lunes, 23 de enero de 2012

Iglesia de San Martín, Noia (A Coruña)

Se encuentra en la Plaza del Tapal, en Noia. Pertenece al estilo conocido como "gótico-marinero" que se caracteriza por tratarse de iglesias de nave única con contrafuertes muy destacados para contrarrestar los fuertes empujes de los robustos arcos que sostienen la cubierta. Tiene un ábside coronado por almenas que le dan cierto aire de fortaleza. El templo es de  planta irregular, muros de cantería granítica y cubierta a dos aguas. La cabecera es de siete lados cubiertos por una bóveda de crucería. En ella se abren unos ventanales que iluminan el interior. Fue construida por orden del arzobispo López de Mendoza en el solar donde había una ermita a Santa María. El edificio se consagró en el año 1434. Destaca la belleza de su fachada principal, dividida en tres cuerpos verticales. En los extremos, se levantan las torres, que no se llegaron a rematar. A la de la izquierda le fue añadido un techo piramidal sobre el campanario en el siglo XVI. En la torre de la derecha está el reloj que regaló el marqués de Monroi. En el centro, el gran rosetón y la puerta, que tiene en su tímpano los escudos de Castilla y León y las armas del arzobispo, con jambas en las que van representados los doce apóstoles y un arco apuntado en que aparece Cristo en la primera arquivolta y las doce figuras de los ancianos del Apocalipsis, siguiendo las fórmulas del Maestro Mateo del Pórtico de la Gloria de Santiago de Compostela. En la arquivolta siguiente se representa una "Anunciación" con las figuras de la Virgen y un Arcángel en los arranques del arco, uno a cada lado. En medio de los ángeles, sobre la portada se abre un rosetón rodeado de cuatro ángeles tocando la trompeta.                                                 
 
El interior de la iglesia está dividida en cinco tramos separados por arcos apuntados. En el segundo de la izquierda se encuentra la figura de San Roque acompañado de San Bartolomé, ttalla de madera policromada que se atribuye al escultor noíés José Ferreiro. Se trata de una escultura con rasgos barrocos: brazos abiertos, dinamismo en los paños, desequilibrio en la postura e inestabilidad en la base acusando naturalismo. En el cuarto se aprecia la imagen de San Martín a caballo y, en el quinto, la Virgen del Carmen, escultura también policromada que se encuentra en una peana adosada a la pared septentrional cerca de la cabecera. Según la tradición, el escapulario de la Virgen nos librará a todos de los suplicios del infierno para aquellos que mueran con él puesto. En la banda derecha aparecen las efigies del Apóstol y San Blas en el segundo tramo; el Perpetuo Socorro en el tercero; la capilla de los Valderrama, con un retablo renacentista del siglo XVI, con una pila bautismal  y las imágenes de los Evangelistas en el cuarto; y, en el quinto, la Virgen de los Dolores que solo tiene tallada el rostro y manos y la corona es de   plata con rayos rectos y curvos alternados con estrellas. Es una imagen situada en el muro meridional del primer tramo de la nave de la iglesia, con una vestimenta típica de 1770 cuando el obispo Luis de Mier lega en testamento varias joyas para la Virgen de la Soledad; y el Cristo Crucificado, de una naturalidad propia del estilo barroco en la que se puede observar una minuciosa descripción de músculos, tendones, costillas y cabellos; a los que se añade un intenso dramatismo expresado por la profusión de las heridas  manando sangre, testimonio de una muerte dolorosa y terrible.

Es de gran belleza la vitrina de cristal, a modo de ataúd, en la que se encuentra, en su interior, una muy real figura de Jesucristo que representa el lugar donde fue depositado tras bajarle de la cruz. Impresionante talla en la que son de admirar las naturalidad que observada en las heridas causadas en el momento de la crucifixión.

En la cabecera de la nave destaca la capilla mayor y el altar. Presenta una bóveda de crucería iluminada por un pequeño rosetón y da al exterior formando un ábside almenado. 

La entrada a la iglesia suele hacerse por la puerta lateral norte, en la que aparece representada la figura de la Virgen con el Niño, rodeada por el arzobispo Mendoza y San José.
                                                                                                                                                                               










                                                                                                             
                                                                      




4 comentarios:

  1. Hola Francisco, he visto que te pasaste por mi blog y vengo a visitar el tuyo, y como veo que te gusta leer, por aquí me quedo, seguro que algún día me animo a leer algún libro que recomiendes. Por cierto, veo mucha información de iglesias de Noia, ¿eres de allí? Lo pregunto porque yo también soy gallega. Biquiños!

    ResponderEliminar
  2. Algo me decía que podrías ser gallega. Y sí, vivo en Noia, concretamente en la aldea donde nació el poeta Antón Avilés de Taramancos. Biquiños para tí, tamén. Paco.

    ResponderEliminar
  3. Hola, qué tal?Soy un genealogista aficionado pero con mucha información de mi familia paterna en Noya, pues aunque yo soy nacido vasco, fue mi abuelo el que emigró de Noya a el País Vasco. Usted cita al obispo Luis de Mier. Me gustaría saber si cuenta con alguna información más acerca de él puesto que la madre de mi tatarabuelo se casó con una mujer de apellido Mier y que yo sepa en Noya solo hubo una familia Mier, o de Mier y Terán. Probablemente en algún momento sobre el 1600 llegaron puesto que probablemente eran originarios de Santander, si no me equivoco. Yo llegue hasta un tal Don ¿?(no se leía bien)de Mier, y su hija fue hija natural con Luisa Romero.De este Mier proviene toda mi familia como le dije sobre el 1600. Que yo sepa y reitero esta fue la única familia de Mier que hubo en Noya.

    Bueno, cualquier cosa que sepa que me pueda ayudar o si necesita más información no dude en escribir.
    Muchos saludos a mi tierra patria.

    ResponderEliminar
  4. Buenos días, El Celta. Gracias por pasarse por este blog. A ver si encuentro en el pueblo alguien que me pueda facilitar información sobre el obispo Luis de Mier y se la pasaré con mucho gusto. Intentaré ayudarlo en lo posible. Muchos saludos a usted.

    ResponderEliminar