sábado, 31 de diciembre de 2016

Más allá de las trincheras, de Verónica Valenzuela


















Título: Mas allá de las trincheras
Autora: Verónica Valenzuela
Autoeditado Amazon
1ª edición: 26 de octubre de 2016
Idioma: Castellano
Formato: Ebook
ASIN: B01M4OMMXM
Nº pág.: 239
Precio: 4,67€


Sinopsis:

Lajos Tisza es un aristócrata húngaro de origen gitano, descendiente de una de las tribus fundadas por Atila. Su familia viaja por toda Europa tras perder sus privilegios de nobleza con la llegada de los Hasburgo al poder, a finales del siglo diecinueve. Ha recorrido desde niño Hungría, Alemania y finalmente Polonia. En este país los campesinos les recibirán con desprecio evitando que puedan cultivar tierra polaca. Cuando la antigua ciudad de Kalisz se convierte en su nuevo hogar será el comienzo de la perdición. Una desgracia tras otra llevará a Lajos al límite de sus fuerzas, enfrentándose a los prejuicios raciales de toda una ciudad, al odio y a la violencia de un pueblo que aborrece a los gitanos. Su amor prohibido por Olenka, inaceptable para los padres de ambos, destruirá todo lo que han amado hasta entonces con consecuencias desastrosas. Recorriendo campos cubiertos de trincheras bajo fuego alemán; pasando hambre y miseria y miedo, seremos testigos de cómo la profunda atracción entre la joven pareja se transforma, con el transcurso de los años, en un amor imperecedero.



Opinión Personal:



De vez en cuando me gusta leer una buena novela romántica, siempre y cuando cumpla los requisitos que le pido a las novelas de este género: que me ofrezcan no solo un romance fuera de los típicos clichés y que este se desarrolle a través de una trama atractiva. Y creo que Más allá de las fronteras cumple con creces estos requisitos porque, cuando me fijé en este título me llamó la atención, sobre todo, que buena parte de ella tuviese como telón de fondo la Primera Guerra Mundial. A ello se unió una atractiva portada, que creo resume en imágenes lo que el lector se va a encontrar a lo largo del desarrollo de la trama.

En Más allá de las trincheras nos encontramos con dos personajes que llamarán la atención del lector por su origen y por el significado que Verónica Valenzuela quiso darle, como lo aclara en la nota de la autora: «es un sincero homenaje a tantos hombres y mujeres que dieron su vida por la causa en la que creían». Tal y como están perfilados parecen cobrar vida propia: son, como nos gusta decir en estos casos, personajes de carne y hueso. Diría, incluso, que carismáticos.
(Kalitz-Polonia)
Y es que el romance que vivieron Olenka Müller y Lajos Tisza se vio marcado por ese conflicto bélico que se conoce como la Gran Guerra. Olenka y Lajos vivirían un romance un tanto atípico, porque primero tuvieron que enfrentarse a la oposición de sus respectivas familias, y porque finalmente vieron cómo ante ellos tenían un futuro incierto ante la decisión de Lajos de alistarse en el ejército tras el estallido de lo que más tarde se conocería como la Gran Guerra, una vez que su padre es asesinado por la gente del pueblo. Stephan Müller, el padre de Olenka, acepta finalmente el matrimonio entre ambos antes de que el recién casado partiese al frente y ante la imposibilidad de impedir ese amor que siente su hija por Lajos. En este sentido, me llamó la atención el origen del personaje, pero la autora lo aclara en la nota final, en donde dice que siente «un profundo amor a ese país desde niña».

En Más allá de las trincheras el lector se encontrará con dos partes bien diferenciadas. La primera está estructurada en diez capítulos y se desarrolla toda ella en Polonia, más concretamente en torno a la ciudad de Kalisz. La segunda parte está estructurada en siete capítulos y en ella la autora nos mostrará toda la crudeza de este conflicto armado. En una y otra se encontrará con personajes bien definidos, destacando la figura de los dos protagonistas, Olenka y Lajos, flanqueados por un magnífico elenco personajes secundarios bien definidos, entre los que el lector se encontrará con que algunos de ellos son históricos y que la autora supo cómo engarzar los hechos en los que realmente participaron con los que son fruto de su imaginación.
(Maria Bochkareva)
Verónica Valenzuela ofrece una exquisita ambientación, ya que en todo momento me sentí como un personaje más de la novela porque logró que me imaginara cómo eran los espacios por los que se movían los personajes y me sentí en todo momento transportado a la época en la que se desarrollaba la trama. Pero, sobre todo, me llamó poderosamente la atención cómo la autora plasmó lo ocurrido en la Primera Guerra Mundial: el lector no quedará indiferente y reflexionará ante el infierno al que se tuvieron que enfrentar los millones de soldados que vieron truncadas sus vidas ante uno de los episodios más atroces de la Historia de la Humanidad. Y es que esta novela nos ofrece una historia cruda, desgarradora, en donde seremos testigos del lado más cruel que muestra el ser humano frente a sus semejantes. Incluso en algunos momentos de la narración me parecía que una voz en off me relataba lo ocurrido en el campo de batalla, pero en esta ocasión agradecí que lo que me contaba tuviera un carácter más didáctico porque me explicaba, de forma muy directa y sucinta, los métodos que emplearon uno y otro bando para conseguir sus objetivos. Y así es como conocí la existencia del que sería llamado el batallón de las mujeres de la Muerte, con Maria Bochkareva al mando, y en donde se enrolaría Olenka tras ver cómo los alemanes masacraban a su familia; o la triste y desgarradora historia de los gueules cassées, esos soldados desfigurados despreciados por su propia gente a pesar de volver como héroes de guerra a Francia. Sin duda alguna, es uno de los episodios más espeluznantes de la novela porque vemos cómo sufren al sentirse abandonados por sus propios seres queridos. Sin olvidarnos de las trincheras, ya que estas fueron vitales para el desarrollo de la contienda. Pero también vemos cómo surge la aparición de armas mortíferas creadas por los alemanes para diezmar las filas enemigas, como el empleo del llamado gas mostaza o el lanzallamas.

Más allá de las trincheras es una novela que alcanza un verdadero tono épico por las adversidades a las que deben de enfrentarse los dos protagonistas para conseguir su propósito, que no es otro que lograr ese sueño de pasar juntos el resto de sus vidas tras las penalidades que vivirán para poder conseguirlo, enfrentándose primero a quienes se oponían a su relación sentimental, y después a ese temible enemigo con el que no contaban y harían su futuro más incierto, como fue el conflicto bélico en el que se vieron inmersos y en el que su vida estuvo en constante peligro. En ella el lector verá cómo los sentimientos, las emociones, el odio o la traición estarán presentes a lo largo de sus páginas y cómo una serie de giros inesperados harán de ella una lectura atractiva y bien escrita.


Biografía:


Nací un 9 de noviembre de 1974 en la tierra en la que los caballos bailan por bulerías y nos bebemos el sol en copas de vino: Jerez de la Frontera. Cuando no era más que una niña, mi padre me cambió uno de mis tebeos por una novela de Emilio Salgari y me hice adicta a los libros para siempre. Desde mi antiguo blog Pasión Romántica, he colaborado con las mejores editoriales haciendo reseñas. También he participado en una sección de libros en Onda Cero Jerez y he dado conferencias para asociaciones literarias de mujeres con temas como grandes escritoras de la historia. Entre virus y bacterias de mis estudios de Laboratorio Clínico, empecé a crear mis propias historias y cuentos, hasta que en 2009 publiqué mi primera novela, Hijos de Caín, el despertar del Fénix, a la que siguieron Más allá de las trincheras (2011), Malena, un bombón XXL (2014), Herido (2015) y Tu hiciste la ley, yo fui la trampa (2016) Con mi séptima y octava novelas comenzadas, mi cabeza no deja de crear hermosas historias de amor que enamoren a mis lectoras. Encontrarás más información sobre mí y mi obra en www.veronicavalenzuela.org

Nota: Datos técnicos, sinopsis y biografía de la autora, tomados de Amazon. Imágenes que acompañan al cuerpo de la reseña y fotografía de Verónica Valenzuela, tomados de google imágenes. 




viernes, 30 de diciembre de 2016

El millonario, de Venance Konan
















Título: El millonario
Título original: Le millonnaire
Autor: Venance Konan
Traductora: Alejandra Guariños Viñals
Editorial: 2709 Ebooks
1ª edición: 27/09/2016
Idioma: Castellano
ISBN: 978-84-9419711-9-2
Nº pág.: 36
Precio: 1,89€ (Amazon)




Sinopsis:

La vida de Aladji, vendedor de corderos e imán en un barrio humilde, da un vuelco cuando su hijo Mohamed gana un premio de la lotería. Se enfrenta entonces a un dilema vital: seguir los preceptos del Corán, y renunciar al premio, o entregarse a los sueños de una vida más fácil. O intentar convencer a todos, también a él mismo, de que las dos vías son compatibles. Solo hace falta una buena capa de retórica. Y poca vergüenza.

Una fábula sobre el dinero y su capacidad de transformar los principios. Un relato sobre los deseos legítimos de una vida mejor en tiempos de crisis y las ambiciones no tan lícitas que se persiguen a cualquier precio.



Opinión Personal:


Es de agradecer el hecho de que editoriales como 2709 Books nos ofrezcan títulos de autores que me imagino serán desconocidos para la gran mayoría de los lectores. Y, por lo que veo en su página web, los que tienen en su catálogo son todos ellos de origen africano: Costa de Marfil, Senegal o Guinea Ecuatorial. Sin duda alguna, creo que es un gran aliciente para familiarizarnos con la narrativa de países como los que acabo de mencionar. Yo, desde luego, lo tengo muy claro, después de disfrutar con la lectura del relato El millonario, de Venance Konan.

En El millonario nos encontramos con un relato en el que el lector disfrutará con la incertidumbre del protagonista, tras saber que su hijo Mohamed gana un premio de la lotería, en el que, si se rasca un papel, y salen tres televisiones, se ganan millones.  Aladji, imán y comerciante de corderosse encuentra ante el mayor dilema de su vida: seguir los preceptos religiosos del Corán que prohíben los juegos de azar o beneficiarse del premio que había ganado uno de sus hijos 
(Tabaski-Fiesta del cordero)
A lo largo del relato veremos cómo esa duda irá a más, sobre todo desde que se  presentan en su casa los dos ancianos más respetados del barrio para recordarle cuáles son sus obligaciones morales, al saber las pretensiones de Aladji, aunque este personaje les hará ver que es un buen musulmán. Como adelanta la sinopsis, intentará convencer a todos, y también a él mismo, de que las dos vías son compatibles. Pero no solo conoceremos la duda del personaje, sino que también conoceremos su pasado, su presente y las aspiraciones que tenía para un futuro próximo, pero para el que le hacía falta tener el dinero que ese premio le podía asegurar. En alguna fase de su lectura, sobre todo cuando piensa el imán lo que podía hacer con ese dinero ganado, me acordaba del popular Cuento de la lechera, porque incluso temía que sus ilusiones se fueran al traste, como bien lo podrá comprobar el lector en un momento de la narración (saldar deudas, tener la ansiada cuarta esposa, realizar un nuevo viaje a La Meca,...)

Venance Konan nos ofrece un relato escrito de forma exquisita, de lectura fluida y amena, contado a través de un narrador omnisciente, en el que el protagonista demuestra ante los demás la retórica y la poca vergüenza que hay que tener para convencerlos.

El millonario es un relato absorbente que hace pasar al lector un rato divertido y en el que podrá deducir que hay una clara intención didáctica: no solo por las enseñanzas que podemos sacar de él, sino también por las pinceladas que nos ofrece de cómo es la vida en su país y en una familia polígama, como la de Aladji. Incluso introduce vocablos propios del país que le dan un toque más de exotismo y realismo a la narración. Al final del relato el lector se encontrará con un breve vocabulario para entender mejor la historia, traducida también de forma exquisita por Alejandra Guariños Viñals.

Si el lector desea saber cuál es la decisión final de Aladji, le recomiendo que disfrute de una agradable lectura. Venance Konan sabe cómo llevarnos a través de esta atractiva historia. Seguro que después le pasará lo que a mi, repetir con otra obra suya.


Biografía:

Venance Konan nació en 1958 en Costa de Marfil. Se doctoró en Derecho por la Universidad de Niza y regresó a su país para entregarse al periodismo, su pasión desde que iba al colegio. En 1993 obtuvo el premio al mejor periodista de investigación de Costa de Marfil por una serie de reportajes sobre la guerra en Liberia y la droga en su país. Entre los años 2002 y 2006 fue el responsable de grandes reportajes en Fraternité Matin y, más tarde, corresponsal en Afrique Magazine. Desde abril de 2011, es redactor jefe del grupo Fraternité Matin. Compagina periodismo y narrativa, faceta en la que también ha cosechado éxito de público y crítica.
En el año 2003 lanzó su primera novela, Les prisonniers de la haine, y en 2012 ganó el Gran Premio Literario de África Negra con Edem Kodjo, un homme un destin. El relato El millonario (2016) es su sexta obra publicada en español, tras Robert y los Catapila (2013), El entierro de mi tío (2013), La gata de Maryse
(2014), La guerra de las religiones (2015) y En nombre del partido (2015).

Nota: Datos técnicos, sinopsis y biografía del autor, tomados de la web de 2709 Ebooks. Imágenes que acompañan al cuerpo de la reseña y del autor, de google imágenes. 















jueves, 29 de diciembre de 2016

Reto Genérico 2017











Laky, la administradora del blog Libros que hay que leer, nos propone participar en la nueva edición del Reto Genérico, que convoca para el 2016, año que ya mismo lo tenemos ahí. 

 Se trata de leer libros de diferentes géneros y así conseguir una amplia variedad entre nuestras lecturas.

-El plazo para cumplirlo comienza el 1 de enero y finaliza el 31 de diciembre de 2017. 

- Cada libro solo servirá para un único apartado. 

-Es compatible con cualquier otro reto literario en el que se participe. 

-Si algún género se nos resiste, podemos utilizar hasta 3 comodines para completar los libros que falten para dar por completado el reto, pero tienen que ser libros de más de 600 páginas. 

Mi reto


* 5 de misterio:                
  

1.-La víspera de casi todo, de Víctor del Árbol. 

2.- La maniobra de la tortuga, de Benito Olmo. 

3.-La casa torcida, de Ágatha Christie. 

4.-El objetivo del crimen, de X. R. Trigo. 

5.- 



* 2 thrillers:                  

 1.- La conspiración de las sombras, de Rodrigo Muñoz Blázquez. 


2.- La ciudad, de Luis Zueco.



* 3 históricos:        




1.- 

2.- Venganza en Sevilla, de Matilde Asensi. 

3.- 

*2 guerreros:     
             
                                

1.- 



2.- 

*1 novela de humor: 

1.-

*3 amorosos:           
                                                    
1.- Los latidos del tiempo, de Rafael Lara Sánchez. 



2.- La chica de las fotos, de Mayte Esteban. 



3.- 




*1 infantil:                                         



* 1 juvenil:                                




* 3 familiares:       

                        
1.- Mar de azahar, de María Jesús  Puchalt. 

2.- 

3.- 


* 1 de terror:           



* 1 landscape:             


              


* 2 exóticos:           

1.-

2.- 

*2 libros de relatos:       

1.- Quince relatos para 15 momentos..."tontos", de Rubén C. Morató.

2.- Aromas del atardecer, de Pilar Lou Martín.

* 2 libros sobre libros (metaliteratura)        

1.- 

2.- 

*1 fantástico:                



* 1 obra de teatro, poesía o ensayo:
   

* 5 de narrativa contemporánea:              

1.- Isla de Lobos, de José Vicente Pascual. 

2.-Tres mil viajes al sur, de Manuel Machuca. 

3.- Abuelo Tomás, de María Neila Martín. 

4.- 

5.- 


* 2 clásicos

1.- Tras la partida de caza, de Guy de Maupassant. 

2.-


* 2 autoeditados                  


1.-  

2.- 

Reto Literario Sabuesos 2017













El reto literario Sabuesos ya se está convirtiendo en un clásico en la blogosfera. Por eso, desde el blog No solo leo nos invitan a participar en una nueva edición del reto literario Sabuesos.

¿Y en qué consiste? En dar a conocer sabuesos de los muchos que pululan por la literatura. Entiéndase por sabueso, policías, inspectores, investigadores y demás personajes que intentan solucionar el caso de turno, ya sea en novela negra, policíaca, de misterio o trhiller. 

El reto dura todo el año 2016 y en la entrada en que anunciamos nuestra participación en el mismo iremos enlazando las reseñas que cumplan los requisitos. 

Bases: 

-Ser seguidor del blog No Solo Leo.
-Datos a poner sobre cada sabueso que descubramos: 
-Publicar una entrada en el blog en la que iremos enlazando todas las reseñas que cumplan el requisito: cuantas más reseñas, más puntos para ganar en el sorteo final. Iremos organizando las reseñas en relación al detective: 

Ejemplo: 

Subinspector Carl Morck
(Jussi Adler Olssen)
La mujer que arañaba las paredes
Los chicos que cayeron en la trampa

-El reto dura desde la fecha de convocatoria hasta mediados de diciembre de 2017.

Mis sabuesos: 

1.-Subinspector Carmelo Blázquez
(Rodrigo Muñoz Blázquez)
La conspiración de las sombras

2.-Inspector Manuel Bianquetti
(Benito Olmo)
La maniobra de la tortuga.

3.-Charles Hayward 
(Ágatha Christie)
La casa torcida.

4.-Inspectora Erika Ernemann
(X. R. Trigo)
El objetivo del crimen 

5.- doctor Fernando Zúñiga (investigador)
( Félix G. Modroño)
Sombras de agua.  




miércoles, 28 de diciembre de 2016

Carta de una desconocida, de Stefan Zweig




















Título: Carta de una desconocida
Autor: Stefan Zweig
Obra de Dominio Público
Enlace de descarga:
mestreacasa.gva.es
Idioma: Castellano
Nº páginas: 23 en pdf.




Sinopsis:

Solo quiero hablar contigo, decírtelo todo por primera vez. Tendrías que conocer toda mi vida, que siempre fue la tuya, aunque nunca lo supiste. Pero solo tu conocerás mi secreto cuando esté muerta y ya no tengas que darme una respuesta: cuando esto que ahora me sacude con escalofrios sea de verdad el final. En el caso de que siguiera viviendo, rompería esta carta y continuaría en silencio, igual que siempre. Si sostienes esta carta en tus manos, sabrás que una muerta te está explicando aquí su vida, una vida que fue siempre la tuya desde la primera hasta la última hora.


Opinión Personal:

De Stefan Zweig leí y reseñé en este blog Veinticuatro horas en la vida de una mujer, novela que me encandiló y me hizo disfrutar al máximo de su lectura: la maestría con la que Zweig describe determinadas escenas provocó en mi una admiración total hacia este escritor. Y esa admiración sigue con este relato del que hoy voy a exponer mis impresiones: Carta de una desconocida.

De nuevo el escritor austríaco de origen judío se mete en la piel de una mujer para dirigirse al lector. En esta ocasión lo hace de forma epistolar: un escritor afamado recibe, entre su correspondencia, la carta de «una letra desconocida, que le pareció muy voluminoso». El escritor comienza a leer la carta y me imagino que su cara iría mudando a medida que fuese leyendo la historia que le contaban y en la que le va desvelando los motivos de haberla recibido.

Y así es cómo el afamado escritor sabría que era de alguien que estaba perdidamente enamorado de él, pero a quien él no correspondió en la misma dirección aunque, pese a ello, la remitente no le echa nada en cara, no le reprocha, sino que simplemente le va desgranando su vida para que viese cómo iba girando en torno a su persona.
(DancingTabarin-Viena)
Stefan Zweig vuelve a demostrar en este relato epistolar su maestría para expresar en tan pocas páginas los sentimientos, las emociones de alguien cuya vida está dedicada en cuerpo y alma a ese hombre a quien ama desde que era una niña. « Ese último día sentí, sin tener que pensarlo, que ya no podría vivir sino próxima a ti» Stefan Zweig demuestra, una vez más, la capacidad de atraer la atención del lector, consiguiendo que sienta lo mismo que el receptor de esa voluminosa misiva. Una misiva desgarradora, turbadora, que me imagino le haría remover la conciencia a quien la estaba leyendo, porque a mi también me la removía. Y es que es imposible no quedar indiferente ante lo que uno está leyendo, ante la confidencia que esta mujer le cuenta a alguien que me imagino se estará preguntando de por qué se dirige a él y no a otro, pero supongo que a este escritor le pasaría lo que a mi: pensaba en cómo esa mujer pudo vivir de esa forma sin olvidarse nunca de él, con la esperanza de que alguna vez cruzase una simple mirada. Le ofrecía un amor intenso, pero no correspondido; generoso, sin recibir nada a cambio. Aunque el lector verá cómo, finalmente, hubo más que una simple mirada. Y es que en tan pocas páginas conoceremos la vida de esta mujer que, prácticamente irá paralela a la de él, que tuvo pretendientes y pudo vivir en la opulencia, aunque no aceptó comprometerse con nadie, porque ella solo le amaba a él. Creo, incluso, que ya era un amor enfermizo, diría que enloquecedor, porque enloquecedor tiene que estar alguien que vea que esa otra persona de la que está enamorada no le corresponde. Y así es cómo la veremos en Innsbruck, o en Viena, acudiendo a los mismos espectáculos que él acudía, viviendo con la esperanza de cruzarse con él y de que le mirase, pero no como a una más, de que la reconociese como esa niña que había sido su vecina.

En esta ocasión Stefan Zweig elige la epístola para dirigirse al lector. Y es que, además, apenas hay diálogo, solo un pequeño cruce de palabras entre los dos personajes en un momento de la narración. Creo que de esa forma adopta una postura más intimista, más cercana para que el lector sienta en su persona las mismas sensaciones que plasma el emisor en esas líneas en la que desgrana lo que fue su vida a lo largo de los años, siempre con la quimera de ser correspondida por la persona amada.

Está claro que Stefan Zweig tiene en mi un admirador más de su narrativa, pues creo que a otros lectores les pasaría lo mismo, porque sus escritos son pequeñas joyas de las que hay que disfrutar y, por supuesto, recomendar a quienes gusten de leer literatura de la buena.


Biografía:

De origen judío, Zweig nació en una familia acomodada y estudió Filosofía en la Universidad de Viene, interesándose desde entonces en la literatura, tanto desde un punto de vista crítico como creativo. En 1901 publicó su primer poemario y, desde entonces, mantuvo una intensa actividad en diversos campos y géneros pasando del ensayo a la novela o el teatro con facilidad.

Durante varios años, Zweig se dedicó a escribir y a viajar, pasando por Alemania y la Unión Soviética, trabando amistad con numerosos inteclectuales de la época.

Tras el auge del nacional socialismo en Austria y Alemania, Zweig decidió establecerse en Londres, ya que su origen judío y sus posiciones pacifistas le situaron en una incómoda posición, siendo su obra prohibida por el régimen nazi. Zweig vivió también en París y viajó por América Latina dando una serie de conferencias.

En 1942, convencido de que la Alemania nazi iba a ganar la guerra y someter al mundo a sus ideales, Zweig se suicidó junto a su segunda esposa. Poco después, en 1944, aparecería su autobiografía, El mundo de ayer.

La obra de Zweig, pese a su éxito en la época, cayó progresivamente en el olvido durante la mayor parte del siglo XX, hasta su recuperación décadas después, siendo obra de estudio por críticos y académicos. De hecho, sus relatos han formado parte de obras tan actuales como la película El gran hotel Budapest, dirigida en 2014 por Wes Anderson.

De entre sus libros, habría que destacar títulos tan importantes como Novela de ajedrez, Amok, El amor de Erika Wald, María Antonieta -biografía que fue llevada al cine-, o su autobiografía, El mundo de ayer.

Nota: sinopsis tomada de Quelibroleo. Biografía del autor, de Lecturalia. Imagen que acompaña al cuerpo de la reseña y fotografía de Stefan Zweig, de google imágenes. 








martes, 27 de diciembre de 2016

Las guerras de Elena, de Marta Querol

















Datos técnicos:

Título: Las guerras de Elena
Autora: Marta Querol
Editorial: Ediciones B
1ª edición: enero de 2014
Encuadernación: tapa blanda con solapas.
Idioma: Castellano
ISBN: 978-84-666-5410-4
Nº pág.: 462



Sinopsis:

Valencia, 1968. Elena Lamarc planta cara a la vida con una fuerza arrolladora.
Tras sorprender a su marido en la cama con una mujer ha decidido tragarse las lágrimas y ser fuerte. Derrumbarse no entra en sus planes: su empresa de moda infantil y su hija Lucía la necesitan más que nunca. De ella, y solo de ella, depende el futuro de la niña.
Por muy difíciles que sean las cosas, Elena lucha contra una sociedad embalsamada, desafía los valores tradicionales y se opone a un destino que parece inevitable. En su vida hay muchas guerras y debe ganarlas todas. Con los últimos años del franquismo como telón de fondo, Las guerras de Elena es una obra de intriga social que refleja de forma magistral las pasiones eternas del ser humano.


Opinión Personal:


Tras comentar ayer en mi cuenta de Twitter que había finalizado la lectura de Las guerras de Elena, su autora, Marta Querol, me dijo vía Facebook que la había terminado muy rápido. Y es que yo mismo me sorprendí por mi ritmo de lectura en lo que a esta novela que hoy reseño se refiere, pero es que Las guerras de Elena absorbe a quienes deciden darle una oportunidad. Y creo que merece la pena dársela, porque el lector tiene el entretenimiento asegurado a lo largo de todo el desarrollo de la trama y se encontrará con una novela magníficamente trabajada, incluso diría que más literaria que la anterior.

Para quienes no hayan leído El final del ave fénix, les comento que Las guerras de Elena se puede leer perfectamente de forma independiente. Como bien dice la autora, cada una de las que conforman la trilogía son autoconclusivas. De hecho, leí El final del ave fénix en 2012 (reseña), y no necesité releerla —ni siquiera mi reseña— para no sentirme perdido mientras me adentraba en la historia que Marta Querol me contaba a través de un narrador omnisciente en esta segunda parte de la trilogía. Otra cosa es que el lector quiera empezar por El final del ave fénix para así disfrutar de una trilogía que va de más a más y que merece ser disfrutada toda ella.
(Valencia-1970)
Creo que el título es muy acertado porque en esas cuatro palabras la autora nos avanza loque le va a ocurrir a Elena Lamarc a lo largo de toda la novela, aunque hay otros personajes que también desempeñan un papel destacado y entre todos ellos conforman un entramado complejo, ya que estamos ante un conjunto de vidas entrecruzadas, de tal forma que lo que haga uno de ellos influirá en las actuaciones de los demás: forman como un puzzle en el que todas las piezas encajan perfectamente. Y es que Elena se las verá con todo tipo de conflictos: personales, sociales y bélicos, ya que su carácter decidido y emprendedor no le amilanará ante el conflicto que se recrudece en el Líbano, a donde acude para asistir a la Feria de Mofitex en Beirut, porque ella sabe que de los pedidos que en esa Feria le hagan depende en gran medida el futuro de su empresa, sin olvidarse del de su hija Lucía, que siempre lo tendrá muy presente, sobre todo desde que se separó de su exmarido, Carlos Company, y ve cómo irrumpe con fuerza en la vida de éste otra mujer: Verónica, por lo que se le abre otro frente más en el que luchar.

En Las guerras de Elena, Marta Querol nos ofrece un magnífico fresco costumbrista en el que el lector revivirá cómo era la España de aquel entonces. Creo que la novela, en mi modesta opinión, muestra una alta dosis de realismo en todas sus páginas. Es un claro testimonio de lo que fueron los últimos años del franquismo. En este sentido, disfruté mucho con la exquisita ambientación de la época, independientemente de que gran parte de la trama se desarrollara en Valencia, pero es que las encorsetadas costumbres del momento se daban por igual en cualquier rincón de nuestro país. Incluso sonreía en algún momento de la lectura ante la aparición de ciertos detalles que evocaban mi infancia y adolescencia. Está claro que la autora cuidó con mimo la ambientación para que el lector se sintiera realmente transportado a la época en la que se desarrollaba la trama. Sin duda alguna, creo que este es uno de los puntos fuertes de la novela. Pero, además, el narrador nos recordará en algunas fases de su relato el trasfondo político del momento, en donde había una gran expectación ante lo que iba a ocurrir después del fallecimiento de Franco. Este aspecto está claramente reflejado en los capítulos finales, pues los personajes estarán muy pendientes de los acontecimientos que se van produciendo ante las consecuencias que puedan tener en el devenir de sus vidas las decisiones posteriores que se adopten.
(Hotel Holliday Inn-Beirut)
Y si la ambientación es exquisita, otro tanto se puede decir de los personajes. Todos ellos están perfectamente construidos y nos podemos hacer una idea de cómo son cada uno de los que desfilan ante nosotros. Puede decirse perfectamente que son de carne y hueso, porque realmente parecen cobrar vida propia. Y es que Marta Querol ya había demostrado en El final del ave fénix que refleja de forma magistral las pasiones eternas del ser humano. Al igual que en la ambientación, en los personajes también cuida con mimo cualquier detalle que nos ayude a conocerlos mejor, a que tengamos una idea muy clara de cómo son y cómo actúan, sobre todo en lo que a los personajes femeninos se refiere, pues a través de ellos nos muestra cómo era la mujer en aquella época, en la que tenía un papel claramente definido en un mundo cuyas pautas las marcaban los hombres. Y diría que todos ellos son carismáticos, por el papel que desempeñan cada uno en el desarrollo de la trama. La forma en la que están trazados nos atrae, nos imanta, y llegaremos a empatizar con unos y a odiar a otros, incluso me atrevo a decir que, en algún momento, cambiaremos nuestra opinión sobre ellos tras juzgar sus actuaciones.

Quizás, en mi modesta opinión, lo que diferencia a Las guerras de Elena de El final del ave fénix es que en esta segunda parte de la trilogía nos encontramos con elementos propios del thriller, pues la intriga y la acción están servidas. Pero es que, además, creo que el desenlace, en mi modesta opinión, está escrito a ritmo de este género literario. Puede que incluso sea un tanto precipitado el cierre, pero es que tal y como se van desarrollando los episodios que conducen al final de la trama creo que es inevitable que sea ese el ritmo marcado. El lector lo agradecerá porque estos elementos lo mantendrán en vilo y le invitarán a seguir leyendo para saber qué es lo que va a pasar en las siguientes escenas. Y es que en cada una de las tres partes en las que se divide la novela siempre pasa algo. Pero no solo la intriga y la acción están presentes en la novela, sino también la tensión. Y es que Marta Querol demuestra que sabe crear esos momentos en los que el lector está muy pendiente de las escenas en las que se presiente que puede ocurrir algo que le haga dar un respingo. Porque tal y como se van desarrollando algunos episodios nos indican que algo va a pasar, y pese a que estamos advertidos, a que la autora prepara el terreno, logra provocar en nosotros la misma tensión que vive el personaje de turno. Y esto que acabo de comentar ocurre en varias ocasiones a lo largo de la narración.

Está claro que disfruté con la lectura de Las guerras de Elena, por lo que supongo que no es necesario recordar que la recomiende. Merece la pena disfrutar de una lectura como la que hoy presento a quienes visitan este blog porque, a través de Las guerras de Elena, Marta Querol nos abre una ventana literaria para recordar esa época que muchos de nosotros hemos vivido


Biografía:


Marta Querol Benèch nació y se crió en Valencia, (España). Se licenció en Ciencias Económicas y Empresariales, y estudió después dos máster de especialización. Comenzó como asesora de empresas en la implantación de sistemas y modelos de gestión para la excelencia, y terminó dirigiendo el departamento de calidad de una multinacional del sector de la iluminación.

Pero su auténtica vocación es la de escritora. Comenzó a escribir, fruto de una necesidad interior incontrolada, sacando tiempo de noches en vela para volcar lo que deseaba expresar en unas líneas . Aquellas primeras líneas reflejaron una vocación que latía en su interior.

 Ese impulso creativo se convirtió en el prólogo de su primera novela, 'El final del Ave Fénix' (2008), con la que participó en la 56 Edición del Premio Planeta de Novela. Fue una de las diez finalista de ese año, y la confirmación de que había emprendido el camino correcto.

Desde entonces no ha dejado de escribir. Colaboró desde octubre de 2007 hasta julio de 2011 en el periódico valenciano «
Las Provincias» (Grupo Vocento) con un artículo semanal, ha escrito varios relatos cortos, ha colaborado en distintas publicaciones locales y foros de literatura, y participa como jurado en certámenes de relatos. Su cuento infantil «El niño que se convirtió en Rey Mago» salió publicado en la antología ilustrada, Ilusionaria, de carácter benéfico.

«Las guerras de Elena», publicada por B de Books, es la segunda parte de la trilogía, que se cierra con la novela Yo que tanto te quiero.

Nota: Datos técnicos, biografía y sinopsis tomados de la web de Ediciones B. Imágenes que acompañan al cuerpo de la reseña y de Marta Querol, de google imágenes.