miércoles, 5 de junio de 2013

Mientras duermen los murciélagos, de Emilio Aragón Bermúdez



Hoy os traemos una reseña especial de un hombre muy especial. Gracias a la Agencia Albadornedo os sorprendemos con una preciosa historia que encierran sus páginas, una historia que es el reflejo de un mundo al que le dedicó toda su vida y nos hizo reir y sonreir a muchas generaciones. 

El equipo de redacción de este blog, Un Lector Indiscreto, quiere rendir su pequeño homenaje a Miliki, y os damos a conocer su novela Mientras duermen los murciélagos. Solo a él se le había podido ocurrir este título. 

 
Autor: Emilio Aragón Bermúdez
Título: Mientras duermen los murciélagos
Editorial: Planeta
ISBN: 978-84-08-00607-7
Páginas: 480
Precios: Versión digital 13,99€
Versión papel 20€

Sinopsis:

Berlín, 1945. Un bombardeo aliado destruye la Casa del Artista en la que viven grandes figuras del espectáculo ya retiradas. Juan Carlos Barrachina, considerado el mejor trapecista del mundo, es el único joven que se encuentra allí durante la catástrofe, y toma la decisión de huir rumbo a España junto con los diecisiete ancianos supervivientes. Se inicia así un inquietante viaje en autobús por la Alemania nazi, la Francia ocupada y la España de posguerra. Además, la Gestapo los persigue por la desaparición de un misterioso sobre perteneciente al mismísimo Führer.

Tierna, emocionante, genial y divertida, Mientras duermen los murciélagos es un conmovedor alegato en favor de los sueños, con el mundo del circo como telón de fondo.

 
Opinión personal:

Confieso que sentí estupor cuando me ofrecieron leer Mientras duermen los Murciélagos. ¿Miliki es el autor?- Pregunté algo confusa y no muy convencida. Aún así sentí curiosidad y me lancé a pasar sus páginas. Necesité tan solo unas pocas, unas treinta, para sentir que había descubierto una pequeña y entrañable joya literaria. Tuve que abandonar por un momento el libro y meterme en internet para asegurarme de la identidad del escritor: ¿no será el hijo, o un primo o un sobrino o un hermano?

No, ahí estaba su foto, en la web de la editorial Planeta, sin dejar lugar a dudas, era él. Mi Miliki, ese con el que me crié y con el que canté “La gallina turruleta”. Y me entristecí por segunda vez. La primera fue cuando supe que el gran payaso había fallecido. La segunda, por el escritor.

El autor tiene una prosa sencilla y directa, con muchos diálogos. Es de fácil lectura pero nos sorpende, sin duda, el gran mimo con el que fue escrita. La alegría, la ironía, las ganas de vivir y la guasa están presentes en cada una de sus páginas, incluso en su título. Desde este punto de vista, la obra tiene mucho de Miliki, el payaso; y por el argumento, de Miliki, el artista.

La obra me recuerda mucho a una de mis películas preferidas, EL Concierto, sobre la orquesta del Bolshoi. La historia de un ex director de orquesta, que urde un plan para reunir a su antigua orquesta, compuesta ahora por viejos músicos judíos y gitanos, que se han visto reducidos a sobrevivir trabajando como braceros, limpiadores o conductores de taxis. 

En esta historia, es Juan Carlos Barrachina, un trapecista español exiliado en Alemania,  quién prepara un alocado plan para salvar a las glorias jubiladas de la Casa del Artista:

«Juan Carlos echó una mirada a aquel maltrecho grupo de artistas retirados como si no supiera qué hacer con ellos. De pronto, como si un resorte hubiera golpeado con fuerza su mente, una idea comenzó a germinar en su cerebro:¿podría convertirse en el guardián de aquellos veteranos genios retirados?»

Como no podía ser de otro modo, el tema principal es el amor al arte circense, y la retirada, un tanto forzosa, del artista: «La llama de la afición por la escena seguía viva en el interior de aquellos otrora colosales artistas, Juan Carlos sólo había tenido que soplar levemente sobre los rescoldos aventureros que todavía perduraban en aquellas almas para reavivar en ellas la ilusión». Un artista lo será siempre.


La historia comienza en Berlín en 1945, cuando la ciudad está siendo bombardeada por los aliados, es decir, en el ocaso de la II Guerra Mundial. Hitler, está presente en la trama, como personaje secundario, un ser atormentado por la cercanía del fin del nacionalsocialismo. El espectáculo de artistas retirados recorre Alemania, desde Berlín, pasando por Magdeburgo, Weimar, Wurzburgo y Stuttgart; viviendo las más variopintas situaciones que el lector pueda imaginar, teniendo en cuenta que los protagonistas son un grupo de septuagenarios entre los que hay actrices, bailarines, trapecistas, magos, ventrílocuos, y equilibristas. Unos personajes únicos que perdurarán en la memoria del lector. Ellos son el golpe maestro de la pluma del autor.
Lo que realmente termina de afianzar la trama es una historia paralela: un misterioso sobre marrón del mismísimo Fürher, que resulta vital para la supervivencia de los intereses de los nazis. Este punto es el que le da el toque definitivo al libro, que lo dota de contenido convirtiéndolo en una pequeña obra maestra con una trama armada y bien resuelta.
 
Aunque el argumento no guarde relación, la obra me ha recordado gratamente mucho en su estilo, a El laberinto de las aceitunas o El misterio de la cripta embrujada de mi querido Eduardo Mendoza. Y siendo Eduardo Mendoza el gran genio literario que es, es un gran elogio para el Miliki escritor.

Cuando duermen los murciélagos es el inesperado descubrimiento de un pequeño tesoro.

Reseña de Almudena Navarro Cuartero. 

El autor:


Emilio Aragón Bermúdez, Miliki, miembro de una larga dinastía de artistas, ya es parte del imaginario de varias generaciones que han crecido disfrutando de su arte en España, EE. UU. y América Latina. Pionero en el mundo de la televisión, compositor de canciones que ya pertenecen al ADN de millones de personas y autor, ha publicado como literato varios títulos destinados al público infantil, su autobiografía Recuerdos (1996, Ediciones B), y en 2008 su primera novela, La providencia (Espasa). A sus ochenta y dos años, con una inagotable creatividad, nos sorprende con Mientras duermen los murciélagos.


¿Cómo están ustedeeeeeeees?. Creo que será una de las coletillas que une a todas las generaciones de este país desde que la familia Aragón, Los payasos de la tele, se convirtieron en asiduos visitantes de nuestros hogares allá por los años setenta (1973-1983). Ellos nos hacían pasar un rato agradable ante la pequeña pantalla en el programa El gran circo de TVE. Se hicieron cromos, juguetes, llaveros y hasta tebeos con los hermanos Aragón. Los tres pioneros de este programa ya no están entre nosotros pero nos han dejado un legado inolvidable, inigualable diría. 

Fue una explosión de canciones, de sketchs de humor, de actuaciones que entonces parecían prodigiosas, y de su mano la pequeña pantalla vivió su gran cambio tecnológico y pasó del blanco y negro al color. Canciones como Hola, don Pepito, Susanita tiene un ratón, Mi barba tiene tres pelos, El auto feo, Dale Ramón, o Feliz en tu día, forman parte de nuestra vida. ¿Quién no ha cantado en un cumpleaños su archiconocida Feliz en tu día?. Sin duda, un gran acierto que desbancaría a la famosa celebración cumpleañera anglosajona. 

A mis niños de treinta años es un gran homenaje que nos hicieron a todas esas generaciones que pudimos disfrutar de su espectáculo. Os dejo con Había una vez un circo:

 


Fuentes: you tube, google imágenes, cultura.elpaís.com

33 comentarios:

  1. Lo leeré sin dudar, lo tengo apuntado prácticamente desde que salió y aún no he podido ponerme con él pero le tengo muchas ganas, no sólo por Miliki sino porque me parece una historia que merece la pena disfrutar.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagínate, entonces, que la historia te la está contando el propio Miliki. Seguro que te gustará. Saludos.

      Eliminar
  2. Lo tenía apuntado desde hace tiempo por ser él quien es y por la historia sobre la que trata creo que puede aportar mucha experiencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo contigo, Fesaro. Creo que esta novela es fruto de su vida profesional, sin duda. Saludos.

      Eliminar
  3. Uyyyy, un libro muy interesante. A Miliki le guardo un gran cariño porque marcó mi infancia y cuando falleció me dolió bastante. No sabía que existiera este libro pero sin lugar a dudas me lo apuntare. También intentaré ver la peli El concierto porque aún no la vi y me llama la atención. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo me pasó a mi y creo que soy de una generación distinta a la tuya pero que también disfruté con él. La película que se menciona es muy buena. Besos.

      Eliminar
  4. Me apetece muchísimo. Miliki es uno de los favoritos de mi infancia. Aún recuerdo las tardes merendando delante de la tele viendo los payasos (en blanco y negro desde luego) . Este me lo apunto, seguro!
    Besos y gracias por la reseña!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay, la tele en blanco y negro!. Qué recuerdos de esos programas y de la familia Aragón. Antes sí que había buenos circos. Ahora creo que se devaluó un tanto este espectáculo. Besos.

      Eliminar
  5. Ala!! no lo había visto... yo ya no soy de Miliki ( soy jovenvita) y no los recuerdo, pero parece interesante el libro. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero seguro que la coletilla famosa de ¿cómo están ustedes la habrás escuchado más de una vez?. De esta famosa y genial familia de artistas del circo viene esa frase. Saludos.

      Eliminar
  6. Es un libro que desde que lo vi quise leer, casi sin importarme lo que contaba o cómo, simplemente por nostalgia y por, tambien, homenaje al autor. Si además resulta que estamos ante una pequeña joya... pues entonces más agradecida aún me siento al entrañable Miliki,

    Gracias por la reseña. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Él ya era una gran joya y ahora nos dejó un buen legado, sin duda. Creo que se merecía este pequeño homenaje. Saludos.

      Eliminar
  7. Lo tengo apuntado aunque con dudas, pero la película "El concierto" me gustó mucho así que si se parece un poco la historia, no descarto leerla. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gustó la película El Concierto seguro que te gusta también la novela. Besos.

      Eliminar
  8. Tengo apuntado el libro desde hace tiempo, y aunque no le he leído, creo que merece la pena.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que merece la pena, Susana. Besos.

      Eliminar
  9. Me ha emocionado, necesito leer este libro. Laura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que hoy les hemos tocado la vena emotiva a muchos. ¿Y a quién no?. Miliki siempre estará con nosotros. Saludos,Laura.

      Eliminar
  10. He tenido el honor, digo bien, de leerlo, sin duda es una joya literaria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu opinión viene a redundar nuestra crítica literria. Me alegro por ello. Saludos.

      Eliminar
  11. No conocía el libro, y sé poco del tema, pero definitivamente, llama.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miliki es una de esas personas que, aunque nos abandonen, siempre nos acordaremos de ellos. Muchos como él harían falta hoy día. Besos.

      Eliminar
  12. Vaya. No conocía el título. Pero lo que tengo claro es que todo lo que ha tocado Miliki se ha convertido en éxito (música, cine, circo, enseñar mates a los niños, vídeos con sus antiguas canciones....) Así que tengo claro que en cuanto vea este libro lo compraré.

    Gracias por dármelo a conocer.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices, Isabel. Me alegro que os haya gustado esta entrada. Saludos.

      Eliminar
  13. Le tenía un gran cariño a los payasos en general y en los últimos años a Miliki que me hizo cantar de nuevo un montón de canciones que ¡todavía recordaba!. Me apunto la recomendación para recordar esos estupendos tiempos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y aún las seguimos recordando, Mariuca. A mi esta familia ya me cogió en la adolescencia pero me encandiló como si fuera un crío. Saludos.

      Eliminar
  14. Me llevo anotada tu recomendación, Francisco. Le tengo mucho respeto a la gente del circo...
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son unos grandes profesionales y saben que con lo que hacen alegran la vida a mucha gente. Besos.

      Eliminar
  15. Es un libro del que he leído muy pocas reseñas pero todas bastantes positivas, así que lo tengo pendiente: parece que la historia deja huella. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, muy pocas reseñas hay sobre esta novela pero parece que sí deja huella a quien disfruta de su lecura. Besos.

      Eliminar
  16. Pues..... verás... el autor es Miliki....
    No sé, es Miliki!
    Pufff
    Me lo tengo que pensar
    Besos

    ResponderEliminar
  17. La tengo apuntada desde que salió y con ganas de hacerme con ella, y por lo que veo la voy a disfrutar,
    saludos

    ResponderEliminar
  18. Una reseña fantástica de un libro que tengo pendiente hace tiempo, que he crecido gritando a pleno pulmón "Bieeennn!!!". Así que me tienta mucho conocer el lado literario de Miliki. Y me parece que voy a disfrutar mucho con este libro.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar