brenna Watson























Datos técnicos:


Título: El futuro tiene tu nombre
Autora: Brenna Watson
Editorial: Vergara (B de Books)
1ª edición: septiembre/2017
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
Idioma: Español
ISBN: 978-84-15420-72-9
Nº pág.: 320


Sinopsis:


Cuando el barón Hamilton fallece de forma inesperada, su viuda, la joven Marian Fillmore, cree que por fin se verá libre de un esposo abusivo y maltratador. Sin embargo, las condiciones que establece en su testamento la obligan a permanecer atada a un lugar al que odia y a su cuñada, tan cruel y déspota como su hermano.
La llegada del hijo del barón, procedente de América, será la única luz de esperanza en el porvenir de Marian. Solo él será capaz de cambiar su destino y el de las personas a las que ama, aunque el precio a pagar será demasiado alto.


Opinión Personal:


Me gusta leer una buena novela romántica, ya sea con un claro trasfondo histórico, o contemporáneas; pero siempre afronto su lectura con el convencimiento de que, a parte del entretenimiento que espero me ofrezca el autor de turno, también me haga disfrutar de una trama solvente y atractiva. Este es el caso de la novela que hoy reseño, El futuro tiene tu nombre, publicado bajo el pseudónimo de Brenna Watson, que sin duda alguna recomiendo a quienes frecuenten este género literario.   
En El futuro tiene tu nombre, la autora nos ofrece una historia que a muchos lectores les recordará a las novelas ambientadas en la época victoriana, en las que nos encontramos con dos personajes entre los que va surgiendo una atracción a lo largo del desarrollo de la trama. En este sentido, sobre todo después de la información que me facilitaba el narrador omnisciente sobre ambos a lo largo de los capítulos, me venía a la memoria la novela de Jane Austen Orgullo y Prejuicio, así como elementos propios   de las novelas de Dickens, sobre todo en lo que concierne a uno de los personajes secundarios, hermano de la protagonista. Aunque, como siempre digo en estos casos, estos comentarios que hago son apreciaciones mías. 
(Londres, 1820)
Dereck Hamilton llevaba unos meses en Londres para solucionar unos asuntos relacionados con sus negocios, y para acompañar a su primo Lionel Wates, conde de Bigdeport, que se iba a comprometer en matrimonio en unas semanas. Pero la estancia de Derek en Londres tendrá que alargarse, al recibir la noticia de que su padre, el barón de Hartford, ha sufrido un accidente, y se teme por su vida. Este hecho hace que conozca a lady Marian Hamilton, la actual esposa del barón. Con el paso de los capítulos se afianzará la atracción que sienten los dos protagonistas, y cómo esta se va convirtiendo, de una forma muy natural, en un romance que, al momento de conocerse, levantará murmullos entre los miembros de la sociedad británica de principios del siglo XIX, en cuyos estamentos más altos este tipo de relación no está muy bien visto. Y es que los propios protagonistas se preguntarán en más de una ocasión si es lícito este romance entre dos personas vinculadas al barón de Gartford, uno como hijo suyo que es, y ella como esposa del mismo; de hecho, el lector comprobará cómo Marian dudará en continuar con esa relación, al ver la polvareda que está levantando su relación con Derek, aunque él también se hará la misma pregunta, al ser Marian su madrastra, pese a que su padre ya había fallecido.
Una vez leída la novela, lo que más me gustó de El futuro tiene su nombre es la magnífica ambientación de la época en la que se desarrolla la historia que nos va contando el narrador omnisciente, a lo largo de los 17 capítulos de corta extensión, más un epílogo, en que está estructurada. El lector se sentirá realmente transportado al año 1920, en el que tienen lugar los hechos que se relatan. Brenna Watson ofrece al lector unas atractivas estampas a través de las que disfrutará de las escenas costumbristas que nos ofrece, ya sea en el interior de las mansiones en las que residen los personajes, ya de los paisajes que nos describe el narrador, con un mayor predominio de las escenas que tienen lugar en los interiores de las mismas. A lo que hay que añadir el retrato que nos ofrece la autora sobre los personajes, perfectamente mimetizados con la ambientación antes descrita.
(Birmingham, 1820)
La autora construye unos personajes con mucha fuerza, tanto los dos principales como los secundarios, más bien estereotipados, pero que sirven para que a través de ellos el lector pueda hacerse una clara idea de cómo era la vida de la alta sociedad de la época. Marian y Derek son los personajes que mejor perfilados están, porque a lo largo de los capítulos conoceremos retazos de su pasado, y el lector comprenderá en un momento de la trama el porqué de la reticencia que tenía el protagonista a la hora de contraer matrimonio. Derek es un personaje con carácter, pero también muy humano, que no duda en acudir a la fuerza si tiene que hacer uso de ella para solucionar los problemas que se le presentan. Marian es una mujer que tiene un pasado difícil; el lector conocerá cómo llegó a contraer matrimonio con el barón, que era mucho mayor que ella, y los malos tratos a los que era sometida. Entre los secundarios, destacaría la figura de lady Charlotte Bridgeport, tía de Derek; o sus primos, Lionel y Thomas, sin olvidarme de la figura del padre de Marian, Trevor Fillmore, su padre, que aparecerá en escena en alguna ocasión, lo que provocará que se incremente la tensión narrativa, sin olvidarme de Lady Hamilton, hermana del barón, de carácter avinagrado y que buscará por todos los medios amargar la existencia a la actual mujer de su hermano. No me olvido de dos personajillos que levantarán al lector más de una sonrisa, Richard y Michael.
El futuro tiene tu nombre es una novela de poco más de 300 páginas, bien escrita y de una lectura fluida, con un claro equilibrio entre narración y diálogo, en la que el lector no se encontrará con grandes giros pero sí con alguna sorpresa que servirá incentivo para interesarse por cómo se desarrollarán los acontecimientos a partir de ese momento. Brenna Watson describe con sensibilidad las escenas más pasionales de la novela, atrae la atención del lector con la tensión narrativa que ofrece en los momentos más álgidos de la trama, y ofrece al lector un magnífico retrato de la sociedad de la época; a la par que nos invita a reflexionar sobre el trato que recibía la mujer en aquel entonces, sobre todo en lo que se refiere a los malos tratos, y cómo estaba sujeta a los dictados de la sociedad, porque no podía tomar decisión alguna por sí misma, sino que tenía que ser el padre o el marido quienes tomaran las decisiones que les afectaban.

Biografía:

Brenna Watson, licenciada en Historia y con estudios de Filología y Derecho, ha pasado los últimos quince años leyendo y corrigiendo novelas de otros autores, hasta que decidió sentarse frente al ordenador y escribir su propia historia.
Ha publicado pequeños ensayos sobre materias diversas, además de reseñas y entrevistas, en varios medios. Es una gran aficionada a la lectura y a las series de televisión estadounidenses, y le encanta comprarse zapatos. Vive en un rancho en las montañas junto a su marido, sus dos perros y tres gatos.
Nota: Datos técnicos, sinopsis, biografía y fotografía de la autora, tomados de la web de Megustaleer. Imágenes que acompañan al cuerpo de la reseña, de Google imágenes. 








17 comentarios:

  1. No sé por qué pero siempre que reseñas una novela romántica me sorprende porque no te veo lector habitual de este género, y eso me gusta. No conozco literariamente a Brenda Watson aunque sí he visto alguno de sus libros en blogs. Quizá es hora de que cambie eso
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. NO soy mucho de leer novelas de corte romántico pero esta resulta llamativa por su trasfondo histórico y la situación personal de la protagonista en una determinada época. Pinta bien. Me la apunto por si se pone a tiro :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  3. El género no me entusiasma, pero de vez en cuando si me gusta leer alguna novela de ese corte. No me importaría leerla si se cruza, aunque no creo que sea el caso.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  4. Ainssss Paco, mucho pasteleo para mí 😅
    No sé si la disfrutaría mucho.
    La anoto por si acaso.

    Besitos carinyet 💋💋💋

    ResponderEliminar
  5. Hola, me encantan las novelas románticas de ambiente victoriano, este libro tiene todos los ingredientes para que pueda gustarme, así que me lo apunto. Muchas gracias por tu reseña.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. A pesar de tu recomendación y de ver que te ha gustado la novela, no suele ser un género que lea mucho, la voy a dejar pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. No soy de novela romántica y este libro lo tenía descartado hace tiempo, ahora con tu reseña haces que me apetezca un montón leerlo, así que veremos cuando bajen mis pendientes. Besinos.

    ResponderEliminar
  8. Este no es para mi, sé que no lo disfrutaria.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Novela romántica leo de vez en cuando, así que tomo buena nota de ésta, que por lo que cuentas, estoy segura que me va a gustar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. Parece una buena lectura pausada,la ambientación victoriana es lo que más llama mi atención. La leería sin dudarlo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Pero mira que me gusta a mí una buena novela romántica si, como tú bien dices, está bien escrita. Con esa buena ambientación y con personajes bien armados, se me hace muy tentadora. Soy romanticona, qué le voy a hacer. Abrazos.

    ResponderEliminar
  12. Este ya decidí dejarlo pasar, y sigo en mi decisión porque creo que no lo disfrutaría
    Besos

    ResponderEliminar
  13. La leí hace unos meses y me gustó muchísimo
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Este libro pasó desapercibido para mí, pero desde que he leído varias reseñas como esta lo tengo anotadísimo. Un besote!

    ResponderEliminar
  15. Yo no soy de novela romántica per sé, pero sé que por ejemplo Laky tampoco lo es y le gustó mucho, y desde que leí su reseña subió mucho mi interés por la novela. Ahora leyéndote a ti me confirmo en mi opinión y me apetece mucho ponerme con ella(es que si me nombras las novelas victorianas, a Austen y a Dickens, yo estoy vendida... jajaja).

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  16. Este libro lo tengo más que anotado por si se me cruza en el camino. Aunque no es mi género habitual, tiene elementos que me llaman.
    Besos

    ResponderEliminar