miércoles, 7 de diciembre de 2016

La muerte de Iván Ilich, de León Tolstoi


Datos técnicos:

Título: La muerte de Iván Ilich
Autor: León Tolstói
Editorial: Libros en Red (Colección Relatos)
1ª edición en español en versión digital (2004)
Obra de Dominio Público
Formato: Ebook
Nº páginas: 62 (en pdf)


Argumento: 
 

Iván Ilich es un pequeño burócrata que fue educado en su infancia con las convicciones de poder alcanzar un puesto dentro del gobierno del Imperio Ruso. Poco a poco sus ideales se van cumpliendo, pero se dará cuenta de que su esfuerzo ha sido en vano; al llegar cerca de la posición que siempre soñó, se encontrará con el dilema de descifrar el significado de tanto sacrificio, y de valorar también el malestar reinante en el pequeño entorno familiar que se ha construido. Un día, se golpea al reparar unas cortinas y comienza a sentir un dolor que lo aqueja constantemente.

Opinión Personal:


Los autores clásicos siempre han estado presente en mis lecturas. De hecho, durante un tiempo los títulos que más frecuentaba eran, sobre todo, los escritores de mi querido siglo XIX y me atraían especialmente los rusos, por el realismo que dominaba en sus novelas. Aunque, sin embargo, hubo uno que, sin excusa aparente, lo fui aparcando a lo largo de los años: Lev Tolstoi. Y para ponerle remedio a este abandono, hoy reseño y recomiendo la lectura de su novela corta, La muerte de Iván Ilich, publicada por primera vez en 1886.

En La muerte de Iván Ilich el lector se encontrará con un argumento muy actual, pues el tema principal es la muerte, en donde el protagonista reflexionará sobre lo que esto significa y si actuó correctamente a lo largo de su vida o pudo haberle dado otro sentido a la misma. Pero también estará muy presente lo que significa este hecho en si: por un lado, el malestar que se asienta en la familia de Iván Ilich, en donde las desavenencias entre este personaje y su esposa, Praskovia Fyodorovna Golovina eran cada vez más frecuentes; y por otro, nos encontraremos en ella con esa incertidumbre que provoca su fallecimiento entre sus colegas, ya que todos los que compartían profesión con él se preguntarán ahora quién ocupará su cargo y el efecto dominó que producirá ese nombramiento, sin olvidarnos del futuro que le espera a la viuda tras el fallecimiento de su esposo; incluso Pyotr Ivanovich, que ya desde la infancia tenía una estrecha relación con el fallecido, tenía en esos momentos el mismo pensamiento que sus compañeros del tribunal.
(San Petersburgo-Rusia)
En La muerte de Iván Ilich, el lector ya conoce el desenlace de la novela, pero se verá atrapado por los episodios que se van sucediendo, relatado todo ello por un narrador omnisciente a lo largo de los doce capítulos en los que se estructura la novela. Así nos encontramos con que los miembros de un tribunal y el fiscal se encuentran reunidos tras una pausa en el proceso Mevinski, y tienen la noticia del fallecimiento de su colega. Y es a partir de ese momento cuando se conocerá todo lo que le ocurrió al protagonista, desde sus orígenes hasta su carrera judicial, en donde pretendía llegar hasta el escalafón más alto.

Son pocos los personajes con los que se encuentra el lector, y más que su construcción, descritos con los rasgos precisos, porque lo que predomina es su forma de ser y de actuar ante los hechos que se irán sucediendo. Ya mencioné a algunos de ellos, pero también destacaría la figura de Gerasim, el ayudante del mayordomo, que era el único que comprendía la situación real de Iván Ilich, y por eso fue atento con él hasta el final. Aunque, pese a la estructura que acabo de comentar, podremos distinguir dos partes bien diferenciadas que vienen marcadas por el momento en el que el protagonista comienza a sentir los primeros síntomas de su enfermedad.

Si uno lee la biografía de León Tolstói verá en esta novela reflejado lo que fue su vida, la opulencia en la que vivió durante un tiempo, hasta que se convirtió al catolicismo y el drástico cambio que tuvo después de esta conversión, abandonando todo lo que le rodeaba para llevar una vida más austera. Creo, en mi modesta opinión, que en La muerte de Iván Ilich el lector verá reflejada influencia de la vida del autor, y se encontrará con una clara crítica a la vida que llevaban los aristócratas en la Rusia de los zares, en donde muchos de ellos solo pensaban en medrar y llegar a lo más alto de sus carreras, e incluso vivir por encima de sus posibilidades, como le sucederá a este personaje.

La muerte de Iván Ilich está narrada con un estilo muy directo en el que León Tolstoi va directamente al grano, sin rodeos, sin artificios y, de esta forma tan contundente, consigue que el lector se sienta atraído por todo lo que en ella ocurre y cause en él el efecto deseado.

En La muerte de Iván Ilich el lector disfrutará de una lectura atractiva en la que  se encontrará con reflexiones sobre el sentido de la vida y el misterio que encierra la muerte, así como un claro trasfondo psicológico a lo largo del desarrollo de la trama


Biografía:

Escritor y reformador ruso. Se lo considera uno de los grandes de la literatura universal. De procedencia aristocrática, estudió en la Universidad de Kazán. Su vida estuvo plagada de conflictos familiares, y proyectos inconclusos o fracasados. Alrededor de 1877 se convirtió al cristianismo. Obtuvo fama como novelista recién en lo últimos años de su vida.

A pesar de que disentían en el plano literario, e incluso en el ideológico, Iván Turgueniev se dirigía en una carta a Tolstoi en estos términos: "No le he escrito desde hace mucho tiempo porque estaba enfermo, y ahora estoy, para hablar con franqueza, en mi lecho de muerte. Sólo le escribo para decirle cuán dichoso me siento por haber sido su contemporáneo".

 Nota: Datos técnicos y biografía de León Tolstoi, tomados de la web de la editorial; Argumento, tomado de Wikipedia.

11 comentarios:

  1. En mi opinión una joyita. Pocas páginas pero llenas de autenticidad. El viejo Iván Illich que está en su lecho de muerte es un prodigio de verdad. Es impresionante cómo la realidad se impone sobre el hecho de la próxima desaparición, cómo lo que preocupa no es la muerte de un hombre sino quién ocupará el puesto que dejará vacante. ¡Qué duro, pero cuánta verdad hay aquí!
    Es una obra que trasciende sus límites geográficos y temporales porque toca magistralmente la Verdad del ser humano. Una verdad, claro, llena de miserias.
    Bravo por tu reseña, Francisco
    Veo que, inexplicablemente, no seguía a tu blog. Pues lo acabo de solucionar.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Pues no estoy ahora mismo para esta temática.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que no creo que me anime de momento!!
    Un beso"!

    ResponderEliminar
  4. Tengo que leerlo, me gusta este autor (bueno, con Guerra y Paz me aburrió un poco, la verdad) y hace tiempo que no leo nada suyo, así que espero no tardar en leerlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Es una auténtica joya, un tesoro!! Soy una admiradora de los clásicos y una fiel devota de Tolstoi y los rusos, y además, no puedo evitar unirlos a los años de Uni y debates sobre la vida, la politica, la sociedad ¡Qué ilusos éramos, pero que felices!

    Me encanta que hayas traído este libro.
    Un beso.

    Yolanda.

    ResponderEliminar
  6. No termina de convencerme, no me animo.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  7. Un libro para leer y releer. Una joyita.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. A tener en cuenta Paco. De vez en cuando me gusta acercarme a estos autores aunque te confieso que me produce mucho respeto. Besos

    ResponderEliminar
  9. Adoro a Tolstoi y esta historia la leí hace tanto que ni la recuerdo. Necesito relectura ya.

    Por cierto, me ha encantado tu reseña.

    Besotes.

    ResponderEliminar