martes, 10 de julio de 2012

Ernest Borgine, un actor secundario de lujo






Si a finales de junio nos dejaba la directora norteamericana Nora Ephron, ayer nos enterábamos del fallecimiento de uno de los grandes actores secundarios que nos dio la gran pantalla: a sus 95 años fallecía Ernest Borgine  el pasado 8 de julio en el hospital Cedars-Sinai Medical Center, en Los Ángeles, California .

Ermes Effron Borgnino nace en la modesta familia de inmigrantes italianos conformada por Carlo Borgnino y Anna Boselli, procedentes de Módena (Italia). Sus padres se divorciaron y volvió con su madre de nuevo a Italia cuando tenía tan sólo dos años de edad. En 1935, Borgnine se alistó en la marina de los Estados Unidos y, aunque se desvinculó de ella, volvió en 1941 para servir al país en la Segunda Guerra Mundial hasta 1945.

Con más de 200 trabajos entre cine y televisión y, sobre todo, dejando una de esas huellas más íntimas, más cercanas, que las de las grandes estrellas que revolucionaron el cine. Ernest Borgnine es de los otros, de los que aprendimos a apreciar en continuas apariciones en multitud de películas de toda condición. En pantalla era una mezcla curiosa de bonachón, tipo duro o más bien fuertote dispuesto a todo, colega para lo bueno y para lo malo, envalentonado para lo que haga falta.
Es en 1952 cuando se traslada a Los Ángeles, California, para probar suerte en el cine.

  
Al poco tiempo recibe un papel importante en De aquí a la eternidad (1953), donde interpreta al cruel sargento "Fatso" Judson, que mata a Maggio (personaje encarnado por Frank Sinatra). Dirigida por Fred Zinnemann y en la que destacaban actores de la talla de Burt Lancaster, Deborah Kerr o Montgomery Clift. Película ambientada en la Segunda Guerra Mundial, 1941. El soldado Prewitt (Montgomery Clift), recién asignado a la base militar de Pearl Harbor (Hawai), es un antiguo boxeador que se ha retirado definitivamente del ring. El capitán Holmes (Philip Ober), conocedor de sus habilidades como púgil, intenta que se una al equipo del ejército, pero Prewitt rechaza la propuesta. A partir de ese momento será sometido a toda clase de castigos y humillaciones tanto por parte de sus superiores como de sus compañeros. Sólo cuenta con la amistad y el apoyo de Angelo Maggio (Frank Sinatra), un soldado cuya vida tampoco es muy fácil. Mientras tanto, el sargento Milton Warden (Burt Lancaster) y Karen (Deborah Kerr), la mujer de Holmes, viven una historia de amor adúltera. Pero la vida de todos cambiará con el ataque japonés a Pearl Harbor. 

Dos grandes clásicos como Jonny Guitar o Veracruz, dos grandes westerns, tuvieron a este gran actor entre el reparto. En Veracruz coincidió nada menos que con Gary Cooper y Burt Lancaster, que encarnaban a dos cazafortunas contratados para escoltar un cargamento de oro para el emperador Maximiliano I. Ese oro era también por la facción juarista que lucha contra el emperador. Esta película lanzaría a la joven actriz Sara Moantiel como nueva estrella de Hollywood.

En 1955, Borgnine protagoniza Marty, versión de una serie de televisión y por la cual gana el Óscarde la Academia al mejor actor. A partir de ahí, la cara de Borgnine se hace habitual en muchas películas en las que participa como actor secundario. Marty es un carnicero italo-norteamericano que convive en el barrio neoyorquino del Bronx junto a su posesiva madre . Soltero a sus treinta años, su timidez y torpeza con las mujeres le hace creer que nunca iniciará una relación amorosa. Por insistencia de su madre, sale una noche para bailar y conoce a Clara (Betsy Balyr) una profesora tan insegura y tímida como él surgiendo un romance que es desaprobado tanto por la madre de Marty como por sus amigos.



También lo recordaremos en la saga de Los Doce del Patíbulo junto a actores de la tallade Telly Savallas,  Lee Marvin o Charles Bronson. El mayor Reisman , un militar experto en la guerra de guerrillas, y toda una eminencia en el sabotaje del enemigo, recibe la orden de realizar una misión suicida, y muy sucia, que se basa en convertir a un grupo de los más peligrosos presos, algunos condenados a muerte, en la verdadera élite del ejército. La misión consiste en lanzar un grupo de paracaidistas cerca de una mansión en la que oficiales del ejército alemán tienen instalado un puesto de alto mando, centro vacacional y fuerte de defensa, tomarla por sorpresa, dinamitar el sótano a fin de causar la muerte de la mayor cantidad de oficiales alemanes para desmoralizar al ejercito alemán, y por último, huir si es posible. Una vez que ha seleccionado a sus hombres, el mayor los entrena con mano dura pero justa, con lo que se gana la confianza del grupo, afrontando incluso a oficiales de mayor rango, con tal de demostrar que los buenos soldados siempre lo siguen siendo a pesar de sus errores. Cuando llega el momento, todos están preparados para llevar a cabo la misión, pero poco a poco se daña el plan, y tienen que improvisar a fin de cumplir con la misión.

 En 1972, protagoniza al decadente e irritable detective Mike Romo en La aventura del Poseidón donde destaca por la gran credibilidad de su personaje. La principal característica actoral de Borgnine fue que a través de su masiva, fuerte y brusca presencia física irradiaba torrentes de emociones reconocibles de una gran credibilidad. Fue muy apreciado por los directores Robert Aldrich y Richard Fleischer.

En 1977 es aceptado por Franco Zeffirellipara actuar como el único romano que se relaciona con Jesucristo en la clásica película Jesús de Nazareth papel que desempeña con gran emotividad.

 Por su contribución en el mundo del cine, Ernest Borgnine recibió una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood situada en el 6324 de Hollywood Boulevard. En 1996, Borgnine viajó por todos los Estados Unidos para encontrarse con sus fans. El viaje fue grabado y editado bajo el nombre de Ernest Borgnine on the Bus. Cuando no estaba trabajando en alguna película, Borgnine se mantenía sumamente activo realizando obras de caridad u organizando actos de beneficencia por los Estados Unidos.

En 2010, Ernest participó en el film de acción Red junto a un plantel de estrellas:Bruce Willis, John Malkovich, Maorgan Freeman o Helen Mirre. En esta película Frank (Bruce Willis), Joe (Morgan Freeman), Marvin (John Malkovich) y Victoria (Helen Mirren) son agentes especiales ya retirados, a los que la nueva administración de Washington desea ver muertos. El motivo: eran los mejores agentes de la CIA, pero saben demasiado.



Fuentes: blog.diariovasco.com, wikipedia, filmaffinity, You Tube

8 comentarios:

  1. Otro de los grandes que nos deja, me pasa con muchos actores secundarios que termino cogiéndoles a muchos más cariño que a los protagonistas. Besos Paco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo, Marilú y con este actor más todavía. Nos deja películas de muy buen recuerdo y que nunca se cansa uno de verlas. Besos.

      Eliminar
  2. Sí. Es una pena perder a artistas como él. Siempre me gustó este actor.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, Nieves. Algo tenía que hacía que te idendificases con él en cualquier papel que interpretase. Saludos.

      Eliminar
  3. Una carrera espectacular, otro de los grandes que nos deja.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y siempre en la brecha, hasta casi el final. Saludos.

      Eliminar
  4. Se nos va otro de los grandes. Pero nos deja un trabajo inmenso.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que sí, Margari. Mejor legado no nos puede dejar. Besos.

      Eliminar